Ancient Godly Monarch

Ancient Godly Monarch – Capítulo 537

Serie: Ancient Godly Monarch.
Sexta recopilación: Capítulos del 501 al 600.
Capítulo 537: Furia elevándose a los cielos.
Autor: Jing Wu Hen (净无痕).
Traducción al español: Leedks (NochNovels).


Capítulo 537: Furia elevándose a los cielos

Durante el tiempo en que Dongshan Jin fantaseaba con Mo Qingcheng, sus subordinados ya habían rodeado a Qin Wentian. Sus auras fueron lanzadas y las más débiles entre ellas estaban al menos en Yuanfu. El más fuerte era un Soberano Tiangang de 4to nivel que fue responsable de la seguridad de Dongshan Jin.

“Qingcheng, parece que tenemos que regresar”. Qin Wentian sonrió amargamente, mirando a Mo Qingcheng mientras negaba con la cabeza. Como había personas que lo atacaban a él y a Qingcheng, era obvio que no habrían enviado basura como Dongshan Jin. Los enemigos escondidos en las sombras serían los más problemáticos, por lo tanto, era una buena idea regresar al Palacio Real.

Sin embargo, dado que ya había prometido acompañar a Mo Qingcheng, disfrutando de este tiempo libre de medio día afuera, no había nada de lo que arrepentirse. Aunque Ye Kongfan deseaba matarlo, no sería tan fácil como pensaba.

“Mhm”. Mo Qingcheng miró a los que los rodeaban mientras una expresión de odio brillaba en su rostro. Las palabras intercambiadas por los dos fueron escuchadas por Dongshan Jin e involuntariamente hicieron que su semblante se pusiera tenso. Aunque este joven y Mo Qingcheng eran extraordinarios, sus edades eran incluso más jóvenes que él. ¿Qué tan poderosos podrían ser?

No solo eso, Dongshan Jin era el hijo del Marques Dongshan. Se le podría considerar familiarizado con los de los escalones superiores del País Ye. Estaba seguro de que estos dos no eran nadie de allí.

Sin embargo, esto podría atribuirse al hecho de que Dongshan Jing no se molestó en cultivar, y pasó su tiempo holgazaneando en su lugar. Incluso si le prestara un poco más de atención a la información que circula por su país, sabría que había un montón de personajes extraordinarios en Ye en este momento. No solo eso, todas estas personas eran existencias que no podía permitirse ofender.

“Pequeña belleza no tengas tanta prisa. Jeje, definitivamente te serviré bien. Ustedes, ¿qué están esperando? Hagan su movimiento”. Dongshan Jin comenzaba a impacientarse. Nunca antes había probado una belleza tan absoluta y ahora, desde que se encontró con una en esta posada, ¿cómo podría renunciar a ella? Sin embargo, él no sabía que era precisamente por su naturaleza lujuriosa que era tan fácil para él ser manipulado por otros.

“¡Bzzz!” Largas cuchillas cortaron hacia la dirección de Qin Wentian. Los ojos del atacante estaban llenos de una risa fría y malévola. Solo un golpe de su espada fue suficiente para dividir a Qin Wentian.

“¡Clang!” Un sonido crujiente resonó, la larga espada se incrustó en el hombro de Qin Wentian, mientras el atacante se preparaba para cambiar el ángulo de su espada. Estaba intentando cortar la cabeza de Qin Wentian, sin embargo, la espada en realidad rebotó. Esta escena asustó tanto al resto de los atacantes que se estaban preparando para hacer un movimiento que todos sus semblantes se pusieron rígidos.

La defensa del cuerpo físico actual de Qin Wentian era simplemente increíble, y con el Qi Astral circulando protectoramente alrededor de su cuerpo, ¿cómo podría un Soberano Tiangang de 1er nivel ser capaz de lastimarlo?

“Tú…” La expresión en el rostro del portador de la cuchilla cambió. Sabía que simplemente clavaba los dedos de sus pies en una tabla de acero.

En este momento, Qin Wentian finalmente se levantó. Abruptamente, una presión sofocante envolvió todo el espacio. El largo cabello de Qin Wentian revoloteaba en el aire mientras las líneas de su rostro se movían sutilmente. Esto hizo que su semblante pareciera aún más diabólico. Su cuerpo también comenzó a irradiar un aura incomparable.

“Para aquellos que no tienen nada que ver con esto, piérdanse”. Qin Wentian habló en voz baja. Al instante, varias siluetas parpadearon a la vez que huían, mientras que los que rodeaban a Qin Wentian no podían evitar sentir sus cuerpos temblando.

Dongshan Jin no era un idiota. ¿Cómo podía dejar de entender que había ofendido a alguien con un estatus extraordinario? Un guardia a su lado habló: “Señor, si le hemos ofendido accidentalmente hoy, por favor perdónanos. Nos iremos inmediatamente”.

Qin Wentian se volvió y agitó las manos. Al instante, un lamento miserable sonó. Una delgada cicatriz de espada apareció en el centro de la frente del portador de la cuchilla, había muerto instantáneamente. Los otros a su alrededor retrocedieron mientras el terror nublaba sus rostros.

“Soy el hijo del Marques Dongshan. No voy a seguir con el asunto de que mates a mis subordinados. ¿Qué tal si ambos nos detenemos aquí?” El corazón de Dongshan Jin se estremeció cuando vio la muerte de su subordinado. Justo en este momento, mientras hablaba, Qin Wentian volvió su mirada hacia él. Casi de inmediato, sintió que descendía al infierno. Una intensa y desesperada sensación de crisis lo envolvió, solo una sola mirada era suficiente para destruir su convicción de vivir.

Qin Wentian dio un paso al frente cuando un flujo de Qi Espada devastó todo este espacio. En un instante, unos cuantos más gritos espeluznantes sonaron. Unos cuantos más de los guardias de Dongshan Jin acababan de morir.

“Señor…” gritó el protector de Dongshan Jin. “Aunque su fuerza es inmensa, los expertos de la Mansión Dongshan son tan abundantes como las nubes. Si matas al Joven Marqués, solo le espera la muerte”.

Era como si Qin Wentian no haya escuchado sus palabras. Dio otro paso hacia adelante y ese protector instantáneamente sintió un imponente Qi Espada abatirse sobre él. Qin Wentian levantó su mano y cortó. Esa persona se retiró con velocidad explosiva, pero no fue lo suficientemente rápido. La sangre cayó como lluvia cuando apareció una sangrienta cicatriz en el centro de su frente.

“Noooo……” La sangre pegajosa salpicó a Dongshan Jin. Lanzó un aullido de terror, estaba tan asustado que no podía dejar de temblar.

Qin Wentian dio otro paso adelante. En este instante, todos los guardias bajo Dongshan Jin gritaron, mientras todos cayeron al instante sin que nadie quedara con vida.

El cuerpo de Dongshan Jin se ablandó mientras caía al suelo como una pila de barro blando. Estaba tan asustado que su alma casi se dispersó. Miró a Qin Wentian como si estuviera mirando a un demonio. Había visto a muchos expertos antes, pero ninguno le había causado una sensación de desesperación. Qin Wentian caminó paso a paso hacia él, la gente había muerto con cada paso que daba. ¿Fue esta la aplicación de un Mandato abrumador?

“El hombre de apellido Chu te pidió que vinieras aquí y después de eso, se había quedado en las inmediaciones para controlar la situación. Después de esto, habría personas informando a su Mansión que me mataran. Los resultados serían simplemente todos ellos muriendo hasta que aparezca el propio Marques. Incluso si tu padre lograra matarme, toda la Mansión Dongshan sería enterrada junto conmigo”.

Qin Wentian miró a Dongshan Jin con desdén mientras hablaba con frialdad. El frío viento soplaba en el cuerpo de Dongshan Jin, se sentía como si estuviera en el infierno. Todas y cada una de las palabras de este hombre le hicieron sentir un escalofrío tan frío que le perforaron los huesos. Tan frío.

Él no era tan estúpido. ¿Cómo no entender lo que quiso decir Qin Wentian? No solo la persona de apellido Chu quería su vida, sino que también conspiró para matar a toda la Mansión del Marques Dongshan. Un esquema tan venenoso realmente había helado su alma. El joven frente a él tenía un estatus extraordinario. Incluso si lo mataran, era muy probable que todo la Mansión Dongshan terminara sido condenada a muerte.

“¿Qué tan estúpido puedes ser para convertirte fácilmente en la pieza de ajedrez de los demás?” La voz de Qin Wentian era tan fría como siempre. Dongshan Jin reprimió su miedo y trepó desde el suelo. Miró a Qin Wentian y habló: “¿No sería su astuto plan in capaz lograr éxito si simplemente me deja ir?”

La mano de Qin Wentian silbó en el aire, matando a Dongshan Jin con un solo golpe de palma en la cabeza, haciéndolo dar un golpe mortal.

Había algunas cosas en las que uno no podía mostrar misericordia. Aunque los crímenes de este hombre no eran dignos de causar su muerte, sus palabras ya habían humillado a Mo Qingcheng. Además, sus pensamientos eran depravados y sucios, si Qin Wentian mostraba debilidad aquí, ¿qué tan terribles serían las consecuencias? Qin Wentian no era un santo, desde el momento en que comenzó este asunto, Dongshan Jin ya estaba destinado a morir. Quizás el que controlaba la escena en las sombras también había esperado esto.

Una ráfaga de viento racheó, la silueta de Qin Wentian desapareció de donde estaba. Lejos había una silueta escondida en un rincón remoto, tan asustada que temblaba involuntariamente. De hecho, cuando escuchó el sonido del viento, ya había empezado a retirarse frenéticamente.

“¡Bzzz!” Una inmensa fuerza había atrapado directamente al joven de apellido Chu. Después de lo cual, una impresión de palma gigante se agarró a su garganta. El semblante de este joven estaba enmascarado por el terror, su cuerpo se estremecía incesantemente. Él personalmente había sido testigo de la aterradora muerte de Dongshan Jin y sus guardaespaldas, Qin Wentian fue demasiado decisivo a la hora de matar.

“¡Te diré todo!” Incluso antes de que Qin Wentian pudiera pronunciar una palabra, el joven de apellido Chu ya gritaba de miedo.

Qin Wentian permaneció en silencio, esperando en callado. Aunque ya sabía que era muy probable que la persona detrás de esto fuera Ye Kongfan, sería bueno escuchar otra información adicional.

“Este asunto fue dictado por la Mansión Marqués Ying. La Mansión Marqués Ying tiene una deuda de odio con la Mansión Marqués Dongshan y deseaba matar personas usando a alguien más. El Marqués Dongshan había sido demasiado protector con las deficiencias de Dongshan Jin. Aunque sabía que su hijo no era alguien capaz, todavía lo adoraba excesivamente. Fue precisamente por esta protección que nació un demonio diabólico lujurioso. Ahora, los expertos de la Mansión Dongshan deberían llegar pronto, sería mejor para el hermano Qin irse de inmediato. Si el Marqués Dongshan supiera que su hijo ha muerto, aún podría matarte bajo un ataque de furia a pesar de tu extraordinario estatus”. Gritó el joven de apellido Chu.

Qin Wentian frunció el ceño cuando preguntó fríamente: “¿Sabes quién soy? ¿Quién te dijo esto?”

“La belleza de la Santa Doncella es demasiado abrumadora; en el instante en que la vi supe que este asunto explotaría. Inicialmente había querido huir sin embargo todavía tenía curiosidad por el final. Por lo tanto, elegí esconderme aquí, pero no sabía que la percepción del hermano Qin ya me había descubierto”.

“¿Cómo supiste quién soy?” La voz de Qin Wentian contenía una intención glacial. Saber quién era Mo Qingcheng no era extraño, pero su nombre no debería estar tan extendido aún.

Sintiendo la intención asesina de Qin Wentian causó que la expresión en el rostro del joven de apellido Chu se convirtiera en algo parecido a las cenizas muertas. Lejos, se podían sentir algunas auras poderosas, evidentemente, los de la Mansión del Marqués Dongshan acababan de llegar. Qin Wentian frunció el ceño con disgusto mientras el joven de apellido Chu no sentía nada más que desesperación. Bajó la voz hasta susurrar: “En el instante en que vi a la Santa Doncella, supe de inmediato que este asunto tenía algo que ver con la Mansión Rey Qi. El Marqués Ying recibe órdenes de la Mansión Rey Qi, además, antes de esto, corría el rumor de que la Santa Doncella no era tan santa después de todo, ella en realidad… ”

“¿En realidad qué?” La intención asesina de Qin Wentian estalló cuando su voz llegó a los oídos del pobre joven. El joven de apellido Chu se estremeció al ver una expresión de desesperación en su rostro. Tenía miedo de que, aunque Qin Wentian lo perdonara, todavía tendría que morir hoy. Esos bastardos de la Mansión Marqués Ying en realidad no le habían dicho que estaban apuntando a la Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina. En este momento, su corazón estaba lleno de odio, que se extiende incluso a los de la Mansión Rey Qi.

“Esto definitivamente debe ser un rumor circulado por la Mansión Rey Qi para mancillar la reputación de la Santa Doncella. Dijeron que la Santa Doncella era solo una mujer lujuriosa que había dormido en la misma habitación que Qin Wentian, un miembro de la Secta Espada de Batalla, y se divirtió por un total de tres días”. El joven de apellido Chu apretó los dientes mientras él forzó las palabras. En el instante en que el sonido de su voz se desvaneció, las palmas de Qin Wentian aterrizaron con furia, mientras una fuerza abrumadora acompañada por la furia que dominaba los Cielos estalló, matando al pobre joven. Después de eso, la silueta de Qin Wentian parpadeó cuando reapareció al lado de Mo Qingcheng. Al ver el semblante de su amada, su intención asesina se elevó aún más.

“¡YE KONGFAN, VOY A MATARTE!”

Qin Wentian echó la cabeza hacia atrás y aulló hacia el cielo. Luego acarició suavemente la cara de Mo Qingcheng solo para ver a Mo Qingcheng mirándolo, sonriendo mientras negaba con la cabeza, “Wentian no importa. Mientras sepamos la verdad, es suficiente para mí”.

Qin Wentian sintió una punzada de dolor en el corazón al mirar el semblante de Mo Qingcheng, a Mo Qingcheng no le importaban los chismes de los demás porque ya se había tratado a sí misma como su esposa. ¿Qué es lo peor que podrían decir?

Sin embargo, no esperaba que Ye Kongfan fuera tan despreciable, usando tales rumores para lastimarlo. Incluso había arrastrado a Mo Qingcheng a esto, queriendo destruir su reputación.

Tirando de la mano de Mo Qingcheng, los dos se elevaron en el aire. Frente a ellos, una horda de expertos se precipitaba sobre ellos, y cuando vieron el cadáver de Dongshan Jin, las auras asesinas que exudaron se volvieron cada vez más aterradoras.

Al mirar a Qin Wentian y Mo Qingcheng, instantáneamente adivinaron su identidad. ¿Qué tan lamentable era Dongshan Jin? Había sido tan estúpido que terminó siendo una pieza de ajedrez. Morir de una manera tan retrasada.

“Ambos es mejor que se queden aquí para esperar la decisión del Marqués”. La persona a la cabeza dijo, señalando a sus hombres para rodear a la pareja. No se atrevieron a hacer un movimiento. Sin embargo, si liberaban a los asesinos, el Marqués Dongshan los mataría a todos en un ataque de ira. Como Dongshan Jin había muerto, el único curso de acción que les quedaba era retener a Qin Wentain.

“¡Bzz!” La Alabarda Demonio Escarlata apareció en las manos de Qin Wentian. Sus ojos parpadearon con una luz aterradora cuando dijo con frialdad: “Soy Qin Wentian de la Secta Espada de Batalla, la Santa Doncella del Valle Soberano de Medicina no es otra que mi esposa. La Mansión Rey Qi ha difamado su nombre, causando daños irreparables a su reputación, incluso usándome como cuchillo para matar a otros. No mostraré misericordia. Si todos ustedes aún desean bloquearnos, ¡no me culpen!”

Mientras hablaba, la voz de Qin Wentian era como un rayo que retumbaba a través de esta área de diez li. Quería que todos supieran que Mo Qingcheng era su esposa. Solo entonces los demás comprenderían que esos rumores que circulaban no eran más que calumnias.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario