Chaotic Sword God del 101 al 200

Chaotic Sword God – Capítulo 186

Serie: Chaotic Sword God.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 186: Aún otro escape.
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: Eduardo Ventura.


Capítulo 186: Aún otro escape

“Quiere escapar…”

“¡Persíganlo! ¡No lo dejen escapar!”

“¡La ‘Habilidad de Batalla’ está en él, no hay forma de que pueda alejarse de nosotros!”

“¡Dense prisa y persíganlo!”

Justo cuando Jian Chen saltó en el aire, todos comenzaron a gritar. Una ‘Habilidad de Batalla’ de clase alta era algo que incluso un Maestro Santo Terrenal babearía. Inclusive muchos Maestros Santo Terrenales no tienen una sola ‘Habilidad de Batalla’, no hablar siquiera de un Gran Maestro Santo.

“¡Wu Yun, no se mueva!”

“¿Hacia dónde planea huir?”

“¡Entregue la ‘Habilidad de Batalla’ o muera!”

◆◆◆

Siguiendo la mezcla de rugidos furiosos y apasionados, todos los Gran Maestros Santo en los techos y en el suelo atacaron a Jian Chen.

Si Jian Chen fuera a continuar ahí y siguiera peleando, no sería capaz de contratacar los ataques de todos a la vez. Sin embargo, ahora que había empezado a correr, nadie le permitiría hacerlo con facilidad.

Eran al menos 30 Gran Maestros Santo los que atacaban a Jian Chen. Sus Armas Santas se dispararon con una enorme Fuerza Santa, la cual llenó el estrecho espacio con un poder incomparable tanto que podría conmocionar a cualquiera.

Justo encima de la cabeza de Jian Chen estaban una sola hacha, dos espadas, un cuchillo de carnicero, e incluso un machete recortó hacia abajo con una cantidad aterradora de presión.

Con Jian Chen en medio del aire, no había ningún lugar al que pudiera ir para escapar de este asalto: él no podía cambiar su dirección. Sin poder defenderse, apretó la ‘Espada Viento Ligero’ y comenzó a girar rápidamente para formar una red de estocadas delante de él.

“Ding ding ding ding…”

Los sonidos de un conjunto de Armas Santas colisionando juntas pudieron oírse cuando la ‘Espada Viento Ligero’ impactó fuertemente con todas ellas. A pesar de que había bloqueado el ataque, las Armas Santas opositoras contenían una increíblemente enorme cantidad de fuerza, lo que había puesto una cantidad enorme de presión sobre Jian Chen, viéndose obligado a volver hacia abajo hasta el suelo.

Las piernas de Jian Chen pulsaron suavemente sobre el suelo antes de sin dudarlo continuar corriendo como una bala, muy lejos de los enemigos.

Justo cuando Jian Chen comenzó a correr, otros dos Gran Maestros Santo arremetieron con sus Armas Santas. Cargando hacia Jian Chen, sus ojos brillaron intensamente cuando la Fuerza Santa fluyó en sus Armas Santas y se prepararon para hacer contacto con Jian Chen con un sonido ensordecedor.

Una ‘Habilidad de Batalla’ era simplemente demasiado atractiva. La fuerza de Jian Chen fue mucho más allá de lo que cualquiera había esperado: había matado a dos Gran Maestros Santo sin darles siquiera la oportunidad de defenderse. Por lo tanto, cada una de las personas de los clanes más poderosos había acordado mutuamente sin discutirlo que iban a unir fuerzas para hacer frente a Jian Chen juntos.

La figura de Chen Jian siguió corriendo hacia adelante mientras que las dos Armas Santas cayeron sobre él. Sus pies se tornaron borrosos mientras que instantáneamente aceleró y cruzó inexplicablemente ⅔ de metros en ese momento, evadiendo perfectamente los ataques que se avecinan.

“¡Yin!”

La ‘Espada Viento Ligero’ apuñaló hacia adelante a la velocidad del rayo una vez más al mismo tiempo que emitió un sonido ensordecedor, mientras cortaba a través del aire. Al mismo tiempo, se extendió una fuerte cantidad de energía la cual podría romper a través de cualquier de defensa, a la vez que se dirigía hacia una de las gargantas de los Gran Maestros Santo.

“¡Pch!”

Los ojos de Jian Chen despedían un frio con un intenso instinto asesino que parecía que casi era capaz de destruir las almas. Esto hizo que cualquiera con una cantidad más débil de fuerza temiera hacer contacto visual con él. Del mismo modo que la ‘Espada Viento Ligero’ apuñaló inmediatamente a través de un Gran Maestro Santo, y la hoja se retiró tan rápido como llegó. E inmediatamente apuñaló hacia el otro Gran Maestro Santo a su lado.

Viendo cómo su compañero había sido asesinado, el Gran Maestro Santo restante no pudo evitar palidecer con la conmoción. A pesar de que sabía que Jian Chen era descomunalmente fuerte, él no pensó que lo sería a tal medida. Incluso un Gran Maestro Santo como su amigo murió por un mero Maestro Santo.

Al ver la espada de Jian Chen que se asemejaba a la guadaña del dios de la muerte llegar hasta él, la expresión del Gran Maestro Santo cambió repentinamente. Volviendo a convocar a su Arma Santa por sí mismo, intentó bloquear la espada que se dirigía hacia su garganta.

“¡Ding!”

A pesar de que el Gran Maestro Santo fue capaz de bloquear el golpe fatal, la ‘Espada Viento Ligero’ todavía llevaba la fuerza suficiente para empujar al hombre hacia atrás involuntariamente.
Antes de que el hombre pudiera recuperar el equilibrio, otro sonido ensordecedor pudo ser escuchado al mismo tiempo que un resplandor plateado de luz perforó su garganta.

En el momento que el resplandor se disipó, lo único que pudo ser visto era una espada plateada fina y delgada, ya teñida de rojo.

Los ojos del Gran Maestro Santo empalado se abrieron. En sus últimos momentos con vida, un solo pensamiento giraba a través de su cabeza: “Qué… qué espada tan rápida…”.

En ese momento, otros 30 Gran Maestros Santo rápidamente comenzaron a cargar contra Jian Chen desde todas las direcciones. Los pocos que ya estaban cerca de Jian Chen ya habían empezado a empuñar sus Armas Santas contra él.

Los ojos de Jian Chen rápidamente barrieron a su alrededor mientras velozmente bloqueó unas pocas Armas Santas que eran imposibles de evadir con su espada. En otro instante, rápidamente cargó contra un grupo de Maestros Santo.

Si él quería cargar fuera del cerco formado por los 30 Gran Maestros Santo, tendría que romper a través del suelo, debido a que había cientos de personas protegiendo el suelo. Si se las arreglaba para mezclarse con la multitud, incluso esos Gran Maestros Santo tendrían dificultades tratando de obstruirlo. Si él escapaba por el aire, probablemente sería rodeado por los Gran Maestros Santo otra vez tan pronto como él volara hacia arriba.

Con un destello, Jian Chen se deslizo hacia el suelo. La ‘Espada Viento Ligero’ se convirtió en una luz plateada que destello a través del aire a medida que perforaba a través de las gargantas de los enemigos. Contra estos Expertos Maestro Santo, la fuerza absoluta de Jian Chen no se limitara por ninguno de ellos.

Rápidamente, Jian Chen cargó hacia delante con la multitud de personas. Cualquier lugar por el que pasaba, miembros de los clanes mayores por ambos lados de él, caían al suelo.

“Rápido, corran…”

El grupo de personas se tornó asustado, y se dispersaron en todas direcciones, como gatos sobre un tejado de metal caliente.

“¡Bastardo!”

“¡Wu Yun, no te perdonaré!”

“¡Te destrozaré en mil pedazos!”

Viendo a las personas que murieron a manos de Jian Chen, en unos pocos Gran Maestros Santo se disparó la rabia, por la frustración. En consecuencia, comenzaron a cargar dentro de la multitud para, seguido a esto, perseguir a Jian Chen.

Sin embargo, debido a que había gente de sus propios lados dentro de la densa multitud, los Gran Maestros Santo sentían como si tuviesen un brazo y una pierna atada a la espalda, ya que no podían matar indiscriminadamente como Jian Chen lo estaba haciendo.

“Todo el mundo, ¡Dispersarse!”

Una persona de inmediato gritó, pero no era necesario. Justo cuando Jian Chen se había lanzado dentro de un grupo de Maestros Santo, todos corrieron por sus vidas en todas las direcciones. Pero debido a que había un centenar de personas dentro de una calle estrecha, era imposible para todos ellos escapar de él dentro de un corto período de tiempo. Con la incomparablemente rápida espada de Jian Chen, sólo unas pocas de las personas más alejadas pudieron escapar por poco de su trayectoria mientras que los desafortunados fueron todos asesinados.

Dentro del tiempo de unas pocas respiraciones, Jian Chen había teñido las calles de rojo con la sangre. Se precipitó fuera de la multitud de cientos de personas, y sin mostrar ninguna señal de detenerse, de inmediato comenzó a huir a la distancia.

Detrás de él, los 30 Gran Maestros Santo restantes lo persiguieron sin descanso, indispuestos a dejarlo ir.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

Eduardo Ventura

Traductor al español de Chaotic Sword God.

7 comentarios en “Chaotic Sword God – Capítulo 186”

Deja un comentario