Chaotic Sword God del 101 al 200

Chaotic Sword God – Capítulo 153

Serie: Chaotic Sword God.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 153: Encuentro con otro Gran Maestro Santo.
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: Valvrave.


Capítulo 153: Encuentro con otro Gran Maestro Santo

La herida en el hombro derecho había afectado a la capacidad del hombre para mover su espada. El hombre, que había recibido tal corte en el hombro, sintió una herida tan grave que iba más allá de lo que jamás había experimentado. Debido a que la punta de la espada estaba reforzada con Espada Qi, cuando la Espada Viento Ligero apuñaló a través de su hombro derecho, todo su brazo derecho había perdido funcionalidad, así como la capacidad para luchar.

Los heridos solo podían retirarse atrás con impotencia mientras Jian Chen avanzaba hacia adelante para luchar contra otros mercenarios.

Los sonidos de Armas Santas chocando entre sí se podían escuchar constantemente a medida que las Fuerzas Santas de todos envolvían el entorno. La Fuerza Santa incluso había llegado a un punto donde la hierba cercana fue aplastada mientras la suciedad del suelo se elevó en una nube gigante de polvo, cubriendo la figura de todo el mundo.

“Ah…”

“Ah…”

De vez en cuando miserables sonidos de dolor se podían escuchar mientras otra persona salía volando por los aires. Cada una de estas figuras salía empapada de sangre y con heridas por todo el cuerpo. En poco tiempo, los anteriores 10 mercenarios se habían reducido a un pequeño puñado.

La figura de Jian Chen había estado cortando constantemente a sus oponentes con ferocidad, pero no se apreciaba ni si quiera una sola herida en su cuerpo. Bloqueando el corte descendente de una espada, la Espada Viento Ligero de Jian Chen arremetió hacía delante y apuñaló el hombro derecho de otro mercenario.

“No deseo masacrar inocentes, así que os voy a dar una última oportunidad para dejaros marchar. Si seguís así de obstinados, entonces no me culpen.” Jian Chen dijo sin ningún tipo de emoción, pero podía verse una intención asesina en sus ojos. Él había sido muy indulgente hasta ahora, pero como fueron tan tercos, no tuvo más remedio que matar.

Esto era algo muy común en el Continente Tian Yuan, por lo que Jian Chen no se sentía culpable por ello. Después de todo, este mundo se rige por la ley de la selva, el fuerte tiene el poder sobre el resto. El débil no tiene palabra aquí.

Si algún mercenario llegaba a entrar a la Cordillera de bestias mágicas, era solo para capturar a Jian Chen y llevarlo de vuelta al Clan Tianxiong por la recompensa, y estos 10 mercenarios en frente de él no eran la excepción. Si no fuera por el hecho de que sabían que Jian Chen era más fuerte que ellos, estos mercenarios no hubiesen dudado en luchar contra él desde el principio.

Al oír esto, el llamado Mu Jian puso en manifiesto el combate que estaba teniendo en su mente mientras miraba a sus mercenarios heridos de gravedad y debilitados. Mordiéndose el labio, finalmente gritó:

“¡Alto!”

Mu Jian es bastante influyente entre este grupo de mercenarios. En el momento en que él habló, cada uno de los mercenarios saltó hacia atrás de inmediato y miraba con miedo a Jian Chen y su esbelta Espada Viento Ligero. Su espada era tan rápida que había provocado que se sintieran muy atemorizados. Durante la batalla contra Jian Chen, hubo muchas ocasiones en que la Espada Viento Ligero casi les había cortado, solo gracias a que fueron salvados por sus compañeros en el último momento.

Mu Jian continuó mirando Jian Chen con rabia, pero al ver la cantidad de sangre que goteaba desde la punta de su Espada Viento Ligero, de repente se dio por abatido y sin poder hacer nada, dijo:

“Saquen sus núcleos de monstruo. El honorable Jian Chen ya ha sido misericordioso con nosotros, si no cumplimos con sus exigencias en esta ocasión, posteriormente, unas simples heridas no serán nuestros únicos problemas.”

Esta vez, ninguno de los mercenarios tenía queja alguna para no estar de acuerdo. Con una mirada abatida en sus caras, en silencio empezaron a sacar todos los núcleos de monstruo de sus cinturones espaciales y los iban apilando en el suelo.

Tras ese breve intercambio de golpes, todos ya sabían que incluso con 10 personas, no fueron suficientes para ser dignos oponentes de este joven. Con sus golpes de espada extremadamente rápidos y esa capacidad de defenderse con tanta rapidez, simplemente no tenían forma de atacar o resistir.

Estos 10 Maestros Santos llevaban muchos núcleos de monstruo encima. A pesar de que no tenían muchos núcleos de monstruo de clase 3, al menos tenían un montón de núcleos de monstruo de clase 2.

“Jian Chen, se trata de todos los núcleos de monstruo que tenemos, así que ya nos podemos ir, ¿verdad?” Mu Jian habló con una expresión molesta.

Jian Chen miró la pila de núcleos de monstruo en el suelo con una involuntaria sonrisa en su rostro.

“Si tan solo me hubieseis dado los núcleos de monstruo antes, todo esto se podría haber evitado. Está bien, aunque yo, Jian Chen, no pueda decir que sea un caballero, soy un hombre de palabra. Se pueden marchar.”

Mu Jian echó un último vistazo a la pequeña pila de núcleos de monstruo en el suelo con una mirada de fastidio. Con un suspiro de impotencia, Mu Jian y sus compañeros solo podían dejar este lugar atrás. A pesar de que la pila de núcleos de monstruo no era relativamente grande, eran todos los núcleos de monstruo que estos Maestros Santos poseían.

“Recordad, no me gustaría veros venir a hacerme frente de nuevo, de lo contrario, sin duda no seré tan misericordioso. Lo mejor que podríais hacer es salir de la Cordillera de Bestias Mágicas de inmediato.”

A medida que los 10 mercenarios se alejaban, Jian Chen les gritó estas palabras antes de que se alejaran demasiado.

Al oírlas, Mu Jian se detuvo un segundo, pero no dijo nada. Rápidamente después, desapareció en el bosque.

Jian Chen hizo desvanecer su Espada Viento Ligero y con calma se dirigió hacia la pila de núcleos de monstruo. Agachándose para almacenar toda ella en su cinturón espacial, había contado alrededor de 200 núcleos de monstruo. La mayoría eran núcleos de clase 2, pero había alrededor de 20 de clase 3.

Nada más terminar de limpiar todos los núcleos de monstruo, hizo reaparecer su espada y con una sonrisa fría en su rostro dijo:

“Amigo, ya llevas un tiempo ahí y te he observado más que suficiente. ¿No va siendo hora de que te muestres?

“Jajaja…”

En cuanto Jian Chen terminó de hablar, una gran voz salió del bosque. Después, una sombra gris voló de entre los árboles y aterrizó a 20 metros de distancia de donde se encontraba Jian Chen.

La persona que llegó era bastante mayor, de entre 50 y 60 años de edad. Su cara estaba enrojecida mientras miraba a Jian Chen con una expresión vivaz. A juzgar por la forma desordenada de su cabello plateado, el hombre era bastante descuidado con su aspecto. Llevaba una túnica gris y era bastante más alto que Jian Chen. Y a pesar de que estaba de pie en el suelo con una postura casual, Jian Chen podía sentir como una indomable presión le rodeaba.

Viendo a este anciano, Jian Chen no pudo evitar ponerse en guardia mientras su rostro se puso más serio. Observando fija y profundamente al anciano, dijo 3 palabras:

“¡Gran Maestro Santo!”

El anciano se rio.

“Niño, no pensé que serías capaz medir la fuerza de este anciano. Nada mal, nada mal. Ciertamente no está nada mal. Al parecer, tienes algo de fuerza, no es de extrañar que el viejo bastardo de Tianxiong Lie no fuera capaz de capturarte.”

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

Valvrave

Traductor al español de Chaotic Sword God.

Deja un comentario