Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 274

Serie: Emperor’s Domination.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 274: Valle Secreto del Cielo.
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (SkyNovels).


Capítulo 274: Valle Secreto del Cielo

Este fue el atractivo de la Escuela del Río Eterno, y este fue el encanto personal de Mei Suyao.

El evento de predicación de dao de Mei Suyao comenzó justo a tiempo en el jardín del palacio. El jardín del palacio imperial era bastante estéticamente agradable, ya que había árboles antiguos y vides llenas de las fragancias de hierbas y medicinas de tesoro, junto con flores bonitas florecientes. También había dragones de inundación nadando en el estanque junto con viejas tortugas y grullas espirituales…

Aunque la Puerta de Rugido del León ya no era la misma que solía ser y era mucho menos poderosa que las grandes potencias, como los descendientes del Clan Chi, todavía tenía una cierta fuerza que era evidente al presenciar el jardín del palacio.

Muchos jóvenes prodigios que calificaron para estar dentro habían entrado mucho tiempo antes del inicio del evento para no perder una oportunidad tan rara. Era como si una cascada de gente estuviera entrando en el palacio imperial. Algunos prodigios montaban sus carruajes antiguos, señalando el orgullo de sus clanes. Otros cabalgaban bestias raras y preciosas mientras que algunos se elevaban con sus espadas voladoras. Entonces, había los que estaban sentados en sus montañas de tesoro y venían de arriba…

En un corto período de tiempo, el jardín del palacio se volvió muy bullicioso y lleno de gente. La mayoría de estos jóvenes prodigios tenían estatus extremadamente alto. Había princesas y niños santos, así como descendientes de las grandes potencias o gigantes de diferentes países…

Como los organizadores, el dúo Chi estaba bastante ocupado. Rápidamente saludaron a los invitados que vinieron de todas partes sin ningún descanso.

Los jóvenes prodigios vinieron en grupos de tres o cinco. Todos eran dragones y fénix entre los hombres. Era un espectáculo muy hermoso de contemplar cuando todos los hombres eran extraordinariamente guapos y todas las mujeres eran lo suficientemente bonitas para hacer que los peces se ahogaran y los pájaros cayeran del cielo.

Estos grupos hablaban de todos los asuntos importantes dentro de las Cien Ciudades del Este y otros genios de las grandes potencias.

—He oído que Ba Xia estaba cerca. Me pregunto si él vendrá aquí para este evento o no. —Un joven Niño Santo dijo.

Muchos de ellos eran cautelosos de Ba Xia. Un príncipe real sacudió la cabeza y dijo: —Espero que no venga aquí. Ese tipo es demasiado loco y siempre causará problemas donde quiera que vaya.

—Ha estado más loco recientemente. Algunas personas dijeron que su Físico: Tirano Inmortal Furioso hizo algún progreso. Me pregunto si habrá superado su tribulación física menor o no. —Un amigo diferente dijo.

Ba Xia, el descendiente del País Santo del Inmortal Furioso, era el príncipe real más antiguo. Este fue un personaje increíble, y él cultivó el tesoro definitorio del país —¡el Físico: Tirano Inmortal Furioso!

Un descendiente de una secta antigua sonrió y dijo: —No te preocupes, Ba Xia definitivamente no vendrá. Recientemente, estaba persiguiendo a una bestia feroz y entró en una colina antigua. Me temo que no podrá volver tan pronto.

—Ba Xia podría no venir, pero su joven hermano marcial, Sima Longyun, definitivamente vendrá. —El príncipe real dijo.

Un Niño Santo se burló y dijo: —¿Qué tiene de especial Sima Longyun? ¡Es sólo uno de los cuarenta y ocho Físicos Xiantian! Simplemente se basó en el prestigio de su hermano mayor, Ba Xia. Hmph, él mismo es muy poco probable que sea más poderoso que yo.

Lugares con gente tendrá jianghu; incluso la gente de la generación más joven de las Cien Ciudades del Este no siempre fue amistosa entre sí. Había celos y venganza entre muchas otras cosas…

En el otro lado, había otro grupo de prodigios discutiendo los asuntos de las ciudades. Un discípulo más viejo de una secta antigua con mucha información reveló: —Escuché que Great Child Yao Guang salió de su meditación.

Todos los prodigios sentados temblaban en su mente después de que oyeron el nombre de «Great Child Yao Guang» y cambiaron sus expresiones. De hecho, no se les podía culpar. Cuando se trataba del Reino Antiguo Brillante, no había mucha gente que pudiera mantenerse calma en las Cien Ciudades del Este.

El Reino Antiguo Brillante fue uno de los reinos más antiguos de las Cien Ciudades del Este —una secta, dos emperadores. Muy pocas herencias podían compararse a su verdadera fuerza.

Great Child Yao Guang, Zu Huangwu, era extremadamente talentoso, ya que también poseía las mejores técnicas de los dos emperadores.

—Hace tres años, Zu Huangwu llegó a la Academia de Dao Celestial para desafiar a Yue Yi. Después de regresar a casa, entro en meditación aislada sin salir. Esta vez, desde que salió, me temo que ha fusionado las artes de sus emperadores. En este momento, Yue Yi podría no ser su partido y sólo la Diosa Li sería capaz de suprimir su prestigio en las Cien Ciudades del Este. —Un Noble Real emocionalmente dijo mientras estaba sentado.

Un príncipe real sacudió la cabeza y rechazó esa noción: —No necesariamente. He oído que la Deidad ha llegado. ¡Alguien lo vio descender del cielo hacia la Academia de Dao Celestial con sus propios ojos!

—¡Deidad Jikong Wudi! Cuando esta persona fue mencionada, incluso los prodigios que estaban sentados cerca estaban alarmados y todos se unieron.

—El descendiente de la Montaña Espacial quiere entrar en el mundo secular —ah verdaderamente grande. ¿Podría ser que quiera competir por la Voluntad del Cielo de esta generación contra la Diosa Mei? Otro Gran Niño perdió sus colores y dijo.

El descendiente de la Montaña Espacial, Jikong Wudi… ¡Aunque debutó hace muy poco, ya se había convertido en una leyenda! La gente lo consideraba una deidad. Incluso había un dicho en los tiempos contemporáneos de que, fuera del Mei Suyao del Río Eterno, nadie más era comparable a él.

A pesar de que Deidad Jikong Wudi no era de las Cien Ciudades del Este, su fama fue generalizada y eclipsó a incontables jóvenes genios.

La Montaña Espacial fue la herencia del Emperador Inmortal Ta Kong. A pesar de que se consideraba un linaje de Emperador Inmortal en el Mundo del Emperador Mortal, no estaba situado en las Cinco Desolaciones, Cien Ciudades del Este, ni el Gran Territorio Medio. Fue construido en un espacio exterior, alto y oculto en el firmamento donde los forasteros no podían entrar fácilmente.

—Deidad está llegando. Incluso los más talentosos prodigios se desanimaron al oír este nombre. Una persona comparable a Mei Suyao definitivamente no era sólo con un prestigio hueco.

Li Qiye también vino. Se sentó en silencio en un rincón oscuro y ordinario del jardín y sirvió su propia bebida. A pesar de que había innumerables Niños Santos y princesas en el jardín, Li Qiye no quería iniciar una conversación con ninguno de ellos. Simplemente se sentó en silencio en un rincón olvidable.

Li Qiye tampoco quería molestar a Chi Xiaodao, que estaba muy ocupado en este momento.

—El Gran Hermano está seguro disfrutando. Después de que Li Qiye terminó de beber una copa, una persona inmediatamente le sirvió otra. Con un color de piel bronceado, este joven llevaba una presencia heroica. Su cuerpo era la encarnación de la luz natural; especialmente su pequeña sonrisa que colgaba sobre su rostro ligeramente oscuro, le daba un estilo bastante diferente.

Esta persona se sentó e inmediatamente vertió una copa para Li Qiye mientras revelaba una gran sonrisa.

Li Qiye lo miró y dijo: —¿No sientes picazón después de cambiarte la cara todos los días? ¿Es una gran cosa ser solo tú mismo? Habiendo dicho eso, él comenzó a beber; no le dio otra copa al joven tampoco.

El joven sonrió con sequedad y dijo: —El Gran Hermano está jugando conmigo. No soy tan confidente como el Gran Hermano, Je. Tengo muchos enemigos en las Cien Ciudades del Este, así que tengo que esconderme del viento. Este tipo no era una persona nueva, ¡fue Sikong Toutian quien escapó hace algún tiempo!

Por el momento, Sikong Toutian regresó una vez más y en realidad penetró en el palacio real. Este mocoso era verdaderamente experto; sin embargo, había cambiado por completo su aspecto en el momento, y los forasteros no sabían que él era Sikong Toutian. Por supuesto, no podía escapar de los ojos de Li Qiye.

—Gran Hermano, Deidad de la Montaña Espacial también vino. —Sikong Toutian pasó un mensaje a Li Qiye.

—Entonces, ¿y si la gente de la Montaña Espacial vino? ¿Qué tiene que ver conmigo? Terminado de hablar, bebió otra copa.

Sikong Toutian vertió otra copa para él y dijo: —Escuché que el Gran Hermano mató a Jikong Jian de vuelta en Ciudad Cielo Antiguo. Estoy pensando que Jikong Wudi te va a encontrar para vengarse.

Sikong Toutian mismo fue bastante sorprendente. Sin embargo, frente a Li Qiye, no se atrevió a hacer gala y en realidad fue tan lejos como actuar como un pequeño hermano.

—Realmente tienes algunas habilidades ah, en realidad has corrido al Gran Territorio Medio en tan poco tiempo y has descubierto sobre este asunto tan claramente. Li Qiye lo miró y dijo: —¿Estás tramando contra mí?

La expresión de Sikong Toutian cambió inmediatamente cuando señaló con el dedo hacia el cielo y dijo: —Gran Hermano, tu broma es demasiado. Yo, Sikong Toutian, soy sólo un pequeño punk. Gran Hermano, eres un dios de los nueve firmamentos. Incluso si soy cien veces más valiente, todavía no me atrevería a tener el menor irrespeto hacia el Gran Hermano. El Gran Hermano mata a los Dioses Verdaderos en los Nueve Cielos y masacra a Reyes Demonios en el infierno. En cuanto a un personaje tan humilde como yo, estoy demasiado ocupado siendo respetuoso y temeroso de Gran Hermano, así que ¿cómo podría tener tiempo para atreverme a ser irrespetuoso con Gran Hermano?

—Bien, deja de halagar. Li Qiye continuó: —Si alguien que viene del Valle Secreto del Cielo era un punk, entonces hay demasiados punks en este mundo. Habiendo dicho eso, él colocó su copa delante de Sikong Toutian.

Con un escalofrío en su corazón, ¡Sikong Toutian inmediatamente se puso pálido después de escuchar las palabras de Li Qiye! Desde que nació, nadie había podido ver a través de su origen porque siempre había sido un misterio. Había conocido a innumerables personajes poderosos, incluyendo a los Reyes Mortales de los Reinos Antiguos, pero no fueron capaces de reconocer su origen. Sin embargo, hoy en día, Li Qiye fácilmente reveló su secreto.

El corazón de Sikong Toutian palpitó por un momento antes de respirar hondo. Luego, sirvió más vino para Li Qiye y sonrió de inmediato: —La visión del Gran Hermano es tan brillante como una antorcha; nada se puede esconder de ti.

—No te preocupes, si no me molestas, no iré al Valle Secreto del Cielo y volcaré tu Palacio de Monarca Mortal. —Li Qiye dijo con indiferencia mientras miraba a Sikong Toutian.

Las manos que Sikong Toutian estaba usando para sostener la calabaza de vino no podía dejar de temblar. Había conocido a innumerables grandes personajes, pero nadie era capaz de hacerlo tan temeroso como Li Qiye.

—¿Cómo está el Viejo Ren? Li Qiye inculcó aún más miedo en el aturdido Sikong Toutian.

Sikong Toutian tomó otra respiración para componerse, luego forzó una sonrisa a decir: —No voy a mentir al Gran Hermano. De hecho, nunca he visto al Antepasado Ren en todos mis años. Escuché a los otros antepasados ​​decir que el Antepasado Ren había estado cultivando durante mucho tiempo.

—Ya que fue capaz de resistir a los Cielos, todavía hay una oportunidad. —Li Qiye dijo tranquilamente.

Era muy probable que nadie en los tiempos contemporáneos conociera una herencia como el Valle Secreto del Cielo. Las personas que estaban al tanto de todo esto eran viejos eternos muy antiguos y podrían ser considerados personajes legendarios. Si estos personajes estuvieran vivos en este mundo, entonces estaban deteniendo su fuerza sanguínea.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario