Chaotic Sword God del 201 al 300

Chaotic Sword God – Capítulo 212

Serie: Chaotic Sword God.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 212: El Día del Juicio Final para los Mercenarios de Zhou (2).
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.


Capítulo 212: El Día del Juicio Final para los Mercenarios de Zhou (2)

Cuando la promesa tranquila de Jian Chen llegó a los oídos de los Mercenarios de Zhou, todos sus rostros cambiaron abruptamente. En un instante, cada mirada fría que se dirigía a Jian Chen fue remplazada por ira furiosa y deseo de matar.

El hombre con cicatrices tenía una mirada furiosa mientras que su expresión se oscurecía. Una gran cantidad de intención asesina emanaba de sus ojos mientras miraba ferozmente a Jian Chen con una mueca de desprecio,

“Chico, tu solo, no estás cualificado para hablar de tales cosas. Alguien, que vaya y lo detenga. Dejad que este chico ignorante entienda que altos son los cielos en comparación de la tierra, ¡hacedle saber que nosotros, los Mercenarios de Zhou, no somos alguien con los que luchar!”

Mientras el hombre daba una orden, los mercenarios de alrededor no duraron ni un momento mientras cada uno de ellos materializaba su Arma Santa y cargaba hacia Jian Chen desde todos los ángulos posibles.

Jian Chen se burló mientras su cuerpo parpadeó fuera de su vista. Justo cuando el último rastro de su cuerpo desapareció, las Armas Santas de sus enemigos no alcanzaron nada más que el aire.

Jian Chen se movió rápidamente adelante y atrás como un rayo mientras golpeaba con su Espada Viento Ligero. Apuñalando fácilmente a un mercenario tras otro en la garganta, la espada se movía ágilmente, lo suficientemente rápido para que los Santos comunes y los Grandes Santo murieran sin saberlo. Cada uno de ellos se derrumbaba en el suelo cuando eran asesinados.

Aunque era Jian Chen contra más de un centenar de hombres, la diferencia entre los dos lados era demasiado grande, así que se convirtió en una masacre para los Mercenarios de Zhou. En realidad, para Jian Chen, era casi como si los Mercenarios de Zhou ni si quiera estuvieran peleando, ya que eran totalmente incapaces atraparlo.

Bajo la espada rápida de Jian Chen, otros dos hombres encontraron una muerte rápida. En el tiempo que se tarda en tomar una pequeña respiración, ocho personas murieron por su espada.

La batalla duró otras cinco respiraciones pequeñas antes de que el grupo de un centenar de hombres se quedara instantáneamente con la mitad de sus números originales.

El hombre con cicatrices miró la masacre que Jian Chen había hecho con una expresión aturdida. En tan solo unas pocas decenas de segundos, Jian Chen había logrado matar a cincuenta personas increíblemente rápido. Lo que más asustaba al hombre de cicatrices era lo rápido y eficientemente que Jian Chen había matado a esos hombres.

Jian Chen fluía a través de cada oponente tan suavemente como el agua. Con cada movimiento que hacía, otro hombre caía por su espada con sangre volando por el aire. En el piso se había empezado a formar un charco con la sangre mezclada de cada una de las víctimas de Jian Chen.

La masacre sin piedad continuó un poco más, mientras cada Mercenario de Zhou gritaba continuamente un grito de guerra. Como era de esperar, ni uno solo de los que intercambió un golpe con Jian Chen soltó un grito de dolor, ya que Jian Chen había cortado sus gargantas y los había dejado sin poder decir ninguna palabra. Algunos de ellos ni siquiera eran capaces de sentir el dolor antes de perder la vida.

Después de otras diez respiraciones, Jian Chen finalmente se había detenido y finalizó la masacre unilateral. En ese momento, todo el patio estaba lleno de cadáveres de los Mercenarios de Zhou. Había un centenar de ellos, todos ellos estaban dispersos unos sobre otros. Cada uno de sus cuerpos tenía una única herida en su cuello que dejaba que la sangre fluyera libremente en el suelo, llenándolo de un rojo carmesí. El hedor de la sangre comenzó a flotar en el aire y definitivamente haría que alguien vomitara si lo oliera.

Ahora, solo quedaba el hombre de cicatrices junto con otra docena de hombres justo detrás de él, que se habían quedado. Todos ellos tenían una mirada pasmada en sus rostros como si no pudieran creer lo que acababa de ocurrir.

Solía haber cien personas. Sin embargo, en un corto momento, todos ellos fueron completamente asesinados por un joven que no tenía más de veinte años. Aunque habían presenciado personalmente esta espantosa masacre, todavía no se lo podían creer. Las once personas estaban paradas de pie en su sitio terriblemente asustadas sin que ni una sola voz saliera de ellos.

Jian Chen miró fijamente al resto de la gente con una expresión calmada antes de ser lentamente reemplazada por una sonrisa despiadada. El primer centenar de personas que había asesinado solo eran de nivel Santo y Gran Santo. Pero las personas que eran los pilares de los Mercenarios de Zhou estaban al menos en el nivel de un Maestro Santo.

Sin perder tiempo, la figura de Jian Chen se puso en movimiento mientras volaba hacía la docena de personas restante. La Espada Viento Ligero voló en un arco plateado y apuñalo sin esfuerzo las gargantas de dos de los hombres, reclamando la vida de dos Maestros Santos con facilidad.

Ahora que Jian Chen había hecho un gran avance en el nivel de un Gran Maestro Santo, esos Maestros Santos no eran nada más que hormigas débiles ante sus ojos. Incluso su espada sería inevitable para un Maestro Santo.

Jian Chen no tenía ninguna intención de dejar escapar a ni un solo Mercenario de Zhou. Después de matar a dos de los Maestros Santo a la velocidad del rayo, la Espada Viento Ligero de Jian Chen una vez más se convirtió en una mancha blanco-plateada, envolviendo al resto de la gente con su Qi Espada.

¡Pch! ¡Pch! ¡Pch!

La Espada Viento Ligero aterrizó otras tres veces y en un instante, tres Maestros Santo tuvieron la garganta apuñalada.

Hasta ese momento, el resto de Maestros Santo habían estado paralizados. Cada uno de ellos se recuperó con una mirada de terror e instantáneamente se movieron para esquivar a Jian Chen en un intento extraño de distraerlo.

“¡Detente, detente! ¡Si hay algo que quieras decir, dilo rápido!”

El hombre de cicatrices le gritó a Jian Chen de manera frenética mientras esquivaba hacia un lado. Ahora, su expresión ya no era de shock, sino que, se llenó de temor y desesperación.

Jian Chen detuvo la masacre por un breve momento antes de mirar fijamente a los pocos Maestros Santos.

“Entonces habla, ¿dónde está tu capitán?”

En el restaurante, Jian Chen había descubierto que el capitán de los Mercenarios de Zhou era un experto Gran Maestro Santo. Dentro de este grupo de gente, se había dado cuenta que ninguno de ellos era de ese nivel. Este hecho, solo podía significar que el capitán no estaba aquí. Y Jian Chen quería matar al capitán.

El hombre con cicatrices soltó un suspiro mientras intentaba calmar sus nervios. Sin éxito, miró fijamente a Jian Chen y habló con una voz temblorosa,

“Joven, no sé qué ha hecho nuestro capitán para ofenderte hasta el punto de que quieras erradicarnos.”

A comparación de antes, la actitud del hombre con cicatrices había cambiado por completo.

La mirada fría de Jian Chen se volvió incluso más oscura mientras caminaba hacia el hombre con cicatrices. Cada paso que daba hacía que el hombre se pusiera incluso más nervioso antes de que Jian Chen le dijera,

“Preguntaré una última vez, ¿donde está tu capitán?”

Jian Chen no se había molestado en prestarle atención a la pregunta de la otra parte.

Viendo como Jian Chen se estaba acercando, el hombre dio unos cuantos pasos hacia atrás con algo de vacilación,

“El lugar en el que está el capitán, no lo sé…”

Oyendo eso, los ojos de Jian Chen brillaron fríamente y no se preocupó más del hombre con cicatrices. Instantáneamente apareció en frente de él y la Espada Viento Ligero apuñaló hacia la garganta del hombre.

La cara del hombre de repente cambió mientras intentaba alejarse hacia atrás. En un instante apareció una espada en su mano mientras intentaba bloquear la Espada Viento Ligero. Sin embargo, antes de que pudiera poner la espada en posición, la Espada Viento Ligero ya se había acercado a su cuello y se había enterrado dentro profundamente. La punta sangrienta sobresalía completamente por la parte de atrás de la nuca.

Al ver que el hombre de cicatrices no tenía ninguna oportunidad en contra de Jian Chen, la cara del resto de los Maestros Santo palideció de temor por el poder dominante que había mostrado Jian Chen.

“¡Huir! ¡Encontrad al capitán, es el único que puede vengarnos!”

Gritó en terror un Maestro Santo mientras corría hacia las puertas

“¡Bien, encontrad al capitán, rápido!”

Los otros Maestros Santo repentinamente recuperaron sus sentidos. Sin más vacilación, cada uno de ellos trató escapar del lugar.

Jian Chen lentamente sacó la sangrienta Espada Viento Ligero del hombre de cicatrices muerto. Viendo a los Maestros Santo escapando, se burló antes de seguirlos al salir.

No mucho después de que Jian Chen se fuera, el grupo de gente que lo había seguido desde el restaurante de repente apareció como una gran multitud en los cuarteles generales de los Mercenarios de Zhou.

Sin embargo, justo cuando el grupo de gente miró la escena aterradora que había más allá de las puertas rotas, todas sus caras se alarmaron sin poder creerse lo que estaban viendo.

Desde el momento en el que Jian Chen entró al cuartel general hasta el momento en el que lo dejó, ni siquiera habían pasado más de diez respiraciones de tiempo. En tal corta cantidad de tiempo, el cuartel general había sido llenado con más de un centenar de cadáveres. Semejante espectáculo sorprendería a cualquiera.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

Jorc

Traductor al español de Chaotic Sword God.

9 comentarios en “Chaotic Sword God – Capítulo 212”

  1. Y aquí el tercer y último capítulo del día.

    Imagino que os habréis fijado en ciertos cambios en la página web. Cuando pincháis sobre un enlace este se vuelve color grisáceo indicando que ya lo habéis visitado. He querido usar este método para que no os perdáis a la hora de saber cuál es el último capítulo leído. Os recomiendo en la página principal, pinchar sobre el título en grande del capítulo (Chaotic Sword God – Capítulo ###) de esta forma se volverá gris y sabréis que lo habéis leído. Por desgracia solo funciona al clickear, por lo cual si usáis los enlaces de “Anterior o Siguiente” en la página principal de la web no se vuelve gris. Pero bueno, mejor eso que nada jejeje.

    Un saludo.

Deja un comentario