Overlord – Volumen 6: Capítulo 7 (Parte 4)

Serie: Overlord.
Volumen 6: Los Hombres en el Reino (Parte 2).
Capítulo 7: Preparativos para el ataque (Parte 4).
Autor: Kugane Maruyama (丸山くがね).
Ilustrador: So-bin.
Traducción al español: Erb.


Capítulo 7: Preparativos para el ataque

Parte 4

Mes de Fuego Bajo (Mes 9), Día 4, 20:31

“Que haya enviado a este tipo de fuerza… Debo agradecérselo apropiadamente a Ainz-sama.”

Fueron las primeras palabras de Sebas luego de mirar a los que estaban reunidos en la mansión. Con Demiurge como su líder, los Guardianes Shalltear y Mare, y también estaban presentes las Pléyades Solution y Entoma. Además estaban presentes muchos de los subordinados de alto nivel de Demiurge, los Señores del Mal. Verdaderamente era una fuerza poderosa. Incluso se podría decir que era execiva.

“Especialmente el que hayan venido los Guardianes que se disputan el primer lugar en fuerza…”

“De acuerdo a las órdenes de Ainz-sama, yo, Demiurge, asumiré el mando… ¿Hay alguna objeción, Sebas?”

“Por supuesto que no.”

“Entonces voy a decir esto de una vez para que no hayan malentendidos entre nosotros. Ainz-sama nos ordenó rescatar a Tsuare, pero la razón por la que comprometió esta fuerza es para castigar a estos ignorantes Ocho Dedos que cometieron un grave pecado contra el Ser Supremo.”

“Eso lo sé muy bien. Rescatar a Tsuare es sólo un objetivo secundario.”

“Correcto. Dudo que esta Tsuare posea alguna resistencia contra magia de resurrección, así que la única razón para tratar de rescatarla con vida es debido a tu sugerencia.”

No era un tono agradable.

“Aun así, si ya está muerta, tendremos el pequeño problema de encontrarla. Si yo fuera el enemigo, arrojaría su cabeza decapitada a los idiotas que vinieran por ella. ”

“Pensé que lo más probable sería que les mostraras una escena de ti torturando al rehén como ejemplo, Demiurge.”

“Una conclusión muy lógica. Capturar a los aspirantes a rescatistas y torturar al rehén frente a sus ojos… Sólo imaginarlo me acelera el corazón.”

“¿Y qué exactamente hace que tu corazón se acelere?”

Sebas ocultó su rabia bajo una sonrisa. Aunque, si se trataba de Demiurge, podría ver a través de ella. Era un acto transparente frente a él.

“Todo, Sebas. Todo.”

Los ojos como rendijas de Demiurge emitieron una mirada helada.

“Por supuesto, si fuera yo, incluso planearía que el rescatista escape con el rehén, y en el momento en que creyeran haber escapado, le daría la vuelta a las cosas. Cuanto mayor es su esperanza, mayor es su desesperación.”

“Eso suena divertido. Si tenemos una oportunidad, me gustaría intentar eso también.”

“P-pero si realmente escapan, ¿n-no sería peligroso?”

Demiurge y Shalltear rieron.

“Mare, fue gracioso lo que dijiste. Por supuesto que nos aseguraríamos de que en realidad no pudieran escapar. Bueno, si alguna vez lo hacen, serían dignos de alabanza.”

“Demiurge, ¿ya obtuviste la información necesaria para destruir a los Ocho Dedos?”

“Por supuesto, Sebas. Tengo toda la información necesaria.”

Sebas estaba honestamente sorprendido. El tiempo que Demiurge había pasado en la capital fue extremadamente corto, pero para que haya podido reunir información así de rápido… Sebas no quería imaginar el tipo de métodos que había usado. De lo único que estaba seguro era que si Demiurge estaba actuando por órdenes de su amo, no perdería el tiempo.

“Ahora, sobre las ubicaciones, es un buen número, pero todo lo que queda es atacarlas. Si es posible, traten de capturar a aquellos que parezcan poseer información útil, y asegúrense de recordarles sus malas acciones a estos Ocho Dedos—”

Demiurge se detuvo de pronto, mirando a Sebas antes de continuar.

“—Que se hayan atrevido a ensuciar al nombre más elegante y magnífico de Ainz Ooal Gown. Si queremos pagarles proporcionalmente este insulto, también necesitaremos extraer más información. ¿Alguna objeción?”

“¡N, no!”

“Tienen que pagar con sus vidas por su rudeza hacia Ainz-sama.”

“Por supuesto, no hay objeción.”

Los dos Guardianes y el mayordomo respondieron. Las Pléyades y los Señores del Mal simplemente agacharon la cabeza sin decir una palabra.

“Bien, entonces Sebas. ¿Puedes decirme el lugar en el que te citaron? Necesito confirmar si es una de las ubicaciones de las que me enteré.”

Cuando Sebas le dijo la dirección, Demiurge sonrió.

“¿Debería estar contento porque coinciden? ¿O triste porque hay un lugar menos que atacar? Es uno de los lugares que ya he explorado. Te dejaré ese lugar a ti.”

“Gracias. Pero es posible que esté herida. Deseo llevar a alguien capaz de usar magia curativa.”

“Salvarla es también el deseo de Ainz-sama… Solution, ya que tienes habilidades de detección superiores, quería dejarte de reserva, pero ¿puedes apoyar a Sebas?”

“Como ordene, Demiurge-sama.”

“Pero, Demiurge, acerca de los humanos que secuestraron a Tsuare al interior de ese edificio…”

“Si dejas con vida a alguna de las basuras que intentaron pisotear los planes de Ainz-sama, yo mismo te mataré esta vez.”

“No te preocupes, Demiurge. Los exterminaré.”

“Ya hace mucho que quería decir esto… ¿ustedes dos no podrían ser más amigables el uno con el otro?”

Por el rabillo del ojo, Sebas pudo ver la expresión ambigua que hacía Demiurge. Imaginó que probablemente él mismo hizo una expresión similar. Mientras más pensaba sobre la razón por la que no gustaba mucho de Demiurge, más extraño se sentía. Él estaba perfectamente bien con Shalltear, que compartía pasatiempos similares a Demiurge, pero Demiurge lo molestaba cada vez que hablaban uno con el otro. Aun así, pelear con Demiurge justo antes de una misión sería escupir en la bondad de los Seres Supremos. Sebas se disculpó profundamente con su amo dentro de su corazón e hizo una reverencia ante Demiurge.

“Me disculpo por mostrarte descortesía aun cuando viniste a corregir mis errores.”

“…Bueno, no tiene importancia. Por ahora… ¿estará bien que evacues a Tsuare de inmediato hacia Nazarick luego de que la rescates?”

“Por supuesto. ¿Fueron hechos todos los preparativos para recibirla?”

“No hay problema~. En ese punto, nos preparamos adecuadamente.”

Sebas asintió con la cabeza hacia Entoma que había hablado con dulzura.

“¿Alguna otra pregunta? ¿No? Entonces dividiremos a los miembros en siete grupos y decidiremos dónde atacará cada uno. Por supuesto, Sebas y Solution ya están asignados, pero lo primero a tener en cuenta… ¡Shalltear!”

El tono de Demiurge de repente se hizo fuerte, sorprendiendo a Shalltear.

“¿Qué, qué sucede, Demiurge?”

“Por favor quédate atrás como reserva, ya que pierdes todo el control cuanto te empapas de sangre. Sería un problema si pierdes el control matando moscas inútiles.”

“¡Todo, todo estará bien! ¡Si uso la Lanza Spuit para absorberlo todo, las probabilidades de que eso ocurra son muy bajas!”

“La respuesta sigue siendo no. Necesitamos ser cuidadosos con esto y evitar los riesgos tanto como sea posible. También, Sebas, me disculpo de antemano. Rescatar a Tsuare y castigar a los Ocho Dedos es sólo la primera etapa del plan. Sin embargo, no puedo decirte nada sobre el plan completo o la segunda etapa, porque en el momento en que regreses a Nazarick, luego de completar la primera etapa, ya no serás parte del plan. Para evitar cualquier fuga de información, sólo la compartiremos cuando sea necesario. ”

“Lo entiendo. Entonces me prepararé de inmediato.”

Una vez que Sebas dejó el cuarto, Demiurge continuó.

“Muy bien, primero, compartiré la información importante. Concéntrense y asegúrense de no perderse de nada. Entoma, tú puedes crear ilusiones, ¿cierto? Entonces por favor úsalas como te lo ordene.”

“Entendido~.”

Luego de escuchar todos los detalles de Demiurge, Entoma creó una ilusión en un espacio vacío. Demiurge estuvo completamente satisfecho con la ilusión.

“Les prohíbo matar a esta persona. En el peor de los casos, tienen permitido herirlo si fuera necesario, pero fundamentalmente piensen que no está permitido. Especialmente tú, Shalltear.”

“No es necesario que me lo estés recordando.”

Shalltear hinchó las mejillas por haber sido mencionada repetidamente y Mare sonrió amargamente.

“U-umm. ¿Es-está bien, eh, no decírselo a Sebas?”

“Debería estar bien. Considerando su personalidad, no es alguien que lastimaría a gente indiscriminadamente… pero sólo por si acaso, ¿te encargarás de esto en una emergencia, Solution?”

“Sí, como ordene.”

Demiurge asintió con satisfacción.

La última parte del plan estaba relacionada a alguien que traería enormes beneficios para Nazarick. Si cometían un error, entonces era posible que ese objetivo definitivo de dominación mundial, aquél que el Ser Supremo Ainz Ooal Gown no había dicho en voz alta, pudiera retrasarse. En el momento en que su amo dijo “lo dejo todo en tus manos”, los errores no podían tolerarse.

A pesar de haber recibido órdenes directas de Albedo; Shalltear, Cocytus y Sebas habían cometido errores uno después del otro. Si esto continuaba, las mismas habilidades de los Guardianes y las de los otros miembros más fuertes creados por los Seres Supremos serían puestas en duda. Por supuesto, su amo no mostraba disgusto por sus fallas, y la falla de Cocytus parecía haber sido parte del plan, pero no podían seguir dependiendo de su buena voluntad.

(Debemos demostrar qué tan útiles somos los Guardianes para Ainz-sama al tener éxito con este plan.)

¿Había algún uso para subordinados estúpidos que no podían llevar a cabo sus deberes de manera satisfactoria?

Y si el último de los Seres Supremos fuera a desaparecer por la decepción…

Demiurge se congelaba de miedo con sólo pensar en esto.

(El fracaso no es una opción. Debemos mostrar un resultado que limpie todos los fracasos anteriores.)

Con seguridad en su corazón, Demiurge los miró a todos.

“Y no olviden, las personas que le lavaron el cerebro a Shalltear podrían estar aguardando una oportunidad para atacar. Nadie abandonará sus puestos sin permiso. Si son considerados sospechosos por mí o por cualquier otro Guardián, levanten los dos brazos o sus equivalentes como prueba de su lealtad. No actúen de manera sospechosa. Si lo hacen podríamos matarlos de inmediato por la seguridad del plan. ¿Alguna pregunta?”

“Eh, a-acabo de hacer una pregunta, pero ¿podría hacer otra?”

Demiurge le mostró una sonrisa amable a Mare y le indicó que lo hiciera.

“Ah, sí. S-Sebas no tiene un ítem de Clase Mundial como nosotros. ¿Estará bien?”

“Como Ainz-sama ha previsto, él será el cebo. Si el enemigo cae, sería grandioso. Albedo está observando desde el Salón del Trono en caso de que un enemigo caiga en la trampa. Además, para los que no puedan usar「Mensaje」, no actúen de manera independiente. Yo vigilaré toda la operación, así que vengan a mí en lugar de eso. En caso de emergencias o si por alguna razón no pueden contactarme, ya le dije a Mare todo sobre el plan y él actuará como mi segundo al mando.”

“¿Qu… qué hay sobre mí…?”

“Lo siento Shalltear, pero como dije, no puedo confiar por completo en ti, así que estarás en la reserva. Ahhh… tu incontrolable sed de sangre puede ser un gran problema.”

“¡Entiendo, entiendo, muy bien!”

“Tan pronto como termine la primera etapa, inmediatamente pasaremos a la segunda. Ahora se los explicaré. Éste es el verdadero asunto, así que presten aten—… ¿Qué sucede?”

Un Demonio de Sombras salió de la sombra de Demiurge y le susurró algo al oído.

“¿Es así? Ciertamente es de último minuto, pero no hay remedio.”

Era un asunto verdaderamente molesto pero no podía ignorarlo.

“Mare, se trata de información nueva. Tenemos un nuevo escondite de los Ocho Dedos que atacar. Lo siento, pero necito que vayas allá. Podrías no tener suficientes tropas, pero te enviaré a Entoma como apoyo.”

“¡S-sí, um, por favor déjemelo a mí!”

“Buena respuesta. Luego hablaremos sobre los detalles, pero por ahora dejen que les explique la Operación Gehena mientras todos siguen aquí. Éste es el plan más importante que ejecutaremos en el Reino, así que presten atención.”

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario