Overlord – Volumen 6: Capítulo 6 (Parte 2)

Serie: Overlord.
Volumen 6: Los Hombres en el Reino (Parte 2).
Capítulo 6: Introducción a los disturbios en la capital real (Parte 2).
Autor: Kugane Maruyama (丸山くがね).
Ilustrador: So-bin.
Traducción al español: Erb.


Capítulo 6: Introducción a los disturbios en la capital real

Parte 2

Mes de Fuego Bajo (Mes 9), Día 4, 15:01

El sol salió y comenzó nuevamente el atareado día de Sebas y Solution.

La razón de que fuese tan atareado era simple. Hubiese sido sencillo dejar el Reino sin decir una palabra, pero entonces echarían a perder todas las conexiones y contactos que habían construido. Por lo tanto, actuaron como si estuvieran regresando al Imperio. Con Solution a su lado, Sebas intercambió despedidas con todos los mercaderes y miembros importantes de los gremios que conocía.

Obviamente, la conversación no terminó con una simple despedida. Era obvio que esas personas querían dejar una buena impresión para futuros negocios, por no hablar de tener la oportunidad de hablar con una belleza como Solution. Como resultado, cada despedida tomó más de 30 minutos y el día se prolongó.

“Tomó bastante tiempo, pero el proceso de transporte de todo el trigo al almacén está completo. Parece ser que ahora podemos regresar sin problemas a Nazarick.”

Por su forma de hablar, Solution parecía brillar de alegría. Sebas sintió que ella estaba más feliz por completar las órdenes de su amo que ante la posibilidad de regresar a Nazarick. Ya que Sebas era el que estaba encargado de recolectar la información sobre el Reino, no había habido muchas oportunidades para que Solution sintiera que estaba cumpliendo sus deberes.

Ya que debía aparentar ser la persona a cargo, por lo menos las despedidas eran el trabajo de Solution. Con la fuerte sensación de satisfacción que ella sentía, casi parecía como si estuviera tarareando de alegría.

De hecho, debido a que estaba de tan buen humor mientras hablaba con los mercaderes, Sebas fue capaz de negociar muchos acuerdos favorables, como dejar de lado el pago del almacén ya que estaban comprando grandes cantidades de trigo.

(Ser una belleza tiene beneficios.)

Sebas realmente pensaba eso mientras ataba los caballos en los establos y caminaba hacia la puerta principal con Solution.

Parado frente a la puerta, Sebas insertó la llave en la cerradura. La giró como ya había hecho tantas veces, pero no se oyó el sonido de la cerradura al abrirse. Sebas frunció el ceño por la sorpresa y cruzó miradas con Solution.

(¿La puerta no está cerrada?)

Con pequeño empujón, la puerta crujió al abrirse. La única persona en la mansión era Tsuare, pero debería ser imposible que hubiese salido por cuenta propia.

“Hay varios arañazos nuevos alrededor del agujero de la cerradura. Es bastante posible que alguien la haya forzado…”

Antes de que Solution pudiera terminar de hablar, Sebas abrió la puerta de un golpe. No pensaba que habría ninguna trampa, e incluso si la hubiera, simplemente la destruiría.

La mansión se sentía vacía ya que habían desocupado todo. Poniendo al máximo sus habilidades de detección, Sebas buscó a Tsuare, pero no sintió nada.

“¡Tsuare! ¡Tsuare! ¿Estás aquí?”

Gritó mientras buscaba en la mansión. Había buscado en cada rincón pero no había ningún rastro. Era casi como si ella nunca hubiese existido en primer lugar.

(Definitivamente alguien estuvo aquí. Teniendo en cuenta que no hay olor a sangre, deben de haberla secuestrado. Entonces cuáles podrían ser sus demandas…)

Sebas apretó los puños con fuerza.

Estaba molesto consigo mismo por haber dejado descuidadamente a Tsuare sola en la casa. De hecho, había sentido temor de dejarla sola. Luego de su encuentro con la organización clandestina, él sabía que podría haber problemas en camino.

Sin embargo, la dejó en la mansión de todas formas debido a su trauma y miedo del mundo exterior y de los extraños. La única razón por la que no la afectó frente a los Guardianes fue porque no podía considerarlos humanos. La reacción de Tsuare en aquel momento fue la reacción extremadamente normal de una persona al encontrar un monstruo.

Aun si Tsuare hubiera podido quedarse en el carruaje, Sebas había querido evitar cualquier posible complicación y la había dejado en la mansión.

Debido a que el burdel que destruyó requeriría de tiempo para restablecerse, y ya que planear un ataque tomaría algún tiempo, Sebas había asumido que los que estaban detrás del burdel destruido necesitarían más tiempo para reorganizarse antes de intentar cobrar venganza. En retrospectiva, fue un error de cálculo desastroso, pero ahora era demasiado tarde.

Mientras caminaba por el pasillo a paso ligero, oyó que Solution lo llamaba desde la sala de recepción.

“Sebas-sama, por aquí.”

“¿La encontraste, Solution?”

No había forma de que lo hubiera hecho, ya que Sebas había revisado todo hace un momento. Sin embargo, ingresó a la habitación esperanzado y vio a Solution sosteniendo un pergamino.

“Parece que hay algo escrito—”

“Por favor, permíteme.”

Incluso antes de que Solution pudiera terminar de hablar, Sebas le quitó el pergamino. Usó el ítem mágico para leer el contenido, y luego arrugó el pergamino con rabia.

“Secuestrada. Los seguiré y la rescataré.”

“Parece ser un curso de acción apropiado.” Los ojos de Sebas se abrieron ya que no esperaba que Solution estuviese de acuerdo. “Sin embargo, Ainz-sama nos ordenó regresar a Nazarick. ¿No deberíamos darle prioridad a eso?”

“Pero no dijo que lo hagamos sin Tsuare.”

“Sebas-sama… si actúa por cuenta propia nuevamente, esta vez el incidente será mayor. Además, ¿cómo los va a encontrar?”

“Convenientemente han dejado un lugar y hora para el encuentro. Parece ser que pertenecen al grupo criminal propietario del burdel que destruí.”

“Ya veo. Sin embargo, aún tengo que enviarle un reporte a Ainz-sama antes de que se marche. Si no hubiese tocado ese burdel en primer lugar, esto no hubiera sucedido. Eso va en contra de las órdenes de Ainz-sama de no llamar la tención. Sebas-sama, si actúa imprudentemente nuevamente, eso significará que lo desobedeció de nuevo… Además, ¿ha olvidado las anteriores palabras de Ainz-sama?”

Era una respuesta elocuente, especialmente al considerar quién había garantizado la protección de Tsuare.

“Por favor repórtale a Ainz-sama que la han secuestrado y que estás esperando instrucciones.”

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario