Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 230

Serie: Emperor’s Domination.
Tercera recopilación: Capítulos del 201 al 300.
Capítulo 230: La Emperatriz Hong Tian (2).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (SkyNovels).


Capítulo 230: La Emperatriz Hong Tian (2)

Li Qiye no pudo evitar perderse en un aturdimiento mientras pensaba en la Emperatriz Hong Tian. A medida que el Cuervo Oscuro atravesaba infinitas lunas, él personalmente entrenó a muchos Emperadores Inmortales, ¡y el Emperador Inmortal Min Ren no fue considerado el más brillante!

La Emperatriz Hong Tian no era definitivamente la más naturalmente dotada, ¡pero era una de los más grandes Emperadores Inmortales! Cuando barrió el cielo y la tierra para alcanzar el ápice, lloró con lágrimas de alegría; durante los tormentosos momentos de sufrimiento, lloró de tristeza. No importa si fue durante su conquista o el tiempo dedicado al Gran Dao, siempre hubo una sombra secreta que la acompañaba en momentos tristes y felices.

¡Hubo un tiempo en el que toda esta risa de felicidad — junto con gritos de angustia — se había incrustado en sus recuerdos!

Desafortunadamente, finalmente se fueron por caminos separados e incluso casi se convirtieron en enemigos. Todo se convirtió en nada en un instante, convirtiéndose en cenizas dispersas y humo esparcido.

¡Lo más doloroso en este mundo no era ver morir a sus seres queridos, sino romper en una pelea de vida o muerte entre sí!

Pensando en el pasado, en los recuerdos y en los momentos olvidados por el tiempo, Li Qiye se perdió en un aturdimiento durante mucho tiempo sin poder recuperar su compostura.

¡Emperatriz Hong Tian! Millones de años habían pasado. No importaba si era ese año o el presente, él no la culpaba. Había algunas cosas que estaban en contra de sus deseos, pero él tenía que tomar una decisión. No importaba si era la época más difícil o el año más miserable, él — desde el principio hasta el final — siempre tuvo una línea de fondo. ¡Siempre perseveró sin importar lo que pasó!

¡Emperatriz Hong Tian! Un recuerdo lejano de su lucha todavía estaba claro en su mente. Incluso cuando fue millones de años más tarde, Li Qiye todavía no podía dejar de ser hosco al final.

—«Joven Noble, ¿qué está mal?» Chen Baojiao y Li Shuangyan se preguntaban sobre la extrañeza en el comportamiento de su Joven Noble.

Li Qiye entonces recuperó su mente. Él soltó una sonrisa y sacudió la cabeza para decir: —«No es nada.» Después, se calló.

Las dos chicas se miraron; sentían que la mente de su Joven Noble estaba preocupada por pensamientos pesados, y no parecía que estuviera preocupado por el asunto del Barco del Inframundo.

El Barco del Inframundo todavía no apareció después de dos o tres días. Hubo muy pocas sectas que llegaron durante este tiempo. Las sectas que lo iban a hacer ya estaban presentes mientras que las ausentes probablemente no llegarían a tiempo.

Sin embargo, en los últimos dos o tres días, más de diez Señores del Tesoro junto con tres Inmortales de Tierra llegaron. Todas eran existencias extremadamente aterradoras que eran invencibles durante sus propias épocas.

Al final, estos Señores del Tesoro e Inmortales de Tierra no pudieron resistir la tentación del Barco del Inframundo, aunque vacilaron durante mucho tiempo antes de venir. Dejando sus Tierras del Tesoro de Feng Shui y las Venas de Dragón significaba que estaban usando su vida útil acumulada desde innumerables años. No tenían un plan de respaldo; las dos opciones eran o con éxito aumentar su longevidad y dejar el cementerio, ¡o para convertirse en Cadáveres de Tierra para siempre en el futuro!

Los Señores del Tesoro y los Inmortales de Tierra eran diferentes de los Cadáveres de Tierra porque tenían su propia inteligencia y conciencia. A pesar de que algunos de ellos fueron enterrados después de su muerte, en este momento, todavía podrían ser considerados seres vivos.

Todos los Cadáveres de Tierra estaban apretados en su propio grupo, lejos de los vivos. Eran verdaderos cadáveres sin conciencia e inteligencia. ¡Su único instinto era abordar el Barco del Inframundo!

Los Señores del Tesoro y los Inmortales de Tierra ocuparon su propia área sin ninguna interacción con los demás. Todos llevaban expresiones solemnes, porque ésta era su última batalla. Si tuvieron éxito, podrían ganar unos cuantos cientos de años o incluso unos pocos miles de años de vida para salir del cementerio y escapar de sus cadenas. Sin embargo, si no tuvieron éxito… Convertirse en un Cadáver de Tierra durante toda la eternidad fue un destino peor que la muerte.

La leyenda dice que los muertos aún pueden entrar en el ciclo de la reencarnación, pero los Cadáveres de Tierra nunca tendrán esa oportunidad.

En el ferry, la atmósfera era muy tensa mientras todos esperaban tranquilamente al tiempo que contemplaban el arroyo que fluía silenciosamente del Río del Inframundo.

¡Por último, en el quinto día, los Barcos del Inframundo finalmente salieron! Dentro del vasto Río del Inframundo, el primer Barco del Inframundo salió volando desde las capas de niebla.

—«¡Un Barco del Inframundo!» Cuando salió el primer barco, todo el ferry se volvió turbulento porque nadie podía quedarse quieto en este momento. Todos se levantaron — tanto los vivos como los muertos. Al mismo tiempo, los ojos en los ataúdes se abrieron. Fuera de los muertos, todos los seres eternos cubiertos en Piedras de Sangre abrieron los ojos uno tras otro para mirar los Barcos del Inframundo que se acercaban.

El barco que voló desde las capas de niebla era completamente silencioso y totalmente negro, incluyendo sus velas y casco. Se desprendió la sensación de un barco fantasma que flotaba tranquilamente fuera de la niebla.

Un barco, dos barcos, tres barcos, cuatro barcos… Después de que el primero salió volando, había más y más Barcos del Inframundo volando fuera de las capas de niebla.

—«Aquí vamos…» En el momento en que el primer barco salió volando, Li Qiye se levantó de inmediato con su mirada fija en los Barcos del Inframundo. En este momento, sus ojos eran como llamas, iluminando cada Barco del Inframundo sin perder un solo detalle.

En un instante, el campamento del Templo Dios de Guerra hizo su movimiento y todos los ancianos inmediatamente levantaron el antiguo ataúd y aparecieron justo detrás de Li Qiye. Su velocidad era rápida y no hacía el menor ruido.

Cuando salió el primer barco, todos en el ferry se pusieron de pie, incluyendo a los Cadáveres de Tierra.

En este momento, incluso los espectadores que sólo vinieron para el entretenimiento también estaban tensos, y mucho menos las grandes potencias que querían enterrar sus ataúdes en los barcos.

Dentro de la niebla, barco tras barco salió volando en completo silencio, creando un paisaje pesado.

«¡Rumble!» Los Cadáveres de Tierra fueron el primer grupo en tomar acción. Innumerables Cadáveres de Tierra — como albóndigas saltando en una olla humeante — se precipitaron hacia el Río del Inframundo.

Tenga en cuenta que el Agua del Inframundo era muy perjudicial para la mayoría de los cultivadores, especialmente aquellos con Físicos ordinarios. ¡Destruiría la esencia de la vida de los cuerpos mortales, pero tenía efectos muy mínimos en los Cadáveres de Tierra!

«¡Boom boom!» En este momento, todos los Cadáveres de Tierra se precipitaron hacia el Agua del Inframundo, deseando subir a los Barcos del Inframundo. ¡La lucha comenzó inmediatamente con los Cadáveres de Tierra activando sus Tesoros de Vida con el fin de matar a los que apuntaron para sus barcos, independientemente de si se trataba de los muertos o los vivos!

Los Cadáveres de Tierra no tenían planes ni esquemas; todo se reducía a su instinto, su único propósito era subir a los Barcos del Inframundo. Matarían todo mientras perteneciera a la competencia por los barcos.

En un instante, muchas Armas de Vida se elevaron al cielo como la primera ola de masacre fue dirigida por los Cadáveres de Tierra. Ellos fueron los primeros en llegar con éxito a los barcos que estaban flotando en el vasto Río del Inframundo que estaba cubierto de niebla.

—«¡Abordar el barco ahora…!» Las grandes potencias de todo el mundo no se quedaron quietas como sus expertos allanaban personalmente el camino mientras sus discípulos llevaban los ataúdes hacia los barcos y competían contra los Cadáveres de Tierra.

También hubo antiguos ataúdes que volaban por sí mismos hacia los barcos.

«¡Boom Boom!» Mezclado con gritos lamentables y miserables, resonaron diferentes explosiones junto con los ruidos de huesos rotos. ¡En un instante, luces cegadoras llenaron el cielo con auras poderosas que barren la superficie del Agua del Inframundo!

Los Señores del Tesoro también tomaron acción justo después de que ellos se precipitaron hacia los barcos. Cada uno de ellos apuntaba a uno en particular, y justo cuando creían que era posible abordar, imprudentemente se precipitaron hacia adelante. En un momento, incluso los Inmortales de Tierra se impacientaron.

Al cabo de unos instantes, tanto los Señores del Tesoro como los Inmortales de Tierra, todos abrieron sus ojos, lanzando destellos sangrientos extremadamente aterradores.

Uno no debe subestimar a los Cadáveres de Tierra. Aunque pertenecieran al nivel más bajo de cadáveres, la verdad estaba lejos de ser así. Había unos poderosos Cadáveres de Tierra más allá de la imaginación. En este momento, junto con su abundante energía de cadáver, había un Cadáver de Tierra que empuñaba un sable divino con un poder extremo. Este sable divino no sólo mató a otros Cadáveres de Tierra, incluso un Señor del Tesoro fue asesinado. Tres ataúdes de las grandes potencias se dividieron como los tres antepasados ​​vivos en el interior fueron reducidos a muerte en el acto.

—«¡Matad!» En un abrir y cerrar de ojos, incontables ataúdes antiguos que corrían hacia el Río del Inframundo se abrieron. Las existencias muertas de las leyendas iniciaron su avance para apoderarse de los Barcos del Inframundo y matar a todas sus oposiciones.

—«Allí, ¿no es el Buda Sagrado de la Octava Generación de la Secta Cielo Sabio?» Un antiguo Buda salió de un ataúd — con un impulso capaz de suprimir a todos los seres malignos — para matar a todos sus enemigos y abordar un Barco del Inframundo.

—«¡Ese es Fu Shimo de la Reserva de Sangre del Cielo, wah! Se rumorea que murió hace 80.000 años.» Una sombra sangrienta se precipitó fuera de un ataúd, inculcando temor aterrador en todos los espectadores.

—«¡Ahh…!» Sin embargo, esta vez una existencia extremadamente poderosa no pudo subir a un Barco del Inframundo. Otro Señor del Tesoro descendió del cielo y lo cortó en dos mitades, luego utilizó este impulso inmejorable para abordar como el barco suavemente flotaba a lo largo del Río del Inframundo.

«¡Phoosh!» En este momento por encima del Río del Inframundo, una anciana luchó en el cielo con otro Señor del Tesoro, destrozando todo en su camino. ¡Ambas partes querían apoderarse de otro barco! Los Tesoros de Vida de estos dos causaron que todas las criaturas temblaran en el momento en que barrieron el mundo.

—«¡Maldición! Esta anciana es la protectora de la Montaña del Rio Sagrado; ¡ella realmente logró mantenerse con vida hasta ahora! Su oponente es el legendario Emperador del Tesoro Jun Sheng de la Era del Emperador Inmortal Tun Ri. ¡Ambos son existencias invencibles de sus eras!»

Presenciando la trascendental batalla entre los dos causó que un espectador que reconoce sus antecedentes a exclamar horrorizado.

Finalmente, la anciana — con una aura tiránica e inmejorable — mató al Señor del Tesoro y abordó un Barco del Inframundo.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario