Release That Witch

Release That Witch – Capítulo 45

Serie: Release That Witch.
Libro 1: Entrando en un nuevo mundo.
Capítulo 45: Conspiración (Parte 1).
Autor: Er Mu (二目).
Traducción al español: Ben (Novelas Ligeras LX).


Capítulo 45: Conspiración (Parte 1)

Durante la noche de luna nueva, la silueta de Gerald Wimbledon podía verse cerca de los muros de la ciudad de Graycastle.

Después de que sus pocos meses de servicio en Hermes llegaron a su fin, finalmente regresó, él pensó. El largo viaje lo dejó totalmente exhausto, pero aún estaba vigilante de sus alrededores. Obligó a su caballo a detenerse, dio la señal a su subordinado para que examinara la situación.

Si todo fue de acuerdo a lo planeado, el erudito Ansger debería haber reemplazado a todos los guardias con guardias leales a Gerald. Cuando su subordinado dio la señal, los guardias reemplazados bajarían la puerta lateral del puente levadizo.

Gerald estaba con sus ojos abiertos, y estaba mirando hacia adelante, con miedo de que los guardias pasarían por alto la señal.

La verdad fue que no tuvo que esperar mucho tiempo, pero para Gerald se sintió como si el tiempo se congelara y tuviera que esperar por siempre. Cuando sus ojos ya le habían dolido hasta el punto de romperse, finalmente vio un corto parpadeo en la distancia — dos parpadeos cortos al pie del muro, y luego tres veces arriba del muro era la respuesta, señalando que todo iba de acuerdo a lo planeado, Gerald tuvo que tomar un profundo respiro antes de darle a sus tropas la señal de marchar hacia adelante.

Viendo esto, creyó estar ya a un paso del trono.

Gerald cabalgaba hombro con hombro con sus subordinados a través de la puerta lateral en el muro.

Detrás de él estaban más de veinte hombres de su caballería siguiéndolo. Nadie dijo una sola palabra, el único sonido que podía ser oído era el tirar de las riendas para mover a los caballos lentamente hacia adelante.

Los muros de la ciudad fueron construidas de piedras de la Montaña del Dragón Caído. Bajo la iluminación de las antorchas, las piedras café y rojo oscuro hicieron parecer al muro como si se estuviese desbordando de sangre. Todo el muro era de veinte pies de ancho (seis metros aprox.), y durante la construcción del más grande muro del mundo en ese tiempo, más de mil trabajadores duros, albañiles y esclavos tuvieron que morir.

En la mente de las personas de ésta ciudad era conocido como una fortaleza impenetrable, pero ahora Gerald y sus hombres estaban cruzando fácilmente los muros, conquistando la ciudad con unidades desde adentro. De alguna forma, tenía que pensar en la nueva ciudad santa de la Iglesia; su más ambiciosa y absolutamente impenetrable muralla ¿caería debido a una traición desde adentro?

“Su alteza, ya he esperado aquí mucho tiempo por usted.” Gerald podía oír la voz de Ansger a través de las puertas. Allí el erudito ya estaba con una pequeña tropa esperando por él. Viendo a Gerald aparecer, Ansger rápidamente desmontó y se inclinó para saludar.

Gerald empujó sus pensamientos distractores a un lado. Probablemente él estaba muy emocionado, haciéndole imposible restringir sus emociones, pero dejó correr su imaginación salvajemente, “¡lo has hecho bien! ¿Reemplazaste también a todos los guardias del palacio?”

“Iba a hacerlo, pero entonces un problema inesperado apareció en el plan. Su caballero plateado quien ya había accedido a ayudar fue inesperadamente transferido a la salida sur hace tres días. Hasta ahora, no habíamos tenido tiempo para intercambiar los nuevos guardias con nuestros guardias.”

Gerald frunció el ceño, esto significaba que no sería capaz de llevar sus veinte soldados con él dentro del palacio. Él no sería detenido, pero los guardias nunca dejarían pasar dentro del palacio a ésta gran cantidad de personas armadas.

“Déjalo pasar, separa el equipo en dos partes y ven conmigo a la puerta del palacio. Mantén la puerta bajo buena vigilancia y no dejes a nadie de afuera obstruir mi camino.” Él vaciló por un momento para tomar una decisión. Aunque el plan había cambiado, la situación todavía estaba bajo su control. Naturalmente, en la noche guardias se estacionarían fuera de los aposentos de su padre, pero mientras alguien pudiera distraerlos por un momento, él estaba seguro de poder cortarlos con su espada.

Dentro de la ciudad.

Todo se veía igual como estaba cuando se fue. Aunque ahora estaba caminando entre la ciudad de noche, aún era capaz de reconocer cada calle. Éste era su territorio, no había ninguna duda. Todos bajaron de sus caballos y marcharon rápidamente hacia adelante en dirección al palacio. Cuando llegaron a la puerta, sus más de veinte soldados se esparcieron de acuerdo al nuevo plan, asechando fuera del palacio. Era justo como Ansger había dicho, excepto que los guardias estaban sorprendidos del porqué el príncipe quería hablar con el rey a altas horas de la noche. Sin embargo, después de oír las fanfarronadas de Gerald acerca de tener asuntos importantes que discutir, ellos directamente abrieron la puerta y lo dejaron entrar.

Después de todo, él era el hijo mayor del rey y el primer heredero al trono.

Ansger y Gerald fueron juntos a través del jardín y los pasillos del palacio. Frente al palacio estaba la residencia de Wimbledon III. Ansger alzó su antorcha y lo agitó de un lado a otro. Inmediatamente después de eso, un guardia apareció fuera de las sombras y se arrodilló en una rodilla, informando. “Su alteza, por favor venga conmigo.”

Gerald se irritó, olía sangre.

¿No dijo Ansger que habían reemplazado todos los guardias del palacio? Miró a través de la sombra de las flamas y echó un buen vistazo del hombre, sin duda era una persona familiar — un caballero que apoyó a Gerald en la pelea por el trono. Esto le dio un poco de paz a su mente.

“¿Qué ocurrió? ¿Entró alguien al castillo?”

“Pasó esta tarde, Su alteza real. Su majestad convocó una sirvienta para esta noche, pero llegó en el momento exacto del intercambio de los guardias.” El otro replicó. “Por favor esté seguro de que manejamos bien la situación.”

¿Convocó a una sirvienta? Su padre no había tocado una mujer durante mucho tiempo — desde la muerte de su madre. Gerald estaba un poco sorprendido, pero ahora no tenía el tiempo de enredarse en tal asunto trivial. Así que asintió y no dijo nada más acerca de ello, en su lugar fue dentro del castillo, seguido por sus guardias.

Incluso con sus ojos cerrados, Gerald podía encontrar su camino a través del castillo. Había vivido aquí por más de veinte años. Donde hubiera un pasaje secreto, donde hubiera una puerta secreta… Para él todo era claro como el cristal. Sin embargo, el propósito de este viaje era persuadir a su padre para abrir el camino al trono a él sin derramamiento de sangre. Así que subrepticiamente (TLN: Que hace o se dice algo clandestinamente.) escabullirse dentro del palacio no tenía sentido, él tenía que deshacerse de los guardias estacionados fuera de los aposentos de su padre. Luego, podría dejar a su padre entender completamente su situación, para

que ellos pudieran sentarse y hablar seriamente acerca del poseedor del derecho a la herencia.

Si no podía convencerlo…

Gerald Wimbledon tomó un profundo respiro y dio una señal de mano a sus seguidores para detenerse, entonces sacó su larga espada y la tomó en sus manos.

Al final del corredor estaba una puerta de bronce, el cual era la única entrada al palacio. La puerta al dormitorio estaba al final del corredor detrás de las puertas de bronce. Usualmente dos o tres guardias estarían estacionados aquí, pero ésta sería la primera vez en la historia del palacio que la entrada a los aposentos del rey estarían desprotegidos.

Gerald primero abrió la puerta lo suficiente sólo para una pequeña rendija, entonces se deslizó dentro con el lado de su hombro, rápidamente entrando a la habitación y tomando una postura lista para la batalla con su espada — pero dentro de la habitación todo estaba callado, y no había nadie hablando. Al mismo tiempo, un intenso olor a sangre entró en su nariz.

El pensamiento de una premonición destelló entre su mente. Entonces, directamente corrió hacia los aposentos de su padre.

Ahí, Gerald vio una asombrosa escena.

Su padre Wimbledon III estaba sentado en su cama usando su bata de noche, y la parte superior de su cuerpo recargado en una almohada. Su túnica estaba abierta, y en su pecho atascado la empuñadura de una espada. Sangre se derramó a su estómago y empapó la colcha.

Parado al lado de su padre de hecho estaba su hermano, Timothy Wimbledon. “¿Cómo… es esto posible?” Gerald estaba en su lugar, totalmente sorprendido. “Justo como tú, hermano.” Timothy suspiró, “Realmente no quería hacerlo.”

Aplaudió con sus manos, y un gran número de soldados armados rápidamente entraron a la habitación, rodeando a Gerald. “Éste era un juego de ajedrez y yo quería terminarlo de acuerdo a las reglas. Hermano, ¿sabes por qué no pude? Si tienes que culpar a alguien, culpa a nuestra tercera hermana; desde el inicio ella no tenía la intención de seguir las reglas, pero por supuesto… tú sí. De otra forma,

¿Por qué correrías de regresó a la ciudad del rey después de escuchar la predicción del erudito Ansger? En serio, si no hubieras venido, realmente estaría en problemas.”

“¡Ansger!”

Gerald agitó los dientes y miró a Ansger enfurecido. Con miedo, el erudito Ansger dio pasos hacia atrás. Mientras alzaba sus manos dijo, “No le mentí cuando dije: ‘La estrella del apocalipsis ha comenzado su llegada’. Metafóricamente caza a todos los que se han alejado del buen camino, pero también tiene el significado de caída.”

Gerald ahora entendió completamente. Desde el principio, él había caído en una bien diseñada trampa. El olor a sangre frente al castillo probablemente no fue dejado por una sirvienta, pero en su lugar fue su caballero plateado quien fue removido en lugar de transferido como le habían dicho. Sin embargo su más grande punto de desesperación era que el erudito Ansger, quien había tomado cuidado de él por más de una década y le había enseñado como leer y escribir, había escogido al segundo príncipe al final — justo como su padre.

“Timothy Wimbledon,” Él era un hijo igual que él, pero Timothy, se llevó solo toda la atención de su padre. Obtuvo el mejor territorio asignado para él, ¡así que era totalmente inesperado que fuera el primero en golpear! “¡Eres un demonio del infierno!”

Por un pequeño momento, irá destelló de los ojos de Timothy, pero pronto desapareció, “¿Realmente lo crees? Querido hermano, si no hubieras sido capaz de cambiar la decisión de nuestro padre, ¿realmente tenías la intención de detenerte ahí y regresar? No te engañes.”

AnteriorÍndiceSiguiente

image_pdfDescargar en PDF

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario