Release That Witch

Release That Witch – Capítulo 72

Serie: Release That Witch.
Libro 2: Meses de los Demonios.
Capítulo 72: Recibiendo a la Corte como un Rey.
Autor: Er Mu (二目).
Traducción al español: Lurixer (Novelas Ligeras LX).


Capítulo 72: Recibiendo a la Corte como un Rey

Timothy Wimbledon se sentó en el trono, frotando el cetro en su mano mientras miraba a los ministros dentro del panteón.

‘Este es el sentimiento por el que me he esforzado’, pensó, ‘en lugar de ser retenido en Valencia, donde tuve que vigilar el interminable enredo entre los comerciantes, que sólo lucharon por su propio beneficio.’

Dejó de frotar el cetro y lo golpeó contra el suelo, dejándolo sonar a través del pasillo. Cuando todos los ojos se centraron en él, él asintió y ordenó. “Puede comenzar.”

“Su Majestad, tengo algo importante que informar”. El primero en subir fue el Caballero Weimar, apodado ‘Señor Corazón de Hierro, quien era responsable de todo lo relacionado con la defensa de la Ciudad Rey.

“Habla.”

“¿Puede detenerse temporalmente la cacería de brujas?¡Su Majestad, las incursiones recientes se han vuelto cada vez más excesivas! Escuché que ayer, varias mujeres fueron sacadas de sus casas, fueron arrestadas, y más tarde agredidas en las mazmorras. ¡Una de ellas incluso murió mientras estaba en prisión! ¡Más tarde resultó que ninguna de ellas era realmente una bruja! Ahora el pánico ha estallado dentro del extremo de la ciudad. Si sigue así, me temo que habrá un número significativo de fugitivos.”

Timothy frunció el ceño, él era el que había ordenado la caza de brujas. Todavía no podía desvelar la verdad sobre la muerte de su padre, y todavía era incapaz de creer que su padre se suicidaría. La extraña sonrisa que su padre tenía en su rostro antes de suicidarse le hizo sentirse especialmente pavoroso. Su padre llevaba la Piedra de Retribución de Dios de la más alta calidad, además la Iglesia también había confirmado que la piedra era genuina, pero esto no significaba que ninguna bruja estuviera involucrada.

Incluso si la teoría era extraña, no tenía una teoría mejor que la de las brujas.

Miró a Langley, el oficial y peón responsable de la preparación de las redadas. Éste se levantó de inmediato y dijo: “Su queridísimo Majestad, fue sólo un accidente, y ya he castigado severamente al personal correspondiente.” Empezó a agrietarse los dedos. “El alcaide, el castellano y los guardias recibieron diez latigazos y han sido multados con veinticinco monedas de plata real.”

“Una mujer muerta y tres extremada y brutalmente torturadas, y ¿piensa que algunos latigazos y algo de dinero será suficiente como compensación?” Preguntó el Señor Weimar con una voz fría. “¿Y quién te dio el derecho de juzgar? ¿Fue el ex Primer Ministro Vic o el Ministro de Justicia el Señor Padro?”

“¡Su Majestad! Estamos enfrentando tiempos extraordinarios, así que tuve que actuar rápido.” Langley reclamó inocencia y cayó de rodillas. “Al ignorar algunos reveses menores, las incursiones han mostrado un gran éxito. Ya hemos cogido al menos quince brujas que estaban acechando en la Ciudad Rey y ahora están siendo torturadas, así que pronto podrá saber si su padre … no, quiero decir, si ellas han planeado una conspiración.”

Timothy le fulminó con la mirada, ‘idiota, casi le dijiste a todos nuestras verdaderas intenciones’. Mientras que los ministros de pie en este salón probablemente ya habían adivinado que él era el verdadero cerebro detrás de la trama, al mundo exterior sólo se les permitió conocer su versión, donde el Príncipe Gerald mató al rey, este punto no se permitió ser volcado.

“¿Quince brujas?” Señor Corazón de Hierro se burló con desprecio. “Bueno, parece que la Ciudad Rey ya se había convertido en un baluarte de las brujas. Hace unos años, la Iglesia había iniciado una caza de brujas en el bosque al este de la Ciudad Rey, pero sólo pudieron atrapar a seis brujas. Parece que tus hombres son mucho más fuertes que los hombres de la Iglesia.”

“¡Tú …!” Gritó Langley en voz alta, pero Timothy inmediatamente lo interrumpió.

“¡Basta!” ‘Langley es un tonto, al igual que los otros tontos bajo mi control’, pensó Timothy, quien estaba molesto de que nadie con habilidades estuviese disponible. ‘Si no lo hubiese necesitado al principio para la batalla del trono, no habría promovido a este tonto. Incluso si quieres tomar créditos falsos, no compongas números tan increíbles. Me temo que estas 15 mujeres tuvieron que enfrentar el mismo trato que los plebeyos desafortunados.’ No quería involucrar a la Iglesia, pero en el momento en que no vio otro camino, ordenó: “Irás a la Iglesia y pagarás a un sacerdote que venga, para que confirme la identidad de estas quince mujeres. Hasta entonces, detén la tortura. ¡Después de eso dejarás que el sacerdote confirme a cada mujer que usted capturó! Si luego oigo que ustedes no han seguido mis órdenes, los arrojaré al foso de la ciudad para alimentar a los peces.”

“Uh, sí, Su Majestad.” Langley confirmó: “¡Seguiré inmediatamente sus órdenes!”

Después de que Langley salió del salón, Timothy se volvió hacia el Ministro De Finanzas. “Si hay alguien más que ha sido agredida junto con las tres mujeres anteriores, obtendrán tres monedas de oro real cada una. En cuanto a las mujeres que murieron en prisión, envíen el dinero a sus familias.” Hizo una pausa. “Varias veces.”

“Como desee Su Majestad.” Dijo el Ministro de Finanzas mientras asentía con la cabeza en señal de confirmación.

“Su Majestad es muy amable.” Alabó el Señor Weimar mientras hacía un saludo al Príncipe.

Timothy esperó un momento, pero cuando vio que nadie tenía algo que decir, dijo: “Puesto que nadie tiene un nuevo tema, empezaré con el mío.” Miró al Ministro de Diplomacia. “Yoshua ‘Señor Bullet’, ya tiene un mes desde que se emitió la orden de retiro, pero nadie ha regresado a la Ciudad Rey. Dígame, ¿qué noticias tiene para contar?”

El Señor Bullet era de la Familia Flynn y había ocupado su puesto durante treinta años. Tenía el cabello gris, un rostro viejo, y se paraba ya con un pie dentro de la tumba. Se aclaró la garganta. “Su Majestad, su tercera hermana García Wimbledon todavía tiene que responder. Su cuarto hermano, Roland Wimbledon, ha respondido. La carta dice que cuando su pueblo esté a salvo al final de los Meses de los Demonios, considerará su regreso … ”

“¿Y qué más?” Preguntó Timothy, molesto.

“Ha dirigido la carta al Príncipe Timothy y no al Rey Timothy.”

Timothy no pudo evitar burlarse en voz alta con desdén. ‘Es tan ignorante como antes, un hermano desesperado.’ Él pensó, ‘si tienes la intención de regresar, tendrás que obedecer mis instrucciones como tu nuevo Rey. Te daré un buen lugar para vivir, al igual que el príncipe mimado que eres. Si no vuelves, no tendrás una muerte fácil. Será lo mismo que jugar ajedrez, sin importar lo que hagas, tendré la respuesta correcta.’

“Solo déjalo ser.” Timothy agitó desdeñosamente su mano. “¿Qué pasa con mi quinta hermana?”

“Su Majestad, ella … se ha ido.” Respondió el Señor Bullet avergonzado.

Al oír esta respuesta Timothy preguntó confundido “¿Qué? ¿Qué quieres decir con se ha ido?”

“Ella fue la primera que prometió volver, pero una semana después Su Alteza desapareció del palacio donde vivía, junto con su mayordomo y sus dos criadas. Ya he organizado personal para encontrarla, pero todavía no han encontrado su paradero.”

‘¿Qué podría significar esto? ¡Esa basura, sólo necesitaba creer en mí!’ Timothy sintió que su corazón estaba lleno de dolor, había puesto grandes expectativas para su hermana; Esperaba poder convertirla en su ayudante. Después de todo, mientras crecía, Tilly siempre actuaba de forma excepcionalmente inteligente, y su actuación era aún más deslumbrante que la suya. Sólo perdió su lugar como príncipe heredero porque era una niña.

Al principio, Timothy tuvo una excelente impresión de ella al mirar los arreglos hechos por su padre; Estaba muy claro que el Rey no quería que Tilly se involucrara en esta tormenta. Debido a esto, le dio su Ciudad de Plata, que estaba cerca de la Ciudad Rey y tenía un ambiente de negocios ordinario, sin posibilidad de entrenamiento de tropas. Pero, ¿quién hubiera podido adivinar que huiría? ¿Fue esta una elección hecha por un hombre sabio?

“Ahora que se ha ido, el antiguo Señor de la Ciudad debe tomar la Ciudad Rey una vez más. También debes dejar que la búsqueda continúe, no puedo permitir que otra persona con sangre real pasee entre la gente común.” Apretó los dientes, tratando de reprimir sus emociones furiosas. “Bueno, hasta ahora, ¿sólo mi tercera hermana menor se negó a obedecer?”

“Sí, Su Majestad.” Respondió el Señor Bullet.

“Ya que ella fue tan terca, tenemos que tomar algunas medidas.” Dijo Timothy mientras miraba al Primer Ministro Vic. Para iniciar una guerra, el Primer Ministro y el Rey tienen que aprobarla. Puesto que era su partidario más grande, conseguir su aprobación no sería un problema. “Voy a dejar que el Duque Ryan vigile la frontera sur y fuerce a García a abandonar el Puerto de Agua Clara y a escoltarla de nuevo a la Ciudad Rey.”

Efectivamente, el Marqués Vic respondió: “Esto no debe demorarse, por favor dé la orden para la guerra, para que el Ministro de Relaciones Exteriores pueda llevar a cabo la orden”.

Timothy asintió con satisfacción. En el momento en que quería ordenarle a la secretaria que escribiera la orden, se oyeron pasos precipitados desde fuera del salón. Entonces, con un estallido de ruido, las puertas se abrieron y un caballero que llevaba una capa rayada azul entró en el salón.

Timothy inmediatamente lo reconoció, él era el famoso ‘Caballero del Viento Helado’, Naim Moor. Caminó directo hasta el centro del vestíbulo, se arrodilló y dijo: “Su Majestad, acabo de recibir noticias del sur.” Jadeó en voz alta y su voz estaba claramente ansiosa. “¡Su hermana García Wimbledon, hace cinco días, derrotó a las tropas del Duque Ryan y ocupó la Ciudad Águila…!¡Ella también se declaró como la Reina de Agua Clara, y todos los Señores del Sur han respondido y declarado su territorio como independiente!”

AnteriorÍndiceSiguiente

image_pdfDescargar en PDF

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario