Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 296

Serie: Emperor’s Domination.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 296: Salón Era Grande.
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: Lucy (SkyNovels).


Capítulo 296: Salón Era Grande

Por lo tanto, Li Qiye era muy consciente de los cambios que ocurrieron en esta vena del cielo y la tierra.

—¡Ah, qué buen lugar! Si supiera que este era el caso, debería haberme tele-transportado a este lugar para disfrutarlo dentro de mi reino. Sería difícil no convertirme en un Dios Rey con un regalo tan agradable de los cielos alimentándome. Pequeño Otoño salivó de sentir la rica esencia mundana en este lugar mientras seguía a Li Qiye.

—De regreso en el Templo Divino Ancestral, hubo el aura remanente del Dios Rey de Cien Batallas y el Dios Verdadero de las Mil Imágenes protegiéndote, sin mencionar que Magu también estaba cerca para ayudarte. ¿Dónde se puede encontrar un lugar más seguro? Además, ese lugar es tan común que no atrae la atención. Li Qiye lo miró y continuó: —No es difícil dejarte aquí en la Academia de Dao Celestial, pero más tarde, tendrás un duro tiempo dejando. Al final, el Dios Reino tuvo que quedarse en la academia. ¡Podría romper las cadenas del cielo y la tierra, pero no podía pagar las deudas humanas! ¡¿Realmente quieres quedarte en la academia como el Dios Reino, ah?!

—Heh, sólo estoy bromeando, sólo una broma. Quizás en realidad me volveré loco al quedarme en la academia. Pequeño Otoño inmediatamente halagó a Li Qiye justo después: —Yo soy tu seguidor e iré a donde quiera que vayas. Cuando barras por este mundo y domines las desolaciones, ¿cómo no podría estar allí?

Li Qiye miró ferozmente a Pequeño Otoño de nuevo y lentamente dijo: —Menos halagar. Haz lo mejor que puedas y encuentra la Puerta del Vacío para mí. ¡Quiero ver su verdadero rostro y descubrir exactamente a dónde conduce!

La Puerta del Vacío, uno de los Nueve Grandes Tesoros Celestiales. Había muchos mitos sobre ella, y algunas personas no creían en su existencia. Sin embargo, Li Qiye siguió convencido de que era real igual que los otros ocho tesoros.

La pregunta era: ¿cuál era el significado final de la Puerta del Vacío? Esta fue la dirección que Li Qiye estaba investigando. Se rumorea que la Puerta del Vacío se conectó con el futuro o el pasado, o tal vez incluso con un décimo mundo fuera de los Nueve Mundos. Nadie sabía si esto era verdad o no y la existencia de un décimo mundo estaba en discusión, al igual que la Puerta del Vacío.

Pequeño Otoño se dio unas palmaditas en el pecho y dijo: —¡Joven Noble puede descansar cuando estoy trabajando! ¡Absolutamente no habrá problema!

Li Qiye le dirigió una mirada desconfiada y dijo: —¿Es eso así? Ese año, tú estropeaste el asunto del Dios Verdadero; usted era simplemente un espectador, pero también se quedó atrapado con el Dios Verdadero.

Pequeño Otoño se sintió culpable y maltratado: —No fue culpa mía. Realmente fui descuidado ese año con respecto al asunto del maestro, pero él estaba completamente consciente en ese momento y sabía lo que estaba haciendo. Pensé que no necesitaba que le recordara.

—Un movimiento equivocado y todo está perdido. Li Qiye no pudo evitar decir: —Esto es lo más aterrador de la Meseta de Entierro Budista —una influencia imperceptible. Incontables existencias invencibles pensaban que todo estaba bajo su control, pero al final, se convirtieron en creyentes y todavía pensaron que estaban caminando en otro gran dao.

Pequeño Otoño no pudo evitar maldecir: —¡Mi madre, es todo por culpa de ese urinario! Aunque sus palabras eran feroces, estaba muy asustado porque aquello era demasiado aterrador.

—La verdad es que no tenía nada que ver con esa olla. Uno pensaba que se convertiría en un demonio, uno pensaba ascender a la divinidad; todo está en sus propios corazones. El asunto más lamentable es que el Emperador Budista tomó la iniciativa de antemano. Si no, entonces tal vez podría haber sacado esa cosa de ahí. Habiendo dicho eso, Li Qiye no pudo evitar estrechar los ojos.

El mundo no sabía que la Meseta de Entierro Budista tenía un ítem increíble codiciado por incluso los Emperadores Inmortales. Desafortunadamente, nadie fue capaz de tomarlo. Li Qiye había intentado varias veces en el pasado en vano.

Pequeño Otoño asintió con la cabeza en señal de acuerdo: —Ah, esa olla rota es ciertamente formidable; incluso los Emperadores Inmortal no pueden hacer nada. La leyenda dice que el Emperador Budista ya tomó la iniciativa desde el principio de los tiempos.

Li Qiye respondió con una expresión seria: —Dejaremos el asunto de la Meseta de Entierro Budista a un lado, primero debemos tratar con la Puerta del Vacío. Mientras tengamos la Puerta del Vacío, una vez que se abra la puerta budista, tendré la Escritura del Espacio. Con la Puerta del Vacío y la Escritura del Espacio, tratar con esa olla es sólo cuestión de tiempo. ¡Entonces, golpearé la Gruta del Demonio Inmortal otra vez!

—Joven Noble puede estar seguro, ¡haré todo lo posible para ayudarte a obtener la Puerta del Vacío! Pequeño Otoño proclamó con entusiasmo. La Puerta del Vacío y la Escritura del Espacio estaban más allá de lo desafiante para el cielo. Uno no tendría miedo de los Emperadores Inmortales con su ayuda.

Li Qiye había estado midiendo el pulso de la academia, y finalmente encontró la entrada después de diez días.

Él entonces comandó: —Puedes sumergirte bajo tierra. No te apresures, utiliza tu poder espacial para sumergirte y evitar la gran formación de la academia, mientras detectas para ver si hay alguna pista sobre el portal. Cuidado con el Dios Reino. Sumérgete mientras sigues mis instrucciones y podrás evitar al Dios Reino si no cometes ningún error. En este momento, no es estable por lo que no tendrá tiempo para preocuparse de demasiados asuntos.

—No te preocupes, seré el primero en encontrar el portal y usar la vena para buscar el origen de la Puerta del Vacío. Mientras la Puerta del Vacío esté realmente dentro del portal, definitivamente seré capaz de encontrarla. Después de aceptar las instrucciones de Li Qiye, Pequeño Otoño de repente desapareció en su reino y se fue.

Después de tratar con este asunto, Li Qiye volvió al Salón Era Grande, pero se encontró con una persona inesperada.

—Nunca pensé encontrar al Hermano Li aquí. Era Bing Yuxia, el descendiente del Palacio Pluma de Hielo. Había dos bellezas que la acompañaban en ambos lados; ambas eran hermosas con un encanto destruye países.

Li Qiye permaneció en silencio cuando vio que Bing Yuxia seguía vestida de hombre. Esta chica no cambiaría su estilo, aunque fuera a ser golpeada hasta la muerte.

Él la miró y dijo: —Niña, no siempre pienses en ti mismo como un hombre, para que no te conviertas en un travesti un día.

—El Hermano Li es muy gracioso. Bing Yuxia respondió sonriendo: —¿En qué salón te estas quedando? ¿Está bien si te visito? Las bellezas junto a Bing Yuxia estaban muy sorprendidas. Aunque Bing Yuxia se vestía de hombre y no le importaba el mundo, ella era una persona arrogante. No mucha gente justificaba tal cortesía de ella; ¿cuál era el fondo de este pequeño demonio?

Li Qiye inmediatamente declinó: —No hay necesidad. Luego, calmadamente, dijo: —Puedes seguir coqueteando con chicas, no me molestes.

—El Hermano Li está equivocado sobre esto. Bing Yuxia reveló una hermosa sonrisa: —Uno debe compartir cosas buenas con sus amigos. Si estás ocupado en este momento, entonces recuerda venir al Salón Era Idle la próxima vez. Le presentaré varias bellezas supremas y seguramente le gustará alguien.

Li Qiye estaba fuera de palabras debido a esta machona. Era inteligente, pero quería imitar al Emperador Inmortal Bing Yu. A veces, Li Qiye quería enseñarle una lección, pero sólo podía suspirar en secreto porque le recordaba al Emperador Inmortal Bing Yu.

Bing Yuxia se rió y dijo: —¿Parece que estás interesado? Recuerda venir, debo tratarte e introducirte a algunas princesas y santas. Aunque estaba vestida de hombre, su belleza seguía sin par.

Li Qiye no sabía si reír o llorar. Esta chica era realmente interesante y completamente diferente de los otros descendientes de las grandes potencias.

Después de que ella se fue, otra persona salió de la nada y alegre sonrió: —¿Joven Noble también vino a la Academia de Dao Celestial? Esto es realmente una sorpresa.

Era un joven musculoso con una figura grande, un estudiante de la academia con un rostro desconocido. Nadie conocía su identidad.

Li Qiye miró a este extraño estudiante y dijo: —Entonces, ¿tu objetivo esta vez es la Academia de Dao Celestial?

Otros no podían reconocer a este estudiante, pero ¿cómo podía eludir la visión de Li Qiye? Este joven era Sikong Toutian.

Sikong Toutian sonrió y se frotó las manos antes de decir: —La última vez, conocí a un viejo enemigo en el Palacio de Rugido del León, así que tuve que irme sin despedirme.

Li Qiye no sabía qué decir. Este mocoso hizo demasiados enemigos, más de lo que uno podía contar. Fue hasta el punto en que Li Qiye era demasiado perezoso para preguntar.

Sikong Toutian miró a su alrededor y vio que no había nadie cerca, entonces curiosamente preguntó: —¿Ha oído Joven Noble algo esta vez?

Li Qiye lo miró y dijo: —¿Qué cosa? Sólo estoy aquí para pasear.

Sikong Toutian sonrió; naturalmente no creía estas palabras, pero no se atrevía a preguntar más. Luego susurró: —Yo, por otra parte, he oído algunas noticias, y lo compartiré con el Joven Noble.

—¿Qué tipo de noticias? —Dijo Li Qiye, sin interés. Esta vez, vino por la Puerta del Vacío y no se preocupó por otros asuntos.

Sikong Toutian miró a su alrededor una vez más y confirmó que no había nadie antes de decir con una expresión seria: —La Academia de Dao Celestial está en peligro.

Li Qiye entrecerró los ojos y ordenó: —Explícate. Esta noticia despertó su interés.

Sikong Toutian murmuró: —He obtenido algunas noticias secretas, un secreto aterrador. Algunas personas quieren aprovechar la situación y destruir la Academia de Dao Celestial.

—Destruir la Academia de Dao Celestial… Li Qiye entrecerró los ojos. Este asunto no era demasiado escandaloso. Desde el principio de los tiempos, innumerables herencias y dinastías querían destruir la Academia de Dao Celestial. Tenía una cantidad interminable de recursos con innumerables tesoros; cualquiera de estos ítems no tenía precio y sería suficiente para iniciar una guerra. También había acumulado numerosas leyes de mérito y técnicas secretas desde la Era Desolada, haciendo que otros fueran aún más codiciosos. Su territorio también podría considerarse inestimable, incluso si se considerara sólo su vena del cielo y la tierra. Uno tendría un linaje eterno simplemente construyéndolo por encima de esta vena.

Desde las edades tempranas, muchos querían destruir la Academia de Dao Celestial, pero al final, permaneció de pie.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario