Release That Witch

Release That Witch – Capítulo 50

Serie: Release That Witch.
Libro 1: Entrando en un nuevo mundo.
Capítulo 50: Pared de llamas.
Autor: Er Mu (二目).
Traducción al español: Lurixer (Novelas Ligeras LX).


Capítulo 50: Pared de llamas

“¿Te sientes mejor ahora?”

Anna le dio unas palmaditas a Nana en su espalda para consolarla. El estómago de Anna también se volvió al revés, pero al final ella todavía era capaz de tragarlo.

Cuando el herido fue llevado, todavía estaba consciente y estaba constantemente repitiendo: “Ayúdame, ayúdame …” Viendo la expresión de desesperación y mendicidad dentro de sus ojos dejó a la gente a su alrededor sintiéndose desconsolada. Viendo los intestinos del hombre colgando fuera de su vientre, Nana no pudo contenerse y vomitó.

Aun así, ella todavía insistía en tratarlo. Después de colocar los intestinos de nuevo en el vientre del paciente, Nana puso sus manos sobre la herida, cerró los ojos y comenzó a curar las heridas del paciente.

“Ah …” Después de la sanación, Nana soltó un suspiro de agotamiento, se apoyó contra el hombro de Anna y susurró. “Hoy fue la primera vez que el cuerno fue soplado, ¿crees que Su Alteza está bien?”

“No lo sé.” Anna sacudió la cabeza, quería ir allí para ver la situación en las paredes con sus propios ojos, temiendo que Roland pudiera estar en problemas. Ella era incluso un poco envidiosa de Nightingale, su capacidad de actuar sin ser notada era muy conveniente.

En este momento, un sonido resonante podía ser oído desde la dirección de la muralla y todo el mundo podía sentir la tierra temblando ligeramente.

Brian saltó de la cama en la que estaba sentado y comenzó a caminar un poco inquieto por la habitación.

“Joven, tienes que relajarte.” Dijo el Señor Pine, mientras limpiaba tranquilamente su espada. “Un caballero no puede perder la calma antes de entrar en una batalla, esto sólo empeorará las cosas malas. Además, esta situación todavía está lejos de ser mala”.

“Lo siento mucho, Señor.” Respondió Brian, avergonzado, “sólo pensé que tenía que haber una batalla desesperada en la muralla, pero estoy aquí, perdiendo mi tiempo, así que me resulta difícil sentirme a gusto. Después de todo, es mi deber defender la ciudad.”

“Puede ser.” El Señor Pine se encogió de hombros. “Pero no es tu responsabilidad cuidar la ciudad. Tras escuchar que Su Alteza te canonizará como caballero después del invierno, primero debes entender que el primer principio de los Caballeros es la lealtad. Ahora, él necesita que protejas a Anna, así que ahora tu responsabilidad está aquí.”

“Usted … cuando lo pone así.” Por un momento, vaciló, pero luego volvió a sentarse en la cama.

Pero pronto oyeron el resoplido del cuerno una segunda vez – fue incluso más rápido que la primera vez. Se sentía como si el trueno revolcara el corazón de todos.

El Señor Pine frunció el ceño.

“¡Anna!” Exclamó Nana, sorprendida.

El Señor Pine se volvió y vio que la bruja corría hacia la puerta. Brian fue inmediatamente a ponerse al día con ella, colocándose delante de ella.

“¿Dijiste que querías proteger las murallas? Ahora es tu momento.” Dijo Anna con voz calma y autocrática, “mientras sigas mi camino hacia la muralla, no estarás contradiciendo el mandato de Su Alteza Real.”

Al oír esto, Brian se sorprendió, pero alzó la cabeza para mirar al Señor Pine.

‘¡Qué asombrosa muchacha!’, pensó el barón, no había nada de malo en lo que decía. Además, Su Alteza no la obligaba a permanecer en la escuela de medicina. También había oído de Nana que Anna podía convocar llamas. Así que si la situación actual era realmente compleja, dejar que una bruja se uniera a la batalla podría ser el factor decisivo para revertir la situación.

Al llegar a esta conclusión, asintió con la cabeza. “¡Protégela bien!”

“¡Sí señor!” Gritó Brian en voz alta y de repente sintió que su sangre ardía.

Viendo a los dos salir, Nana le preguntó: “Padre, ¿no irás con ellos?”

“Mi batalla está aquí, a tu lado, mi buena muchacha.” Dijo el barón con una sonrisa, “ya sea las bestias demoníacas o el diablo mismo, nunca dejaré que ninguna de ellas te haga daño.”

La distancia entre el Centro Médico y la muralla no estaba lejos, por lo que Anna y Brian podían trotar todo el camino de piedra hacia la muralla este. Cuando los dos estuvieron finalmente lo suficientemente cerca para ver el contorno de la muralla, alrededor de la torre de vigilancia central, vieron que la situación se había vuelto muy problemática.

Un gran agujero se había abierto dentro de la muralla. Roland estaba siendo protegido por sus guardias personales, pero varias personas seguían bajando. Una bestia demoníaca en forma de oso llegó corriendo hacia la milicia. Era imparable, y cuando golpeó a los soldados estacionados en el frente, todos fueron enviados a volar.

Cuando alguien vio a Anna con su extraña ropa corriendo hacia ellos, la persona le gritó: “¡Eh, aquí es peligroso, tienes que irte inmediatamente!”

Anna hizo oídos sordos hacia él y se dirigió directamente hacia el agujero en su lugar. Después de que la bestia demoníaca había luchado su camino a través de la milicia, se dio la vuelta y se precipitó hacia Anna. Brian se acercó a Anna, listo para protegerla. Bajó su cuerpo y cortó con su espada, pero la loca bestia demoníaca no tenía intención de esquivar, y golpeó el borde de la espada con sus patas delanteras. La espada fue enviada de inmediato volando, pero al mismo tiempo, el impulso fue tan fuerte que las patas delanteras de la bestia fueron abiertas, e incluso se rompieron.

Rodó en el suelo, gritando y parecía un pez deshidratado que estaba luchando para respirar. Nadie se atrevía a acercarse porque temían ser golpeados. Sin embargo, Anna caminó junto a la bestia demoníaca, puso ambas manos en el suelo, y de repente la bestia demoníaca estalló en llamas. La bestia se convirtió en una bola de carbón.

Cuando las llamas repentinamente estallaron entre la muchedumbre, Roland vio que Anna había venido personalmente. Inmediatamente se bañó en sudor frío.

¡No había planeado que te mostraras así!

Originalmente había pensado dejar que Nana dejara las bases. Después de que la mayoría de la gente hubiera aceptado la presencia de una bruja, él había planeado anunciar la presencia de Ana en público.

Sin embargo, ahora cada plan previamente hecho fue destruido, así que inmediatamente se volvió y dijo: “¡No te preocupes por mí, ve y protégela!”

Anna no debía perderse. Ella era una figura importante en el desarrollo industrial de su ciudad, así que si ella se lesionaba traería una pérdida inconmensurable.

“Lo sé.” Dijo Nightingale, “pero también presta atención a tu propia seguridad.”

Anna fue hacía las murallas delanteras con el agujero. Cuando los guardias de Roland vieron a la muchacha con una ropa extraña que venía hacia ellos, inmediatamente se apartaron y la dejaron pasar. Ahora, se paró entre los soldados y extendió los brazos para protegerlos. Enviando vides de fuego de sus manos, las dejó trepar por la muralla a lo largo de la sección destruida.

La boca de todos estaba abierta cuando vieron esta escena. No se atrevieron a creer en sus ojos cuando vieron un muro de llamas que se elevaba y llenaba lentamente la brecha en la pared. Esta no era una ilusión. Todos los guardias tuvieron que retroceder debido a la alta temperatura. La nieve circundante se estaba derritiendo rápidamente, formando nubes de niebla blanca que luego se elevaban.

Las bestias demoníacas también temían a las llamas. Inmediatamente huyeron a los costados, y sólo ocasionalmente uno o dos trataron de atravesar la pared de fuego, pero ninguna bestia demoníaca pudo atravesar la pared de llamas.

“Todo el mundo vuelva a las murallas!” Roland gritó en voz alta, tratando de aprovechar la oportunidad, “¡Vuelvan a la formación! ¡Escuadrón de cazadores, fuego a voluntad!”

Entonces, él mismo agarró el arma de Carter, lo puso en la muralla, y comenzó a derribar a las bestias demoníacas.

Ver al mismo Príncipe atacar motivó a todas las personas presentes. Después de todo, en esta época, ver a la nobleza o a la familia real tomar el papel principal y luchar junto a la milicia era rara vez visto, por lo que ver esto aumentó mucho la moral.

La multitud empezó a entonar el lema: “¡Proteger el Pueblo Fronterizo! ¡Luchar por el príncipe! “, Mientras que al mismo tiempo mantener la línea de defensa y la celebración de su formación.

Los combates continuaron hasta que el cielo comenzó a oscurecer. Sólo entonces fueron todas las bestias demoníacas delante de la muralla asesinadas.

Lentamente, la pared de llamas comenzó a dispersarse y Anna, totalmente agotada, se limpió el sudor de la frente.

Entonces, Roland vio una escena increíble.

Los guardias personales de Roland pusieron sus puños en el corazón y se inclinaron en dirección a Anna. Entonces la milicia, como si estuviera infectada por el estado de ánimo de los guardias, también dio su saludo. Increíblemente, nadie la gritaba o maldecía con malas palabras, sólo la miraban en silencio. Después de la guerra, todo el Pueblo Fronterizo estaba en silencio.

Ver una especie de poder increíble que nunca antes se había visto por primera vez fue realmente aterrador, pero este poder se utilizó a su favor. Al verlo utilizado para la confrontación con sus mayores enemigos, su miedo desapareció gradualmente, reemplazado por la confianza y la gratitud.

El corazón de Roland se volvió loco mientras caminaba hacia Anna, pero cuando estaba a su lado la encontró completamente pálida. Estaba caminando inestablemente, y estaba a punto de derrumbarse.

“¿Estás bien?” Le preguntó preocupado, y la sostuvo por el hombro. Anna vio al príncipe a salvo, le dirigió una sonrisa forzada y luego cayó en sus brazos.

AnteriorÍndiceSiguiente

image_pdfDescargar en PDF

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario