Overlord – Volumen 4: Intermedio

Serie: Overlord.
Volumen 4: Los Héroes Hombres Lagarto.
Capítulo intermedio: Intermedio.
Autor: Kugane Maruyama (丸山くがね).
Ilustrador: So-bin.
Traducción al español: Erb.


Intermedio

La sala de conferencias detrás de él debería de haber comenzada a discutir un asunto diferente. Pero su trabajo en esa habitación había concluido, así que se había marchado.

Sin embargo solo había terminado de entregar su reporte, él aún debía terminar su trabajo como el primer escaño de la Escritura Negra, es decir como capitán. Éste incluía revivir a los miembros muertos, escoger personal temporal para cubrirlos, entrenar y llevar a cabo experimentos. Como las Seis Escrituras eran una organización secreta, él también debía vivir otra vida encubierta dentro de la Teocracia.

Y en lo concerniente a su vida privada, aún debía atender sesiones para encontrar pareja —bajo la premisa de un matrimonio polígamo. Sólo había tres ‘Divinos’* despiertos en la Teocracia Slane, así que los altos mandos le habían pedido sutilmente que incrementara su velocidad de reproducción.
(*神人 = persona divina, tan poderosa como Dios, tan refinada como Dios http://jisho.org/search/%E7%A5%9E%E4%BA%BA. En inglés están traduciendo este término como ‘God-kin’, podría ser semidiós supongo, pero no estoy seguro de ponerlo ya que en japonés semidiós es 半神. ¿Sugerencias?)

Tales asuntos sin importancia, seguían acumulándose ocupando casi todo su tiempo libre.

“Esperaba que hoy me dieran algún tiempo para relajarme.”

Luego de haber sido liberado de una de las más importantes conferencias en la Teocracia Slane, la conferencia del Arzobispo, él estiró sus hombros ligeramente, y sus ojos fueron atraídos por un sonido de click click.

Ya sabía quién era la persona que hacía esos sonidos incluso antes de mirarla. Sólo un reducido número de personas en la Teocracia Slane tenían permitido entrar a este lugar así que era fácil identificar a la persona rápidamente teniendo en cuenta a los que no habían estado presentes en la conferencia.

Como esperaba, una chica joven estaba recostada contra la pared.

Tenía una cabellera única, con diferentes colores a cada lado. Un lado era de un blanco plateado que deslumbraba los ojos, mientras que el otro era tan negro que parecía devorarlo todo. Sus ojos también eran de diferentes colores.

Al lado de esta joven se encontraba algo parecido a un arma enastada, una guadaña de guerra.

Ella parecía tener menos de quince años, pero su edad real superaba eso por mucho. Desde que él se convirtió en capitán de la Escritura Negra —el primer escaño, la apariencia de la joven no había cambiado.

Movió la mirada hacia las orejas de la joven ocultas por su cabello —pero se detuvo a sí mismo.

Sabía que a la joven no le gustaba que otros miren sus orejas.

Los brillantes labios de la joven se curvaron como si hubiera estado leyendo su mente.

Era una joven interracial nacida de probabilidades casi imposibles, el escaño especial, la más fuerte dentro de la Escritura Negra, ‘Muerte Segura’. Su trabajo consistía en proteger el santuario donde se encontraban los cinco equipos sagrados.

El sonido venía del juguete en las manos de la joven, llamado Cubo Rubik, hecho popular por los Seis Grandes Dioses. Al mismo tiempo que seguía produciendo los sonidos de click, la joven dijo:

“Es bastante fácil completar un lado, pero es realmente difícil completar dos, ¿cierto?”

Para él era algo sencillo, pero no estaba seguro si debía responder honestamente, así que respondió con una sonrisa irónica. La joven no parecía estar interesada en la respuesta de todos modos y continúo preguntando:

“¿Qué sucedió? ¿Por qué se reunieron todos los arzobispos?”

“Te debió haber llegado el reporte.”

“No lo leí.”

Respondió cortante.

“Es más rápido si se lo pregunto a alguien. ¿Acaso la profecía del ‘Astrólogo de las Mil Millas’ fue incorrecta? La misión para derrotar al Señor Dragón de la Catástrofe… algo les sucedió ¿cierto?”

Sus ojos no se habían cruzado durante la conversación porque la chica seguía mirando el juguete en sus manos.

“…Se enfrentaron con un misterioso no-muerto, resultando en dos muertos y alguien gravemente herido. Así que se retiraron.*”
(*En inglés dice: ‘Se enfrentaron’ …pero no estoy muy seguro de que sea correcto. Creo que él también estuvo allí.)

“¿Quién murió?”

No sentía tristeza por la muerte de alguien de su mismo grupo. Su actitud era parecida a como si estuviera preguntando por algo sin relación a ella, y a él esto no le molestaba. Esta actitud encajaba perfectamente con el estilo de esta joven.

“El guardaespaldas de Kaire-sama, Cedran, y Beaumarchais, que intentó capturar al vampiro que parecía estar inmóvil.”

“Entonces fueron ‘Escudo de las Mil Murallas’ y ‘Cadena Divina’. La ‘Princesa Miko de la Tierra’ murió en una misteriosa explosión, y la Escritura Negra perdió a dos buenos hombres… qué desastre. ¿Quién es la persona gravemente herida?”

“Es Kaire-sama. Alguna maldición parecía evitar que la magia curativa sane sus heridas, así que se retiró.”

“¿Y el vampiro?”

“Lo dejamos solo. Cuando tratamos de acercarnos o capturarlo, el vampiro contraatacaba. Así que nuestra gente decidió dejarlo solo en ese lugar.”

“¿No es eso solamente evitar el problema?”

“…Fue decidido durante la conferencia para mantener el status quo.”

Esa fue la conclusión a la que habían llegado más temprano en la sala de conferencias.

En lugar de sufrir pérdidas mayores al continuar el ataque, era mejor esperar y reunir sus fuerzas. De todos modos, las otras naciones no serían capaces de derrotar a ese no-muerto. La aparición de alguien así, significaba que era alguien del que debían cuidarse, y lo primero era reforzar su defensa nacional —Al final, llegaron al consenso de dejar un equipo mínimo y retirar a todos.

Él estaba de acuerdo con esta decisión.

Sólo alguien con el nivel de un Divino o Señor Dragón podría derrotar a ese vampiro en una pelea. Lo más sabio era dejar a un equipo atrás y observar por si aparecía alguien capaz de derrotar al vampiro.

“Hmm, ese no era un vampiro, ¿cierto?”

Él también estaba de acuerdo con eso, era por ello que había dicho que era un misterioso no-muerto.

“¿Podría haber sido un Señor Dragón? ¿El Señor Dragón Vampírico o el Señor Dragón del Ataúd Ancestral tal vez?”

La curva en los labios de la joven se incrementó en una obvia sonrisa. Pero sólo si se podía considerar esa expresión sedienta de sangre como una sonrisa.

“…¿No fueron destruidos esos dos dragones?”

Él respondió al mismo tiempo que la atmósfera se tornaba incómoda, pero obtuvo una respuesta inmediata.

“Ambos eran Señores Dragones no-muertos, es difícil decir si están realmente muertos.”

La joven levantó la cabeza por primera vez y le miró de frente. Había una tenue luz en sus ojos de diferentes colores, llenos de curiosidad, alegría y del deseo de luchar.

“Entre el vampiro y yo, ¿quién crees que es más fuerte?”

Él respondió a la pregunta que había estado esperando con la respuesta que ya tenía preparada.

“Por supuesto que tú.”

“Es eso así…”

La joven pareció perder el interés y observó el juguete de nuevo.

Él suspiró con alivio.

“Qué lástima, pensé que tendría la oportunidad de probar la derrota.”

Mientras escuchaba el murmullo de la chica, se preguntó: ¿Quién ganaría si los dos realmente luchaban?

Él se había enfrentado antes a la joven y al vampiro. El vampiro se sintió más fuerte, pero no había forma que pudiera ganar contra ‘Muerte Segura’.

Sus equipamientos estaban en niveles diferentes.

El vampiro parecía estar desarmado, lo que era el punto débil de los monstruos poderosos. Tenían demasiada confianza en su propia fuerza, así que no usaban equipamientos poderosos.

Por otro lado, la joven estaba equipada con las reliquias de los Seis Dioses, así, que él juzgó que ella era más fuerte. ¿Pero qué tal si ambas partes tuvieran equipamientos del mismo nivel?

Imposible.

Inmediatamente descartó la pregunta. Era imposible encontrar u obtener equipos que pudiera rivalizar con el equipamiento divino de la joven.

¿Pero qué tal si el vampiro los encontraba?

En ese caso… tal vez el invicto escaño especial, la persona más fuerte de la Teocracia Slane, conocería el fracaso. Y con la derrota del guardián de la humanidad llegaría el momento de la desesperación.

No, ¿por qué tenía que asumir que la joven lucharía sola?

Él no estaba a su nivel, pero él era un Divino y tenía muchos ítems a su disposición. Si él fuera a usar esos ítems, si se trataba de un solo vampiro, podrían derrotarlo. No había forma que existieran muchos no-muertos tan poderosos.

Mientras estaba perdido en sus pensamientos, escuchó una risa, y miró hacia el origen con el ceño fruncido.

“Hablemos de otra cosa, ¿Cuándo te casarás?”

Este era un asunto indeterminado que había surgido en una reunión anterior. Lo que ella quería decir era cuando él obtendría una novia —para decirlo con suavidad, una esposa, y para decirlo desagradablemente, una herramienta para hacer bebés.

“Aún no hay nadie.”

“Bueno, aún eres joven.”

Cuando los miembros de la Escritura Negra iban en misiones, debían usar máscaras especiales para conjurar un rostro falso.

Por las leyes dictadas por su Dios, alguien que superara la mayoría de edad, 20 años, sería considerado un adulto en la Teocracia Slane. Él era mucho más joven que eso cuando se quitaba la máscara.

“Luego de casarte, tu pareja será detenida dentro de la Teocracia… pero no te preocupes, ella aún podrá criar al niño.”

“Sé eso, también soy un miembro de la Escritura.”

“Cierto. Ah, sería mejor decirle a tu futura esposa que tendrás que casarte con otras. No hay problema ante los ojos de la ley, pero hay personas a las que les desagrada la poligamia a pesar de haber sido educadas de esa forma.”

Con el permiso otorgado por la Teocracia, era posible que un hombre se casara con muchas mujeres. Era una práctica arcaica para proteger el linaje de algunos hombres poderosos en el pasado. Pero la norma era la monogamia, y sólo unos cuantos lograban obtener el permiso de poligamia cada año. E incluso obteniéndolo, estaban limitados a sólo dos esposas.

“Gracias por tu gentil recordatorio, ¿qué hay sobre ti?… ¿no planeas casarte?”

Se lo preguntó porque ella era mucho mayor de lo que parecía.

“Bueno, si hay un hombre que pueda derrotarme, podemos casarnos. Incluso si fuera feo y tuviera una personalidad retorcida… incluso no importa si no es humano. Si ese hombre puede derrotarme, ¿qué tan fuertes serían nuestros hijos?”

La joven colocó su mano sobre su abdomen y sonrió por primera vez ese día. Él estaba seguro de que esta respuesta significaba que la chica no planeaba casarse nunca.

Pero ¿cómo podrían cambiar las cosas si aparecía una existencia capaz de derrotar a ese vampiro?

Una sensación de malestar nubló su corazón.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario