Chaotic Sword God del 101 al 200

Chaotic Sword God – Capítulo 157

Serie: Chaotic Sword God.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 157: ¿Deberíamos?
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: Valvrave.


Capítulo 157: ¿Deberíamos?

Nada más este mercenario terminó de hablar, otro tomó la palabra: “Así es, Capitán. Aunque no nos hayamos encontrado con Jian Chen todavía, de camino hemos visto ya sobre los 100 cadáveres. Mirando más de cerca, la mayoría de ellos parecen ser amigos cercanos de Ciudad Despertar quienes están todos por encima del nivel de Maestro Santo. Si Jian Chen puede matar a un grupo de Maestros Santos expertos, su propia fuerza debe ser la de un Gran Maestro Santo como mínimo. Incluso sin nos tuviésemos que enfrentar a él, no es seguro que vayamos a capturarlo sin sufrir grandes bajas. Me temo que incluso nuestra destrucción completa podría ser posible.”

Al escuchar lo que dijo este mercenario, los otros 10 mercenarios no podían evitar mostrar expresiones serias en sus rostros. Esta información recién descubierta había enviado sus cabezas a un torbellino al darse cuenta de que, si querían capturar a Jian Chen con vida, con sus fuerzas de Maestro Santo medio, necesitarían esforzarse más de lo que habían pensado. Después de todo, con su formación, eran capaces de plantarle cara a un Gran Maestro Santo, y el Clan Tianxiong notificó explícitamente que Jian Chen sólo tenía la fuerza de un Gran Santo. O como mucho él podría estar en el nivel de un Maestro Santo, por lo que desde el principio ni se habían molestado en tomar en serio a Jian Chen.

Sin embargo, ahora que habían estado vagando por la cordillera de bestias mágicas durante unos días, las noticias de la increíble destreza de Jian Chen había llegado a sus oídos, y sobre cómo múltiples Gran Maestros Santos habían muerto por sus manos. Aunque ellos no se creyeron estos rumores al principio, tras ver los cadáveres tirados por los suelos donde quiera que iban, había sacudido sus confianzas.

En estos momentos, estos 10 mercenarios se encontraban en una situación incómoda donde era difícil suspender la caza. Querían capturar a Jian Chen, pero al mismo tiempo, estaban preocupados de ir contra él. Ellos querían retirarse de la cordillera, pero también eran reacios a renunciar a la recompensa de las diez mil monedas púrpura que había seducido sus corazones.

“Capitán, deberíamos renunciar a esta misión. El hecho de que hayamos visto tantos cuerpos en nuestro camino es prueba del poder de Jian Chen. Si nos encontramos con Jian Chen, incluso con nuestra superioridad numérica, no seriamos considerados sus oponentes y sin duda muchos moriríamos por sus manos.” Un hombre de mediana edad con cicatrices habló con miedo predominante en sus ojos.

“Yo, Yun Zhibing, tengo una segunda sugerencia. Capitán, cierto es que diez mil monedas púrpura claramente no es una pequeña cantidad de dinero, pero se puede gastar si estamos muertos. Si morimos aquí no podremos disfrutar del dinero o de cualquier otro placer mundano.” Otra persona bronceada habló.

Al oír lo que estos mercenarios dijeron, un mercenario con una herida de arma blanca asintió lentamente con la cabeza y dijo: “Bien, entonces salgamos de esta cordillera.”

Con ese anuncio, cada uno de los mercenarios dio un suspiro de alivio mientras las expresiones en sus rostros tensos se aflojaron un poco.

“Es una lástima que no se pueda caminar por la noche”

De repente, poco después mientras los mercenarios estaban felizmente regocijándose, se escuchó una voz.

La llegada de esa nueva voz causó que todos los mercenarios se pusieran rígidos.

“¿Quién anda ahí? ¡Sal!” El mercenario con cicatrices gritó mientras se levantaba. Al mismo tiempo, los otros 10 mercenarios se levantaron lentamente mientras miraban con cautela hacia la zona peligrosa alrededor de ellos.

De repente, una persona vestida con cuero salió caminando desde detrás de los árboles. Esta persona tenía el pelo largo y negro sujeto con un trozo de hierba alta. Se podía ver que llevaba manchas por toda su piel mientras caminaba, pero nadie podía distinguir quién era.

Los 10 mercenarios al mismo tiempo miraban la piel de animal que vestía esta persona cuando el mercenario con cicatrices gritó: “¡¿Quién eres?!”

La persona que vestía piel de animal comenzó a sonreír, las sobras de la noche cubrían todavía sus rasgos faciales, pero su sonrisa se podía ver claramente: “Soy la persona que estáis buscando.”

Desconcertados, ni un solo mercenario reaccionó ante este anuncio, además sus rostros palidecieron bruscamente.

“T-T-Tú… T-Tú… ¿Podrías ser Jian Chen?” Uno de ellos tartamudeó. Una expresión de pánico absoluto se había apoderado de su rostro.

La persona vestida con piel de animal asintió con la cabeza lentamente con una sonrisa: “Así es, soy Jian Chen.”

Los mercenarios pusieron una expresión milagrosa mientras miraban a Jian Chen, quien les devolvió la mirada. Ninguno de ellos habría pensado que la persona que habían estado buscando durante todo este tiempo aparecería en frente de ellos justo cuando habían decidido retirarse de la cordillera de bestias mágicas.

Si Jian Chen hubiera aparecido ante ellos unos días atrás, estos 10 mercenarios se habrían puesto muy contentos de verlo y no tendrían duda alguna. Pero ahora…

En estos momentos, una ola de agonía se estrelló en sus corazones.

“Entregad todos vuestros núcleos de monstruo y podréis marcharos. De lo contrario moriréis aquí. Os daré unos minutos para que consideréis vuestras opciones.” Dijo Jian Chen. Su tono de voz era anormalmente calmado, pero cuando estos mercenarios le oyeron hablar, sus corazones se volvieron pesados.

Los 10 mercenarios se miraban entre sí cuando el líder habló: “Honrado Jian Chen, en el momento en que abrió su boca, usted quería que renunciáramos a nuestros a núcleos de monstruo, ¿no es pedir demasiado? Después de todo, obtuvimos estos núcleos de monstruo después de mucho esfuerzo y poniendo en riesgo nuestras vidas constantemente.” Dijo con renuencia. Justo después de escuchar los rumores de Jian Chen había matado a varios expertos Gran Maestros Santos, el líder había renunciado a ver a Jian Chen como un enemigo.

Jian Chen se rio: “Eso no me importa, su tiempo ya pasó, si no me entregan sus núcleos de monstruo, entonces no me culpéis de lo que suceda a continuación.”

Al oír esto, los 10 mercenarios se sintieron muy desdichados. El líder vaciló por unos momentos antes de andar hacia delante: “Honrado Jin Chen, si usted me puede derrotar en 5 movimientos, entonces le entregaré nuestros núcleos de monstruo. Si no fuera así, entonces lo dejaremos en punto muerto.”

Los ojos de Jian Chen destellaron peligrosamente por un momento mientras miraba al líder. “Bien, entonces te derrotaré en 5 movimientos.” En un instante, una cantidad intensa de Fuerza Santa apareció en su mano cuando una espada plateada se materializó.

“¡Todo el mundo atrás!” El hombre de mediana edad agitó su propia Arma Santa, listo para atacar a Jian Chen con el poder de su espada a dos manos.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

Valvrave

Traductor al español de Chaotic Sword God.

5 comentarios en “Chaotic Sword God – Capítulo 157”

Deja un comentario