Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 175

Serie: Emperor’s Domination.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 175: Un azulejo que trae una calamidad (1).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (LN Just Me).


Capítulo 175: Un azulejo que trae una calamidad (1)

Para cualquier cultivador de la generación anterior, aceptar a un discípulo era una cuestión muy prudente. ¡Sin mencionar a un hombre sabio, incluso los expertos de nivel Noble Real eran muy exigentes al elegir un discípulo!

El anciano ante ellos fue — sin duda — un hombre sabio insondable y oculto, pero en este momento estaba pidiendo a Li Qiye que fuese su discípulo. Tal cosa era realmente rara de ver.

Lo que sorprendió al grupo de Li Shuangyan aún más fue que este anciano comenzó inmediatamente con los Tesoros de Paragon Virtuoso como un regalo de saludo. Esto era demasiado extravagante y los dejó en repentino mutismo.

Con tal maestro lujoso, innumerables jóvenes héroes en este mundo clamarían querer convertirse en su discípulo. Para poder tener a un hombre sabio como su maestro, no tendrían que preocuparse por los costos de comer y beber para el resto de sus vidas.

Li Qiye, por otro lado, no estaba interesado. Él negó con la cabeza y dijo: «No estoy interesado, solo deberías encontrar a alguien más para ser tu discípulo.»

«Jeje, piensa en ello, piensa en ello, primero acepta estos tesoros. Espera hasta que los uses, entonces comprenderás la ventaja de los tesoros.» El anciano siguió entregando los tesoros hasta la puerta; colocó los tesoros en los brazos de Li Qiye una y otra vez.

«Estoy muy conmovido por tu entusiasmo, pero no necesito un maestro.» Li Qiye dijo con una sonrisa y devolvió los dos Tesoros de Paragon Virtuoso al anciano.

El anciano se quedó sin palabras y luego no pudo evitar decir: «Oye, oye, Pequeño Hermano, ¿tienes que ser así? ¡Adorarme como tu maestro es muy ventajoso para ti! ¿Qué tal esto? Mientras sigas al maestro, este asunto del tesoro no es nada. Diga las palabras, ¿qué tesoros te satisfarán para aceptarme como tu maestro?»

¡La frase del anciano se elevó heroicamente hasta el cielo con una mirada de lanzar toda precaución al viento!

«Bien, encuentra diez Tesoros Verdaderos de Emperador Inmortal para mí, entonces te adoraré como maestro.» Li Qiye miró al anciano cuyo orgullo llegaba al cielo y dijo alegremente.

“¡¿Diez Tesoros Verdaderos de Emperador Inmortal?! ¡¿Crees que son sólo coles?! El anciano oyó esto y su expresión se hundió en gran medida.

«Ya sea que sean coles o no, no lo sé.» Li Qiye se encogió de hombros y sonriendo dijo: «Este es tu negocio, piensa cuidadosamente.» Con eso, él se echó a reír y se volvió para irse.

El grupo de Li Shuangyan no pudo evitar sonreír irónicamente. Otras personas desearían adorar a un hombre tan sabio como su maestro, ¡pero Li Qiye actuó como si no fuese nada de qué preocuparse!

«Muchacho, realmente piensa en ello. Me quedaré en la Calle Antigua por algún tiempo. Una vez que lo pienses, siempre puedes volver y encontrarme. Mientras me adores como tu maestro, podrás comer bien y beber extravagantemente — ¡esto no es gran cosa!» El anciano no se dio por vencido y voceó después mientras Li Qiye se marchaba.

Li Qiye sólo se encogió de hombros y sonrió de lejos con una apariencia desinteresada.

Con tal entusiasmo y sinceridad del anciano, incluso Chen Baojiao no pudo evitar preguntar: «¿Por qué Joven Noble es tan reacio? En mi perspectiva, este anciano es insondable; él tiene absolutamente un gran fondo.»

«Los Nueve Mundos pueden ser grandes, pero, todavía no hay nadie calificado para ser mi maestro.» Li Qiye dijo tranquilamente.

¿Adorar a otros como maestro? ¿Qué clase de broma era ésta? Incluso arregló a Emperadores Inmortales. ¡Ni siquiera podía contar todas las existencias que enseño para ser capaz de barrer a través de las Ocho Desolaciones y Seis Direcciones! Alguien capaz de ser su maestro en este mundo… Uno realmente no pudo ser encontrado.

«Sin embargo, Maestro de Secta Su es tu maestro.» Li Shuangyan quiso reprimir a Li Qiye, y ella dijo tranquilamente con su actitud siempre fría como el hielo.

Li Qiye la miró airadamente una vez y dijo: «Es una coincidencia, una coincidencia. ¿Sabes qué es una coincidencia?»

Esta actitud de Li Qiye hizo Li Shuangyan y Chen Baojiao rieran por un momento. Las sonrisas tímidas de las dos bellezas supremas eran tan bonitas, causando que las almas de innumerables personas se volvieran locas mientras entraban en las paredes, inconscientes.

Shi Gandang, que siempre había estado siguiendo en la espalda, sólo podía suspirar ligeramente. Esta fue una brecha. Si era él, cuando un hombre sabio aceptaba a un discípulo, incluso podría dejar de lado toda la cara y de inmediato inclinarse para adorarlo como un maestro. Este maestro lujoso sería difícil de encontrar en millones de años. Sin embargo, Li Qiye ni siquiera pensó que era una cosa. Incluso cuando Tesoros de Paragon Virtuoso se usaban como un regalo de saludo, él ni siquiera golpeo un ojo. Esta era una brecha de la vida que él no podría alcanzar.

«¿Por qué es que pudiste abrir el cofre de piedra?» Pensando en el asunto de antes, Chen Baojiao no pudo evitar preguntar sobre un asunto tan increíble. Aunque había visto muchas cosas asombrosas mientras seguía a Li Qiye, no podía evitarlo.

Li Qiye hizo una pausa un poco después de escuchar su pregunta. Suspiró suavemente en su corazón; ¿cómo podría no saber abrir este cofre? Si no podía abrirlo, ¿podría haber alguien más en este mundo que fuera capaz de hacerlo? Uno tenía que saber que él personalmente enterró este cofre de piedra ese año. Esta fue una vieja historia ah…

«Esto es un secreto. Una vez revelado, ya no será misterioso.» Al final, Li Qiye respondió a Chen Baojiao así.

Chen Baojiao estaba, por supuesto, insatisfecha con esa respuesta y miró furiosamente a Li Qiye.

Sin embargo, Li Shuangyan entendió a Li Qiye mejor. ¡En este momento, se dio cuenta de que el cofre de piedra le recordaba a Li Qiye algunos viejos asuntos! Pero en cuanto a lo que estaba en su mente, ¡era imposible para ella saberlo!

Li Qiye dijo a Li Shuangyan: «La Formación de las Seis Bestias y la Placa Celestial del Cielo, tómalas y haz un buen trabajo en cultivar. Estos dos artículos tendrán muchas cosas buenas para ti.»

Li Shuangyan amaba las formaciones, así que Li Qiye quería la Formación de las Seis Bestias y la Placa Celestial del Cielo para Li Shuangyan. De lo contrario, no abriría el cofre de piedra para el anciano.

«¿Qué pasa con la Pequeña Hermana Baojiao?» Li Shuangyan, a la inversa, hizo esta pregunta. No le faltaban tesoros; además, también tenía la Espada Seis Dao. Sin embargo, Chen Baojiao — después de dejar el Clan Chen — no obtuvo ningún tesoro.

«Estos dos tesoros no son adecuados para ella.» Li Qiye negó con la cabeza y dijo: «Espere hasta que haya tesoros adecuados, te ayudaré a encontrar uno o dos.»

Chen Baojiao tenía un sentido de decoro y no le pidió a Li Qiye un tesoro. A pesar de que incluso el grupo de Nan Huairen obtuvo tesoros, sólo ella estaba sin uno, pero ella todavía no pregunto. Sabía que Li Qiye tenía una orden para aquellos que lo seguían. El tiempo que lo había seguido era mucho más corto que el grupo de Li Shuangyan, así que compartir tesoros después de ellos no fue una sorpresa.

«¿Qué había en ese pequeño ataúd de oro?» Después de caminar una corta distancia, Li Shuangyan, que siempre había entendido a Li Qiye, no pudo evitar preguntar tranquilamente. Vio el objeto dentro del cofre de piedra y estaba claro que el anciano valoraba mucho este pequeño ataúd de oro. Sólo para abrir el cofre de piedra y obtener este ataúd, el anciano no le importaba usar grandes Tesoros de Paragon Virtuoso para comerciar. Esto significo que el objeto dentro del pequeño ataúd de oro era extremadamente aterrador, o el pequeño ataúd de oro en sí era un tesoro desafiante para los cielos.

Refiriéndose al pequeño ataúd de oro, Li Qiye suspiró suavemente y finalmente dijo: «Lo que nadie en este mundo podría esperar.»

La respuesta de Li Qiye fue la misma que no haber respondido en absoluto, pero Li Shuangyan no preguntó más. En realidad, Chen Baojiao también era muy curiosa con respecto al objeto dentro del pequeño ataúd de oro. Puesto que Li Qiye no respondió, no podía volver a preguntar.

La Calle Antigua estaba muy animada con gente que iba y venía con negociaciones sin parar. Algunas personas vendían medicinas divinas mientras que otras adquirieron tesoros. Luego hubo algunos que querían encontrar a sus predestinados… Había todo tipo de personas en este lugar.

En comparación con los halcones callejeros en las calles de la Ciudad Cielo Antiguo, los vendedores de la Calle Antigua simplemente no gritaron. Si querían vender tesoros, simplemente los colocaban en el suelo y esperaban a que los compradores vinieran a preguntar por ellos.

Sin embargo, hubo excepciones. En un rincón de la Calle Antigua, había un puesto establecido. Esta fue una tienda de medicinas con dos personas. Uno era un anciano y el otro era una niña. El anciano gritó para atraer clientes, mientras que la niña tenía su cabeza baja, aparentemente mostrando las hierbas medicinales.

«Antigua Farmacia Su Xui, 3.000.000 años de reputación de oro. Amigo que viaja, absolutamente no te lo puedes perder. Medicina del Alma, Medula de Bestia, Sangre de Longevidad — todo lo necesario está aquí. Medicina de longevidad, Píldora de la Vida, Pasta de Oro… Nada falta. Una medicina para extender cien años, un dan para satisfacer las nueve necesidades, una pasta de oro para salvar a una persona muerta… El precio es justo, el precio es justo… A lo largo de todo el Gran Territorio Medio, no, a lo largo de todo el Mundo del Emperador Mortal, no hay una tienda de medicinas más barata.» El anciano en el puesto se aclaró la garganta y voceó con voz ronca.

Con una perilla, ojos del tamaño de frijoles mungo, y una cara averrugada, este anciano era un poco gracioso en apariencia. ¡Cuando sonreía y gritaba, las arrugas parecían olas ondulantes!

Sin embargo, su negocio estaba muy en auge. Para muchos cultivadores, Medicinas de Longevidad y Píldoras de la Vida eran ambos gastos necesarios. Además, los Maestro de Alquimia de cada secta eran limitados. Dentro de las grandes sectas, los discípulos que podían recibir estas medicinas no eran muchos, así que muchos cultivadores sólo podían comprar estos artículos fuera.

Por supuesto, las medicinas vendidas fuera no eran baratas. Los cultivadores que eran capaces de permitírselo definitivamente provenían de las grandes sectas.

Las Medicinas de Longevidad y las Píldoras del Destino junto con las Hierbas del Alma y las Médulas de Bestias de este anciano no eran pocas mientras que él tenía un flujo constante de compradores.

«¿Tienes una Píldora del Destino de Cinco Transformaciones o no? ¿Qué precio?» Un Santo Antiguo entró en el puesto de medicina del anciano y preguntó.

«¿Píldora del Destino de Cinco Transformaciones? Sí, sí, sí, sin embargo, sólo quedan tres píldoras.» El viejo curandero se rio y dijo: «¡Una Píldora del Destino se vende por 600,000 Jades Refinados de Soberano Celestial!»

«¿600,000 Jades Refinados de Soberano Celestial?» Al escuchar la respuesta del anciano, el Santo Antiguo saltó y dijo: «¡Anciano, eres demasiado turbio, también puede ser que vayas a robar a la gente! Una Píldora del Destino de Cinco Transformaciones es utilizada principalmente por los Santos Antiguos, sin embargo, lo estas vendiendo por Jades Refinados de Soberano Celestial. ¡600,000 Jades Refinados de Santo Antiguo es más razonable!»

«Este Amigo Dao, ya eres un Santo Antiguo, un experto raro en este tiempo, también debes ser consciente de esto. Para un Maestro de Alquimia, las Píldoras del Destino son las más difíciles de refinar. Mis Píldoras del Destino son seis transformaciones y siete logros, estas son definitivamente populares. Me toma mucho tiempo para refinar sólo una píldora, y la recolección de la hierba dan junto con las medicinas espirituales no es fácil. Además, mi probabilidad de siete logros… Este abuelo de medicina Su Xui puede apostar que a través de toda la Ciudad Cielo Antiguo, no muchos lugares pueden vender siete logros. Si este tipo de Píldora del Destino fuera vendida por Jades Refinados de Santo Antiguo, entonces, ¿no estarían todos aquí para robarlas?»

Este Santo Antiguo inmediatamente se calló. A pesar de que este precio no era de sentido común, pero, lo que dijo fue cierto. Para los cultivadores, Pastas de Físico y Medicinas de Longevidad eran más fáciles de encontrar mientras que las Píldoras del Destino eran más difícil. Especialmente Píldoras del Destino de nivel Santo Antiguo, eran aún más difíciles de encontrar.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario