Ancient Godly Monarch

Ancient Godly Monarch – Capítulo 530

Serie: Ancient Godly Monarch.
Sexta recopilación: Capítulos del 501 al 600.
Capítulo 530: Un solo hachazo.
Autor: Jing Wu Hen (净无痕).
Traducción al español: Leedks (NochNovels).


Capítulo 530: Un solo hachazo

En cuanto a por qué Qin Wentian confiaba tanto en Mu Feng, fue por la destreza de Mu Feng en las artes de veneno. Una vez personalmente había sido testigo de lo aterrador que era Mu Feng, capaz de matar sin que nadie lo notara. Incluso él mismo había caído por poco ante el veneno administrado por Mu Feng.

En aquel entonces, en la Arena Ave Bermellón de la Clasificación Destino Celestial, ¿qué tan poderoso era Si Qiong? Obviamente, su destreza en el combate era mucho más fuerte en comparación con Mu Feng y aunque Si Qiong fue el que salió victorioso al final, su victoria llegó a un costo asombroso: estuvo casi envenenado hasta la muerte. Esto demostró claramente que la destreza en el combate no significaba nada. Incluso aquellos más fuertes que él podrían morir fácilmente en sus manos. Esto fue especialmente cierto si el oponente de Mu Feng no sabía que era un experto en el uso de veneno.

Y mucho menos ahora, el temperamento de Mu Feng se volvió más y más frío e incluso adquirió la verdadera herencia del Emperador Sangre. Incluso Qin Wentian no sabía cuán fuerte era Mu Feng en este momento.

De ahí que esta era la razón por la que Qin Wentian estaba tan seguro de que Mu Feng sería el ganador. Aunque a lo largo de la pelea parecía que Mu Feng estaba en desventaja, solo el resultado final importaba: el joven con túnica dorada era el que murió.

Al escuchar las palabras de Mu Feng, que la chica que siempre lo había cargado había muerto, Qin Wentian solo pudo suspirar en su corazón. Él asintió con la cabeza y respondió: “Está bien, sígueme en el futuro”.

Mu Feng no dijo nada. Silenciosamente se acercó y se quedó quieto detrás de Qin Wentian, asemejándose a una sombra. Si uno no prestaba atención, parecía que Mu Feng no existía en absoluto.

Nunca en la imaginación más salvaje de Ye Kongfan se imaginaría que tal escenario ocurriría. Inicialmente tenía la intención de reclutar a Mu Feng, pero la otra parte lo ignoró e incluso eligió unirse a Qin Wentian.

Sin lugar a dudas, esto solo sirvió para aumentar el odio de Ye Kongfan por Qin Wentian.

Aquellos de la Secta Espada de Batalla y del Valle Soberano de Medicina se sintieron conmocionados en sus corazones, no esperaban que el joven de aspecto exquisito que estaba al lado de Mo Qingcheng tuviera un lado tan grande de él. Su base de cultivo estaba solo en el 4to nivel de Tiangang, pero un personaje como Mu Feng ni siquiera se detuvo para considerar la invitación de Ye Kongfan y eligió unirse directamente a él.

Esto no pudo evitar hacerles reevaluar a Qin Wentian. La Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina, Mo Qingcheng, lo amaba profundamente y los miembros de la Secta Espada de Batalla también sabían que había otra doncella cuya belleza no perdió ante Mo Qingcheng que también estaba dispuesta a seguir a Qin Wentian.

Ahora, volviendo a la época en que Qin Wentian comprendió los catorce ataques con espadas en un lapso de cinco días, Ye Lingshuang finalmente estaba conectando todos los puntos. Ella silenciosamente especuló que había aún más misterios en Qin Wentian. Ninguno de ellos de la Secta Espada de Batalla realmente lo entendió. En ese gran tramo de desolación que es Gran Dinastía Xia, ¿qué tormenta había forjado Qin Wentian?

En este momento, solo sentían que Qin Wentian era cada vez más inescrutable cuanto más pensaban que lo conocían.

Por ejemplo, una mujer como Mo Qingcheng, basada solo en su belleza, incluso si no fuera la Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina, todavía sería tan sobresaliente como la luna fría rodeada de estrellas centelleantes adonde quiera que vaya. En cuanto a un personaje tan aterrador como Mu Feng, no importaba qué tipo de historia tenía con Qin Wentian. El punto era que estaba dispuesto a seguir a Qin Wentian sin hacer preguntas. Además, la Secta Espada de Batalla envió a muchos expertos poderosos a Ciudad Rey Xuan, incluido el Sénior Lin Shuai y además de un personaje de nivel superior bajo el Soberano de Espada Ling Tian para reclutar a dos personas. Uno de ellos era Qing’er, el otro era Qin Wentian. ¿Era esto parte de un plan de la Secta Espada de Batalla?

También en aquel entonces, cuando Mo Qingcheng fue gravemente herida al borde de la muerte, ¿quién fue el que la envió al Valle Soberano de Medicina? Además, ¿por qué el Soberano de Medicina la colocó en tan alto grado, nombrándola la Santa Doncella e incluso la trató personalmente, gastando una gran parte de su Qi de origen en el proceso? ¿Quién era tan importante que incluso el Soberano de Medicina tuvo que dar tanta cara? Después de todo, no había forma de evaluar el talento de Mo Qingcheng, ya que aún estaba inconsciente. De esto, uno podía ver que el que la envió al Valle definitivamente tenía un estatus extraordinario.

Ye Lingshuang no era tonta. Cuanto más pensaba en ello, más sorprendida se volvía. Había muchos personajes extraordinarios en la Secta Espada de Batalla, pero incluso entonces, este Junior aprendiz hermano de ella parecía estar entre los más destacados.

Sin embargo, los de la Secta Trueno Violeta naturalmente no pensarían demasiado profundamente. Ahora mismo no querían nada más que cavar un agujero y esconder sus rostros. Tal situación era algo que no podían aceptar.

Los ojos de Ye Kongfan irradiaron frialdad y momentáneamente, una persona a su lado se puso de pie causando que las miradas de Qin Wentian y los demás cayeran sobre él.

“¡VEN!” Un fuerte estallido de sonido resonó en el aire, la voz de esta persona era como el retumbar del trueno, extendiéndose sobre este espacio del imperio haciendo que la gran mayoría de las miradas se dispararan en su dirección.

“Lei Yan1, un cultivador en el 5to nivel de tiangang. Tanto su ataque como su defensa son extremadamente equilibrados y no tiene debilidades importantes. Si él te desafía, no debes aceptar”. Ye Lingshuang transmitió su voz, haciendo que la expresión de Qin Wentian parpadeara levemente. Parece que esta Senior aprendiz hermana suya quería aprovechar esta oportunidad para mejorar su relación. Aunque Qin Wentian sabía cuál era el objetivo de Ye Lingshuang, tampoco le importaba. Después de todo, sin importar quién fuera, si descubrían que su padre estaba gravemente herido, actuarían de la misma manera también.

“Soy Lei Yan de la Secta Trueno Violeta. Cuando vi a tantos héroes del País Ye combatiendo en los escenarios de combate, mi sangre se agitó y yo también quise participar y ser parte de esto. Me gustaría buscar un combate contra un experto de la Secta Espada de Batalla. ¿Qué piensan los demás?” La fuerte voz de Lei Yan retumbó. Un instante después, una ola de alboroto de vítores y gritos salvajes llenó el aire. El sonido era como maremotos de un océano, envolviendo por completo todo el campo de batalla.

La competencia entre las nueve Grandes Sectas fue extremadamente intensa, pero no fue tan fácil ver a miembros de las nueve sectas luchando entre sí. Solo estando presente en la Plataforma de Batalla Sagrada uno tendría la oportunidad de presenciarlo en un escenario público, la ocurrencia de tal evento era realmente muy rara en otras partes de la Región Sagrada Real. Por lo tanto, ahora que Lei Yan, de la Secta Trueno Violeta, declaró oficialmente que quería lanzar un desafío a los miembros de la Secta Espada de Batalla, ¿cómo podría la gente no estar emocionada al respecto?

Hubo un rumor en la Región Sagrada Real que decía que la destreza de combate individual de los miembros de la Secta Espada de Batalla era la más alta. Dado que hoy la Secta Trueno Violeta quería probar la verdad de esto, la multitud naturalmente estaría más que dispuesta a mirar.

Los miembros de la Secta Espada de Batalla fruncían el ceño, sus ojos brillaban con frialdad. Aquellos de la Secta Trueno Violeta en público proclamaron un desafío para obligarlos a aceptar la batalla. Si se negaban los miembros de la Secta Espada de Batalla a atreverse a luchar contra los de la Secta Trueno Violeta ¿su reputación no se iría por la borda y se convertirían en el hazmerreír de los demás?

“Ya he experimentado el don del hermano Qin de hablar. Verdaderamente sus palabras simplistas me dejaron asombrado. Sin embargo, ¿me pregunto cómo es su fuerza? ¿Sería su fuerza tan poderosa como su boca?” Lei Yan giró la cabeza en dirección a Qin Wentian, que estaba junto a Mo Qingcheng. Como se esperaba, él era a quien Lei Yan quería desafiar. La persona que causó que la Secta Trueno Violeta pierda cara hoy, no era otro que Qin Wentian.

“¿El joven al lado de la Santa Doncella?” La multitud estaba llena de anticipación cuando notaron a quién Lei Yan estaba proclamando su desafío. Este joven tenía una relación extraordinaria con la Santa Doncella y también era miembro de la Secta Espada de Batalla. ¿Cómo podría la multitud no estar entusiasta?

“La base de cultivo de mi Junior hermano está solo en el 4to nivel de Tiangang, mientras que tú mismo tienes una base de cultivo en el 5to nivel. ¿No te da vergüenza desafiarlo? ¿Por qué no me desafías en cambio?” Liu Yun respondió sarcásticamente, mirando a Lei Yan con una sonrisa que no era una sonrisa.

“Jeje, yo, Lei sé que esto es ligeramente inapropiado. Solo estoy desafiando al hermano Qin porque quiero ver si tiene la fuerza para hacer coincidir esa boca venenosa suya. En cuanto a ti, no hay prisa. Seguramente habrá miembros de mi Secta Trueno Violeta para desafiarte”. Las palabras de Lei Yan causaron que la multitud se sintiera cada vez más emocionada. Parece que eso no sería una simple batalla hoy.

Qin Wentian inclinó la cabeza, mirando a Lei Yan con una sonrisa de desdén en su rostro, “¿Qué pasa si el perdedor muere?”

Cuando el sonido de sus palabras se desvaneció, la multitud involuntariamente se quedó sin aliento. Qué arrogante, ‘¿qué pasa si el perdedor muere?’. A la provocación de Lei Yan, Qin Wentian respondió de la manera más directa.

Tal espíritu no pudo evitar que la multitud suspirara en admiración. Como se esperaba de alguien de la Secta Espada de Batalla, la secta que se proclamó tenía la mayor destreza de combate individual.

Lei Yan también sintió que su corazón se estremecía por las palabras de Qin Wentian. Mirándolo fijamente, solo vio que los ojos de Qin Wentian eran totalmente claros y parecía estar lleno de una profundidad infinita. Esa sonrisa de desdén en su rostro parecía contener una confianza ilimitada, como si una vez que Lei Yan estuviera de acuerdo, su vida sería tomada por Qin Wentian.

“¡RUMBLE!” Un Qi Relámpago imponente estalló, la silueta de Lei Yan parpadeó cuando apareció de nuevo en el espacio aéreo por encima del escenario de combate de cien victorias. Rugió con decisión mientras señalaba con el dedo a Qin Wentian, “Si te atreves a luchar contra mí sin usar armas divinas u otros tesoros, aceptaré esta apuesta tuya… el perdedor dará su vida al ganador”.

La razón por la que no quería que las armas divinas u otros tesoros fueran parte de esta pelea era porque temía que Qin Wentian pudiera tener un tesoro inestimable que al instante pudiera cosechar su vida. Sin la ayuda de armas divinas ni otros tesoros, no creía que Qin Wentian pudiera salir victorioso.

“Si te atreves a luchar contra mí, ven una mierda aquí”, dijo salvajemente Lei Yan, exudando un aura de considerarse insuperable en este mundo. Hubo una manifestación de un dragón relámpago enrollándose alrededor de su cabeza, exudando fluctuaciones de energía extremadamente aterradoras.

“Junior hermano, su fuerza de combate no es ninguna broma”. Liu Yun le recordó a Qin Wentian al verlo de pie.

“Mhm”. Qin Wentian asintió con la cabeza. Sus ojos parpadearon mientras sacaba un hacha grande ordinaria de su anillo inter espacial. “¿Se permitirían las armas ordinarias?”

Los de la Secta Trueno Violeta extendieron su percepción hacia afuera. Ninguno de ellos respondió al sentir que, de hecho, esa hacha en la mano de Qin Wentian era solo un arma común.

Qin Wentian luego avanzó lentamente con un hacha en sus manos. Cada paso que daba causaba que Lei Yan sintiera una ligera sensación de creciente presión.

“Gravedad”. El corazón de Lei Yan tembló ligeramente al sentir la presión, instantáneamente activó su Mandato de Gran Tierra, haciendo que la gravedad presionara a Qin Wentian. Sin embargo, durante las Montañas Gravedad, Qin Wentian se había aclimatado por mucho tiempo a la extraordinaria y poderosa gravedad. El Mandato de Gran Tierra de Lei Yan no tuvo ningún efecto sobre él.

En este momento, innumerables miradas estaban clavadas en los dos combatientes. Las doncellas del Valle Soberano de Medicina también estaban considerando esta batalla con interés. Querían ver cuán poderoso es el joven en el corazón de su Santa Doncella.

Con cada paso que daba Qin Wentian, una presión sin forma emanaba de él. El cuerpo de Lei Yan estaba cubierto por una armadura de piedra que brillaba con arcos de luz de aspecto peligroso condensados ​​por la voluntad de sus Mandatos. Con una defensa tan terrorífica, incluso si los ataques de Qin Wentian fueran poderosos, todavía pasaría algún tiempo antes de que pudiera infringir esa defensa.

“¿Los de la Secta Espada de Batalla fueron proclamados por tener la fuerza de combate individual más fuerte? Que ridículo. Usaré esta batalla para mostrar a todos en la Región Sagrada Real cuán equivocada es esa afirmación”, bramó Lei Yan mientras salía despedido. Al instante, el dragón relámpago que se enroscaba alrededor de su cabeza se agrandó y salió disparado, transformándose en un cuerpo de cristal, una espada draconiana resplandeciente e incomparablemente afilada atravesó el espacio y se dirigió hacia Qin Wentian.

“Qué ataque tan poderoso”. Los ojos de la multitud parpadearon. Aquellos de la Secta Trueno Violeta se rieron fríamente, este ataque era el Arte de Espada Roca Dragón de Lei Yan, tiene terribles capacidades destructivas y cada uno de sus golpes con espadas contenía un poder abrumador dentro de ellos.

Qin Wentian levantó las manos, liberando su voluntad de Mandatos. En el centro de sus cejas, una luz fría brilló, disparando a través del mar de conciencia de Lei Yan antes de que golpeara con su hacha.

El golpe del hacha parecía ordinario y sin estridencias, parecido a un golpe ocasional utilizado para talar árboles. Pero en el instante en que la cabeza del hacha aterrizó, bloqueó la totalidad del poder destructivo de la espada de Lei Yan. Esa abrumadora espada draconiana de Lei Yan era simplemente como un árbol ordinario. Bajo la represalia de Qin Wentian, esa espada se dividió directamente en dos. No solo eso, las ondas de choque del ataque continuaron, sin interrupción.

“¡Bzzz!” Sonó la exclamación, la multitud solo vio el cuerpo de Lei Yan dividirse en dos. La sangre salpicó en el aire cuando las dos mitades de su cuerpo cayeron del aire y se estrellaron contra el suelo.

Un solo hachazo, como el movimiento de cortar árboles, ¡Qin Wentian cortó directamente la vida de Lei Yan!

AnteriorÍndiceSiguiente

  1. Lei Yan (雷 岩) – Literalmente como Roca relámpago.
image_pdfDescargar en PDF

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario