Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 284

Serie: Emperor’s Domination.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 284: Gusano de Cruce Espacial.
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: Lucy (SkyNovels).


Capítulo 284: Gusano de Cruce Espacial

Cuando hizo el acuerdo, no lo pensó y no esperaba que Li Qiye la trajera aquí sólo para impartirle la gran técnica de su antepasado.

Chi Xiaodie de repente se congeló y murmuró: —Por qué… por qué… Había muchas emociones confusas mezcladas en su corazón y ella no sabía qué decir.

—Por tu talento, conocimiento y personalidad. Inicialmente no quería entrenarte. —Li Qiye dijo despectivamente: —Pero debido al Clan Chi, te di otra oportunidad. Si puedes comprenderlo, será semejante a agarrar tu propio destino.

Chi Xiaodie estaba aturdida; si no estaba de acuerdo en convertirse en la sirvienta de Li Qiye en ese momento, significaba que habría perdido una oportunidad concedida por los cielos y tendría que vivir en el arrepentimiento para el resto de su vida.

Li Qiye le habló gravemente: —No pienses demasiado. Siéntate, esta es una buena oportunidad.

Chi Xiaodie recuperó su compostura después de una respiración profunda. Ella lentamente se sentó de acuerdo con la instrucción de Li Qiye y cerró los ojos.

—Usa tu mente; los ojos divinos usan la mente para apuntar directamente a la fuente. Si no puedes ver usando tu mente, entonces no puedes ejercer su poder. Los ojos divinos construyen diez mil dao, pero la fuente no proviene de los ojos y, en cambio, de la mente. Los ojos divinos son sólo las ventanas. Cuando las ventanas se abren, si puedes ver el paisaje fuera o no depende de tu propia alma. Li Qiye la instruyó. No podía ver la primera ni la segunda vez. La tercera vez, la estatua del Antepasado Chi de repente apareció claramente en la mente de Chi Xiaodie. De pronto se volvió y abrió los ojos. En este mismo instante, Chi Xiaodie vio claramente los ojos de su antepasado y se sorprendió por su resplandor dorado.

Ella felizmente abrió los ojos y gritó: —¡Lo vi! Después de abrir sus ojos, los ojos de la estatua desaparecieron de nuevo.

—No está mal. Li Qiye asintió inexpresivamente y dijo: —Mirar solo no es suficiente. Usted debe seguir mirándolos con su mente. Depende de tu propia fortuna si puedes obtener el Dao – Mirada Divina Marcial de tu antepasado o no.

Chi Xiaodie respiró profundamente y con gravedad asintió, luego dijo: —¡Haré mi mejor esfuerzo!

Chi Xiaodie era obviamente mayor que Li Qiye por varios años, pero en este momento, ella actuó como un estudiante apropiado ante él, creando una escena bastante inconsistente.

Cerró los ojos y volvió a ver los ojos de su antepasado. Era un par de ojos dorados que comenzaron a cambiar gradualmente. Una vez abiertos, la profundidad de los ojos hizo que Chi Xiaodie cayera en un mundo de gran dao. Los ojos divinos lentamente crearon muchas cadenas de leyes universales mientras construía un nuevo gran dao que seguía cambiando sin ningún orden…

Chi Xiaodie se sumergió dentro como su alma fue atraída por el misterio del gran dao.

Durante el siguiente período de tiempo, mientras Chi Xiaodie se perdió en el arte supremo de su antepasado, Li Qiye se quedó en el Templo Divino Ancestral y entrenó la técnica de las Mil Manos Contra los Nueve Mundos tomada del Dios Verdadero de la Miríada de Imágenes.

La técnica de las Mil Manos era un arte supremo y no era inferior en comparación con las artes de otros Emperadores Inmortales. Incluso podría competir contra las artes más prohibidas y aterradoras.

Era la técnica definitoria del Dios Verdadero de la Miríada de Imágenes, así que Li Qiye conocía naturalmente su poder. Mientras se concentraba en su entrenamiento, lamentó que no tuviera suficientes armas adecuadas.

No tenía muchos tesoros de combate en este momento, y este hecho se volvió más evidente después de haber entrenado la técnica de las Mil Manos.

Sólo podía usar el Arco Verdadero de Nueve Palabras y el Disco Espacial del Reino Fragmentado. Ya había dado la Espada Seis Dao y el Sable de Tirano Inmortal a Li Shuangyan y Chen Baojiao.

Mientras tanto, Chi Xiaodie apreciaba esta oportunidad dentro del templo, así que se entrenaba como loco. Li Qiye estaba muy de acuerdo con este rasgo.

Después de cultivar durante algún tiempo, sacó a Chi Xiaodie y dijo: —Ven, te traeré a cavar algo. Dicho esto, entregó todas las herramientas, incluyendo una pala, a Chi Xiaodie.

Ella lo siguió con gusto sin decir nada a la frontera sur del territorio de la Academia de Dao Celestial y en un barranco profundo. Una vez que llegaron, ella cortó más de diez tallos de bambú. Estos tallos eran púrpura verdosa, tan duro como el hierro, y tan frío como el acero cuando se sostiene en la mano.

Mientras Chi Xiaodie llevaba los tallos de bambú para Li Qiye, entonces curiosamente preguntó: —¿Qué tipo de bambú es este?

—Bambú de Hierro Verde. Tiene la más alta afinidad de madera. —Li Qiye respondió: —Iremos al Patio Eterno. Tengo algo allí.

Chi Xiaodie no sabía dónde estaba este patio, pero no preguntó y sólo siguió a Li Qiye como si fuera la única cosa correcta que hacer. Chi Xiaodie poco a poco desarrolló un hábito después de pasar un tiempo largo con Li Qiye, el hábito de no preguntar sobre ciertos asuntos.

Justo cuando llegaron frente al Patio Eterno, Chi Xiaodie finalmente supo que había un santuario dao situado justo enfrente del Templo Divino Ancestral; ella no lo sabía antes de esto.

Miró este viejo y pequeño templo y no podía imaginar que hubiera tesoros dentro. Sin embargo, Chi Xiaodie ahora decidió creer en Li Qiye sin importar las circunstancias, y no había nadie más digno de confianza que él en sus ojos. Ella siguió a Li Qiye a este santuario dao que fue nombrado el Patio Eterno y oyó los estruendosos ronquidos.

Chi Xiaodie se asustó ante tal ruido porque asumió que no había nadie dentro. Ella susurró: —¿Hay alguien aquí?

Después de estar junto a la puerta y ver al viejo daoísta durmiendo en su cama, Chi Xiaodie no pudo evitar ampliar los ojos de asombro.

El viejo daoísta todavía dormía boca arriba en la misma posición que la noche en que Li Qiye visitó.

Li Qiye la miró y luego se dirigió hacia el pasillo interior del patio: —Ignóralo.

Li Qiye caminó alrededor para medir el templo. Caminó por el santuario entero en un momento como si estuviera tratando de averiguar algo. Chi Xiaodie siguió detrás de él mientras contenía la respiración. Estaban tratando de desenterrar el tesoro, pero si esto perturbaba al viejo daoísta dormido, ¿no sería todo en vano?

Li Qiye midió hacia adelante y hacia atrás y finalmente se detuvo a tres metros de la puerta del santuario dao. Li Qiye lanzó la pala a Chi Xiaodie mientras sostenía el Bambú de Hierro Verde.

Él le recordó: —Cuando clave los tres tallos de bambú, necesitas cavar tres pulgadas de profundidad en estos espacios. Tienes que ser rápido, ¿entendido?

Chi Xiaodie respiró profundamente y confirmó: —Lo tengo. Agarró la pala con fuerza y ​​sin darse cuenta se puso nerviosa debido a las palabras de Li Qiye.

Los ojos de Li Qiye de repente se estrecharon y destellaron un rayo de luz tenue mientras clavaba tres Bambú de Hierro Verde en el suelo en un instante. Chi Xiaodie rápidamente excavó con su pala en total unísono con Li Qiye.

Las acciones de Li Qiye fueron extremadamente rápidas y, cada vez, clavó tres bambúes al mismo tiempo. Mientras tanto, Chi Xiaodie rápidamente cavó y no se atrevió a ser descuidada o lenta.

Finalmente, todo el bambú en las manos de Li Qiye estaba clavado en el suelo y formaban un círculo. Li Qiye tomó la pala de Chi Xiaodie e inmediatamente cavó la ubicación central.

Una vez que llegó a la profundidad correcta, finalmente desenterró algo. Era un gusano gigante. Chi Xiaodie nunca antes había visto un gusano tan grande y se asustó.

Era un gusano gigante con un tronco muy grande hecho de barro amarillo en la espalda.

Chi Xiaodie exclamó después de ver una escena tan extraña: —¿Qué es esta cosa?

Una cosa era desenterrar un gusano de la tierra, pero un gusano que llevaba un tronco de barro amarillo era una cuestión completamente diferente.

—Esto no es un gusano. Después de ver que el gusano todavía estaba perfectamente bien, Li Qiye soltó un suspiro de alivio.

—¿Por qué lo excavamos así? El gusano era bastante extraño, pero el estilo de excavación de Li Qiye era bastante extraño también.

—No es un simple gusano, es un Gusano de Cruce Espacial. Incluso si supieras que estaba bajo tierra, sin saber su ubicación exacta, no podrías encontrarlo incluso después de excavar una montaña entera. No está en la misma dimensión que nosotros, por lo que sólo cuando se conoce su ubicación dimensional específica sería capaz de bloquearlo. —Li Qiye dijo: —Pero esto todavía no es suficiente. Si lo perturbas, este Gusano de Cruce Espacial huirá a otra dimensión en un instante. Hay que atraparlo antes de desenterrarlo. Este gusano tiene una afinidad con la tierra por lo que la cosa para atraparlo debe ser de la afinidad de madera divina, y la madera vence la tierra. Por eso necesitábamos el Bambú de Hierro Verde con su alta afinidad de madera.

Chi Xiaodie siguió preguntando: —¿Así que mientras tengamos este bambú, podremos atraparlo?

Li Qiye respondió entonces: —No, una vez que un Gusano de Cruce Espacial sale del suelo, nada puede atraparlo. Sólo cuando está bajo tierra se podría utilizar la propiedad de la madera para superar la tierra para atraparlo. En el momento en que sale del suelo, es un pájaro libre volando en el vasto cielo; un pescado suelto buceando en el vasto mar. El espacio en sí es su cielo y tierra, y podría escapar a otra dimensión en un abrir y cerrar de ojos.

Chi Xiaodie estaba aturdida después de escuchar esto porque fue su primera vez escuchando acerca de una cosa tan extraña, acerca de este Gusano de Cruce Espacial.

En este punto, Li Qiye levantó el gusano y abrió el tronco de barro amarillo en su espalda.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario