Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 280

Serie: Emperor’s Domination.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 280: La princesa como una sirvienta.
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (SkyNovels).


Capítulo 280: La princesa como una sirvienta

Mientras Li Qiye estaba contemplando sobre el tesoro, el Señor Real de Rugido del León también estaba reflexionando. Quería decir algo, pero vaciló.

—Si el Señor Real tiene algo que decir, entonces adelante; no necesitamos ser tan indirectos. —Li Qiye habló después de ver su vacilación.

El Señor Real sonrió irónicamente y finalmente dijo: —He oído, que Amigo Dao vino de la Antigua Secta Incienso de Purificación y no ha obtenido el título de Noble Real. Ah, mi Puerta de Rugido del León es sólo un país menor, pero ¿me pregunto si tenemos la suerte de nombrar a Amigo Dao un Noble?

Cada país tenía un conjunto diferente de normas con respecto al otorgamiento del título de Noble Real. Había quienes eran extremadamente exigentes y estrictos, especialmente los Reinos Antiguos. Los cultivadores a los que se les ha otorgado el título todos tenían que ser expertos del Reino de Destino Misterioso, por lo que los cultivadores de este reino fueron llamados Nobles Reales por el mundo.

Sin embargo, no todos los Nobles Reales eran expertos en el Reino de Destino Misterioso. Muchas naciones menores que quieren favorecer a algunos grandes personajes también ofrecerían este título. Sin embargo, para la mayoría de las naciones, el primer requisito para este título era realmente el Reino de Destino Misterioso. En cuanto a una nación débil como el País de Rugido del León, no era fácil para ellos atraer talentos, que era porqué su concesión del Noble Real tenía un requisito más bajo. No se atrevieron a otorgar el título completo de «Noble Real» y en su lugar sólo darían el título de «Noble.» A pesar de que era sólo una palabra menos, llevaba un significado prudente porque no se atreven a fácilmente pasar por alto la tradición.

Li Qiye sólo sonrió ante la propuesta del Señor Real. Mientras tanto, el Señor Real apresuradamente continuó: —Aunque Amigo Dao será un Noble de nuestro país, todavía puede obtener el título de una nación diferente. Además, Amigo Dao no estará bajo nuestro gobierno; usted no necesitará realizar ceremonias de señor y seguidor. Sólo espero que en el futuro cuando el país esté en problemas, Amigo Dao nos eche una mano. Si Amigo Dao está dispuesto, entonces Amigo Dao puede tomar un pedazo de territorio de mi País de Rugido del León.

Las condiciones del Señor Real eran ya extremadamente favorables sin ninguna restricción —esto era una cosa muy rara de ver. De hecho, quería que Li Qiye se quedara. El cultivo de Li Qiye era un asunto diferente porque, como un alquimista capaz de cambiar el Destino, a pesar de que no era un Alquimista Legendario, ya era muy desafiante para los cielos. Si el mundo sabía de tal talento, entonces no mencionar su País de Rugido del León, ¡pero incluso las grandes sectas y naciones poderosas competirían por él! Esto era absolutamente un talento muy solicitado.

Li Qiye entrecerró sus ojos y reflexionó un momento, luego respondió: —Recuerdo que tu Puerta de Rugido del León alguna vez tuvo un bloque de territorio llamado la Región Divina Ancestral.

—Todavía está allí. Es un feudo al norte de mi país. —El Señor Real respondió rápidamente.

Li Qiye sonrió y dijo: —Está bien, aceptaré el título de Noble. La tierra no es un problema para mí, así que me quedaré temporalmente en la Región Divina Ancestral. Tal como dijiste, si tu país tiene una calamidad en el futuro, te daré una mano.

La condición de Li Qiye dejó al Señor Real e incluso a Chi Xiaodie en un momentáneo aturdimiento. Ambos asumieron que Li Qiye escogería la región más rica de su país si él estaba dispuesto a aceptar el título; sin embargo, no esperaban que él escogiera la Región Divina Ancestral.

Esta región que estaba situada al norte del país podía considerarse lejos del poder central. Además, la población era muy escasa y no podía considerarse un pedazo de tierra fértil. Y al final, Li Qiye eligió esta tierra estéril; ¿cómo podría el Señor Real y Chi Xiaodie no estar sorprendidos?

—Sí, está bien, está bien, siempre y cuando sea algo que Amigo Dao quiera, no hay ningún problema. Después de que el Señor Real recuperó su ingenio, él inmediatamente asintió con la cabeza. Esto era incluso mejor que sus más altas expectativas.

Li Qiye dijo con indiferencia: —La Región Divina Ancestral está desolada y me falta un asistente. Que así sea, que Chi Xiaodie me siga.

Estas palabras cambiaron grandemente la expresión del Señor Real. A pesar de que su nación era menor, su hija era el jade precioso en sus manos. No importaba que, ¡nunca permitiría que su hija se convirtiera en sirviente de alguien!

—No te preocupes, solo estoy carente de un asistente, no le haré nada. —Dijo Li Qiye sonriendo.

Esta frase dejó a Chi Xiaodie enfurecida con llamas; sonaba como si ella fuera una chica muy fea. Li Qiye, que quería que fuera una sirviente, estaba lejos de ser tan molesto como su última frase.

—¡Padre Real, lo seguiré! Justo cuando el Señor Real quiso rechazar la petición de Li Qiye, Chi Xiaodie se levantó y dijo fríamente mientras miraba a Li Qiye.

—Sobre esto… Por otro lado, el Señor Real estaba dudando. Se quedó mirando a Li Qiye, luego de regreso a Chi Xiaodie. Estaba muy confundido; naturalmente no quería que su hija, la joya de sus ojos, ¡se convirtiera en sirviente de otra persona! Sin embargo, en este momento, su hija realmente aceptó la propuesta.

Sima Longyun del País Santo del Inmortal Furioso, había venido a proponerse. Aunque su hija no se oponía directamente a ello, como su padre, sabía que no estaba dispuesta. Sin embargo, en este momento, ella quería convertirse en la sirvienta de Li Qiye, resultando así en él un poco aturdido.

—No importa, haz lo que mejor te parezca. Al final, el Señor Real suavemente suspiró como un signo de aquiescencia.

Eventualmente, Li Qiye aceptó la concesión ante la sala dorada del trono. El Señor Real entregó a Li Qiye el gran sello que significaba la soberanía de uno sobre la Región Divina Ancestral, por lo que Li Qiye se convirtió inmediatamente en el gobernante más alto y único propietario de esta tierra.

Li Qiye no se demoró. En el segundo día después de la concesión, él se dirigió inmediatamente para su territorio con Chi Xiaodie a su lado. En ese momento, el Señor Real no quería que su hija se fuera; él todavía estaba tratando de convencerla para dejar ir esta idea.

Sin embargo, por razones desconocidas, incluso con la condición de una sirviente, Chi Xiaodie estaba decidida a ir como si estuviera poseída. Al final, sólo podía suspirar suavemente y enviar a Li Qiye con su hija.

Desafortunadamente, Chi Xiaodao no vino a decir adiós. Chi Xiaodao tuvo que llevar a la Princesa Bao Yun de vuelta a su clan como su escolta de flores.

Li Qiye no quería molestar a Chi Xiaodao, así que no le contó las noticias. En cuanto a Sikong Toutian… Después del final del evento de predicación de dao, este mocoso había escapado a un lugar desconocido. Incluso Chi Xiaodie —como el anfitrión del evento— no vio a donde había escapado esa noche.

Li Qiye no le pagó ninguna mente. La oportunidad estaba en las manos de Sikong Toutian, al igual que Chi Xiaodie. Si ella soltaba esta oportunidad de su alcance, Li Qiye no la atraparía por ella.

Li Qiye dejó la ciudad real y entró en la Región Divina Ancestral, pero no fue hacia la capital de la región donde presidió el gobernante. En cambio, siguió dirigiéndose hacia el norte.

—¿No vamos a la capital regional? Chi Xiaodie se sorprendió al ver que Li Qiye no tenía la intención de entrar en la capital.

—No lo estamos. Li Qiye casualmente lanzó el sello que significaba el poder de la región a Chi Xiaodie y dijo: —En el futuro, tú te encargarás de la administración de la Región Divina Ancestral. Haré lo que quiera porque sólo me quedaré por un corto período de tiempo. Concesión de Noble —esto fue sólo porque tu Clan Chi y yo tenemos una relación kármica.

Con su mano sosteniendo el sello, Chi Xiaodie tomó un momento para recuperar su compostura cuando fue enviada a un aturdimiento. Suspiró suavemente en su mente; estas palabras eran muy arrogantes y no ponían a nadie en sus ojos, pero ella no dijo nada más.

Al final, Li Qiye trajo a Chi Xiaodie a un río plano. Este río plano tenía miles de kilómetros de ancho; sólo una vasta extensión era visible de un vistazo.

Chi Xiaodie siguió después de Li Qiye. Su conocimiento de esta ubicación era bastante limitado, ella no sabía lo que este lugar era, aunque ella era la princesa del país.

Finalmente, había un pico al final del río. No era demasiado alto y no demasiado bajo. Incluso más adelante a través de la gama era un espectáculo geográfico imponente con altas montañas y nubes brumosas; era extremadamente espléndido y majestuoso.

Chi Xiaodie miró hacia delante y dio una evaluación: —Las montañas rodantes que tenemos ante nosotros forman parte seguramente del territorio de la Academia de Dao Celestial. Luego le dirigió otra mirada cuidadosa: —Este lugar parece ser la región del extremo occidental de la academia. Está muy lejos del terreno ancestral de la academia.

—Correcto. A través de estas montañas está el territorio de la Academia de Dao Celestial. Li Qiye miró hacia adelante y asintió con la cabeza en acuerdo.

Chi Xiaodie se perdió un poco. No sabía por qué Li Qiye corrió a este lugar. Si quería visitar la academia, entonces debería haber ido al este porque su tierra ancestral estaba en el lejano oriente. Aunque delante de ellos todavía estaba el territorio de la academia, sus discípulos no llegarían a esta tierra occidental.

Eventualmente, Li Qiye y Chi Xiaodie subieron sobre el pico alto. Mientras subía este pico, ella notó que había un templo abandonado en la cima del pico.

Este templo abandonado no había sido visitado por incontables lunas y era sumamente decrépito. Las paredes y las vigas del techo habían perdido sus colores; además, junto con enraizadas vides viejas, había malas hierbas y vegetación salvaje corriendo desenfrenada en todas direcciones. Pequeñas criaturas como ratas y serpientes infestaban este lugar.

Cuando entraron en el templo abandonado, había una gruesa capa de polvo acumulada a lo largo de los años con telarañas en todas partes. Mientras permanecía en su interior, lo único discernible era que había dos estatuas dentro.

—El Templo Divino Ancestral. Li Qiye suspiró suavemente con cierta emoción mientras permanecía de pie en este salón destartalado.

Chi Xiaodie también estaba un poco confundida mientras se paraba en este lugar. Ella no entendía por qué Li Qiye fue a este lugar arruinado en lugar de la próspera capital regional.

—Cuida este lugar. Me temo que tendremos que quedarnos en este lugar por algún tiempo. Después de echar un vistazo alrededor, Li Qiye ordeno a Chi Xiaodie.

Chi Xiaodie estaba un poco sorprendida. Había polvo y telarañas en todas partes; este tipo de limpieza era algo que ella, una hija de oro, nunca tuvo que hacer.

Chi Xiaodie respiró hondo y canalizó su energía sanguínea. Ella enrolló sus mangas y la lanzó hacia el templo. De repente, el viento rugió como el polvo voló por todas partes. En un momento, ambos estaban envueltos en polvo.

—No seas irrespetuosa con los predecesores. Usa tus manos para limpiar. Li Qiye lanzó una bolsa espacial hacia ella y dijo: —Hay artículos para tus necesidades diarias dentro. Haga un buen trabajo limpiando este lugar, voy a salir un poco. Li Qiye dejó atrás la bolsa espacial como él partió.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario