Chaotic Sword God del 101 al 200

Chaotic Sword God – Capítulo 150

Serie: Chaotic Sword God.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 150: Exterminio.
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: Edgar Morfinez.


Capítulo 150: Exterminio

Jian Chen cerró rápidamente los diez metros entro los Mercenarios Zhou y él. Con su Espada Viento Ligero, corrió hacia la garganta del mercenario más cercano con la esperanza de matarlo. En un instante, la espada estaba justo en frente de la garganta.

Al venir la espada sobre él con una velocidad incomparable más rápido, el rostro del líder sufrió un cambio drástico cuando se dio cuenta de que no era capaz de reaccionar a tiempo para bloquear son su propia arma santa. A toda prisa, torció toda la mitad superior de su cuerpo para esquivar el ataque mortal de la espada y sin dudar, se retiró hacia atrás con el fin de ganar un poco de distancia de Jian Chen.

Incluso después que el ataque de Jian Chen había fallado, su cara no vaciló en absoluto. Continuando adelante, se lanzó hacia los Mercenarios Zhou en frente de él y atacó con su Espada Luz del viento y apuñalo a cuatro Grandes santos a través de sus gargantas en un instante. Sus armaduras no eran de ninguna utilidad, Jian Chen había cortado a través del metal de acero como si fuera tofu.

Para hacer la historia corta, en un instante en que los cuatro mercenarios fueron asesinados, otro de los mercenarios ni siquiera había tenido tiempo de reaccionar. Desde el momento en que Jian Chen había movido la mano los cuatro mercenarios ya habían muerto, los otros mercenarios ni siquiera tuvieron tiempo de respirar.

“Detenga su mano.” El primer mercenario que había esquivado la hoja de Jian Chen gritó. Después de ver lo rápido que Jian Chen había realizado el golpe, se había dado cuenta de lo fuerte que él era. El no sería un rival fácil, por lo que en este momento no había forma de que los Mercenarios Zhou lucharan contra esta persona sin ningún motivo.

Sin embargo, Jian Chen había hecho oídos sordos a él, los Mercenarios Zhou ya estaban en la parte superior de la lista de las personas que tenía que matar. Su Espada Viento Ligero apareció continuamente a medida que causo destrozos en su alrededor, su hoja casi se asemejaba a la guadaña del dios de la muerte que cosechó la vida de los Mercenarios Zhou sin piedad.

Los Gran Santos de los Mercenarios Zhou simplemente no tuvieron oportunidad de defenderse. No fueron capaces de captar la vista de la hoja y por lo tanto fueron apuñalados directamente a través de su garganta. Incluso los Maestros Santos entre los Mercenarios Zhou sólo podían defenderse de algunos ataques antes de que Jian Chen reclamara sus vidas con su Espada Viento Ligero. La fuerza de Jian Chen contra Santos Maestros era mucho más fuerte de lo que era antes de su avance ahora. Estos expertos Maestros Santos ya no tenían la habilidad de dañar a Jian Chen y apenas tocar su ropa seria una tarea difícil.

La figura de Jian Chen se movía contantemente mientras viajaba en medio de los mercenarios casi como si estuviera creando dobles de sí mismo. Mientras prestaba atención a su alrededor, cada golpe hacia su cuerpo fue cuidadosamente predicho y esquivado. Mientras que él fue capaz de herir a los enemigos a su alrededor, sus enemigos no fueron capaces de hacer lo mismo con él.

Los ataques de Jian Chen eran incomparablemente agudos más allá de la imaginación de cualquiera. En medio de los 40 mercenarios, Jian Chen ya había apuñalado y matado a 20 mercenarios en un lapso de unos pocos segundos, algunos de los cuales era Maestros Santos.

Al ver cómo Jian Chen ni siquiera gastó mucha energía después de matar a 20 mercenarios rápidamente, el líder de los Mercenarios Zhou había sentido un miedo frío como el hielo dentro de su corazón. Escondido detrás de su escudo frío su rostro estaba pálido. En su mente se había sentido una gran cantidad de confusión. No sabía justo cuando los Mercenarios Zhou habían ofendido a una persona tan fuerte, sin decir una sola palabra, esta persona había atacado a todos los mercenarios sin piedad.

El líder no fue capaz de mantener la calma y pensar en qué hacer, pero su cerebro se había llegado rápido a una conclusión. Inmediatamente girando, tomó la decisión de huir.

Él sabía en su corazón que estaba completamente impotente contra la gran fuerza mostrada por Jian Chen. Incluso si tuviera que permanecer detrás no haría mucha diferencia y solo moriría allí. Así que si la muerte estaba aquí, era preferible tomar una oportunidad y huir.

Antes de que pudiera correr 20 metros de distancia, la figura de una persona apareció rápidamente a su derecha detrás de él con una velocidad extrema. En un abrir y cerrar de ojos la persona, ya lo había alcanzado con un destello de una espada de plata dejando atrás un brillante resplandor de luz cuando se giro hacia la figura que escapaba.

El líder de los Mercenarios Zhou era un Maestro Santo Pico, en el momento que sintió una cantidad extraordinaria de espada Qi, inmediatamente se tiró al suelo y se alejó sin mirar atrás. En el momento en que ambas manos chocaron con el suelo, se empujo para levantarse sobre sus pies, inmediatamente apareció como una lanza larga en su mano. Con una gran cantidad de fuerza santa tomo la lanza, apuñalando hacia Jian Chen.

Jian Chen se balanceo ligeramente en su lugar de esquivar a distancia y mantuvo el ataque hacia el líder una vez más. Su brazo se sacudió cuando la Espada Viento Ligero subirá toda la zona con un brillante resplandor, causando que todos miraron quedaran deslumbrados en esta experiencia aparentemente irreal.

Contra una espada cuya luz parecía abarcar todo el cielo, el experto Maestro Santo Pico no sabía cómo protegerse así mismo. En ese momento de duda, la hoja de plata de Jian Chen volvió aparecer desde dentro del resplandor y apuñalo directamente a través de la garganta.

“¡Bang!” Jian Chen le dio una patada al pecho del líder, lo que lo hizo volar hacia atrás. Aferrándose a su sangrienta Espada Viento Ligero, Jian Chen corrió hacia los Mercenarios Zhou restantes en un esfuerzo para matarlos. Jian Chen no tenía ninguna intención de dejar que un solo miembro dejara este lugar con vida.

“El capitán Chen Yunlonh ha muerto…”

“El capitán Chen Yunlong murió…”

“El capitán Chen Yunlonh ya ha sido eliminado, todo el mundo correr…”

La muerte de su capitán había causado que todos los mercenarios sintieran una cantidad extrema de miedo dentro de sus corazones por lo que todo el mundo comenzó a perder su espíritu de lucha. Contra Jian Chen, que parecía un dios de la muerte, su valor era casi inexistente. Tirando sus cascos comenzaron a tratar de escapar.

Después de que Jian Chen había matado a algunos de los mercenarios, los pocos que quedaban empezaron a correr con todas sus fuerzas en todas las direcciones posibles. Aunque Jian Chen no era lento, en este caso matar a todos los mercenarios no sería una tarea fácil.

“Hm, los Mercenarios Zhou no pueden dejar este lugar con vida.” Los ojos de Jian Chen tenían un brillo con la intención de matar detrás de ellos al instante empezó a salir Espada Qi en tremendas olas de su espada. Inmediatamente, la Espada Viento Ligero separándose de la mano de Jian Chen salió volando a gran velocidad. Transformada en un rayo de luz plateada, comenzó a volar hacia el mercenario más cercano en un intento de matarlo.

En este momento, Jian Chen no se preocupaba por mantener Espada de Alma en secreto, solo quería que todos los Mercenarios Zhou fueran destruidos.

La Espada Viento Ligero se lanzó por el aire como un rayo de luz de plata en toda la zona, apuñalando a través de las gargantas de todos los mercenarios que estaban tratando de escapar. En cuestión de segundos los diez mercenarios restantes ya habían caído muertos al suelo.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario