A Will Eternal

A Will Eternal – Capítulo 1

Serie: A Will Eternal.
Primera recopilación: Capítulos del 1 al 100.
Capítulo 1: Soy Bai Xiaochun.
Autor: Er Gen (耳根).
Traducción al español: Valvrave.


Capítulo 1: Soy Bai Xiaochun

El Monte Maoer 1 se encuentra en la Cordillera Donglin 2. A los pies del Monte Maoer había una pequeña y pintoresca aldea. Sus aldeanos vivían principalmente trabajar la tierra, y no tenían mucho contacto con el mundo exterior.

Actualmente estaba amaneciendo, y sus aldeanos se habían reunido en la entrada de la aldea para despedir a un joven de unos quince o dieciséis años de edad. El joven parecía delgado y débil, pero tenía una tez blanca y saludable, una encantadora apariencia en general. Vestía una túnica verde ordinaria que al parecer se había desgastado de tanto lavarla. Algo sobre su forma de vestir, junto a esa mirada inocente en sus ojos, le daba un aspecto de ser excepcionalmente inteligente.

Su nombre era Bai Xiaochun 3.

“Queridos ancianos y amigos, me marcho a recorrer mi camino de aprendizaje para llegar a la inmortalidad, ¡os echaré de menos a todos!” El rostro del joven mostraba un ligero pesar, como si no pudiera soportar separarse de sus paisanos. Esto le hacía ver aún más encantador que antes.

A su alrededor, los aldeanos se miraron ansiosos los unos a los otros, y entonces pusieron expresiones pareciendo aún más reacios a verlo partir.

Un anciano de pelo blanco salió de entre la multitud y dijo: “Xiaochun, desde que tus padres fallecieron, hace ya un tiempo, tú has sido m…” hizo una pequeña pausa, “… ¡muy buen chico!” Al ver que Bai Xiaochun aún no se había marchado, continuó: “¿No me digas que estás dudando y ya no estás interesado en vivir para siempre? Todo lo que tienes que hacer es convertirte en un inmortal, ¡y entonces podrás vivir eternamente! ¡Por mucho mucho mucho tiempo! Bueno, ya es hora en que debes partir. Incluso un aguilucho debe aprender a volar con el tiempo y abandonar su nido.”

“No importa qué situaciones te encuentres en el camino, debes afrontarlas y seguir adelante. Una vez abandones la aldea, nunca debes volver atrás, ¡porque tu camino siempre se encuentra frente a ti, no detrás!” El anciano le dio unas palmaditas amablemente en el hombro a Bai Xiaochun.

“Vivir para siempre…” Murmuró Bai Xiaochun. Un temblor corrió a través de él, y una mirada de determinación comenzó a mostrarse en sus ojos. Bajo las miradas alentadoras del anciano y del resto de aldeanos, asintió con la cabeza seriamente y miró a todos a por última vez, se dio la vuelta y se marchó alejándose de la aldea.

Viendo la silueta del joven desapareciendo en la distancia, los aldeanos, uno por uno, comenzaron a mostrarse cada vez más excitados. Sus expresiones tristes se volvieron alegres, e incluso el anciano de cara amable empezó a temblar con lágrimas corriendo por su rostro.

“¡Los cielos son justos! Esa comadreja 4 finalmente… ¡finalmente se ha marchado! ¿Quién fue el que le contó que había visto un inmortal por la zona? ¡Voy a darle una gran recompensa en nombre de toda la aldea!”

La pequeña aldea pronto se inundó con el eco de gritos de júbilo, algunos incluso sacaron tambores y gongs, y los tocaban con entusiasmo.

“¡Esa maldita comadreja finalmente se ha ido!” dijo alguien. “Mis pobres gallos… Él odiaba sus cantos al amanecer, por lo que de alguna forma consiguió instigar a un grupo de niños para que se comieran hasta el último gallo del pueblo.”

“¡Hoy es el comienzo de una nueva era!”

Para entonces Bai Xiaochun aún se encontraba bastante cerca de la aldea, y en realidad podía escuchar los sonidos de los gons y tambores. Incluso captó algunos de los gritos de emoción.

Se detuvo en seco, con una expresión extraña en su rostro. Segundos después, se aclaró la garganta y siguió su camino. Acompañado por los sonidos de celebración a lo lejos, caminó a lo largo del sendero en dirección al Monte Maoer.

El Monte Maoer no era una montaña muy alta, pero estaba cubierto de abundante vegetación. Por ello, incluso con el sol del amanecer, debajo de los arboles estaba oscuro y silencioso.

“Dos-Perros me contó que cuando estuvo cazando jabalíes hace unos días, vio un inmortal volando por esta zona…” Bai Xiaochun siguió caminando con el corazón palpitante. De repente, escuchó como un gruñido que venía de unos arbustos cercanos. Sonaba como el gruñido de un jabalí, e inmediatamente Bai Xiochun empezó a ponerse nervioso sintiendo un escalofrío recorriendo su espalda.

“¿Quién? ¡¿Quién anda ahí?!” Bai Xiaochun rápidamente metió su mano derecha en su bolsa de viaje sacando cuatro hachas y seis machetes, pero aun así no le daban una sensación de seguridad, por lo que también saco una pequeña varilla negra de incienso del interior de su túnica y la sostenía fuertemente con su mano izquierda.

“¡No salgas!” gritó temblando, “¡Ni se te ocurra salir! ¡Tengo hachas y machetes, además con esta varilla de incienso, puedo convocar rayos de los cielos, e incluso invocar inmortales! Si te atreves a mostrar tu cara, ¡estás MUERTO!” Bai Xiaochun gritó temblando, se dio la vuelta y salió corriendo agitando sus brazos. Eventualmente se podían escuchar sonidos metálicos de hachas y machetes cayendo al suelo a izquierda y derecha.

Tal vez lo que hubiera dentro de los arbustos fue ahuyentado por sus gritos. Los sonidos cesaron y ningún animal salvaje salió de ellos. La cara de Bai Xiaochun estaba completamente pálida, se secó el sudor frío de la frente, y consideró renunciar a la loca idea de subir a la montaña, pero entonces pensó en la varilla de incienso que sus padres le habían confiado antes de morir. Supuestamente había sido legada por sus antepasados, quienes la habían recibido como agradecimiento después de casualmente rescatar a un inmortal. Antes de partir el inmortal les había dejado esta varilla de incienso como pago por la amabilidad que le habían mostrado. Además, les prometió que aceptaría a uno de los descendientes de la familia Bai como su discípulo. Simplemente encendiendo la varilla de incienso él aparecería.

Hasta ahora, Bai Xiaochun había encendido la varilla de incienso más de diez veces en los últimos dos años, sin embargo el inmortal nunca apareció. Con el tiempo, Bai Xiaochun había empezado a preguntarse si la historia sobre el inmortal era cierta. Finalmente, esta vez tomó la decisión de subir la montaña. Por un lado debido a que la varilla de incienso ya casi se había agotado, y por otro lado debido a que alguien le había dicho que había visto a un inmortal volando recientemente por allí.

Y así fue como terminó en esta situación. Su teoría era que, si estaba más cerca del inmortal, entonces tal vez sería más fácil para el inmortal percibir el incienso.

De pie frente a la montaña, Bai Xiaochun dudó por un momento, y después apretó los dientes y decidió seguir adelante. Afortunadamente la montaña no era muy alta y no pasó mucho tiempo antes de que llegara a la cima jadeando. Contempló emocionalmente el pueblo a los pies, antes de echar un vistazo al pequeño trozo negro de incienso del tamaño de una uña en la palma de su mano. Estaba claro que había sido encendida muchas veces y ya casi se había agotado.

“Ya han pasado tres años. Papá, Mamá, deseadme suerte. ¡Esta vez, tiene que funcionar!” Bai Xiaochun inspiró profundamente y con cuidado encendió el incienso. Inmediatamente, una fuerte ráfaga de viento se elevó a su alrededor, y en un abrir y cerrar de ojos, nubes oscuras llenaron el cielo. Relámpagos destellaron, y truenos ensordecedores resonaron en sus oídos.

La majestuosidad de la escena causo que Bai Xiaochun temblara temeroso de ser asesinado por un rayo. Estuvo apunto de escupir sobre el incienso para apagarlo, pero logró contenerse.

“En los últimos tres años, he encendido esta varita de incienso un total de doce veces, esta es la decimotercera vez. Esta vez, tengo que dejar que se consuma, ¡vamos Xiaochun! Los rayos no te van a matar… probablemente…” En todas esas doce veces que Bai Xiaochun hubo encendido el incienso en el pasado, se produjeron rayos y truenos, y sin embargo ningún inmortal apareció. Cada una de las veces estaba tan aterrado, que escupió sobre la varilla de incienso para apagarla. De hecho encontró un poco extraño que la supuesta varilla de incienso de un inmortal pudiese ser apagada con simple saliva ordinaria.

Bai Xiaochun se quedó allí sentado, temblando de miedo, mientras los truenos retumbaban a su alrededor. De repente, un relámpago multicolor apareció en el cielo a lo lejos.

Envuelto en la luz arco iris había hombre de mediana edad que vestía una lujosa túnica, su aspecto causaba reminiscencia de un ser celestial, a pesar de esto, se veía totalmente agotado y si uno lo miraba de cerca, sus ojos parecían parpadear de agotamiento extremo.

“¡Finalmente voy poder ver exactamente qué imbécil ha estado encendiendo la varilla de incienso sin parar durante estos últimos tres años!”

Cada vez que el hombre pensaba en lo que había sufrido los últimos años, se sentía bastante molesto. Tres años atrás, había sentido el aura medicinal del incienso que había regalado tiempo atrás, cuando todavía estaba en la etapa de Condensación de Qi, inmediatamente había recordado la deuda contraída cuando estaba en el mundo mortal.

La primera vez que había salido volando en respuesta a la varilla de incienso, había asumido que sería una simple cuestión de ir y regresar inmediatamente. Nunca se había imaginado que, antes de encontrar el sitio, el aura de la varilla se desvanecería repentinamente cortando su conexión con ella. Si esto hubiese ocurrido una sola vez, no habría sido para tanto. Sin embargo, en los últimos tres años, esto había pasado más de diez veces.

Una y otra vez su búsqueda era interrumpida de forma repentina, por lo que constantemente había tenido que dejar la secta y luego regresar. Ida y vuelta, ida y vuelta… Era un tormento.

Así que esta vez, cuando desde la distancia, finalmente vio el Monte Maoer y a Bai Xiaochun, estaba extremadamente irritado. El hombre aterrizó en la cima de la montaña, y agitando su mano, al instante extinguió lo que quedaba de la varilla de incienso.

Los truenos cesaron, y Bai Xiaochun se quedó mirando al hombre en estado de shock.

“¿Es usted un inmortal?” Bai Xiaochun preguntó con cautela. Todavía no estaba muy seguro de lo que sucedía, deslizó su mano detrás de su espalda y agarró un hacha.

“Puedes llamarme Li Qinghou 5. ¿Eres del Clan Bai?” Los ojos del inmortal de mediana edad brillaban como un rayo, mientras examinaba a Bai Xiaochun, ignorando el hacha a su espalda. Para él, Bai Xiaochun parecía delicado, de cara bonita, y le recordaba a su viejo amigo de hace años. Por otro lado, su talento latente parecía adecuado. La ira de Li Qinghou poco a poco comenzó a desvanecerse.

Bai Xiaochun parpadeó un par de veces, y a pesar de que aun sentía un poco de miedo, se sentó con la espalda recta y obedientemente respondió “Junior definitivamente pertenece al clan Bai, yo soy Bai Xiaochun”

“De acuerdo, entonces respóndeme esto,” dijo Li Qinghou con un tono frio “¿por qué la has encendió sin parar durante los últimos tres años?” realmente deseaba saber la respuesta a esta pregunta.

Cuando Bai Xiaochun escuchó esta pregunta, su mente comenzó a funcionar de forma desenfrenada mientras trataba de dar con una buena respuesta. Finalmente plasmó una máscara de melancolía en su rostro mientras miraba con añoranza a la remota aldea al pie de la montaña.

“Este humilde descendiente es una persona que realmente entiende el valor de las relaciones, no estaba dispuesto a despréndeme de mis queridos aldeanos, cada vez que encendía el incienso, me rogaban que me quedara, al igual que hoy, incluso todavía se puede oír que están devastados por mi partida”.

El inmortal de mediana edad se le quedó mirando brevemente, esta razón, nunca antes la había considerado, su temperamento calmado aún más. A juzgar por estas palabras, parecía que el carácter de este joven no era tan malo.

Pero cuando su mirada se posó en el pueblo, utilizó, como era habitual, sus sentidos para explorar el pequeño asentamiento, al oír el sonido de los aldeanos, que golpeaban sus tambores y celebrando la salida de “la comadreja”, su expresión se tornó nuevamente fea, mientras que empezó a sentir dolor de cabeza. Mientras inspeccionaba al aparentemente ingenuo y obediente Bai Xiaochun, quien parecía que no podía matar ni una mosca, al instante entendió, que, en realidad, este joven era un completo villano.

“¡Dime la verdad!” El inmortal de mediana edad lo miró y rugió con su voz retumbando fuertemente.

“Oiga, no puede culparme,” dijo Bai Xiaochun con un tono miserable “¡No es mi culpa! ¡Culpe a su pésima vara de incienso! Cada vez que la encendí, comenzaba a relampaguear, casi me matan los rayos en múltiples ocasiones, haber sobrevivido a esto trece veces, ¡ya es toda una hazaña!”, dijo Bai Xiaochun patéticamente.

El inmortal de mediana edad miraba Bai Xiaochun, sin saber qué decir.

“…Si tanto te asustaban los rayos, ¿por qué la encendiste tantas veces?” preguntó Li Qinghou

“¡Porque me da miedo morir!” Bai Xiaochun respondió indignado, “¿acaso el objetivo de la cultivación inmortal no es el vivir eternamente?, ¡yo quiero vivir para siempre!”

El inmortal de mediana edad se quedó sin palabras una vez más, sin embargo, encontró la fascinación de esto joven con la inmortalidad, encomiable, si se entrenase con dureza en una secta, tal vez su actitud mejoraría.

Después de una breve consideración, agitó las mangas y envolvió a Bai Xiaochun en un haz de luz que salió disparado hacia la distancia.

“De acuerdo, ven conmigo,” dijo.

“¿A dónde?” preguntó Bai Xiaochun, cuando se dio cuenta de que estaba volando, “¡ah!, qué alto…” El suelo estaba muy, muy lejos, lo cual causo que la sangre dejara su cara, inmediatamente soltó su hacha y se agarró con fuerza a la pierna del inmortal.

Li Qinghou miró a Bai Xiaochun quien se aferraba a su pierna, sintiéndose un poco desconcertado respondió:

“A la Secta Arroyo Espiritual.”

ÍndiceSiguiente

  1. Monte Maoer en chino es 帽儿山 mào er shān. En inglés se traduce como “Mount Hood”, que en español significa “Monte Capucha”. Tal monte existe en el mundo real. Se encuentra China, cerca de la ciudad de Yanji, capital de la prefectura autónoma de Yanbian, en la provincia de Jilin.
  2. Cordillera Donglin en chino es 东林山脉 dōng lín shānmài. En inglés se traduce como “Eastwood Mountain Range”, que en español significa “Cordillera Bosque del Este”.
  3. El nombre de Bai Xiaochun en chino es 白小纯 bái xiǎo chún. Bai es un nombre de familia común, que también significa “blanco”. Xiao significa “poco”. Chun significa “puro”.
  4. “Comadreja” en chino es 白鼠狼 bái shǔ láng. Su traducción literal es “blanco ratón lobo”. El primer carácter coincide con el apellido familiar de Bai Xiaochun. Entre tal coincidencia, sumado al incidente con los gallos (puesto que a las comadrejas y los gallos no se llevan bien, jeje), imagino que por ello los aldeanos le pusieron tal apodo.
  5. El nombre de Li Qinghou en chino es 李青候 lǐ qīng hòu. Li es un nombre de familia común. Qing significa verde, azul, negro, azur, etc. Hou tiene muchos significados, entre ellos “tiempo” y “esperar”.

Publicado por

Valvrave

Traductor al español de Chaotic Sword God.

4 comentarios en “A Will Eternal – Capítulo 1”

  1. Hola queridos lectores. Aquí os presento el primer capítulo de “A Will Eternal”. Intentaré cumplir con un ritmo de 3-4 capítulos semanales. Podría publicar más, pero prefiero dedicarle su tiempo y que la traducción sea la mejor posible. Que la disfrutéis. Un saludo.

Deja un comentario