Ancient Godly Monarch

Ancient Godly Monarch – Capítulo 508

Serie: Ancient Godly Monarch.
Sexta recopilación: Capítulos del 501 al 600.
Capítulo 508: ¿Quién de ustedes puede matarme?
Autor: Jing Wu Hen (净无痕).
Traducción al español: Leedks (NochNovels).


Capítulo 508: ¿Quién de ustedes puede matarme?

En el instante en que las palabras de Shang Qi resonaban, las miradas iniciales de ira fueron reemplazadas rápidamente por miradas de avaricia. La intención asesina que surgió de los expertos de las potencias principales solo aumentó más, como si no pudieran esperar para subir al escenario para matar a Qin Wentian.

“Así que era él”. En ese momento, finalmente entendieron. Qin Wentian había desafiado a los cinco Elegidos no porque quisiera mostrar su fuerza. Más bien, fue solo por el bien de la venganza.

Esos expertos del Palacio Rey en Ciudad Rey Xuan temblaron de ira ante la audacia de Qin Wentian cuando lo vieron perseguir a Shang Qi. Se pusieron de pie y rugieron explosivamente, “¡IMPRUDENTE!”

Pero, ¿cómo podría preocuparse Qin Wentian por ellos? Fue precisamente porque los seis Elegidos estaban en este escenario que él había venido aquí en primer lugar. Su motivo era simple, matarlos a todos, no dejar a nadie vivo.

Como su propósito ya había sido revelado, no había necesidad de encontrar excusas para lo que él quería hacer entonces.

Luz Astral brilló, mientras se ejecutaba el Movimiento de Lucha Estelar. Reapareció detrás de Shang Qi y apuñaló a la lanza con una velocidad tan rápida como un rayo. La larga lanza parecía sin presencia, sin sonido penetrando en el aire. Sin embargo, surgió una terrible onda de choque, aparentemente lo suficientemente potente como para separar el espacio circundante.

Shang Qi, naturalmente, sintió la presión. Un sonido retumbante sonó cuando su mente se estremeció, con un efecto secundario de ser arrastrado a una pesadilla. Allí, innumerables alabardas color sangre arremetieron contra él. Cada alabarda brillaba con una luz que robaba la vida, proyectando un aura siniestra y malévola, esperando cosechar su vida.

“ARGHH!” Gritó Shang Qi, la línea de sangre en su cuerpo comenzó a latir con poder. Como el estruendo de las montañas, terroríficas explosiones parecieron resonar dentro de su cuerpo y de repente, un brillo de luz dorada estalló, entremezclándose con sangre. Envolvió a Shang Qi de forma segura dentro de la protección de un capullo.

“¡BANG!” La fuerza vibratoria era incomparablemente poderosa, aterrizando en el capullo mientras los zarcillos de energía pulsante brotaban en su interior. Aunque el capullo fue destruido, todavía había una capa de energía sanguínea que protegía a Shang Qi. Shang Qi tosió sangre cuando el impacto del golpe lo empujó hacia delante. Los expertos del Palacio Rey ya se estaban moviendo hacia el escenario, preparados para rescatar a Shang Qi.

Aunque no pisaron el escenario, estaban en sus límites.

“¡APRESÚRENSE!” Entre ellos, un experto extendió sus manos, tratando de agarrar a Shang Qi a un lugar seguro. Shang Qi apretó los dientes cuando el poder de su línea de sangre estalló en sus límites máximos, aumentando su velocidad explosivamente mientras continuaba huyendo hacia adelante.

“¿Crees que puedes correr?” Un rayo de luz radiante se disparó desde el centro de las cejas de Qin Wentian. Su Qi Demoníaco se elevó hasta los Cielos mientras la sangre en su cuerpo hervía y bullía, causando que un temible vórtice de color rojo sangre se manifestara en la punta de su lanza.

“¡MUERE!” Gritó Qin Wentian. En el instante en que el experto del Palacio Rey agarró a Shang Qi, la lanza de Qin Wentian descendió.

“Pu…” En ese instante, el cuerpo de Shang Qi se convulsionó violentamente. El experto del Palacio Rey logró agarrar a Shang Qi a su lado, pero… ya estaba muerto. La cara de Shang Qi era una máscara de sangre, todas sus vías arteriales, meridianos, estructuras óseas e incluso su corazón, habían sido destrozados.

Ese golpe de lanza había sido impulsado por la línea de sangre de Qin Wentian, así como por su Mandato de Poder, causando que el interior del cuerpo de Shang Qi se colapsara por completo.

“Tú…” El experto del Palacio Rey tenía una mirada oscura en su rostro. En unos instantes, una oleada de su sangre pudo activar su poder de línea de sangre y envolvió a Qin Wentian en su interior, sellando sus movimientos.

Los de abajo seguían mirando estupefactos, maravillados por la audacia de Qin Wentian. Después de revelar su identidad, había utilizado un ataque aún más abrumador para masacrar a Shang Qi, ignorando por completo la existencia del Palacio Rey.

Xu Feng y Ji Xue se pararon en el escenario, sus corazones latían violentamente. Ahora reconocieron a este hombre: era Qin Wentian y había venido a vengarse. Ahora era tan poderoso que podía matar sin esfuerzo a los Elegidos. Ji Xue finalmente entendió por qué el joven de túnica negra seguía refiriéndose a sí mismo como Qin. Aparentemente, ¡esta persona no era otra que Qin Wentian!

Y en cuanto a Yun Rou, quien había venido aquí junto con Qin Wentian, su corazón estaba enredado con emociones encontradas, sus ojos se abrieron tanto que parecía como si salieran. Ese joven al que constantemente le había estado aconsejando, ¿era realmente tan poderoso?

En la zona de asientos del Clan Real, el joven de ojos dorados en realidad tenía una sonrisa en su rostro mientras veía la escena. Con respecto a la muerte de Shang Qi, él no estaba molesto en absoluto. De alguna manera, este joven de negro en realidad había excedido sus expectativas.

En cuanto a Shang Yue, la Princesa del Palacio Rey en Ciudad Rey Xuan, ahora estaba presenciando personalmente a ese joven vengarse de los seis Elegidos que lo habían perseguido en aquel entonces. Mientras lo miraba, sintió una emoción indescriptible en su corazón.

“Tiene pergaminos de transferencia espacial sobre él, no lo dejes escapar”.

“¡Debemos desmembrar su cuerpo en diez mil pedazos antes de arrojar sus restos en el desierto para que las bestias demoníacas se den un festín!”

Los expertos de las cinco potencias principales, así como el Palacio Rey en Ciudad Rey Xuan, se indignaron por completo. Incluso habían llegado a los límites del escenario y no querían nada más que pisarlo y asesinar personalmente a Qin Wentian.

Leng Tu de la Doctrina Nube Sangrienta también sintió un escalofrío en su corazón al ser testigo de lo que estaba sucediendo. En aquel entonces, en el reino oculto, había estado en el mismo grupo que Qin Wentian. Afortunadamente, él no había sido como Xie Yu y los demás, devolviendo la bondad con ingratitud. Si no, sus situaciones de hoy probablemente también serían suyas.

“En este evento de selección de reclutamiento de discípulos de las nueve Grandes Sectas, solo aquellos calificados pueden permanecer en este escenario. La vida y la muerte pertenecen al destino de uno, esto es algo que el Clan Real y las nueve Grandes Sectas han reconocido. Desde que murieron en manos de Yo, Qin, esto solo puede significar que su fuerza estaba lejos de ser suficiente. Sin embargo, ¿todos ustedes de Ciudad Rey Xuan quieren subir al escenario y matarme? ¿Sienten que el prestigio de ser reconocido por las nueve Grandes Sectas no es lo suficientemente digno, o están reteniendo al Clan Real con desdén?”

La voz de Qin Wentian reverberó en el aire como un trueno cayendo desde los Cielos, resonando a lo largo de más de cien millas. Dado que tanto las nueve Grandes Sectas como el Clan Real habían dado su palabra, que la vida y la muerte de los Cultivadores en el escenario dependería de su propio destino, ¿quién se atrevería a precipitarse y matar a Qin Wentian?

Sus palabras pronunciadas parecían una bofetada apretada a los rostros de todos los expertos de las potencias principales de Ciudad Rey Xuan. Callaron, pero sus ojos brillaban con un odio funesto.

“Naturalmente cumpliremos con las nueve Grandes Sectas y la directiva del Clan Real. Sin embargo, si deseas utilizar el pergamino de transferencia espacial para escapar, no tendremos más remedio que ir en grupo para detenerte”. Alguien de los escalones más altos en el Palacio Rey habló fríamente. Shang Qi era un joven de su clan: era alguien lo suficientemente talentoso para ser nombrado Elegido y había sido muy respetado. Sin embargo, Qin Wentian se había atrevido a matarlo a plena luz del día, justo frente a sus caras.

Cuando el sonido de su voz se desvaneció, un Soberano Tiangang de 6to nivel ya había pasado la Formación. E inmediatamente, se apresuró hacia la dirección de Qin Wentian.

Esta persona era un experto del aristócrata Clan Resplandor Dorado. Su destreza en combate podría considerarse extremadamente tiránica entre los Soberanos Tiangang de 6to nivel, pero debido a su edad, sabía que no había ninguna posibilidad de que fuera seleccionado por las nueve Grandes Sectas, incluso si pasaba la prueba. Por lo tanto, él no había venido antes.

Después de todo, el talento fue la principal consideración cuando las nueve Grandes Sectas eligieron a sus discípulos. Teniendo en cuenta su edad, así como el hecho de que solo estaba en el 6to nivel de Tiangang después de todos estos años, esto ya hablaba mucho sobre su nivel de talento.

Sin embargo, en este momento, estaba intensificando para matar a Qin Wentian.

“Quiero que muera en la mayor agonía, su carne incinerada por las llamas”. Una potencia del aristócrata Clan Resplandor Dorado fríamente ordenó, su voz hormigueaba de malevolencia. Su odio por Qin Wentian ya se había filtrado en sus huesos. ¡Jin Yan era su hijo! Una vida por una vida, Qin Wentian debe morir.

“¿Quién dice que me voy a ir?” Qin Wentian miró al experto que habló. Las facciones de su rostro se desdibujaron repentinamente cuando las líneas se movieron, revelando su rostro original.

De hecho, era ese joven de túnica blanca que había hecho que las seis potencias principales sufrieran enormes pérdidas cuando lo persiguieron. Ahora, había regresado para vengarse, como un dios de la muerte, matando a los Elegidos de las seis potencias.

Esos genios de nivel demoníaco frente a él eran parecidos a hierbas que esperaban ser cortadas, ni siquiera podían hacer frente a un solo ataque. De hecho, su nivel de fortaleza hizo que las personas se preguntaran si estaban realmente calificados para ser nombrados como Elegidos en primer lugar.

Los ojos de Lin Shuai, de la Secta Espada de Batalla, se iluminaron abruptamente cuando vio el semblante de Qin Wentian.

Entonces, ese joven de túnica blanca que había visto en la imagen ya había sido notado por su Maestro. Y, de hecho, la actuación tiránica anterior de Qin Wentian realmente lo hizo destacar entre la multitud. Los Elegidos de Ciudad Rey Xuan eran nada frente a él.

“Yo, Qin, no soy más que un hombre. Ese día, en la cordillera montañosa de la Montaña Celestial, expertos de las seis potencias principales, incluso los de los últimos niveles de Tiangang, también estuvieron presentes, cuando se movieron contra mí. Ustedes realmente me tienen en alta estima. Como yo, Qin, he venido hoy aquí, no tengo intenciones de irme tan fácilmente. ¿Cómo no puedo ‘agradecer’ a las seis potencias principales por su ‘bondad’ en ese día?”

Qin Wentian habló, y el poder de su sangre comenzó a despertar cuando un gigantesco Qi Demoníaco explotó desde él. Su pelo negro ondeaba en el viento, sus ojos oscuros eran más negros que la noche más oscura, pero brillaban con la luz de la Constelación más brillante. En el centro de sus cejas, un tercer ojo se abrió, y su aura se elevó implacablemente hacia arriba. Era como el descendiente de un antiguo rey demonio primordial, decidido a dominar el mundo.

El experto del aristócrata Clan Resplandor Dorado se acercó, su cuerpo ardiendo con fuego. Tanto sus Almas Astrales como las Novas Astrales ya habían sido liberadas, brillando tan resplandecientemente que atravesaban los ojos de los espectadores. Su sangre también estaba surgiendo, mientras una cantidad de lotos dorados se manifestaron ante él, proyectando una temible aura de calor amenazante.

Se elevó en el aire, moviéndose hacia Qin Wentian. Sus ardientes palmas eran tan deslumbrantes que los espectadores no podían abrir los ojos. Un incomparable loto dorado apareció en el aire, antes de transformarse en un mar de pétalos dorados, y se dirigió hacia Qin Wentian.

Qin Wentian también, se elevó en el aire. Un campo de fuerza de obediencia absoluta explotó hacia afuera mientras su Qi Espada rastrillaba los pétalos en pedazos. La Nova Astral Espada Real flotaba sobre su cabeza. Esta era una espada que solo podría ser ejercida por reyes, ninguna podría ser igual a ella.

“¡MUERE!” Una intención espada sin límites inundó el espacio, y los lotos dorados más pequeños alrededor de ese experto explotaron en pedazos, en un intento de defensa.

“¡BOOM!” Qin Wentian dio otro paso adelante, causando que el espacio temblara. Ejecutó el Movimiento de Lucha Estelar mientras disparaba su larga lanza directamente a través del vacío, perforando hacia el cuerpo de su oponente.

El experto del aristócrata Clan Resplandor Dorado dobló gestos de encantamiento de doble mano cuando aparecieron nueve soles ardientes, que se abrieron hacia adelante con una ola de destrucción. La larga lanza atravesó los nueve soles, haciéndolos pedazos con una fuerza insuperable. Al mismo tiempo, ese experto tembló violentamente cuando una escena de innumerables seres demoníacos apareció en su mente. Fue arrastrado a un Pasaje de Sueños, todo porque su voluntad era demasiado débil.

Aunque Qin Wentian había matado a muchas personas, incluso ahora no había nadie que pudiera entender por qué sus lanzas podrían ser tan fuertes.

El poder de este Pasaje de Sueños diabólico no podría ser entendido, si uno no lo experimentó personalmente.

“¡Puchi!”

Esa insondable lanza golpeó una vez más. Entonces, ¿y qué si la base de cultivo de su oponente estaba en el 6to nivel de Yuanfu? La activación de la línea de sangre de Qin Wentian lo colocó en igualdad de condiciones en términos de base de cultivo, sumado al hecho de que todos sus Mandatos se encontraban en el Límite de Transformación. Considerando lo aterrador que podría ser su Pasaje de Sueños de pesadillas, ¿quién, en el mismo nivel, podría recibir una sola lanza de él sin morir?

“¡MUERE!” Escupió Qin Wentian. Bajo las miradas de asombro de la multitud, la cabeza de ese experto se abrió mientras él moría allí, con una lanza atravesando su cabeza.

La luz de los nueve soles se desvaneció, los ojos de Qin Wentian se llenaron de una confianza salvaje, barriendo alrededor de la multitud mientras hablaba en un tono de hielo, “¿Quién de ustedes puede matarme?”

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario