Ancient Godly Monarch

Ancient Godly Monarch – Capítulo 502

Serie: Ancient Godly Monarch.
Sexta recopilación: Capítulos del 501 al 600.
Capítulo 502: Llegada de las Nueve Grandes Sectas.
Autor: Jing Wu Hen (净无痕).
Traducción al español: Leedks (NochNovels).


Capítulo 502: Llegada de las Nueve Grandes Sectas

Naturalmente, Qin Wentian no sabía lo que el viejo acababa de hacer. Después de llegar al 4to nivel de Tiangang, pudo sentir claramente que su físico también había crecido en fuerza. En este momento, no quería nada más que una batalla intensa para descubrir el alcance total de sus límites actuales.

En aquel entonces, los seis Elegidos que se habían unido contra él tenían una base de cultivo en el 5to nivel de Tiangang. En este momento, si esos Cultivadores de 5to nivel lucharan contra él en otra batalla de seis contra uno, Qin Wentian tenía absoluta confianza en que podría aniquilarlos por completo.

“Me pregunto cómo le está yendo a Purgatorio ahora.” La sangre de Qin Wentian se elevó cuando un rayo de luz carmesí salió disparado de su dedo índice. Un momento después, se integró la forma ilusoria de un Ave Bermellón, y su contorno se hizo más claro a cada segundo. Este no era otro que Purgatorio.

Durante esa intensa batalla, Purgatorio casi se sacrificó para protegerlo, luchando con su último aliento. Afortunadamente, la línea de sangre de Qin Wentian despertó una nueva habilidad, lo que permitió que el Ave Bermellón entrara en su torrente sanguíneo para que se recuperara desde adentro.

En este momento, aunque Purgatorio podría tomar forma una vez más, todavía era extremadamente débil y evidentemente aún no se había recuperado.

Unos cuantos chillidos resonaron en el aire cuando vio a Qin Wentian, mientras la emoción brillaba en sus ojos.

Qin Wentian todavía estaba sano y salvo. No solo eso, exudaba un aura que parecía fortalecida.

“¡Bzz!” Xiao Hundan apareció al instante en el cuerpo de Purgatorio, estirando su pata y acariciando a Purgatorio en su cabeza, antes de hablar con una voz de bebé, “Xiao… Hun… dan”.

Las alas de Purgatorio, que habían estado aleteando constantemente, de repente se congelaron cuando las plumas de su cuerpo se pusieron rígidas. Parecía como si haya quedado atónito ante las palabras de Xiao Hundan.

Qin Wentian no pudo controlarse y comenzó a reír a carcajadas al escuchar la voz de bebé de Xiao Hundan. Este pequeño cachorro en realidad estaba imitando sus acciones, acariciando la cabeza de Purgatorio y llamándolo Xiao Hundan.

“Purgatorio, solo concéntrate en recuperarte por ahora. Ignora a Xiao Hundan”. Qin Wentian se rió. Purgatorio gritó dos veces antes de asentir con la cabeza y transformarse de nuevo en un rayo de luz carmesí, disparando hacia el cuerpo de Qin Wentian. Xiao Hundan flotó en el aire, batiendo un par de alas que tomaron forma en su espalda. Desnudaba sus colmillos y arañaba violentamente el aire con sus patas, mirando a Qin Wentian con una expresión de aversión, “No… llames… a mí… Xiao… Hun… dan…”

“Espera hasta que puedas pronunciar las palabras más claras antes de venir a hablar conmigo otra vez”. Qin Wentian sonrió antes de caminar hacia adelante, abrazando a Xiao Hundan mientras su silueta parpadeaba, reapareciendo después de un instante ante Qing’er. “Qing’er, voy a Ciudad Rey Xuan. Sería mejor si te quedaras en las sombras”.

Qing’er miró fijamente a Qin Wentian, solo para verlo responder con una sonrisa, “No te preocupes, tendré cuidado. No olvides que tengo el arte de transformación facial. Solo lograron rastrearme la última vez porque aún quedaban rastros de mi aura en mi batalla. Pero ahora, el aura hace tiempo que se ha dispersado, así que después de cambiar mi apariencia, ¿quién se daría cuenta de que soy Qin Wentian? Y si realmente me encuentro en peligro, te doy mi palabra de que huiré de inmediato”.

Qing’er miró a los ojos de Qin Wentian, notando su confianza, antes de finalmente asentir con la cabeza.

“Además, ¿puedes ayudarme cuidando a Xiao Hundan primero?” Qin Wentian le dio unas palmaditas a Xiao Hundan en la cabeza. “Transfórmate rápidamente en tu ser normal”.

Xiao Hundan levantó la cabeza, una expresión de ser intimidado era evidente en su rostro, antes de transformarse de nuevo. Después de lo cual, inmediatamente saltó sobre el pecho de Qing’er.

Las manos extendidas de Qing’er temblaron levemente, pero aún se aferraba a Xiao Hundan. Naturalmente, Xiao Hundan no perdería la oportunidad de acurrucarse más profundamente en su seno, sus acciones le daban una mirada fulminante de Qin Wentian.

“Qué tipo lujurioso, qué suerte tienes”. Qin Wentian sonrió, causando que Qing’er lo mirara fijamente.

“Err, es solo un comentario casual, solo finge que no escuchaste nada”. Qin Wentian rió torpemente, antes de volar por los Cielos y partir.

La Montaña Celestial era simplemente demasiado vasta y misteriosa. Volando a toda velocidad, Qin Wentian tardó un total de tres días antes de que pudiera salir de la zona actual, emergiendo de las profundidades de las montañas de regreso a la Montaña Celestial donde se había llevado a cabo la Asamblea de Asalto de Tesoros.

Habían pasado unos pocos meses desde la Asamblea de Asalto de Tesoros, y ahora solo se podían ver unos pocos grupos dispersos de personas en la montaña. Muchos eran aventureros o tomadores de riesgos que querían ver si tenían la suerte de investigar los secretos de la Montaña Celestial.

Qin Wentian estaba disfrazado, luciendo una cara diferente y actualmente vestido de negro. Proyectó un aura fresca y atractiva, emitiendo un sentimiento prestigioso que inadvertidamente mantuvo a los demás alejados. En este momento, su porte era completamente diferente al de antes, incluso si se encontraba cara a cara con uno de los seis Elegidos, estaba seguro de que ninguno de ellos podría reconocerlo.

“¿Mhm?” En este momento, la mirada de Qin Wentian parpadeó mientras miraba en cierta dirección. En la cima de un pico de montaña en particular, allí estaba una joven doncella mirando a lo lejos, como esperando algo.

Lo que sorprendió a Qin Wentian fue que conocía a esta doncella: no era otra que Ji Xue de Montaña Qinghua. Su carácter no era malo, ella no lo había traicionado como lo hizo Xie Yu cuando todos los genios lucharon por las Frutas Fenómeno Celestial, eligiendo ayudarlo. Lamentablemente, ella no había sido lo suficientemente fuerte. Si ella realmente se enfrentara a los otros genios, simplemente se estaría enviando a la muerte.

Qin Wentian no se retendría contra Xu Feng y Ji Xue por no haberlo ayudado ese día. No era una persona irracional; bajo esas circunstancias, ayudarlo habría sido igual a la muerte y no servía para otro propósito. Si él se centrara en sus zapatos, no se habría estúpidamente destacado para ayudar también. Aunque se conocían y él había salvado sus vidas del espíritu demoníaco, la relación entre ellos no había alcanzado el nivel de poder morir el uno por el otro.

Xu Feng tenía un exterior frío, pero Qin Wentian sabía que su personaje no estaba mal también. En cuanto a Ji Xue, ella era más apasionada y tenía una dulzura en ella. Aunque no podía compararse con la belleza de Shang Yue, Qin Wentian aún se sentía más cómodo al mirarla en comparación con Shang Yue.

Qin Wentian salió, y poco después, apareció no muy lejos de Ji Xue. Ji Xue giró su cabeza para mirarlo mientras involuntariamente preguntaba, “Señor, ¿acaba de salir de las profundidades de la cordillera?”

“Mhm”. Qin Wentian asintió con la cabeza.

“Hmm, ¿conoces el asunto donde los Elegidos de las seis potencias principales rodearon y se juntaron contra un joven, entablando una batalla intensa?” Viendo a Qin Wentian asintiendo con la cabeza, Ji Xue no pudo evitar continuar sus preguntas.

“He oído hablar de eso”, respondió Qin Wentian.

“En ese caso, como vienes de esas profundidades de las montañas, ¿conoces el resultado final de esa batalla? Los rumores dicen que los expertos de las seis potencias principales fueron asesinados, pero el joven que los mató estaba solo en el 3er nivel de Tiangang. ¿Es esto cierto? ¿Cómo se resistió a ellos? ¿Todavía está vivo?” Ji Xue miró a Qin Wentian, sus ojos se abrieron con preocupación, causando que Qin Wentian sintiera su corazón temblar. ¿Entonces resulta que Ji Xue ha estado esperando aquí noticias de él?

Qin Wentian volvió la cabeza, haciendo la corresponder con Ji Xue. “He sido testigo de esa batalla desde lejos. Naturalmente, sabría su final. Sin embargo, ¿qué relación tienes con ese joven? ¿Por qué te preocupa tanto el resultado final de esa batalla?”

“No estoy demasiado interesado en los resultados, solo deseo saber si ese joven de blanco todavía está vivo”. Al escuchar a Qin Wentian decir que lo sabía, la voz de Ji Xue no pudo evitar temblar. “Ese joven es un buen amigo mío, e incluso me ha salvado la vida antes. Ya sea que esté vivo o muerto, ¿podría decirme la respuesta?”

“¿Esperaste todo esto mientras esperabas su regreso?” Un brillo extraño resplandeció en los ojos de Qin Wentian. Nunca pensó que Ji Xue estaría tan preocupada por su seguridad.

Ji Xue negó con la cabeza, “Solo vengo aquí diariamente durante cuatro o cinco horas, con la esperanza de ver si alguien tiene noticias sobre él, por lo menos, podría estar tranquila en mi corazón”.

“Todavía está vivo.” Qin Wentian habló, sus palabras causaron que los ojos de Ji Xue se iluminaran. Después de lo cual, se inclinó, “Gracias por la información señor, ¿podría preguntar su nombre?”

“Qin.”

Las palabras de Qin Wentian hicieron que la expresión de la cara de Ji Xue flaqueara levemente cuando se congeló levemente. ¿Se llama Qin? ¿Por qué era tan parecido al joven de blanco? Sin embargo, el aura que emanaba era completamente diferente.

Al notar los cambios en el comportamiento de Ji Xue, Qin Wentian se sintió más tranquilo en su corazón. Incluso cuando llegó a decir que su apellido era Qin, y Ji Xue ni siquiera había adivinado que él era quien era, los otros Elegidos definitivamente no podrían reconocerlo en absoluto.

“Qué pena que él no esté aquí. Las nueve Grandes Sectas ya enviaron a sus representantes a Ciudad Rey Xuan para un evento de reclutamiento de discípulos. Con su talento, no debería haber ningún problema para convertirse en un discípulo oficial de Montaña Qinghua. Para entonces, ¿cómo podría temer a las potencias principales de una simple Ciudad Rey?”

Ji Xue reflexionó en voz baja, sin embargo, el corazón de Qin Wentian palpitaba ligeramente cuando preguntó: “Las nueve Grandes Sectas de las que estás hablando, ¿Montaña Qinghua es parte de ellas? ¿Una de las nueve potencias supremas bajo el mando de la Secta Sagrada Real?”

“Sí, ya han llegado. Ahora están en el centro de Ciudad Rey Xuan”. Ji Xue sonrió mientras continuaba, “Si el hermano Qin está interesado, puedes ir y tomar el examen. De hecho, esta es la primera vez que las nueve Grandes Sectas celebran conjuntamente un evento así y, casualmente, la ubicación que eligieron fue en realidad en Ciudad Rey Xuan”.

“En ese caso, ¿los genios de las potencias principales de Ciudad Rey Xuan irían allí para la prueba también?” Un destello de luz brilló en los ojos de Qin Wentian.

“Naturalmente lo harían. Hubo rumores que decían que todo este evento fue propuesto por la Secta Espada de Batalla. La Secta Espada de Batalla tiene una historia de más de diez mil años y nunca ha iniciado la toma de discípulos antes. Aunque el número de expertos en su secta es el menor comparado con las otras ocho, hay un dicho en la Región Sagrada Real: si uno ingresa a la Secta Espada de Batalla, significa que su entrada a la Secta Sagrada Real está básicamente asegurada. Me pregunto por qué de repente tomaron esa decisión. Además, escuché que en el momento en que se envió el aviso, los expertos de la Secta Espada de Batalla solo tomaron un solo día y corrieron todo el camino hasta la Gran Dinastía Shang. Tal velocidad realmente deja a uno asombrado”.

“Y las otras ocho sectas se conmocionaron de manera similar por las acciones de la Secta Espada de Batalla, por lo que enviaron a sus representantes a Ciudad Rey Xuan y, finalmente, todos acordaron llevar a cabo conjuntamente un evento de selección de reclutamiento de discípulos. Me pregunto por qué la Secta Espada de Batalla también cambia su postura, pero en cualquier caso, podrían revelar la razón por la cual el evento de selección sucederá dentro de unos días”.

Ji Xue habló en voz baja, como el resto del mundo, naturalmente ella no podía entender por qué la Secta Espada de Batalla decidió romper su tradición.

En sus sueños más locos, nunca habría imaginado que el origen de este asunto sería precisamente la persona que está frente a ella.

“Muchas gracias.” Qin Wentian naturalmente no revelaría quién era él a Ji Xue. Las cosas que quería hacer eran demasiado peligrosas, no quería implicar a otros.

Su silueta parpadeó mientras volaba hacia los Cielos, entrando a la Ciudad Rey Xuan.

Y después de entrar a la ciudad, circulaban noticias. La más notable de ellas fue que las nueve Grandes Sectas llegarían pronto a Ciudad Rey Xuan.

Uno debe saber que el alcance del poder de las nueve Grandes Sectas estaba justo debajo de la Secta Sagrada Real. Uno puede imaginarse lo aterradoras que eran. Por lo tanto, cuando se difundieron las noticias de su visita, varios miembros del Clan Real también visitaron la Ciudad Rey Xuan.

Y a lo largo de estos pocos días, ya sea Qin Wentian en una posada o restaurante o incluso cuando caminaba por las calles, los temas de conversación giraban alrededor de las nueve Grandes Sectas. Uno podría imaginar la magnitud de la conmoción que trajo esta noticia. Llevarían a cabo un evento de reclutamiento de discípulos justo en el centro de Ciudad Rey Xuan.

Y en cuanto a las nueve Grandes Sectas, el nombre que más escuchó Qin Wentian fue en realidad la Secta Espada de Batalla.

La Secta Espada de Batalla era básicamente una leyenda, en aquel entonces un Cultivador de Espada incomparablemente poderoso había fundado la secta. Se rumoreaba que ese personaje de espada era alguien que ya había alcanzado el reino después de Tianxiang y que, cuando era joven, solía vagar por el mundo con nada más que una espada en sus manos, caballeroso y de espíritu libre, yendo donde lo necesitaban sus pies. Él con la tierra como su cama y el cielo como su manta.

Después de fundar la secta, sus ideales fueron heredados, convirtiéndose en el principio de la Secta Espada de Batalla. No aceptaban simplemente discípulos basados ​​en su fuerza y ​​talento, de hecho había muchos genios sobresalientes de nivel demoniaco que querían unirse pero fueron rechazados. Incluso se podría decir que de todas las nueve Grandes Sectas, la Secta Espada de Batalla fue la secta más difícil de ingresar. Por lo tanto, el número de expertos en la Secta Espada de Batalla fue el más bajo, lo que hizo que la fuerza colectiva de toda la entidad fuera ligeramente más débil en comparación con las otras ocho.

Pero aun así, a la Secta Espada de Batalla no podría importarle menos. Los principios de su secta eran básicamente hacer lo que quisieras, ser tú mismo y seguir tu propio corazón. Los Discípulos de la Secta Espada de Batalla disfrutaron de un grado extremadamente grande de libertad, e incluso si uno quisiera abandonar la secta, nadie lo detendría. Sin embargo, a pesar de su alto grado de autonomía, los discípulos de la Secta Espada de Batalla estaban extremadamente unidos y tenían muy buenas relaciones entre ellos. Aunque su fuerza colectiva no podía igualar a las otras ocho Grandes Sectas, cuando se trataba de destreza de combate individual, nadie podía sostener una vela a los discípulos de la Secta Espada de Batalla.

Entrar en la Secta Espada de Batalla virtualmente garantiza medio pie en la Secta Sagrada Real. Pero, de hecho, incluso si fueran invitados, debido a sus personalidades y carácter, la gran mayoría de aquellos en la Secta Espada de Batalla ni siquiera podían molestarse en unirse a la Secta Sagrada Real.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario