Chaotic Sword God del 201 al 300

Chaotic Sword God – Capítulo 226

Serie: Chaotic Sword God.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 226: Disuasión.
Autor: Xin Xing Xiao Yao (心星逍遥).
Traducción al español: Jorc.
Corrección: Valvrave.


Capítulo 226: Disuasión

Tianxiong Lie mostraba un aspecto completamente asombrado en su rostro. Ni si quiera en sus sueños más salvajes se podría haber imaginado que la hormiga débil que era Jian Chen hace un año sufriría un cambio tan drástico en su fuerza. Lo más inconcebible era pensar en sí mismo muriendo a manos de Jian Chen.

Originalmente, al principio, cuando escuchó hablar sobre como un joven llamado Jian Chen había erradicado al Clan Zhou, lo primero que pensó Tianxiong Lie fue en el joven que había asesinado a su hijo Tianxiong Kang hace un año. Había pensado que Jian Chen había recibido ayuda para destruir al Clan Zhou. Incluso pensar en cómo Jian Chen podía destruir el Clan Zhou que era más débil que el Clan Tianxiong era algo inconcebible para Tianxiong Lie. Aun así, esto no era lo suficientemente preocupante ya que la fuerza del Clan Tianxiong era mucho mayor. Si fuera a invitar a unas cuantas personas fuertes para unirse a él, entonces sería en modelo a seguir en cuanto a poder en Ciudad Despertar.

Tianxiong Lie invitó a unos cuantos buenos amigos e incluso se unió con otros dos hombres de un considerable poder de diferentes clanes para que lo ayudaran a traer a Jian Chen o por lo menos que se aseguraran de que no huyera. Después de todo, Jian Chen ni si quiera había sido capaz de manejar unos cuantos golpes suyos hacía un año, así que hoy era el día en el que Tianxiong Lie pensaba que por fin se vengaría de la muerte de su hijo.

Fue realmente increíble ver una transformación tan drástica en Jian Chen comparado con el Jian Chen del pasado que solo podía emboscar a la gente y escapar debido a su fuerza débil. En el lapso de un solo año, la nueva fuerza que tenía Jian Chen había volcado el cielo sobre su cabeza y transformó a un débil en un experto fuerte; capaz de destruir a uno o dos clanes enteros.

La cabeza de Tianxiong Lie había llegado instantáneamente a estos pensamientos, pero incluso en este momento, sentía que todo lo que sucedía frente a sus ojos no era más que un sueño. Era un Gran Maestro Santo, su hermano era un Gran Maestro Santo, e incluso los otros siete que estaban con el eran Gran Maestros Santo, pero ni siquiera fueron capaces de matar ni de capturar a Jian Chen. ¿Cómo no podría ser esto una pesadilla?

La fuerza de vida en su cuerpo ya estaba comenzando a desvanecerse mientras Tianxiong Lie permanecía sin habla. Lentamente, de forma involuntaria, su rostro empezó a caer hacia el suelo.

Tianxiong Daoyun y los otros siete hombres miraban fijamente como Tianxiong Lie colapsaba con una mirada de incredulidad absoluta.

Incluso los cien hombres del clan y los guardias que rodeaban la batalla miraron lentamente a Jian Chen antes volver a mirar a Tianxiong Lie sin habla.

El líder del clan número uno de Ciudad Despertar, un Gran Maestro Santo con una fuerza santa de atributo tierra, Tianxiong Lie, había caído.

“¡¡¡Hermano mayor…!!!”

De repente, sonó un grito angustiado de Tianxiong Daoyun. Con un rostro lleno de dolor, entró en acción y cargó hacia Jian Chen listo para cortarlo en dos.

Viendo su reacción explosiva, los ojos de Jian Chen se estrecharon. La Espada Viento Ligero se convirtió en una ráfaga de ilusiones de espada mientras golpeaba la espada de Tianxiong Daoyun.

Cuando las dos hicieron contacto, se pudo oír otro sonido metálico mientras una gran cantidad de energía palpitaba y sacudía el aire mientras las dos armas se alejaban.

Entonces, con un movimiento de muñeca, Jian Chen se deshizo de las vibraciones que recorrían la Espada Viento Ligero y golpeó hacia la garganta de Tianxiong Daoyun.

Viendo como la Espada Viento Ligero venía hacia él, Tianxiong Daoyun resistió la sensación de entumecimiento de su brazo y la espada temblorosa que estaba sosteniendo inmediatamente se levantó. La espada de Jian Chen era tan rápida, que, si Daoyun tuviera más tiempo para prepararse, podría haber sido capaz de defenderse contra uno o dos golpes, sin embargo, solo tenía tiempo suficiente para levantar la espada, no podía hacer nada más que defenderse.

Cuando Tianxiong Daoyun levantó la espada, la Espada Viento Ligero ya estaba casi frente a él. Con esto, la Espada Viento Ligero comenzó a emitir un resplandor violeta y azul. Los dos resplandores eran más bien débiles, pero por la forma en la que brillaban en la punta de la espada eran como una vela en la noche, era algo bastante llamativo de ver.

Justo cuando la punta de la Espada Viento Ligero hizo contacto con el lado ancho de la espada de Tianxiong Daoyun, también lo hizo el débil resplandor violeta y azul. Tan pronto como los resplandores tocaron la espada gruesa, lentamente comenzó a derretir el arma formando grietas que la Espada Viento Ligero inmediatamente atravesó. Frente al resplandor violeta y azul, la espada de Tianxiong Daoyun era como un pedazo de tofu.

“¡Pch!”

La punta afilada de la Espada Viento Ligero se había estrellado a través de los restos de la espada ante el asombro extremo de Tianxiong Daoyun y atravesó su garganta.

Al ver como la Espada Viento Ligero de Jian Chen había logrado abrirse paso a la garganta de Tianxiong Daoyun, las siete personas restantes se quedaron inmóviles de inmediato con los ojos y la boca abierta. Aún más, miraron de forma rígida los restos del arma rota de Tianxiong Daoyun con expresiones aturdidas.

El hecho de que Jian Chen tuviera la fuerza suficiente como para pelear contra nueve Gran Maestros Santo ya los había sorprendido mucho, pero ahora que vieron como Jian Chen atravesaba el arma santa de un Gran Maestro Santo, en este punto estaban abrumados.

En caso de que se le diera fuerza santa a un arma santa, entonces se volvería aún más dura y mejoraría la fuerza junto con la de su propio dueño. Si un arma santa fuera utilizada para pelear contra otra persona del mismo nivel, entonces no importa cuánto o como pelearon los dos, las armas santas no tendrían ni si quiera un rasguño. Si uno quería rayar un arma santa, especialmente el arma santa de un Gran Maestro Santo, ni si quiera un Maestro Santo Terrenal sería capaz de hacerlo con facilidad. Sin embargo, Jian Chen lo había hecho sin dificultad, lanzándose directamente para matar a un Gran Maestro Santo sin ni siquiera sudar. Con una hazaña como esta, los siete Gran Maestros Santo no pudieron ayudar, pero sospecharon que Jian Chen era en realidad un experto en el nivel de Maestro Santo Celestial.

El rostro de Tianxiong Daoyun se llenó de asombro cuando miró la espada en su garganta. Mientras su cuerpo comenzaba a caer y se resignaba a morir, Tianxiong Daoyun no pudo evitar pensar para sí mismo en una última pregunta a la que le daba vueltas: ¿cómo hizo Jian Chen para apuñalar con su arma santa?

A pesar de que la pregunta estaba en su mente, con la espada atravesando su garganta, Tianxiong Daoyun no podía preguntar. Al final, solo pudo pensar sobre la pregunta para sí mismo mientras caía lentamente al suelo con los ojos sin vida mirando hacia el cielo para no volver a cerrarlos nunca.

Después, Jian Chen se volteó para mirar a las otras siete personas con una fuerte cantidad de pura intención asesina. La Espada Viento Ligero se convirtió en un resplandor plateado mientras inyectaba aún más Qi Espada como si respondiera al aura asesina de Jian Chen.

Los otros siete hombres podían sentir claramente la intención de matar que venía de Jian Chen con las caras pálidas. Si Jian Chen solo fuera capaz de matar a Tianxiong Lie, se sorprenderían, pero la forma en la que lo hizo los había dejado completamente aterrorizados hasta un punto increíble.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

Jorc

Traductor al español de Chaotic Sword God.

5 comentarios en “Chaotic Sword God – Capítulo 226”

  1. ¡FELIZ AÑO 2017!
    Con este segundo capítulo del día terminamos con el evento de fin de año. Espero que todos paséis un bonito día familiar o disfrutándolo a solas. De momento mañana volveremos al ritmo de un capítulo diario. Disfrútenlo.

Deja un comentario