Chaotic Sword God del 101 al 200

Chaotic Sword God – Capítulo 158

Serie: Chaotic Sword God.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 158: Tres movimientos.
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: Valvrave.


Capítulo 158: Tres movimientos

Al ver a Jian Chen y su líder blandiendo sus armas, los mercenarios comenzaron a moverse hacia atrás para ver la lucha de ambos.

El mercenario de las cicatrices apretó la empuñadura de su Arma Santa mientras miraba firmemente a Jian Chen. Su cara estaba anormalmente seria, esta batalla determinaba sí podría o no conservar sus núcleos de monstruo.

Ya que era imposible para un Gran Maestro Santo derrotar a alguien en el pico de Maestro Santo en solo 5 movimientos, el acuerdo de Jian Chen sobre este duelo renovó el coraje del mercenario. Sin vacilar en su paso, estaba motivado para tratar de cumplir con la tarea. La cantidad de presión sobre este hombre de mediana edad fue tremenda.

Desgraciadamente, todavía tenía un poco de preocupación en su corazón. Con el mero acuerdo de Jian Chen sobre este duelo, ¿le estaría dando una oportunidad para tratar de eliminarlo? Conociendo esta posibilidad, todavía no se atrevió a pensar en voz alta. Sólo tendría que probarlo. Si bien era cierto que no quería perder sus núcleos de monstruo, también quería probar la fuerza de Jian Chen. Viendo lo joven que él era, no sabía cómo podría ser tan fuerte como los rumores decían, además, ¿cómo podría alguien que rondaba los 20 años matar a un experto Gran Maestro Santo?

El rostro del líder se endureció mostrando una expresión seria, mientras Jian Chen sonreía y extendía su mano: “¡Ven!”

Ahorrándose las cortesías, la Fuerza Santa alrededor de la gran espada del mercenario explotó con intensidad mientras cargada hacia Jian Chen.

El cuerpo de Jian Chen desapareció en un borrón mientras corría hacia el hombre con su Espada Viento Ligero dispuesto a apuñalarlo en un destello brillante de luz plateada.

Al ver la espada de Jian Chen desaparecer, las pupilas de mercenario se contrajeron de sorpresa. Repentinamente, batió su gran espada hacia abajo por donde él supuso que la Espada Viento Ligero apuñalaría.

“¡Ding!”

Se podía escuchar el sonido de acero chocando entre sí mientras ambas Armas Santas se enzarzaban en un feroz punto muerto. Una ola de Fuerza Santa explotó desde las espadas y se expandió sobre el área como una ventisca.

Justo cuando las Armas Santas colisionaron entre sí, la cara del mercenario comenzó a cambiar a medida que sus ojos se abrieron en estado de shock. La aparentemente fina y ligera espada contenía tal cantidad desproporcionada de Fuerza Santa, que hizo que su espada gigante temblara y sus brazos se entumecieran.

“Forzarme a tal punto muerto con una simple espada a un mano, parece que los rumores no eran infundados como pensaba.” El mercenario murmuró en voz baja.

Mientras el mercenario estaba pensando para sí mismo, un segundo ataque vino hacia él a una velocidad superior a la anterior.

Llegando a ser aún más veloz que antes, el mercenario apenas tuvo tiempo suficiente para reaccionar ante la espada de Jian Chen. Tratando de resistir la sensación de entumecimiento en los brazos, levantó su espada horizontalmente para bloquear la Espada Viento Ligero.

En el momento en que la Espada Viento Ligero golpeó en el espadón, una increíble cantidad de energía fue trasmitida a través de la espada al mercenario y fue forzado a dar unos pasos atrás. Mientras la espada en sus manos temblaba y sacudía de la presión.

“¡Perdiste!”

Justo cuando que el mercenario finalmente recuperaba su estabilidad, una voz vino desde atrás. Azotando con la mirada alrededor, el rostro del hombre palideció y el sudor comenzó a reunirse en su frente cuando vio lo que estaba detrás de él.

Detrás de él, a solo unos centímetros de su cuerpo, había una espada increíblemente delgada. La punta de la espada estaba apuntando directamente a su garganta.

La cara del hombre creció inerte mientras miraba incrédulamente la espada que amenazaba con atravesar su garganta. Simplemente se quedó sin palabras.

“Este es el tercer movimiento, ¡has perdido!”

Retirando la Espada Viento Ligero, Jian Chen miró al mercenario con rostro sereno.

¡Tres movimientos! Jian Chen solo necesitó tres movimientos para derrotar a un Maestro Santo pico.

El líder miró rápidamente a Jian Chen con cara de espanto. Tragó saliva, empezó a tartamudear mientras decía: “Qu… qué espa… da tan rá… pida.”

Jian Chen mostró una leve sonrisa: “Ya sabe que debe de hacer ahora.”

El miedo en los ojos del líder rápidamente se calmó mientras miraba a Jian Chen. Aunque Jian Chen estaba completamente cubierto por la suciedad, el mercenario pudo ver cómo de joven era realmente Jian Chen.

El hombre reabsorbió su espada y con las manos juntas en posición de respeto: “Me siento realmente honrado por su misericordia.” Y regresando caminando hacia los otros mercenarios, dijo en voz baja: “Saquen todos sus núcleos de monstruo.”

Al escuchar esto, todos los mercenarios vacilaron por un momento antes de aceptar la situación. Los diez sacaron los núcleos de monstruos de sus cinturones espaciales uno a uno.

Después de ver la lucha entre su líder y Jian Chen, ellos comprendieron que él solo quería sus núcleos de monstruo. No matarlos ya fue concederles un gran favor, y si no entregaban los núcleos de monstruo, con la fuerza de Jian Chen, el grupo entero de mercenarios sería completamente masacrado. Si su propio líder no duraba ni 5 movimientos ante Jian Chen, entonces ellos no tenían ninguna posibilidad.

El mercenario con cicatrices sacó una bolsa de su cinturón espacial y comenzó a colocar fuera todos los núcleos de monstruo que contenía. A continuación, sin que Jian Chen le dijese nada, volvió a meterlos a la bolsa junto a todos los núcleos de monstruo del resto de mercenarios. Finalmente, mirando fijamente a Jian Chen le presentó la bolsa y dijo: “Esta bolsa contiene todos los núcleos de monstruo que tenemos.”

Está bolsa contenía alrededor de 100 núcleos de monstruo. Aproximadamente la mitad eran núcleos de monstruo de Clase 3, el resto de Clase 2 y apenas alguno de Clase 1.

Jian Chen agarró la bolsa con sus propias manos y la metió en su cinturón espacial y dijo: “Yo, Jian Chen, cumplo mis promesas, podéis marcharos.”

Sin nada más que decir, el mercenario con cicatrices se dirigió junto al resto de los mercenarios fuera de la zona.

Al ver el grupo de mercenarios desaparecer en el horizonte, Jian Chen dejó escapar una bocanada de aire. Apoyándose descuidadamente contra un árbol a su lado, murumuró: “Estos últimos días han sido muy repetitivos. Sin embargo, a pesar de haber sido tan agotador, ha merecido la pena. La cantidad de núcleos de monstruo que he ganado debería ser suficiente para cubrir mis necesidades de cultivo por un largo tiempo. Ai, ya no sé si debo agradecer al Clan Tianxiong u odiarles.”

Después de tomar un pequeño descanso, Jian Chen se puso de pie y dijo para sí mismo: “En este momento no queda prácticamente nadie en la cordillera de bestias mágicas. Con un área tan grande para rastrear, da mucha pereza buscar zona por zona. Olvídalo, ya tengo suficientes núcleos de monstruo. Voy a dejar que el resto se marche e iré a cultivar mi fuerza mientras tanto. De lo contrario, si vinieran por mí múltiples Gran Maestros Santos a la vez, no creo que sea rival para ellos.”

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

Valvrave

Traductor al español de Chaotic Sword God.

7 comentarios en “Chaotic Sword God – Capítulo 158”

  1. De nada. Igualmente con las prisas, ya que me tenía que marchar, no pude darle una última corrección. Pero ya corregí un par de errores que encontré, como alguna palabra omitida sin querer, etc. Disfrútenlo, el 159 espero tenerlo para el lunes miércoles. Saludos.

Deja un comentario