Overlord – Volumen 1: Capítulo 3 (Parte 3)

Serie: Overlord.
Volumen 1: El Rey No-Muerto.
Capítulo 3: Batalla de Pueblo Carne (Parte 3).
Autor: Kugane Maruyama (丸山くがね).
Ilustrador: So-bin.
Traducción al español: Erb.


Capítulo 3: Batalla de Pueblo Carne

Parte 3

Momonga se sentó en una silla frente a un espejo. El espejo tenía 1 metro de alto y en lugar de mostrar su reflejo, tenía la imagen de una pradera. El espejo era como una televisión, mostrando escenas de una pradera desconocida.

El pasto ondeaba en el espejo, probando que no era sólo una imagen inmóvil.
Mientras pasaba el tiempo, el sol salió, ahuyentando la oscuridad que envolvía la pradera. El pintoresco encanto de la rustica campiña hacía una gran diferencia comparado a la sombría desesperación de Helheim, donde Nazarick se encontraba antiguamente.

Momonga apuntó al espejo y gentilmente agitó la mano a la derecha. La escena reflejada en el espejo cambió rápidamente.

[Lente de Visión Remota]

Para Asesinos de Jugadores (PK – Player Killers) o Asesinos de Asesinos de Jugadores (PKK – Player Killer Killers), este ítem, que podía mostrar el lugar donde se encontraba un jugador, era invaluable. Sin embargo, si aquel jugador usaba algún hechizo de bajo nivel de anti-búsqueda, podía fácilmente ocultarse de la visión del espejo. No sólo eso, aquel que usaba el espejo podía fácilmente recibir un ataque mientras lo estaba usando, así que era en realidad un ítem bastante balanceado.

Con este ítem, uno podía ver fácilmente los alrededores y dada la actual situación era un ítem muy útil.
Observar las praderas era como ver una película, el escenario en el espejo cambiaba constantemente.

“Puedo cambiar las imágenes al agitar la mano, entonces con esto seré capaz de ver diferentes ángulos de un mismo lugar.”

Momonga dibujó un círculo en el aire, la vista del escenario cambió. Aunque estuvo cambiando la vista en el espejo usando gestos con la mano, esperando encontrar gente, no pudo encontrar ningún signo de vida inteligente… preferiblemente humana.

Continuó haciendo esta monótona tarea, pero las únicas cosas que reflejaba el espejo luego de cada cambio eran más praderas. Luego de estar viéndolo por bastante tiempo, se sintió aburrido, y por tanto miró a la única persona en el cuarto además de él.

“¿Pasa algo malo, Momonga-sama? Si necesita algo por favor no dude en pedírmelo.”

“No, no es nada, Sebas Tian.”

La otra persona en el cuarto, Sebas Tian, mostró una sonrisa, pero lo que había dicho en realidad tenía otro significado. Aunque Sebas Tian estaba obligado a seguir todas sus órdenes, el hecho de que Momonga había salido sin sus guardias había hecho que Sebas Tian se sintiera un poco descontento.

Luego de regresar de la superficie, Sebas Tian le había dado un sermón.

“Bueno, tenía razón…”

Momonga dijo lo que sentía en el corazón.
Cuando estaba con Sebas Tian, recordaba a su antiguo camarada, Touch Me-san. Era él el que había diseñado a Sebas Tian después de todo.

Pero no tenía por qué haber diseñado a Sebas Tian con una apariencia igual a la de él, incluso su cara enojada era igual de atemorizante.

Luego de quejarse silenciosamente, Momonga miró una vez más al espejo. Momonga pensó en enseñarle la técnica para manipular el espejo a Demiurge. Esto debido a lo que le había dicho anteriormente, sobre la idea de mejorar la seguridad.

Aunque habría sido fácil darle esta responsabilidad a un subordinado, Momonga sentía todavía que debía hacer esto personalmente.
En realidad tenía otro motivo, era porque quería que sus subordinados vieran como trabajaba y que lo admiraran por ello. Así que definitivamente no podía dejar que el aburrimiento lo venciera e hiciera que abandone a mitad de camino. Y la razón de por qué no estaba viendo las cosas en el espejo desde un ángulo más elevado…”Si sólo hubiera un manual”…Con una expresión amargada, Momonga continuó la aburrida tarea de experimentar con el espejo.

Una cantidad indeterminada de tiempo pasó.
Pudo haber sido poco tiempo, pero si no había resultados, uno sólo podía sentir que había estado perdiendo el tiempo.

Con una expresión vacía, Momonga hizo una expresión al azar, de pronto la escena aumento de tamaño.

“¡Oh!”

Sorpresa, alegría, orgullo. Con estas emociones Momonga había exclamado. Luego de algún tiempo de estar haciendo gestos al azar con las manos, finalmente las imágenes habían cambiado de la forma en que él quería. Como un programador que había terminado ocho horas de sobretiempo, Momonga celebró.

En respuesta a su celebración, pudo escuchar aplausos. El sonido obviamente venía de Sebas Tian.

“Felicitaciones Momonga-sama. ¡Realmente admirable!”

Luego de tanto ensayo y error Momonga sentía que obtener un resultado no ameritaba tal felicitación. Aunque al ver la expresión de alegría de Sebas Tian, francamente aceptó el elogio.

“Gracias, Sebas Tian, ya que me has acompañado durante todo este tiempo, debo disculparme.”

“¿Qué está diciendo?, estar al lado de Momonga-sama y obedecer sus órdenes, es lo que da sentido a la existencia de un mayordomo. No hay necesidad de que se disculpe…Pero, que haya tomado tanto tiempo haciendo esto. ¿Momonga-sama no desearía tomar un descanso?”

“No, no hay necesidad. Para un no-muerto como yo, no existe la sensación de cansancio. Sin embargo si tú estás cansado, está bien si te retiras a descansar.”

“Gracias por su consideración, pero qué tipo de sirviente descansa cuando su amo se esfuerza trabajando. Con la ayuda de algunos ítems, yo también nunca sentiré cansancio físico. Por favor permítame continuar a su lado hasta que haya terminado.”

De esta conversación, Momonga se dio cuenta de algo. Y era que, todos usaban términos del juego como si se tratara de lo más normal. Términos como Habilidades Especiales, Clases, Ítems, Estados, Daño, Efectos Negativos, etc…De lo más serios, hablaban en términos del juego. Entonces gracias a ello sería más fácil dar instrucciones.

Luego de que Momonga aceptara la petición de Sebas Tian, regresó a experimentar métodos para controlar el espejo. Finalmente encontró la manera de ajustar el alto de la vista.

Mostrando una sonrisa de satisfacción, Momonga empezó a buscar lugares con gente. Finalmente la escena de un pueblo apareció.

Localizado aproximadamente a diez kilómetros de la Gran Tumba de Nazarick, junto a un bosque, rodeado de campos de trigo, se encontraba un pueblo. A primera vista, el pueblo no era tan avanzado.

Momonga expandió la vista del pueblo, y sintió algo extraño.

“…¿Están organizando un festival?”

Era temprano por la mañana y la gente corría dentro y fuera de las casas, haciendo que todo se sintiera caótico.

“No, ese no es un festival.”

Viniendo a su lado, y mirando al espejo con sus agudos ojos. Sebas Tian dio una acerada respuesta.
La firme voz de Sebas Tian, estaba llena de repugnancia, y luego de expandir la vista, Momonga también frunció el ceño.

Caballeros vestidos en armaduras completas levantaban sus espadas, persiguiendo y matando a los pobladores que no vestían más que harapos.

Era una masacre.

Con cada golpe, un poblador caía. Los pobladores no parecía que tuvieran ninguna defensa, sólo podían escapar desesperadamente. Los caballeros continuaban matándolos mientras trataban de escapar. En los campos se podía ver a un caballo comiendo el trigo, probablemente pertenecía a uno de los caballeros.

“¡Tch!”

Momonga hizo un sonido, y quiso inmediatamente cambiar la imagen. Este pueblo no tenía ningún valor estratégico.
Hubiera podido encontrar una forma de salvar el pueblo si hubiera habido algo que ganar para él, pero viendo la situación no tenía ninguna razón para salvar el pueblo.

No había ninguna razón para salvarlos.

Luego de llegar a esta sombría decisión, Momonga comenzó a dudar de sus propios pensamientos. Frente a sus ojos había una masacre, pero en lo único en lo que podía pensar era en lo que sería mejor para Nazarick. A su corazón ya le faltaban los sentimientos de piedad, ira o ansiedad que los humanos debían tener.

Era como ver un programa de televisión sobre animales e insectos devorándose los unos a los otros.
Era acaso posible que luego de convertirse en no-muerto, ¿él ya no se considerara a si mismo humano?

No, ¿cómo podía ser eso?

Momonga desesperadamente trató de encontrar excusas para justificar sus propios pensamientos.
Él no era un virtuoso caballero.

Aunque estaba por lo menos en nivel 100, justo como se lo había dicho a Mare antes, en este mundo podría haber gente normal que también estuviera en nivel 100. Así que uno no podía simplemente lanzarse en acciones tan precipitadas en este mundo desconocido. Los caballeros podrían tener una razón para sus acciones. Podría ser enfermedad, crimen o simplemente una demostración de fuerza, muchas razones diferentes le vinieron a la mente. No sólo eso, ahuyentar a esos caballeros provocaría que algún país al que representaban los considerara sus enemigos.

Momonga estiró su huesuda mano y se rasco el cráneo, pensando. Luego de convertirse en un no-muerto que era inmune a los efectos mentales, ¿acaso él realmente no sentía nada luego de ver una escena así?
Definitivamente no.

Agitando la mano de nuevo, el espejo reflejó otro rincón del pueblo.
Lo que parecía ser la escena de dos caballeros a punto de extinguir la vida de un poblador que luchaba por ella. El poblador tenía las manos atadas y no podía moverse. Frente a sus ojos, el poblador fue atravesado, Las espadas entraron dentro de su cuerpo y salieron por el otro lado, fue un golpe fatal. Sin embargo no terminó ahí. Una, dos, tres veces… Como si estuvieran descargando su ira, repetidamente golpearon al poblador.

Finalmente, un caballero le dio una patada, mientras la sangre formaba un charco alrededor de su cuerpo.
…El poblador cruzó los ojos con los de Momonga. Tal vez esto fue sólo su imaginación.
Definitivamente era sólo una coincidencia.
Sin usar ningún hechizo de anti-búsqueda, era imposible detectar la visión del espejo.
La sangre fluyó de la boca del poblador, mientras éste desesperadamente trataba de hablar. Sus ojos se nublaron, no sabía a dónde estaba mirando, era obvio que estaba muriendo, pero abrió la boca y dijo:

—Por favor salva a mi hija—

“¿Qué planea hacer?”

Sebas Tian pareció entender su estado de ánimo, y preguntó silenciosamente.
Sólo había una respuesta. Momonga respondió calmadamente:

“Nada. No hay ninguna razón, valor o beneficio en salvarlos.”

“…Sí señor.”

Momonga miró calmadamente a Sebas Tian… A su lado podía ver la sombra de su antiguo camarada.

“…Touch Me-san…”

En ese momento, Momonga pensó en algo que le había dicho:
—Si el camino es duro, lo más natural es tomar tu espada y ayudar.

Cuando Momonga había comenzado a jugar por primera vez en Yggdrasil, cazar semi-humanos y razas heteromórficas era extremadamente popular, y siendo Momonga un no-muerto, estaba sujeto a ser cazado también. Cuando se encontraba a punto de dejar Yggdrasil, las palabras de cierta persona lo salvaron.

Si no fuese por aquellas palabras, Momonga no estaría aquí.
Momonga suspiró suavemente, y luego no pudo evitar mostrar una sonrisa. Luego de recordar esa memoria, tenía que salvar a esas personas.

“Un hombre siempre debe mostrar gratitud…De todas formas, tarde o temprano tenía que confirmar mis habilidades en este mundo.”

Luego de que Momonga terminara de hablar con su amigo que no se encontraba ahí, aumentó la vista del pueblo hasta que fuera completamente visible. Su propósito era encontrar cualquier poblador sobreviviente.

“Sebas Tian, eleva el nivel de alerta de Nazarick al nivel más alto. Yo iré adelante, notifica a Albedo que deberá seguirme completamente armada. Sin embargo, no hay necesidad de que traiga aquel ítem de clase mundial. Luego ve y prepara algunas tropas de reserva. Debemos prepararnos para eventos inesperados que podrían evitar que escape, así que prepara algunas personas con habilidades de infiltración en caso de que necesitemos lidiar con otros enemigos en el pueblo.”

“Sí, mi señor, pero proteger a Momonga-sama es un deber que se me ha dado a mí.”

“¿Quién dio ese tipo de orden?…Esos caballeros están arrasando con el pueblo lo que significa que podrían ser capaces de invadir Nazarick. Por tanto tú te quedarás aquí.”

La vista cambió, la imagen de una chica joven golpeando a un caballero llegó a sus ojos. La joven sostenía la mano de una niña, que debía ser su hermana, mientras intentaban huir. Momonga rápidamente abrió su caja de ítems y tomó el Báculo de Ainz Ooal Gown.

En el momento en que la chica trató de huir, su espalda fue cortada. Como el tiempo era esencial, Momonga invocó la palabra de poder:

“[Portal].”

Sin límites de distancia y con una tasa de fallo de transferencia de 0%. Durante el tiempo en que Momonga jugaba Yggdrasil, éste era el hechizo más preciso de teletransportación.
La escena frente a sus ojos cambió.

Observando que la magia de teletransportación no era obstruida por nada, Momonga suspiró con alivio. El ser capturado en lugar de salvar a alguien hubiera sido el peor de los resultados.

La escena frente a sus ojos era la misma que antes. En frente tenía a dos niñas temblando de miedo.
Mirando a la mayor, vio que tenía el pelo de color castaño trenzado en dos coletas. Su piel saludable constantemente expuesta al sol, había perdido todo su color debido al miedo, sus ojos oscuros desbordaban en lágrimas.

La hermana menor tenía la cara pegada a la cintura de su hermana y temblaba de miedo. Con ojos fríos, Momonga miró al caballero en frente de las dos niñas.

No fue claro si se debió a la repentina aparición de Momonga, pero el caballero se volvió hacia él, olvidándose de la espada que estaba blandiendo.

De joven, Momonga había tenido una vida libre de violencia. En cuanto al mundo en el que se encontraba ahora, estaba seguro que no se trataba del mundo virtual sino del mundo real. Incluso así, al mirar a los ojos del caballero con la espada en alto frente a él, no sintió temor en lo absoluto.

Con eso, tomó una calmada decisión.
Momonga estiró la mano y activó su magia:

“[Tomar Corazón].”

Este hechizo aplastaba el corazón del enemigo, de entre 10 niveles, este hechizo era de nivel 9 de magia de nigromancia. De los hechizos que Momonga tenía, muchos de ellos contenían el efecto de Muerte, éste era uno de aquellos hechizos.

La razón de porqué había escogido este hechizo era porque incluso si el enemigo resistía el hechizo, de todas formas le provocaría confusión como efecto secundario.

Si su hechizo era resistido, tenía la intención de tomar a las dos niñas y saltar dentro del [Portal] que seguía abierto. En una situación en que ignoraba los detalles de su oponente era preferible tener un plan donde podía avanzar y retroceder fácilmente.

Sin embargo no pudo ejecutar completamente ese plan.
Tuvo la sensación de estar aplastando algo suave. El caballero languideció y silenciosamente cayó al suelo.

Momonga miró fríamente al caballero en el suelo.
Su corazón sabía que su predicción se había hecho realidad…incluso luego de matar a alguien, no sentía nada.

Su corazón no sintió ninguna culpa, miedo o confusión, estaba tan tranquilo como la superficie de un lago. ¿Por qué era así?

“Así que parece… Que no sólo es el cuerpo, sino que también mi corazón ha dejado de ser humano…”

Momonga caminó de frente.
Mientras caminaba frente a las dos niñas, pudo ser debido al miedo por la forma en que murió el caballero, pero la más joven, desconfiando de Momonga, emitió un sonido.

Momonga obviamente había venido a salvarlas. Incluso así, la forma en la que la niña reaccionaba hacia él era extraña. ¿Exactamente qué estarían pensando?

Aunque tenía sus dudas, por ahora Momonga no tenía mucho tiempo.
Confirmando que la niña todavía tenía una herida sangrante en la espalda, Momonga se paró frente a las dos niñas y miró fijamente al otro caballero que salía de una casa cercana.

El caballero, viendo a Momonga, temerosamente dio un paso hacia atrás.

“…Te atreves a perseguir a estas niñas, ¿pero no tienes el coraje de enfrentarte a otros enemigos?”

Momonga enfrentó al caballero que estaba lleno de miedo, y comenzó a escoger que tipo de magia quería usar.
Anteriormente, Momonga había usado un hechizo de alto nivel [Tomar Corazón]. Este pertenecía a un campo de la magia que él conocía muy bien. Debido a que Momonga era experto en hechizos de muerte, y debido a su clase de Overlord no-muerto, los efectos de [Tomar Corazón] eran grandemente incrementados. Sin embargo, con eso no podría ser capaz de medir la verdadera fuerza de los caballeros.

Para que el caballero pudiera usar cualquiera de las habilidades que tuviera, debía evitar que muera instantáneamente. De esta forma podría juzgar la fuerza de este mundo y también confirmar su propia fuerza.

“Ya que me tomé el tiempo de venir hasta aquí, debo encontrar otro sujeto sobre el cual experimentar. Tú me acompañaras en este experimento.”

Aunque los hechizos de nigromante de Momonga estaban reforzados, el poder de sus hechizos básicos no era alto. Además, una armadura de metal era usualmente débil contra hechizos de electricidad, así que mayormente las personas en Yggdrasil añadían resistencia eléctrica a sus armaduras. Debido a esto, Momonga decidió usar un hechizo de electricidad contra el caballero, para poder calcular el daño.

Como no quería matar al enemigo, no usó ningún efecto adicional.

“[Dragón Relámpago]”

Una luz blanca que parecía tener forma de dragón ferozmente surgió hacia adelante desde las manos y hombros de Momonga. Deslumbrantes destellos de luz blanca se dirigieron hacia el caballero al cual Momonga apuntaba.

No hubo escape ni defensa.

El relámpago con forma de dragón golpeó el cuerpo del caballero, emitiendo una cegadora luz blanca, que en un giro del destino, se veía realmente bella.

La luz blanca comenzó a desvanecerse y como un muñeco roto, el caballero cayó al suelo. El cuerpo bajo la armadura se encontraba carbonizado, emitiendo un desagradable olor.

Habiendo querido originalmente perseguir al caballero, Momonga se encontraba estupefacto debido a que tan débil había resultado ser.

“Que débil… Morir por una cosa así…”

Para Momonga, un hechizo de nivel 5 como [Dragón Relámpago] era débil. Tiempo atrás cuando luchaba con jugadores de nivel 100, Momonga sólo usaba hechizos de nivel 8 o más altos. Casi nunca usaba hechizos de nivel 5.

Ahora que sabía que los caballeros eran tan débiles como para morir con un hechizo de nivel 5, la tensión que sentía Momonga se disipo instantáneamente. Por supuesto, era posible que estos dos fueran los únicos débiles, pero incluso así comenzó a dejar de sentirse tenso. Sin embargo, su plan para usar el hechizo de teletransportación y retirarse no había cambiado.

Los caballeros también serían expertos en combate cuerpo a cuerpo. En Yggdrasil, un golpe al cuello causaba un incremento en el daño recibido, pero aquí en el mundo real podría ser fatal.

Momonga una vez más incremento su tensión. Morir por un error tan descuidado sería demasiado estúpido. Ahora debía continuar probando su propia fuerza.

Momonga activó una de sus habilidades especiales.

“[Levantar Caballero de la Muerte]”

Ésta era una de las habilidades especiales de Momonga, la creación de un monstruo no-muerto. El Caballero de la Muerte era una de las criaturas favoritas de Momonga debido a que era muy útil como escudo.

Con un nivel de alrededor de 35, su fuerza debería ser igual a un monstruo de nivel 25, pero su poder defensivo era muy bueno, comparable a un monstruo de nivel 40. Para Momonga un monstruo así era muy útil.

El Caballero de la Muerte tenía dos habilidades especiales muy importantes. Una era la habilidad de atraer ataques enemigos. La otra, que sólo podía ser usada una vez, era que siempre sobreviviría a un ataque letal mientras que le quedara HP (Health Points = Puntos de vida). Debido a estas dos habilidades especiales, Momonga disfrutaba usarlos como escudo.

En esta ocasión también, lo había creado para que actuara de escudo.
En Yggdrasil, sólo con usar la habilidad especial de crear no-muerto, un no-muerto aparecería de la nada al rededor del invocador. Sin embargo, en este mundo, parecía un poco diferente.

Una nube negra apareció de la nada, voló hacia el caballero al cual le habían aplastado el corazón y lo cubrió.
La nube lentamente se expandió y entró en el cuerpo del caballero. Entonces como un zombi, el caballero se puso de píe.

“¡Yiii!”

Aunque las niñas gritaron, Momonga no se dio cuenta debido a la sorpresa que sentía por lo que estaba viendo.

Fluyendo con un sonido quejoso, un líquido negro caía de la hendidura del casco. Debía estar saliendo de la boca del caballero.

El líquido negro fluía sin cesar, cubriendo el cuerpo completo. Parecía como un Slime devorando un humano. Luego de ser completamente cubierto por el líquido baboso, su forma comenzó a distorsionarse.

Luego de unos pocos segundos, el líquido negro desapareció y lo que quedó frente a sus ojos era ciertamente un Caballero de la Muerte.

Con casi 230 centímetros de alto, su cuerpo era grande y ya no parecía humano, decir que era una bestia era más apropiado.

En la mano izquierda sostenía un escudo de torre que cubría tres cuartas partes de su cuerpo y en su mano derecha tenía una espada corrugada. La espada tenía casi un metro treinta de longitud. Normalmente uno necesitaría las dos manos para levantarla, pero el enorme caballero de la Muerte podía levantarla fácilmente con una mano. La espada estaba cubierta de una niebla aterradora en olas de color rojo y negro que se agitaban alrededor como un constante latido.

Su enorme cuerpo vestía una armadura hecha de metal negro con líneas de sangre de color rojo grabadas en ella. La armadura tenía agudas espinas por todos lados y daba la impresión de ser una encarnación de violencia.
Los cuernos demoniacos salían desde el casco, con la cara visible debajo. Era una cara repugnante y podrida, con las cuencas oculares vacías y llenas de odio e intención asesina, brillando con una luz roja.

Con su andrajoso manto negro aleteando en el viendo, el Caballero de la Muerte esperaba las órdenes de Momonga. Irradiaba un aura digna de un ser llamado Caballero de la Muerte.

De forma similar al Elemental de Fuego Primario y a los Lobos de Luz de Luna, Momonga estableció un enlace con el espíritu invocado. Apuntó hacia el caballero muerto por el [Dragón Relámpago] y ordenó:

“A los caballeros que están atacando el pueblo… Acábalos.”

“¡OHHHHHHHHAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHH!”

Soltando un rugido ensordecedor.
Aquellos que oyeron el rugido lleno de sed de sangre sintieron la piel de gallina, e incluso el aire temblaba.
El Caballero de la Muerte comenzó a correr hacia adelante sin ninguna duda, sus movimientos eran rápidos como el relámpago, casi como un sabueso que acababa de encontrar a su presa.
Siendo un no-muerto con un odio hacia los vivos, el Caballero de la Muerte quería erradicar al enemigo.

Mirando la espalda del Caballero de la Muerte, Momonga sintió que había una marcada diferencia entre el ahora y Yggdrasil.

Era la libertad de movimiento.

Originalmente el Caballero de la Muerte se quedaba a la espera cerca del invocador, Momonga, y esperaba una oportunidad para atacar enemigos cercanos. No escucharían aquel tipo de órdenes y automáticamente atacarían. La diferencia en esta situación era la falta de información, que podría ser fatal.

Momonga de repente sintió que había cometido una torpeza, se rascó la cabeza y suspiró.

“Ya se fue corriendo…mi escudo de protección. Aunque el que ha dado la orden he sido yo.”

Momonga se culpó por su equivocación.

Aunque todavía podía crear muchos más Caballeros de la Muerte, todavía no sabía mucho sobre la fuerza de sus enemigos, y ese era por qué necesitaba limitar los hechizos que usaba y en su lugar reservarlos. Yendo más allá, debido a que la magia de Momonga usualmente se usaba desde la retaguardia, siendo un hechicero, el no tener ningún tipo de escudo en este momento le hacía sentir como si estuviera desnudo frente al peligro.

Por tanto necesitaba crear otro escudo. Para este experimento, decidió ver si era posible crear uno sin un cuerpo. En el momento en que pensaba hacerlo, otra figura emergió del [Portal] que seguía abierto. En ese mismo momento el [Portal] comenzó a desaparecer lentamente sin dejar rastro.

Una persona que vestía en un set completo de armadura negra se presentó.
La armadura hacía que la figura pareciese un demonio. Cubierto con espinas y sin mostrar el más mínimo rastro de piel. Llevaba guanteletes metálicos con largas garras, en una mano sostenía un escudo negro, en la otra un hacha que gentilmente emitía un brillo verde y un manto color rojo sangre que se agitaba en el viento, complementando la blusa azul que llevaba debajo.

“Me llevó algún tiempo alistarme, me disculpo por haberle hecho esperar.”

La melodiosa voz de Albedo vino de debajo del casco cerrado.
Los niveles de Albedo estaban invertidos en las técnicas defensivas expertas de la clase Caballero Oscuro. Por tanto, de entre los NPCs de nivel 100 dentro de Nazarick, Albedo se jactaba del mayor poder defensivo.
Podría decirse que ella era el escudo más fuerte de Nazarick.

“No hay problema, ya estás aquí.”

“Gracias. Entonces… ¿Cómo desea deshacerse de estas criaturas inferiores? Si Momonga-sama no desea ensuciarse las manos, por favor déjeme esta tarea a mí.”

“…¿Qué es lo que te dijo Sebas Tian?”

Albedo no respondió.

“Así que en realidad no escuchaste…Quiero salvar este pueblo. Los enemigos son los caballeros en armadura tirados en el suelo por allá.”

Viendo que Albedo asentía con la cabeza entendiendo, Momonga miró a otro lado.

“Bueno…”

Las dos niñas temblaban bajo la mirada de Momonga, querían esconderse. Temblaban constantemente. Sin estar seguro si era debido a haber visto al Caballero de la Muerte, o debido al rugido, o por a haber oído lo que dijo Albedo.

Tal vez fueron todas esas cosas.

Momonga creía que debía mostrar una señal de buena fe, y extendió su mano para ayudar a la hermana mayor, pero las niñas malentendieron sus intenciones.

La hermana mayor se orinó encima, y la menor tampoco pudo controlarse.

“…”

El olor de amoniaco comenzó a extenderse, haciendo que Momonga se sintiera cansado. Aunque no sabía qué hacer, pedir la ayuda de Albedo sería completamente inútil, así que Momonga decidió continuar con una voz amigable:

“…Parece que estás herida.”

Como miembro de la sociedad, Momonga estaba acostumbrado a cierta desconfianza.

Momonga pretendió no ver nada y abrió su caja de ítems para sacar una bolsa. Aunque esta bolsa se llamaba Mochila Infinita, solamente podía poner como máximo 500 kilogramos en ella.

Debido a que los ítems en esta bolsa podían ser puestos como enlaces en el panel de control, los jugadores en Yggdrasil siempre ponían ítems que necesitaban usar rápidamente dentro de la bolsa.

Buscando dentro de la bolsa, finalmente encontró una botella de líquido rojo.

[Poción de Curación Menor].

Esta pequeña poción de bajo nivel sólo podía curar 50 HP, casi siempre se usaba durante los primeros niveles en Yggdrasil. Sin embargo para Momonga en este momento, éste era un ítem completamente inútil. Debido a que la poción le concedería un efecto positivo de curación, para un no-muerto como Momonga eso sería lo mismo que beber veneno. Sin embargo, como no todos los miembros de su gremio eran no-muertos Momonga había guardado ese ítem.

“Bebe.”

Momonga le dio el jarabe rojo. El rostro de la hermana mayor palideció:

“¡Yo-yo lo beberé! Pero por favor deje que mi hermana menor se vaya…”

“¡Hermana!”

Con una cara llorosa, la hermana más joven comenzó a llorar tratando de detener a la mayor, también disculpándose con su hermana que estaba por agarrar la poción. Mirando la forma en la que interactuaban entre ellas, Momonga se sintió confundido.

Desde el comienzo era obvio que estaba intentando salvarlas, incluso luego de ofrecerles una poción, ¿por qué mostraban ese tipo de comportamiento afectuoso frente a él? ¿Qué demonios estaba pasando?

No confiaban en nada. Aunque desde el comienzo sólo esperaban enfrentar la muerte, pero ahora deberían considerarlo a él cómo su salvador, deberían estar llorando y agradeciéndole por su amabilidad. ¿Acaso escenas como ésta no pasaban constantemente en mangas y películas?
Pero la situación frente a él era completamente diferente.

¿Qué había hecho mal? ¿Sería acaso que debo tener una bella apariencia para recibir aquel privilegio?

La duda flotaba en la cara sin piel de Momonga, pero entonces una amable voz se pudo oír:

“…Momonga-sama gentilmente les ha dado medicina, y pensar que se rehúsan a tomarla… seres insignificantes… deberían morir por su insolencia.”

Albedo tranquilamente levantó su hacha con la intención de decapitar a las dos niñas.
Luego de enfrentar al peligro intentando salvarlas, y ahora recibir este tipo de trato…Momonga podía entender los sentimientos de Albedo, pero si mataba a estas dos niñas echaría por tierra el haberlas salvado en primer lugar.

“E-Espera, deja de ser tan imprudente. Hay prioridades en esta situación, baja tu arma.”

“…Sí, Momonga-sama.”

Albedo respondió cálidamente, bajando su hacha.

Sin embargo Albedo estaba emitiendo un intenso deseo de matar, tan fuerte que hacía que las dos niñas temblaran de miedo, también hacía que Momonga tuviera una mala sensación en el estómago.

En resumen, debían irse rápidamente de este lugar.
Si continuaban ahí, era desconocido cuantas cosas desafortunadas podían ocurrir.
Momonga les alcanzó la medicina una vez más:

“Esto es medicina, no hay ningún peligro. Bébela rápido.”

Momonga dijo esto con un tono fuerte y amable. Al mismo tiempo dio a entender que si no se la bebía rápido, las mataría.

Oyendo esto, la hermana mayor tomó rápidamente la poción y la bebió.
Luego con una expresión de asombro:

“No es posible…”

Tocando su espalda, sin creerlo intentaba torcer su cuerpo e intentaba dar palmadas a su espalda.

“¿Ya no duele más verdad?”

“S-Sí.”

La hermana mayor asintió con asombro.
Parecía que la herida en su cuerpo era menor, sólo con usar una posición de bajo nivel fue suficiente.
Viendo que había sido aceptado, Momonga quiso hacer preguntas. Esta era una pregunta que era imposible de evitar, podría potencialmente afectar sus futuras acciones:

“¿Conoces sobre la magia?”

“S-Sí. Ocasionalmente el farmacéutico viene a nuestro pueblo… Nuestros amigos también son capaces de usar magia.”

“…Así que es eso, entonces esto hará las cosas más fáciles de explicar. Soy un Encantador Mágico.”

Momonga empezó unos encantamientos mágicos:

“[Capullo Anti-Vida]”

“[Pared de Protección contra Flechas]”

Con las hermanas al centro, una luz protectora de tres metros las cubrió. El segundo hechizo era invisible al ojo, pero la corriente de aire alrededor de ellas había cambiado. Usualmente era suficiente simplemente usar de nuevo el primer hechizo para asegurarse que fuera a prueba de tontos, pero como no sabía qué tipo de hechizos estaban disponibles en este mundo, esto sería suficiente. Si el enemigo tenía a un mago dentro de sus rangos, entonces sería simplemente mala suerte para estas niñas.

“Las he rodeado con hechizos protectores que deberían protegerlas de la mayoría de monstruos, y un hechizo que debilitará los ataques a distancia. Todo lo que tienen que hacer es quedarse aquí y deberían estar a salvo… sólo por si acaso, les daré estos ítems.”

Las hermanas estaban asombradas ante la descripción de los hechizos, Momonga entonces les arrojó dos cuernos de apariencia simple. Los cuernos no fueron detenidos por la magia, pasaron a través de la Pared de Protección contra Flechas y cayeron junto a una de las hermanas.

“Ese tipo de ítem se llama “Cuerno del General Goblin”, sólo necesitan soplarlo y Goblins —pequeños monstruos— aparecerán frente a ustedes. Pueden ordenarles que las protejan ustedes mismas.”

En Yggdrasil, además de ítems consumibles, algunos ítems podían ser convertidos en cristales, haciendo posible añadir efectos a otros ítems. De todas formas, había ciertos ítems que no podían ser convertidos y los cuernos eran uno de esos ítems de bajo nivel.

Con este cuerno, Momonga podía invocar doce Goblins débiles, dos Arqueros Goblin, un Mago Goblin, un Sacerdote Goblin, dos Goblins Jinetes de Lobo y un Líder Goblin.

También conocidos como ejército Goblin, era una pequeña y bastante débil fuerza.

Para Momonga este ítem no tenía valor alguno y era extraño que no lo hubiera tirado todavía. Habiendo encontrado un buen uso a estos ítems hizo que Momonga se sintiera bastante listo.

La otra ventaja de estos ítems era que una vez que los Goblins eran invocados, estos sólo desaparecerían luego de morir y no luego de un tiempo determinado. Serían muy útiles para ganar tiempo al menos.

Habiendo terminado, Momonga se volvió para irse mientras pensaba sobre el estado del pueblo, con Albedo caminando a su lado. Pero luego de dar unos cuantos pasos, dos voces se pudieron oír detrás de ellos.

“Esto… Gra-, ¡gracias por salvarnos!”

“Gracias”

Esas dos frases hicieron que Momonga se detuviera, se diera la vuelta y mirara a las dos niñas. Éstas con los ojos llenos de lágrimas le agradecieron. Momonga respondió con una oración corta:

“…No se preocupen por ello.”

“Ta-, También, aunque sea egoísta de mi parte, pero sólo puedo confiar en gente como usted. ¡Por favor, por favor! ¡Salve a nuestros padres!”

“Lo tengo. Si están vivos, los salvaré.”

Al escuchar la respuesta de Momonga, la hermana mayor abrió los ojos, mostrando su incredulidad. Se recuperó rápidamente e hizo una reverencia en agradecimiento:
“Gra-, ¡Gracias! ¡Gracias, realmente se lo agradezco mucho! También, si podría preguntarle…” la niña vacilaba: “¿Cuál es su nombre…?”

Momonga casi deja escapar su propio nombre, pero al final, no lo dijo.

El nombre de Momonga era el nombre del Maestro del Gremio de Ainz Ooal Gown. ¿Cómo podría llamarse ahora? El nombre de la última persona en quedarse en la Gran Tumba de Nazarick…

…Ah, eso es.

“…Recuerden mi nombre. Mi nombre es… Ainz Ooal Gown.”

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario