Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 192

Serie: Emperor’s Domination.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 192: Engañando al Dios Marcial (2).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (LN Just Me).


Capítulo 192: Engañando al Dios Marcial (2)

Finalmente, Li Qiye tuvo a Li Shuangyan llevando el asiento de Emperador junto con el azulejo y continuó en el camino.

De hecho, ¡el grupo de Shi Gandang — en el camino — sintió que el asunto era tan absurdo en engañar a un Inmortal de Tierra! Tal cosa más probable nunca se había hecho antes, pero hoy en día, en realidad lograron hacerlo. ¡Todo esto era inconcebible hasta el extremo!

Lo que dio a Shi Gandang y Niu Fen consuelo fue que no se atrevieron siquiera a pensar en este asunto antes, pero hoy en día, tuvieron la fortuna de participar realmente en este histórico evento raro ¡No pudieron dejar de sentir que seguir a Li Qiye fue su decisión más sabia en toda su vida!

Finalmente, Li Qiye los trajo a una Vena de Dragón diferente que tenía un aire aún más majestuoso que el anterior que pertenecía al Sagrado Antepasado del Clan Wu. Era como si un gigantesco dragón estuviese acostado sobre la tierra.

Li Qiye encontró fácilmente el extremo de esta Vena del Dragón. Se trataba de un profundo barranco con un ambiente muy tranquilo. Fuera del barranco había dos árboles enormes que bloqueaban el camino. ¡Nadie podía pasar por ellos!

«¡El 637o descendiente del Sagrado Clan Wu, Wu Binglan saluda al Progenitor del Clan Wu, el Dios Marcial de la Cueva del Dragón Misterioso!» Li Qiye voceó con una voz penetrante.

En ese momento, Li Shuangyan — por la señal de Li Qiye — levanto el asiento de Emperador y golpeó suavemente donde los dos árboles enormes se entrelazaban como si golpeara una puerta.

Los dos árboles enormes entonces misteriosamente — como dos Dragones — retrocedieron lentamente, revelando un antiguo pasaje delante de todos.

Se colocaron en línea y entraron al barranco usando el pequeño pasaje. ¡La primera cosa que vieron una vez que entraron dejo al grupo de Li Shuangyan en estado de choque!

Era porque había muchos ataúdes en el interior del barranco. Cada uno de ellos tenía una neblina que los rodeaba como si los cadáveres dentro se tragaran estas nieblas.

¡Numerosos ataúdes se encontraban en todo el valle, y rodeaban un ataúd más grande! Este ataúd fue colocado sobre una gran roca. En realidad, fue elaborado a partir de la excesivamente preciosa Madera Sagrada de Imagen Imperial. ¡A pesar de que este antiguo ataúd había estado aquí para quien sabe cuántos años, conservó sus coloridos brillos!

El grupo de Li Shuangyan estaba asombrado ante el hecho de que había más de cien generales enterrados junto con el Progenitor del Clan de Wu. ¡Esto era indicativo de lo invencible y poderoso que fue durante su generación!

«El 637o descendiente del Sagrado Clan Wu, Wu Binglan, trajo a su marido junto con sirvientes aquí para honrar a nuestro Progenitor. Nuestro glorioso Progenitor que está enterrado en la Cueva del Dragón Misterioso y le fue otorgado el título de Dios Marcial de la Cueva del Dragón Misterioso. Los descendientes del Clan Wu, durante muchas generaciones, recuerdan a los sabios y recordaron los días gloriosos de nuestro Progenitor, resultando en muchas noches sin dormir…» Después de dejar las ofrendas, Li Qiye una vez más actuó como el mayor engañador.

El grupo de Li Shuangyan retuvo su aliento en este momento y se puso muy nervioso. Sin lugar a dudas, el Progenitor del Clan Wu enterrado en este lugar era mucho más aterrador que el Sagrado Antepasado del Clan Wu. Li Shuangyan no pudo evitar preocuparse de que el Progenitor la descubriera.

El Progenitor solo era bastante aterrador, pero incluso tuvo más de cien generales enterrados aquí también. Si el los descubriera, entonces no sólo se enfrentarían a él, ¡sino también a los cien generales aterradores!

Li Qiye finalmente terminó su ceremonia, entonces los sonidos “zha–zha–zha–” sonaron en el aire. Dentro del Ataúd de Madera Sagrada de Imagen Imperial llego una persona. Esta persona salió audazmente, y su aura inmediatamente ahogó el cielo como un Rey Emperador supremo.

Este era un anciano cuya estatura no era muy alta, pero en el momento en que se puso de pie, ¡dio la sensación de que podría pisotear la tierra mientras su tamaño pilar sobre el horizonte! No vestía una túnica imperial de dragón, y tampoco tenía una corona real en su cabeza. ¡Su ropa era simplemente común y ordinaria!

Sin embargo, incluso con su estilo ordinario, todavía tenía un aura dominante con una presencia majestuosa y tiránica sobre las montañas y los ríos. ¡Este era un Rey Emperador supremo generacional, una invencible existencia de una época!

Este fue el Progenitor del Clan Wu. Fue referido por otros durante su época como el Dios Marcial. También era el hermano jurado del Emperador Inmortal Tun Ri, y crecieron juntos. A pesar de que no se convirtió en un Emperador Inmortal como Tun Ri, fue una de las existencias más fuertes en esa época. Había barrido los Nueve Cielos y Diez Tierras antes, ¡e incluso ayudó al Emperador Inmortal Tun Ri a establecer su maravilloso camino de emperador!

Salió con fuerza y abrió sus dos ojos, desatando dos rayos sangrientos sobre el cuerpo de Li Shuangyan. ¡El corazón de Li Shuangyan temblaba porque ella sentía el poder del Progenitor!

Luego cerró los ojos sin decir nada y tragó las nieblas de la Sopa Ceremonial Celestial. Mientras sonidos chisporroteantes salieron, hebra después de hebra de la niebla fue devorado en su boca.

Finalmente, el Progenitor terminó de tomar la sopa, y se convirtió en un agua clara y tranquila.

«¿Cuáles son tus aspiraciones?» El Progenitor finalmente abrió su boca, soltando una voz baja pero potente.

«El Clan Wu ha caído.» Li Shuangyan inclinó su cabeza y susurró: «Por favor, ayúdenos, Progenitor.»

El Progenitor del Clan Wu estaba allí con los ojos cerrados sin decir una palabra.

Li Qiye se postró y suplicó: «Progenitor, el Clan Wu ha caído y ha sufrido la opresión de todos. El Clan Su Xiu ha estado siempre cazando sobre nosotros. Sus descendientes no filiales no pueden aferrarse a los territorios del Clan Wu. Hoy, nuestro territorio del Clan Wu ha sido destruido desde el Río Oeste, y hemos perdido la mayoría de nuestra tierra. ¡Sus descendientes del Clan Wu tuvieron que hacer todo lo posible para sujetarse a la sala ancestral del Clan Wu!»

Desde que fue enseñada por Li Qiye de antemano, en el momento en que dejó de hablar, Li Shuangyan inclinó su cabeza y comenzó a llorar suavemente. El silencioso llanto de Li Shuangyan estaba lleno de agravios, ¡haciendo que los oyentes se entristecieran!

«¡Aquellos viejos del Clan Su Xiu!» Después de escuchar las palabras de Li Qiye, el Progenitor del Clan Wu de repente abrió los ojos, revelando el temible rayo de sangre, luego los cerró de nuevo inmediatamente. ¡Era muy obvio que estaba furioso!

«¡Un puñado de niños no filiales!» Finalmente, el Progenitor claramente enojado preguntó fríamente: «¿Todos ustedes incluso olvidaron el canon ancestral?»

«Ese año, en la caótica batalla, perdimos el canon ancestral en medio de los fuegos de la guerra. Nuestros antepasados tampoco pasaron la enseñanza del Progenitor.» Li Qiye explicó cuidadosamente.

«Hmph…» El Progenitor resopló fríamente. No estaba claro si estaba enojado con el enemigo o con sus descendientes no filiales. Finalmente, el Progenitor habló escalofriante: «Dentro de la cámara ancestral, mueva mi lápida conmemorativa y coloque el asiento de Emperador encima para abrir la tierra de los antepasados originales! ¡El Clan Wu todavía tiene una última oportunidad para resurgir!»

Dicho esto, el Progenitor del Clan Wu sacó entonces un objeto de su ataúd. Era un viejo tronco de bambú que se usaba para transportar pergaminos. ¡Estaba hecho de seda dorada, exudando un cegador brillo de oro!

El Progenitor lanzó este antiguo caso de libro a Li Shuangyan y dijo: «¡Tómalo, éste es el Ocho Sables Atravesando el Cielo!» Terminado de hablar, volvió dentro de su ataúd como si no quisiera volver a ver a sus descendientes no filiales.

Li Qiye en secreto asintió hacia Li Shuangyan. Finalmente, después de quemar el dinero falso, Li Qiye se marchó junto con el grupo de Li Shuangyan. Sin embargo, cuando se iban, Li Qiye de repente tropezó y casi cayó completamente. ¡Pero justo en ese momento, Li Qiye se precipitó hacia adelante como un león y se mantuvo firmemente al otro lado!

Su tropiezo confundió al grupo de Li Shuangyan, pero no se atrevieron a preguntar nada en este peligroso lugar.

Después de dejar la Cueva del Dragón Misterioso, Li Qiye inmediatamente arrojó todo y le dijo al grupo de Li Shuangyan: «Prisa, tenemos que salir ahora. No pasará mucho tiempo antes de que se ponga al día.»

«¿Qué, fuimos descubiertos por el Progenitor del Clan Wu?» Escuchando esto, Li Shuangyan exclamó horrorizada.

«A propósito le dejé ver a través de nosotros, pero él necesita tiempo para digerir la información. Permaneció allí durante tanto tiempo, así que necesita tiempo para reaccionar; ¡Tenemos que ir ahora mismo!», Li Qiye corrió locamente junto con los demás.

«¿Por qué querías que viera a través de nosotros?» Como estaban escapando frenéticamente tan rápido como un rayo, Chen Baojiao no pudo evitar preguntar.

«¡Para engañar a alguien más!» Li Qiye añadió: «¡Vine a la Cueva del Dragón Misterioso para el Ocho Sables Atravesando el Cielo! En este momento, vamos a engañar a alguien por un sable. ¡Con este sable junto con la técnica de Ocho Sables Atravesando el Cielo, será una combinación perfecta!»

Estas palabras dejaron a todos enmudecidos. En el momento en que estaban corriendo por sus vidas, él todavía estaba tratando de engañar a otro Inmortal de Tierra. ¡Este asunto era demasiado arrogante y valeroso!

«Niu Fen, escúchame, cuando llegue el momento, a mi orden, utiliza la Novena Solución, ¡¿entiendes?!» Mientras corrían, Li Qiye gritó hacia Niu Fen: «¡Bajo mi mando, en ese momento, escapa hacia el oeste!»

«Entendido.» Niu Fen respondió emocionado mientras se sentía nervioso. Cualquier Inmortal de Tierra en este lugar era de la generación invencible, ¿quién se atrevió a engañarlos? Pero en este momento, su Joven Noble se atrevió a realizar dicha tarea sin precedentes — engañar a otro Inmortal de Tierra, incluso cuando estaban corriendo por sus vidas. Esto era demasiado insano, e hizo a Niu Fen nervioso y emocionado al mismo tiempo. Tal asunto era un gran desafío.

«¿A quién estás engañando esta vez?» Mientras viajaban sobre espalda de Niu Fen huyendo como locos, Li Shuangyan no pudo evitar preguntar.

«¡Monarca León Ba Xian (Tirano Inmortal)!» Li Qiye continuó con su respuesta: «El Sable Tirano Inmortal en su mano es el complemento perfecto para el Ocho Sables Atravesando el Cielo. ¡Uno se volvería impensable con estos dos objetos juntos!»

«¡Monarca León Ba Xian!» Escuchando las palabras de Li Qiye, ¡Shi Gandang perdió todos sus colores y exclamó con horror!

«¿Quién es el Monarca León Ba Xian?» Chen Baojiao nunca había oído hablar de tal personaje así que ella preguntó afanosamente.

«Una vez existencia invencible. Fue una de las existencias más fuertes durante la Época del Emperador Inmortal Tun Ri, ¡e incluso compitió con el Emperador Inmortal Tun Ri por la Voluntad del Cielo! En esa época, había dos Físicos Inmortales. Uno era el Físico Maligno Devorando el Cielo del Emperador Inmortal Tun Ri, y el otro, el Físico Tirano Inmortal Furioso del Monarca León Ba Xian. Sin embargo, sólo estaba un paso detrás del Emperador Inmortal Tun Ri. ¡El Físico Maligno Devorando el Cielo de Tun Ri alcanzo la gran terminación, pero su Físico Tirano Inmortal Furioso no alcanzó gran terminación al final!»

¡El Físico Maligno Devorando el Cielo y el Físico Tirano Inmortal Furioso eran parte de los Doce Físicos Inmortales!

El grupo de Li Shuangyan estaba emocionado después de escuchar esto. A pesar de que no fue una gran terminación, ¡el Monarca León Ba Xian todavía era una existencia extremadamente aterradora!

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario