Chaotic Sword God del 201 al 300

Chaotic Sword God – Capítulo 248

Serie: Chaotic Sword God.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 248: Hiriendo gravemente al simio.
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: DarkDevil (Novelas Ligeras En Español).
Corrección: Valvrave (AKNovelas).


Capítulo 248: Hiriendo gravemente al simio

Una ola de fuego de fuerza santa emergió del cuerpo de Katafei mientras formaba un tenue escudo alrededor de él, haciendo parecer como si el dios del fuego acabara de descender.

El Simio de Escamas Verdes todavía no prestaba atención a Katafei. Ambos ojos se centraron en Jian Chen con un resplandor sanguinario y malicioso como si tuviera un profundo rencor en su contra.

Haciendo una mueca de dolor en el pecho, Jian Chen se tambaleó desde el suelo. Los huesos de su pecho ya se habían fracturado y algunas piezas incluso habían empezado a acuchillar su carne interior, lo que le hacía sentir tanto dolor que podía verse una gruesa capa de sudor en su frente. Mirando al Simio de Escamas Verdes que venía corriendo hacia él, la cara de Jian Chen se hizo solemne. Sabía que las tres bestias mágicas de clase 5 estaban en términos amistosos entre sí, así que cuando mató a dos de las tres, el Simio de Escamas Verdes vendría definitivamente corriendo hacia él.

Al ver cómo el Simio de Escamas Verdes lo había ignorado, Katafei gruñó entre dientes mientras otra explosión de esencia de fuego salía de él antes de formar una hoja de tres metros de largo.

“¡Lámina de Nube de Fuego!” Con un fuerte grito, la hoja roja flotante sobre su cabeza inmediatamente voló por el aire como una estrella fugaz hacia el Simio de Escamas Verdes.

Fue entonces cuando el Simio de Escamas Verdes finalmente detuvo su movimiento. Gruñendo con enojo, levantó su puño para aplastar la Hoja de la Nube.

En seguida, la Lámina de Nube de Fuego fue destrozada en pedazos por el puño del simio. La energía salpicó todo el área y llenó el cielo de calor antes de incinerar cualquier vida vegetal cercana en cenizas.

Al desaparecer la llama, el cuerpo de Katafei cayó del cielo como una cometa sin cuerda. Su cuerpo se desplomó desde veinte metros de altura, antes de caer finalmente al suelo con una cara extremadamente pálida.

El cuerpo del Simio de Escamas Verdes tembló ligeramente mientras miraba la herida en su puño. Las escamas de esa parte del puño habían sido destrozadas y un líquido verde empezó a gotear lentamente desde su puño hasta el suelo.

“¡Hou!”

Rugiendo enojado, una vez más, levantó su puño para golpear a Katafei. Con esto, finalmente había cambiado los objetivos de Jian Chen a Katafei y se acercó a él. La lesión de Katafei no sería excusada por el simio.

“¡Lámina de Nube de Fuego!”

Justo cuando el Simio de Escamas Verdes estaba completamente concentrado en Katafei, Katata de repente se levantó en el aire y golpeó al Simio de Escamas Verdes con otra Lámina de Nube de Fuego.

Tan pronto como la Lámina de Nube de Fuego hizo contacto, el hombro del Simio de Escamas Verdes inmediatamente comenzó a sangrar.

“¡Qué fuerte defensa!” -gritó Katata. La defensa del Simio de Escamas Verdes estaba mucho más allá de lo que él esperaba. Pensar que incluso después de usar toda su fuerza, sólo le haría una pequeña cantidad de daño.

De repente una gran palma se acercó a Katata para golpearlo. Tomando prestado el cuerpo del Simio de Escamas Verdes, Katata salto desde el simio para esquivar la huelga.

Con los ojos sedientos de sangre, el Simio de Escamas Verdes se volvió hacia Katata con su brazo dispuesto a golpear a Katata en el aire una vez más.

El rostro de Katata cambió de inmediato. Como estaba en el aire, no tenía forma de moverse, así que no había manera de esquivarlo.

Katata emitió un fuerte grito mientras una gran cantidad de fuego de fuerza santa explotó de su cuerpo. En un instante cubrió todo su cuerpo antes de usar su arma santa para cortar el puño del Simio de Escamas Verdes.

El Simio de Escamas Verdes no tenía miedo y el puño seguía moviéndose en un movimiento fluido para golpear a Katata, una capa de escamas verdes inmediatamente se acercó a golpearlo.

La espada de Katata fue golpeada hacia un lado por la fuerza del puño del Simio de Escamas Verdes antes de aterrizar ferozmente sobre su cuerpo. Con un sonido que rompía los huesos, el cuerpo de Katata fue enviado volando con sangre saliendo de su boca.

Al mismo tiempo, Jian Chen resistió la gran sensación de dolor dentro de su pecho y se elevó hacia el simio. Con la Espada Viento Ligero parpadeando peligrosamente, apuñaló hacia la garganta del Simio de Escamas Verdes.

El Simio de Escamas Verdes de repente giró la cabeza para mirar hacia Jian Chen. A pesar de que la espada que se acercaba, no se movió para esquivarla, en cambio levantó una mano gigante para golpear a Jian Chen.

El simio tenía completa confianza en sus defensas. Si dos Maestros Santos Terrenales no habían sido capaces de causarle ninguna herida grave, entonces un Gran Maestro Santo como Jian Chen ni siquiera le haría un rasguño.

“¡Pch!”

Por un breve instante, la Espada Viento Ligero fue detenida por las escamas defensivas en el cuello del simio. Entonces, un brillo azul y violeta resplandece sobre la Espada Viento Ligero instantáneamente cortando a través de las escamas como un cuchillo caliente a través de mantequilla y la cuchilla se insertó profundamente en su garganta.

“¡Pa!”

Casi al mismo tiempo, la palma del Simio de Escamas Verdes golpeó contra el pecho de Jian Chen con una increíble cantidad de fuerza, haciendo que algunos de sus órganos internos se rompieran. Volando lejos del puño, Jian Chen empezó a vomitar sangre mientras sentía un dolor insoportable en su cuerpo.

“¡Hou!” Después de un golpe fatal en la garganta, el Simio de Escamas Verdes gritó airadamente hacia el cielo; haciendo que el grupo de bestias mágicas alrededor de él temblara de miedo extremo.

De lejos, los mercenarios detuvieron todo lo que estaban haciendo y se volvieron lentamente para mirar al Simio de Escamas Verdes. Cada uno de ellos sabía que la salvación de Ciudad Despertar o incluso su propia supervivencia, dependía de esta única batalla. No sólo esta batalla determinaba el futuro de Ciudad Despertar, sino también la vida o muerte de todos los humanos presentes.

Líquido verde goteaba lentamente de la garganta del Simio de Escamas Verdes en una corriente interminable. A pesar de que poco a poco su vida se iba perdiendo, sus ojos reflejaban un destello malicioso y peligroso mientras se acercaba hacia Jian Chen.

En ese momento, otras dos rayas de luz roja destellaron mientras Katata y Katafei se cargaban hacia el Simio de Escamas Verdes. Los dos sabían lo que tenía que hacerse, con el Tigre Rey de Pelaje Dorado y el Cocodrilo Cuchilla muertos, los dos podían hacer lo que habían planeado inicialmente; matar a la bestia mágica de clase 5.

“¡Hermano Jian Chen, mientras nosotros entretenemos al Simio de Escamas Verdes, encuentra una oportunidad para matar a la bestia!” Katata gritó desde su posición. A pesar de que los ambos sufrían de heridas pesadas, podrían ganar algo de tiempo si trabajaban juntos. Además, el propio Simio de Escamas Verdes había sufrido serias heridas en su cuello. A pesar de no morir de inmediato, su fuerza seguramente sería menor que antes.

Katafei y Katata continuaron luchando contra el Simio de Escamas Verdes y fueron enviados volando en al menos tres ocasiones. Los dos estaban sufriendo heridas graves, pero finalmente, Jian Chen había encontrado una oportunidad y con un último salto hacia el Simio de Escamas Verdes, golpeó su espada en la cabeza con Qi de Espada añadido para un maximizar el daño causado.

El gigantesco cuerpo del Simio de Escamas Verdes empezó a temblar lentamente. Tras un corto bamboleo, finalmente cayó al suelo.

En cuanto a Jian Chen, sin más energía en su cuerpo, cayó inconsciente al suelo también.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Un comentario sobre “Chaotic Sword God – Capítulo 248”

Deja un comentario