Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 299

Serie: Emperor’s Domination.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 299: Hermosa Bing Yuxia.
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: Lucy (SkyNovels).


Capítulo 299: Hermosa Bing Yuxia

—¡Te atreves…! Los hombres y mujeres que vinieron con Huangfu Feng se asustaron y gritaron. Sin embargo, tenían miedo de romper el jarrón mientras perseguían al ratón, así que no se atrevieron a acercarse a Li Qiye ya que estaba agarrando el cuello de Huangfu Feng.

Li Qiye ni siquiera los miró; él miró directamente a Huangfu Feng y calmadamente dijo: —Usted es sólo un Noble Real, pero ¿todavía se atreve a actuar arrogante delante de mí? Mis manos han tomado más sangre de Noble Real que la cantidad de agua que has bebido.

—Yo… soy una princesa de Aullido del Tigre. Si… ¡Si te atreves a matarme, entonces la Escuela de Aullido del Tigre nunca te dejará! Los ojos indiferentes de Li Qiye la aterrorizaron. Era como si él la mataría tan fácilmente como aplastar a una hormiga —un asunto tan trivial e insignificante.

En ese momento, una voz nítida y melodiosa apareció: —¿Desde cuándo fue que la Escuela de Aullido del Tigre está a cargo de las Cien Ciudades del Este?

Una persona se paró en la escalera con un aspecto sin igual y elegante en ropa masculina.

—¡Señorita Bing! El grupo que vino con Huangfu Feng se sobresaltó y todos dieron un paso atrás.

La mujer que apareció de la nada fue Bing Yuxia. Ella permaneció ociosamente allí y cerró su abanico de papel antes de acercarse a Huangfu Feng.

—La Escuela de Aullido del Tigre puede asustar a los niños pequeños, pero si quieres asustar al Hermano Li, debes —por lo menos— traer a la Secta Inmortal Soaring.

El grupo de hermanas de Chi Xiaodie estaba aturdido mientras miraban a Bing Yuxia. Ella era la descendiente de un linaje de Emperador Inmortal, un personaje alto en los ojos de las sectas pequeñas.

Li Qiye respondió libremente: —La Secta Inmortal Soaring no es nada especial.

Li Qiye lanzó entonces a Huangfu Feng como una bolsa de basura y no se molestó en mirarla: —Largo. ¡Hoy en día, mi estado de ánimo es bueno, así que no quiero matar! Si te atreves a aparecer delante de mí de nuevo… Aunque no me gusta matar a las mujeres, ¡personalmente te mataré!

Huangfu Feng estaba completamente pálida mientras luchaba por agarrar a su grupo para escapar. Estaba demasiado asustada para quedarse un segundo más.

El grupo de chicas estaba extremadamente intimidado. Anteriormente, se estaban burlando de Li Qiye y sentían que era un pequeño demonio inofensivo. Pero de repente, este inofensivo niño se convirtió en un verdadero y poderoso experto. Un Noble Real era como un pequeño pollo en las manos de Li Qiye, y esta realidad les hizo perder la cabeza mientras lo miraban aturdidas.

El entonces miró a las chicas y negó con la cabeza antes de decir con exasperación: —Nuestro buen tiempo ha sido arruinado por estas personas indescriptiblemente vulgares.

Las chicas recuperaron su ingenio; miraron a Li Qiye y luego se miraron sin decir nada.

—Oh, no querías que te presentara a nadie… ¿Así que es porque el Hermano Li tiene este interés de querer construir un harén para si mismo? Bing Yuxia miró a todas las chicas sentadas y luego sonriendo dijo con la mirada de un joven maestro juguetón: —Hermano Li, como dice la gente —aunque los vinos finos son grandes, uno no debe beber excesivamente. Tú solo cuidando de tantas chicas, ¿puedes manejarlo?

¡Ba! Li Qiye de repente golpeó las nalgas voluptuosas de Bing Yuxia.

Su repentino ataque la asustó. Ella saltó y se alejó instantáneamente para formar algo de distancia: —¡¿Qué estás haciendo?!

Mientras tanto, todas las chicas aquí estaban sin habla. ¡Este era el descendiente del Palacio Pluma de Hielo! En este momento, ella era uno de los jóvenes genios más fuertes en las Cien Ciudades del Este, con todo esto, Li Qiye se atrevió a golpear su trasero; ¡se atrevió a tratarla frívolamente! Esto, esto fue increíble, ¡ah!

Li Qiye la miró tranquilamente y dijo sin prisa: —Una chica impropia que actúa como un chico todo el día… ¡Cuidado o te quitaré la ropa un día!

—¡Te atreves! Bing Yuxia arqueó el pecho con ambas manos en la cintura, lo que resultó en una postura intimidante mientras miraba directamente a Li Qiye.

Li Qiye sólo pudo sonreír y sacudir la cabeza antes de hablar con las chicas: —Las Hermanas pueden seguir jugando, este pequeño hermano tomara su licencia. Luego se volvió y se marchó.

Salió por la puerta y habló sin volver atrás: —¿Vienes, o quieres quedarte? Li Qiye hablaba con Bing Yuxia, por supuesto.

Bing Yuxia sonrió y galantemente extendió su abanico de papel como un elegante joven maestro. Ella juntó las manos para decir adiós a las señoritas y alegremente sonrió: —Señoritas, me iré primero. Habiendo dicho eso, ella flotó ágilmente lejos.

Después de que Li Qiye y Bing Yuxia se fueran, más de diez chicas que estaban sentadas todavía estaban en estado de shock. Después de un largo rato, lograron calmarse. La princesa vecina le preguntó a Chi Xiaodie: —Xiaodie, ¿que no era su primo ah?

—Nunca dije que lo fuera. Chi Xiaodie sonrió irónicamente y dijo.

—Su Alteza Chi, ¿quién es? ¿Cuál es su origen? En un corto período de tiempo, todas las chicas de la mesa le preguntaron de inmediato: —Ni siquiera puso la Escuela de Aullido del Tigre en sus ojos, así que debe haber venido de un linaje de Emperador Inmortal ¡ah!

Chi Xiaodie simplemente suspiró en su corazón. No sólo la Escuela de Aullido del Tigre, no había muchas existencias que podrían entrar en sus ojos, ¡ah!

—Chi Xiaodie, tú y él estaban juntos, ¿podría ser que él es tu prometido? Ustedes dos estuvieron juntos todos los días, podría ser que ustedes dos… Una chica más astuta preguntó.

Chi Xiaodie de repente se sonrojó y la regañó suavemente: —¡No digas tonterías, no es bueno si los forasteros lo oyen! Ella no pudo evitar sentirse abatida y suspirar. En la actualidad, ¿qué tipo de chica sería capaz de atarlo?

Li Qiye regresó a su gran pico solitario en el Salón Era Grande. En este momento, Bing Yuxia también vino sola sin la compañía de ninguna belleza.

—Es una vista rara verte sin ninguna chica. Li Qiye se sentó y la miró: —Habla, sea franco, no hay necesidad de picar palabras.

Bing Yuxia dijo francamente: —¿Qué tal si cooperamos esta vez? Ella vino sola para no divertirse, pero porque realmente necesitaba hablar con Li Qiye.

Li Qiye entonces entrecerró los ojos y dijo: —¿Cooperación? ¿Con qué? Pensó que Bing Yuxia iba a hablar de la Tableta Corte del Cielo.

Ella lo fulminó con la mirada y le dijo: —No te unirías al Salón Era Grande de manera aleatoria, ¿verdad? Seguramente has venido por la Puerta del Vacío de la academia, ¿no?

Li Qiye miró a la chica que estaba de pie frente a él. Su temperamento y comportamiento eran algo similar al Emperador Inmortal Bing Yu del pasado.

Sacudió la cabeza y sonrió: —La Puerta del Vacío es una leyenda, y nadie en este mundo sabe si es real o no. En este momento, ¿no es todavía demasiado pronto para hablar de la Puerta del Vacío?

—Si es sólo una leyenda, entonces ¿por qué estás aquí? Bing Yuxia no era el tipo que era todo hablar. Siendo el descendiente del Palacio Pluma de Hielo demostró que era un personaje formidable.

—Estoy un poco interesado en ello. Li Qiye sonrió y dijo: —Hay tanta gente en la academia, pero ¿por qué sigues viniendo a buscarme una y otra vez? ¿No me digas que es porque soy muy guapo?

Bing Yuxia se rió con tres partes que contenían el brillo del sol y siete partes de dulzura, luego dijo: —¡Guapo y tu no tienen nada que ver el uno con el otro! Además, los descendientes y los grandes hijos de las sectas antiguas y herencias —no me gustan. La mayoría de ellos sólo actúan respetables en la superficie, pero son todos intrigantes dentro —muy poco fiables.

—Interesante. Li Qiye sonriente preguntó: —¿Por qué debo cooperar con usted? Para ser franco, el Palacio Pluma de Hielo es grande, y usted es también una chica formidable con fuerza extraordinaria. Sin embargo, no es tan fácil cooperar conmigo. Para ponerlo en palabras, ¡no me falta gente! Si necesito gente, entonces puedo pedir a un monstruo viejo mucho más fuerte que tú.

Bing Yuxia sonrió y respondió: —Sé que eres arrogante, has hecho muchas cosas arrogantes en el Gran Territorio Medio. Ella ordenó a la gente que aprendiera sobre Li Qiye en el Gran Territorio Medio y gastó mucho dinero en este asunto.

Ella sonrió alegremente y dijo: —Sin embargo, ¡hay un ítem que otras personas no pueden darle! ¡El tesoro definidor de mi Palacio Pluma de Hielo! Si realmente quieres entrar en la Puerta del Vacío, ¡entonces tal vez este ítem será de ayuda!

—Parece que los viejos y las mujeres en el Palacio Pluma de Hielo realmente le valoran; incluso le permitieron traer este ítem. Li Qiye entrecerró los ojos y dijo: —Un poco interesante. Bien, te daré un pedazo, puedes seguirme.

Entonces ella lo miró y preguntó: —Después de entrar en la Puerta del Vacío, ¿qué vas a dividir conmigo?

Li Qiye ligeramente sacudió su manga y la interrumpió para decir: —¡Niña, no trate de negociar conmigo! La verdad es que, con respecto a si la Puerta del Vacío es real o no, estoy más seguro que tú. A pesar de que el tesoro definidor de su Palacio Pluma de Hielo podría ser increíble, ¡los ítems que puedo utilizar no son más débiles! Te estoy dando un pedazo porque siento que no eres una mala niña. De lo contrario, ¿con sólo el ítem de su palacio todavía quiere compartir la Puerta del Vacío conmigo? No es posible, ¿entiendes?

Las palabras de Li Qiye eran muy dominantes. El Palacio Pluma de Hielo era un linaje de Emperador Inmortal así que uno podría imaginarse cuan aterrador su tesoro definitorio debe ser.

Bing Yuxia no estaba enojada. Miró fijamente a Li Qiye durante un largo tiempo antes de asentir con la cabeza y decir: —Bien, ¡es un trato!

¡Ba! En el momento en que Bing Yuxia se levantó, Li Qiye —una vez más— le dio una palmada en sus nalgas dulces.

—¡Pequeño Demonio! ¡¿qué estás haciendo?! Bing Yuxia inmediatamente se levantó y miró a Li Qiye con rabia.

—Niña, no imite al Emperador Inmortal Bing Yu. ¿Cuál es el punto en vestirse como un hombre? La dulce fragancia todavía quedó en la mano de Li Qiye mientras hablaba.

Bing Yuxia estaba bastante lívida mientras su rostro se ponía rojo y su pecho temblaba de arriba abajo. Ella eventualmente lo miro ferozmente y dijo: —Pequeño Demonio, no pretendas ser un viejo sabio, ¡soy mayor que tú! Habiendo dicho eso, ella se volvió para irse con un poco de agravio.

Li Qiye no sabía si reír o llorar; esta chica se estaba volviendo más y más como el Emperador Inmortal Bing Yu.

Después de que se fuera, Li Qiye estaba a punto de entrenar, pero las hermanas de Chi Xiaodie de repente se precipitaron al patio con expresiones de pánico.

Vieron a Li Qiye y actuaron como si hubieran visto a un salvador y rápidamente dijeron: —¡No es bueno, no es bueno, un gran incidente ocurrió!

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario