Ancient Godly Monarch

Ancient Godly Monarch – Capítulo 524

Serie: Ancient Godly Monarch.
Sexta recopilación: Capítulos del 501 al 600.
Capítulo 524: Situación tensa.
Autor: Jing Wu Hen (净无痕).
Traducción al español: Leedks (NochNovels).


Capítulo 524: Situación tensa

Había más de diez personas que se alzaban sobre sus espadas, elevándose por los Cielos mientras se transformaban en rayos blancos de luz, cada uno disparando en una cierta dirección.

Este grupo de personas no era otro que los de la Secta Espada de Batalla que escolta a Ye Lingshuang.

Qin Wentian, naturalmente, también estaba entre ellos. Estos miembros de la Secta Espada de Batalla tenían bases de cultivo en el Reino Tiangang. Después de todo, el País Ye era un país con más de diez mil años de historia y era extremadamente poderoso. Era imposible que la Secta Espada de Batalla enviara a sus miembros para resolver por la fuerza la disputa interna, pero debido a la amistad entre sus discípulos, esta gente estaba dispuesta a escoltar a Ye Lingshuang en este viaje. Por lo menos, podrían garantizar su seguridad.

El líder de este grupo de personas era un joven vestido de negro. Su base de cultivo estaba en el 8vo nivel de Tiangang y en realidad era otro discípulo personal bajo el Soberano de Espada Ling Tian. Los miembros de la secta por lo general lo llamaban el Noveno Sénior hermano.

Los discípulos personales del Soberano Ling Tian generalmente tenían un estatus más alto en la secta. Duan Han, por ejemplo, era el Noveno discípulo bajo el Soberano de Espada Ling Tian, ​​y cuando se lo ubicó entre el conjunto normal de discípulos, todavía se referirían a él como el Noveno Sénior hermano como una forma de respeto, a pesar de que sus Maestros no eran el Soberano de Espada. Este fue el trato preferencial de un discípulo personal.

La personalidad de Duan Han se inclinó hacia el lado más frío, un contraste total con la personalidad de Lin Shuai. Él irradiaba un Qi frío denso, así como una nitidez desenmascarada. Eso, junto con el hecho de que era un hombre de pocas palabras, solo servía para aumentar su prestigio.

“Junior hermana, no te preocupes demasiado. Como la Santa Doncella de la Villa Soberano de Medicina está allí, debería ser capaz de suprimir temporalmente las heridas del Emperador Ren”, una discípula consoló a Ye Lingshuang. El nombre de esta mujer era Qiao Yu, y su relación con Ye Lingshuang había sido muy buena desde el principio.

“Mhm.” Ye Lingshuang asintió con la cabeza, sin embargo, no había forma de ocultar las señales obvias de preocupación entre sus cejas.

“Escuché rumores de que la Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina tiene un semblante impresionante. Pronto, podremos verla. Estoy realmente lleno de anticipación”. Los ojos de Liu Yun brillaron intensamente, provocando que apareciesen miradas de desdén en los rostros de los demás cuando lo miraban. Sin embargo, a pesar de que la personalidad de este individuo era más del lado lascivo, siempre encontró la forma de suavizar la atmósfera.

“No tienes esperanza”, declaró Qiao Yu con desprecio.

“La Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina es una Alquimista de 5to orden. Hay innumerables personas de clanes antiguos y poderosas sectas que quieren cortejarla, pero no tienen ninguna posibilidad. Después de todo, el punto principal depende de a quién le gusta la Santa Doncella. Solo los personajes como yo, que han sido bendecidos con buena apariencia desde su nacimiento, tendrán una oportunidad”. Liu Yun estaba envuelto en un hermoso sueño.

Sin embargo, Qin Wentian realmente sintió una punzada de tristeza en su corazón cuando escuchó sus bromas, ya que se le recordó involuntariamente a Mo Qingcheng.

El Salón Rey Píldora de aquel entonces, ¿no era similar al Valle Soberano de Medicina que estaba escuchando ahora? Para potencias como esta que se concentraban en las hierbas y la alquimia, todos ellos eran aliados potenciales a los que la gran mayoría de las grandes potencias querrían arroparse.

Pero en este momento, ¿ni siquiera sabía si Mo Qingcheng estaba viva o muerta?

Cada vez que pensaba en Mo Qingcheng siendo utilizada como alimento para ese asqueroso esqueleto, Qin Wentian involuntariamente temblaba de rabia. ¿El Salón Rey Píldora? Definitivamente regresaría allí.

Sin embargo, ¿Qingcheng todavía estaba viva en este mundo? Una vez había lanzado una investigación cuando todavía estaba en Gran Dinastía Xia, y no había noticias de Mo Qingcheng. Después de que cayó inconsciente durante esa batalla, Qingcheng había desaparecido por completo, como si nunca antes haya aparecido en Gran Dinastía Xia. Esos sobrevivientes del Salón Rey Píldora también se negaron a decir nada.

Solo Qing’er le dio esperanza, diciéndole que Mo Qingcheng aún podría estar viva.

“¿Qué estás pensando para que estés tan absorto? ¿Estás planeando cortejar a la Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina también?” Liu Yun volvió su mirada hacia Qin Wentian mientras se reía.

Qin Wentian negó con la cabeza a la ligera. “Después de todo, la Santa Doncella es un Alquimista de 5to orden. En cualquier caso, ¿es poderoso el Valle Soberano de Medicina?”

“Por supuesto que son fuertes, pero no tengo idea de lo fuertes que son exactamente. El Valle Soberano de Medicina rara vez interactúa con otros, y tampoco nadie los antagonizaría voluntariamente. El propio Soberano de Medicina es un Alquimista de 5to orden, e incluso si los expertos de las nueve Grandes Sectas fueran a pedirle ayuda, es posible que no lo logren. En términos de hierbas medicinales y píldoras de cultivo, el Valle Soberano de Medicina es una potencia en la cima de la Región Sagrada Real, y nadie en el área puede igualarlos en fuerza”.

Liu Yun explicó, mientras Qin Wentian asentía en silencio.

En el camino, Qin Wentian conversó bastante con Liu Yun. Por supuesto, Liu Yun era quien más hablaba, mientras que Qin Wentian era el que escuchaba. Además de escucharlo hablar sobre los diversos sucesos actuales en la Región Sagrada Real, los otros temas de Liu Yun giraban naturalmente en torno a las chicas hermosas y los lugares ‘maravillosos’. Incluso insinuó fuertemente que quería invitar a Qin Wentian a divertirse, causando que Qin Wentian se quedara sin palabras.

Después de medio mes, y pasando por varios territorios, Qin Wentian y los demás finalmente llegaron a la capital del País Ye.

En su ciudad interior, los guardias estaban cubiertos con una armadura sorprendentemente magnífica. Las torres de las puertas de la ciudad estaban hechas de oro fundido, pero tenían una belleza simple y sin adornos. Este lugar era una ubicación central del País Ye, que albergaba el Palacio Real, así como numerosas mansiones de lujo. La seguridad allí era extremadamente estrecha, y la cantidad de expertos era tan común como las nubes.

“¡MANTÉNGANSE JUSTO ALLÍ!” Gritó una fuerte voz cuando un rayo dorado de luz se disparó en el cielo. Un guardia empuñó una lanza dorada, apuntándola hacia los miembros de la Secta Espada de Batalla.

“Bajemos”, dijo Ye Lingshuang. Cuando el grupo de ellos comenzó a descender, siete guardias de armadura dorada volaron en el aire para bloquear sus caminos. Ese comandante dijo fríamente: “Este es un lugar prohibido en el País Ye, solo pueden entrar los del Clan Real”.

“¿Cómo te atreves?”, Replicó fríamente Ye Lingshuang. Ella irradiaba un aire digno mientras hablaba, “¿Todavía te atreves a bloquear el camino de esta Princesa a pesar de ver quién soy?”

Ese comandante actuó como si acabara de notar la presencia de Ye Lingshuang. La fría diversión parpadeó en sus ojos: ahora que el Rey Qi ya estaba en una posición de poder, esta joven ante él pronto se convertiría en prisionera. ¿Pensar que ella todavía quería ostentar su posición de Princesa aquí? Sin embargo, esta joven era hermosa y había logrado unirse a la Secta Espada de Batalla, así que no sería prudente que él la empujara demasiado lejos.

“Oh, entonces es la Princesa Lingshuang. Su subordinado se disculpa por no reconocerla de inmediato, por favor discúlpeme”. Ese comandante se disculpó, pero su expresión era de burla. Luego volvió su mirada hacia los demás. “Sin embargo, este lugar sigue siendo el terreno prohibido del Clan Real. Seguramente la Princesa puede ver lo inapropiado que es traer un grupo de extraños aquí”.

“Audaz. ¿Quién eres tú para cuestionar las decisiones de esta Princesa?” La voz de Ye Lingshuang se volvió más y más fría. “No conocer tu posición e incluso ofender a tu superior. Todos, agárrenlo por mí”.

Ella era la Princesa del País Ye y, sin embargo, un simple comandante de guardias se atrevió a ser tan grosero con ella. Obviamente estaba desafiando su autoridad. La situación de su padre debe ser más terrible de lo imaginado previamente, y Ye Lingshuang se volvió más frenética al pensar en esto.

Pero a medida que su comando hizo eco, los guardias no movieron un músculo. Nadie siguió sus órdenes.

Duan Han movió sus túnicas negras como el viento cuando un haz frío de luz de espada arremetió. El rostro del comandante cambió instantáneamente, pero cuando disparó su lanza hacia adelante, ya era demasiado tarde.

“Puchi…” Una espada afilada color negro estaba incrustada justo en el centro de sus cejas. El comandante ya había muerto. Los otros guardias que los rodeaban se congelaron por un momento antes de recuperarse, mientras poderosas auras brotaban. Todos estos guardias tenían una base de cultivo en el Reino Tiangang.

Sin embargo, Duan Han simplemente los miró, y esa sola mirada fue suficiente para hacerlos encogerse de miedo: sus ojos eran parecidos a las espadas incomparablemente afiladas que amenazaban con acabar con ellos si hacían un movimiento incorrecto ahora.

Ye Lingshuang tomó nota de los métodos de Duan Han y entendió sus intenciones. Luego dijo en un tono glacial: “Este hombre ha olvidado su posición e incluso se ha atrevido a ofender a sus superiores. La muerte es el único resultado para personas como él. Si hay alguien que todavía se atreve a bloquear el camino de esta Princesa, no me culpen por no mostrar misericordia”.

Cuando el sonido de su voz se desvaneció, Ye Lingshuang y su grupo salieron. Esta vez, nadie se atrevió a bloquearlos. Esos guardias se volvieron cenicientos cuando miraron el cadáver de su comandante anterior. ¿Él había muerto así como así? No importa qué, el comandante era una existencia en el 7mo nivel de Tiangang, sin embargo, él había muerto solo por un solo golpe de espada.

“¿La gente de la Secta Espada de Batalla es así?” Esos guardias sintieron un escalofrío en sus corazones. No esperaban que Duan Han fuera tan despiadado, matando directamente al comandante sin dudarlo.

Los de la Secta Espada de Batalla continuaron. Esta ubicación prohibida del Clan Real fue realmente una magnífica vista para contemplar. Se podían ver numerosos lujosos feudos diseminados por el paisaje y ocasionalmente, los expertos de algunos de los feudos volteaban la mirada hacia los miembros de la Secta Espada de Batalla que volaban por el aire. A partir de sus observaciones, Qin Wentian podría decir que el poder de una de estas casas solariegas sería suficiente para pisotear a toda la Gran Dinastía Xia, y mucho menos a todo el País Ye.

Finalmente, un majestuoso palacio antiguo apareció ante ellos. Todo, desde los muros del palacio hasta las puertas, estaba formado de oro puro. Y cuando las puertas del palacio se abrieron, un grupo de siluetas salió de dentro, con sonrisas en todas sus caras.

“Princesa Lingshuang, ¿por qué no dijiste nada antes de volver? Habríamos organizado una mejor bienvenida para usted”. Un experto se rió, sin embargo, la expresión de Ye Lingshuang se volvió increíblemente desagradable al verlos. Esta persona era de la Mansión Rey Han; uno de los subordinados de sus tíos reales. Que ellos realmente aparecieran en el Palacio Real ahora indudablemente era una indicación de cuán sombrías se habían vuelto las cosas. El Rey Han siempre tuvo una buena relación con el Rey Qi.

“Quiero ver a mi padre, el Emperador”, habló Ye Lingshuang. Ese experto miró a los miembros de la Secta Espada de Batalla a su alrededor antes de sonreír, “La llegada de los jóvenes héroes de la Secta Espada de Batalla a nuestro Clan Ye trae luz a nuestro humilde país. Por favor, ingrese al Palacio Real para descansar un poco”.

La gente de la Secta Espada de Batalla no reaccionó, a pesar de saber que sus identidades ya habían sido reveladas. Habían venido aquí abiertamente, por lo que no era extraño que los expertos en el País Ye ya lo supieran.

Después de lo cual, entraron directamente en el palacio, solo para ver que cada pulgada estaba siendo protegida por imponentes guardianes. Esto fue un testimonio de cómo se habían vuelto de tensas las cosas.

Ye Lingshuang corrió inmediatamente en dirección al Salón del Emperador, su velocidad era como una ráfaga de viento, revelando su preocupación por su padre.

Y actualmente, había varios expertos poderosos reunidos afuera del salón antiguo.

Ye Lingshuang dirigió su mirada a estos expertos y de repente se puso rígida cuando vio a alguien en una determinada dirección: un joven con túnica imperial, que proyectaba una porte extraordinario. Su mirada profunda parecía capaz de ver a través de todo.

Además de eso, había varios miembros de las generaciones más jóvenes que rodeaban a este joven. Cada uno de ellos claramente no era ordinario y emanaba un aura autoritaria. Todos eran un miembro sobresaliente de la generación más joven, su resplandor era incomparable resplandeciente.

El momento que sus ojos miraron fijamente con los miembros de la Secta Espada de Batalla, una tormenta aterradora de nitidez se podía sentir envolviendo todo el espacio.

“Expertos de la Secta Trueno Violeta”, especuló Qin Wentian, pero no había manera de que se equivocara. Ese joven con túnica imperial no era otro que el Príncipe del que hablaba Liu Yun, el hijo del Rey Qi, el primo de Ye Lingshuang. Era un Elegido de la Secta Trueno Violeta y un genio de nivel demoníaco. En cuanto a los que estaban a su lado, eran sus acompañantes de la Secta Trueno Violeta. Si la Secta Trueno Violeta negó que estuvieran secretamente involucrados en el plan del Rey Qi para controlar el País Ye, nadie los creería.

Ye Lingshuang los ignoró y siguió adelante, queriendo ingresar al Salón del Emperador Ren. Sin embargo, en ese momento, un grupo de figuras bloqueó su camino. “Princesa, el Emperador Ren actualmente está gravemente herido y la Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina le está dando tratamiento. Tal vez sería mejor idea para la Princesa esperar un poco más antes de entrar”.

“¿Cómo no puedo estar al lado de mi padre cuando está en este estado? Déjame pasar”, respondió Ye Lingshuang. Al ver cuán resuelta estaba Ye Lingshuang, los Guardias Reales abrieron un camino que le permitía pasar, pero evitaron que los otros miembros de la Secta Espada de Batalla ingresaran.

“Esperen aquí por mí”. Ye Lingshuang se volvió y habló con los miembros de su secta. Como ya habían ingresado al Palacio Real, no habría nadie que se atreviera a dañar a Ye Lingshuang en presencia de todos estos poderosos guardias. Por lo tanto, Duan Han y los demás cumplieron sus deseos y la esperaron fuera del salón antiguo.

AnteriorÍndiceSiguiente

image_pdfDescargar en PDF

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario