I Shall Seal The Heavens

I Shall Seal the Heavens – Capítulo 23

Serie: I Shall Seal the Heavens (Debo Sellar los Cielos).
Libro 1: Patriarca Confianza.
Capítulo 23: ¡Una bestia antigua!.
Autor: Er Gen (耳根).
Traducción al español: Wusemb.


Capítulo 23: ¡Una bestia antigua!

Mientras Meng Hao se sentaba en meditación recluido en la pequeña grieta de la montaña, los rumores con respecto a la Píldora de Espíritu Seco empezaron a propagarse. Sobre todo cuando Zhou y Yin volvieron. Mucha gente les vio, pero por supuesto nadie se atrevió a preguntar quién había conseguido finalmente la píldora.

Como Meng Hao no apareció, los rumores sobre que había muerto se extendieron.

En ese exacto mismo momento, Wang Tenfei permanecía plantando con las manos unidas en su Cueva Inmortal en la Montaña del Este. La brisa de la montaña hacía que su pelo flotara y que su larga túnica susurrara. Parecía excesivamente perfecto por todos lados, especialmente su cara, que era tan bella y perfecta que podía hacer que las mujeres se volvieran locas.

De hecho, una mera afirmación de su cara podía volver locas no solo a las jóvenes Cultivadoras de la Secta Confianza, sino a todo el Mundo del Cultivo de todo el Estado de Zhao.

Sus ojos gentiles, su afable disposición, sus bellas características, un soberbio talento latente, una base de cultivo refinada, asombrosos orígenes familiares… todo ello parecía probar que este Wang Tengfei merecía ser un Elegido, lo que hacía que la gente le respetara todavía más. Estaba bendecido por el cielo.

Permaneció allí plantado, con una encantadora sonrisa en su cara, sus ojos parecían llenos de estrellas mientras miraba hacia la distancia. Su mirada parecía dirigirse directamente a través de las montañas lejanas hasta caer directamente en la montaña negra llena de bestias demoníacas.

Se quedó mirando por un tiempo, sus ojos parpadeando con un entusiasmo indiscernible.

“El momento ha llegado,” dijo, con una sonrisa luminosa pero con su corazón encendido. “He gastado tres años buscando a través de los grabados antiguos, otro año buscando arriba y abajo a través del Estado de Zhao. Después de eso, esperé por dos años más aquí, en la Secta Confianza. Finalmente, el día de hoy ha llegado. Después de que el Dragón de Lluvia Alado muriera, voló hacia este lugar.”

“Nunca habría imaginado que las dos cosas más importantes para mí estuvieran relacionadas con la Secta Confianza. ¿Mi destino va a realizarse realmente aquí? Después de que todo esto termine, entraré en la Secta Interna y empezaré con mis planes de conseguir mi Fundación Establecida.” Su sonrisa creció incluso más encantadora.

Hermano Wang, estamos preparados,” dijo un hombre que estaba plantado detrás de Wang Tengfei. Su base de Cultivo era del quinto nivel de Condensación Qi. Habló con el mayor respeto. “Incluso los miembros de las otras sectas se han reunido de acuerdo con tus requerimientos. Debemos conseguirlo ciertamente. Desafortunadamente, Shangguan Song no ha regresado, y no sabemos dónde está. No estamos seguros de si fue capaz de invitar al Maestro Tío Shangguan.”

“Muy bien,” dijo Wang Tenfei con una sonrisa. “Nos hemos estado preparando para esto por un largo tiempo. De acuerdo con mis deducciones, la pitón demoníaca está casi al final de sus dos años de periodo de cambio de piel. El momento en el que complete el proceso, será en el que sea más débil.” Sus ojos crecieron brillantes. No solo había pasado años preparándose, además, había tenido que pagar el precio de cuatro tesoros valiosos, también tuvo que pagar diez mil Piedras Espirituales, para preparar el hechizo. Incluso para él, era un precio que sólo se podía pagar una vez. En este momento, no quedaba nada.

“No te preocupes, Hermano Wang. Definitivamente lo lograremos. Permite al Hermano Junior felicitarte por adelantado por adquirir el Núcleo.”

“De acuerdo que lo lograré. Yo, Wang Tengfei nunca he fallado.” Rio, y su expresión se volvió incluso más resplandeciente. Si los antiguos grabados eran correctos, debería volver con un tesoro valioso que le acompañaría por el resto de su vida, junto con un Legado Antiguo que le permitiría controlar el cielo y la tierra. En cuanto al Núcleo Demoníaco, podría ser considerado como un tesoro en los primeros tiempos, pero después de todos estos años, se debería haber debilitado y ya no ser tan efectivo. De todos monos, todavía podía ayudarle a avanzar hacia el sexto nivel de Condensación Qi hacia el séptimo.

“Mañana al alba, debemos ir al a montaña negra,” dijo Wang Tengfei suavemente. Con una sonrisa, se frotó su brazo derecho. Bajo la piel de la muñeca había una marca roja. La frotó y sus ojos brillaron de nuevo con excitación.

Era una marca dejada por una Gota de Sangre que había caído hacia él desde los cielos cuando tenía seis años de edad. Después de ese día, le había rondado un sueño en el que volaba a través de los cielos y se convertía en el soberano de los cielos.

Con la Gota de Sangre le llegó el conocimiento de un Legado, al igual que una especial intuición, con la que, una vez recogida la información de los grabados de hace doscientos años, le había permitido encontrar una hilera de pistas que le habían llevado allí.

“Nadie en el mundo entero excepto yo podría hacer esto. Y esto es porque estoy conectado con el Legado, y tengo la Gota de Sangre, que es única en este mundo.” Apartó la mirada de la montaña negra, su sonrisa era incluso más fascinante, llena de anticipación.

“Si ésta fuera la era del Patriarca Confianza, entonces el tomaría definitivamente el control del dragón, pero lleva perdido por cuatrocientos años. Para mí es buena suerte. De acuerdo con los grabados antiguos, así como por mis propias investigaciones, sé que cuando el dragón vino aquí hace doscientos años, su Qi había sido suprimido por el tesoro. Poca gente se dio cuenta de eso. Incluso a través del territorio de la Secta Confianza, el área tenía poderosos hechizos restrictivos, No solo no había Qi emanando de él, incluso si lo hubiera, nadie habría sido capaz de sentirlo. E incluso si alguien entrara en el área., su visión habría sido bloqueada por la magia, y no habría sido capaz de verlo.

“En cuanto a la pitón demoníaca, ha pasado la mayor parte de su tiempo dormida. Solo debido al proceso de muda hizo que empezara a rugir y a aullar. Sólo cuando la serpiente demoníaca muda su piel, las restricciones se disipan totalmente, y es seguro entrar. Gracias a mi Legado de Gota de Sangre, he sido capaz de deducir todo esto. Nadie comprende ni la mitad de ello.

“¡Un tesoro valioso, un Legado completo, todo allí, esperando por Wang Tengfei!” Su sonrisa se hacía más ancha, movió su manga y caminó de regreso hacia la Cueva Inmortal. La luz de la luna le alumbraba, incapaz de dejarle marchar. Su sentido místico causaba que la expresión de otros Cultivadores estuviera llena de una mayor veneración incluso.

El siguiente día, al alba, en la cima de la montaña negra, en esa virtualmente invisible grieta, el cuerpo entero de Meng Hao se había puesto rojo. Salía sudor de él, y una multitud de suciedad negra salía constantemente por todos sus poros.

Había estado meditando por varios días, pero ahora sus ojos se habían abierto. Fuera, los rugidos de la pitón demoníaca crecían más intensos. Parecía haber alcanzado su punto crítico.

Meng Hao no estaba distraído. Se concentró e hizo circular su base de Cultivo. La empujó una y otra vez, pero el cuello de botella del cuarto nivel estaba todavía allí. Sus ojos rojos, había tragado diez Píldoras de Espíritu Seco, incluso su cabeza empezó a zumbar, su cuerpo temblaba violentamente. Un sonido agudo se podía escuchar, y parecía como si su cuerpo estuviera flotando como una pieza de papel en el viento.

Dentro de su cuerpo, su Qi y sus vasos sanguíneos brillaban como cristal, casi transparente, como un presagio de otro mundo. La energía espiritual en su cuerpo creó un remolino, formando un magnífico lago. No era un gran lago, pero sin embargo era un lago.

El lago, el lago del Núcleo, se creó en la región dantian de Meng Hao, bastante pesado.

Meng Hao sabía que podía controlar el poder y hacerlo salir con el poder del quinto poder de Condensación Qi. Para un Cultivador que había alcanzado la fase de Fundación Establecida, el lago era débil e insustancial, pero para alguien en la fase de Condensación Qi, el quinto nivel era un punto de inflexión. El segundo punto de inflexión lo alcanzaría en el séptimo nivel, seguido del noveno.

Su cabeza zumbó por algún tiempo. Finalmente, Meng Hao abrió lentamente los ojos, y brillaron más de lo que lo habían hecho antes. Un estallido de sonidos explosivos sonaron. Parecía haber crecido un poco más alto, incluso su piel estaba más oscura, un nuevo aire emanaba de él.

“El quinto Nivel de Condensación Qi.” Meng Hao respiró profundamente, entonces sonrió. Había alcanzado el quinto nivel de Condensación Qi. Ahora podría practicar la técnica Caminando en el Viento. Eso, combinado con las espadas voladoras, le haría tener una mayor velocidad tanto en movimiento como en ataque. Estaba completamente mucho más allá del cuarto nivel.

“Las Píldoras de Espíritu Seco están más allá de lo ordinario,” dijo Meng Hao, mirando hacia las dos Píldoras de Espíritu Seco que había en frente de él. “Pero aún así tienen sus limitaciones. Quizá después de consumir un montón de ellas, se vayan volviendo menos efectivas, justo como las otras píldoras en el pasado. Me pregunto si seré capaz de usarlas para alcanzar el sexto nivel de Condensación Qi. Conforme consideraba todo esto, su expresión cambió de repente. Los rugidos de la pitón demoníaca llevaban ahora un tono de miseria. Sonidos de explosiones podían oírse. Meng Hao se inclinó hacia delante, por fuera de la fisura.

Conforme miró, sus pupilas se contrajeron y sus manos se convirtieron en puños.

No lejos de allí, en la cima de la montaña, había un joven de túnica blanca, extraordinariamente bello, como si su cuerpo perfecto fuera una bendición de los cielos. Una espada voladora dorada rotaba a su alrededor, y el viento soplaba furioso a su alrededor conforme luchaba contra la pitón demoníaca.

No era otro que… Wang Tengfei.

Sonrió de forma calmada y, a su manera, sus ojos amigables le hicieron parecer como el sol. Parecía brillar como si pudiera eliminar todas las sombras a su alrededor.

Cuando atacaba, parecía hacerlo perfectamente, como si los Cielos aprobaran todos y cada uno de sus movimientos.

A su alrededor habían nueve personas más, uno de los cuales era Shangguan Xiu. Movió sus mangas conforme se encaminaba hacia la batalla contra la pitón demoníaca. En cuanto a los otros, todos ellos tenían niveles de Condensación Qi del séptimo nivel o mayor. Todos eran extranjeros a los que Meng Hao no había visto nunca antes. Rodearon a la pitón demoníaca, preparándose para matarla. Sonidos de explosiones se volvieron a escuchar, y la pitón soltó rugido sorprendente.

Meng Hao se quedó mirando a Wang Tengfei, sin mover un músculo. Pero dentro de sus ojos había una mirada oscura que crecía lentamente, reemplazando cualquier amabilidad hasta llenar sus ojos.

Después de un corto periodo de tiempo, los rugidos de la pitón demoníaca crecieron más y más miserables, y las heridas cubrían su cuerpo. La sangre se esparcía por todas partes. Realmente estaba en su estado más débil. Los Cultivadores que la rodeaban atacaron más fieramente. Wang Tengfei sonrió, tan perfecto como siempre, sus ojos llenos con un entusiasmo indiscernible.

Había esperado por este día por mucho tiempo.

De repente, desde los picos de las nueve montañas de alrededor, brillantes rayos de color plata s enroscaron y unieron para formar un hechizo. El hechizo poco a poco llenó todo el aire, entonces se rompió en incontables hilos de plata, que hicieron que una niebla de plata cayera hacia el suelo. Parecía como si se estuvieran preparando para sellar a la pitón demoníaca.

Pero justo entonces, la pitón miró hacia el cielo y dejó salir un rugido que resonó más allá de la montaña negra, sacudiéndolo todo. De repente, encima de la cabeza de la pitón, apareció una imagen fantasmal de una bestia.

La criatura brillaba con un color rojo, con enormes alas y una cabeza con un aspecto horrible. Sus afiladas garras brillaban, y tenía una cola larga. En el instante en el que el fantasma apreció, los vientos circundantes en el cielo parecieron cambiar de color, y una expresión atónita apareció en las caras de todos los presentes. Sólo los ojos de Wang Tengfei parecieron más excitados. Afortunadamente, la imagen fantasmal apareció sólo por un momento, entonces desapareció.

Cuando la imagen fantasmal desapareció, la pitón demoníaca salió fuera de la profunda grieta, su cuerpo elegante y suave. Dejó salir un aterrador rugido y vomitó una niebla rojiza por su boca, un ataque que salió disparado en todas las direcciones. Los Cultivadores no podían evitarla, ni siquiera Wang Tengfei, y únicamente pudieron observar indefensos cómo les envolvía., entonces salió disparada hacia la distancia. Debido al ataque, cuando la niebla plateada cayó desde el cielo, no sólo calló sobre la pitón demoníaca, sino también sobre Wang Tengfei y los demás.

Conforme la niebla plateada descendía sobre ellos, el corazón de Meng Hao empezó a latir salvajemente. Antes, había visto una espada clavada en el cuerpo de la serpiente demoníaca. Pero ahora, la espada se podía ver. Sin la menor duda, saltó y moviéndose más rápido de lo que lo había hecho en su vida, se abalanzó hacia la espada voladora, saliendo disparado hacia la cima de la montaña y la larga grieta.

“¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos!” Meng Hao dijo en voz baja. Sin ninguna consideración por su seguridad, cargó hacia la grita que parecía una cueva, ignorando el extraño hedor que llenaba el aire. Conforme se movía más dentro de la cueva, vio una masiva piel de serpiente, atrapada en la cual estaba la pequeña espada de aspecto primitivo.

Sin un momento de pausa, cogió la espada, con su corazón desbocado, su cara enrojecida por la excitación. Justo cuando se iba a ir, sus ojos se abrieron. Aún estando en un extremo nivel de excitación, aún fue capaz de mirar conmocionado. Aquello realmente era la piel de una pitón, pero había algo más allí, algo sorprendentemente aterrador que Meng Hao no había visto en su vida.

Era… el cuerpo de una criatura. Un masivo, marchito cuerpo, de varios cientos de metros de largo. La montaña negra parecía estar hueca por dentro, y el cuerpo de la criatura ocupaba más de la mitad del hueco.

Todavía eran visibles dos gigantescas, aunque casi desintegradas alas. Aunque estuviera muerta, la masiva terrorífica cabeza de la criatura era increíblemente aterradora. Esta criatura parecía igual a la imagen fantasmal que había aparecido hacía un momento, y ahora tenía más claro que la llamada “pitón demoníaca” no era nada más que la cola de la criatura.

“¡Una cola que se convierte en un demonio!” dijo Meng Hao, estupefacto. “¡¿Qué bestia demoníaca es esta?! Si es una bestia demoníaca… ¡Debe de tener un Núcleo Demoníaco!” Apretó la mandíbula. Basado en su experiencia recogiendo Núcleos Demoníacos, no debería de estar localizado en el vientre de la criatura. La mayoría de los Núcleos Demoníacos estaban localizados en la cabeza. Corrió hacia la horrible cabeza, y con un golpe de la espada primitiva, se abrió un tajo. Bastante seguro, dentro había un marchito Núcleo Demoníaco. Lo cogió, iba a irse, cuando de repente su corazón empezó a latir más fuerte. Desde su actual posición, podía ver que debajo del cuerpo de la criatura había un esqueleto.

Quién sabía cuántos años había pasado el esqueleto debajo de la cabeza. Cerca del esqueleto había una bolsa dorada.

Con la sangre bullendo, Meng Hao tuvo de repente el sentimiento de que su destino estaba en aquel lugar. Había adquirido la espada, el Núcleo Demoníaco y ahora una bolsa dorada. La cogió, entonces salió disparado de la cueva como el viento, y entonces bajó de la montaña, lleno de una increíble excitación.

“¡Me he vuelto rico! ¡Esta vez, realmente me he vuelto monstruosamente rico!”

Meng Hao había estado dentro de la cueva únicamente por el espacio de unas diez respiraciones, y en diez más, estaba fuera de la montaña. En el momento en el que su sombra desapareció, una forma empezó a descender desde la niebla plateada que colgaba del cielo. Era una persona vistiendo una túnica blanca: Wang Tengfei. Con un movimiento de su manga, bajó flotando lentamente. Miró hacia alrededor por un momento, entonces se dirigió rápidamente hacia la cueva.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario