Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 170

Serie: Emperor’s Domination.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 170: Calle Antigua (2).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (LN Just Me).


Capítulo 170: Calle Antigua (2)

Cada paso, Li Qiye contuvo su aliento con extrema precaución. Estaba refinando un montón de misteriosos calderos dan; incluso un pequeño esfuerzo arruinaría todo su caldero de medicina dan.

Por supuesto, él estaba refinando misterioso dan. Sólo, él tenía la receta de dan, y este caldero de misterioso dan era una preparación para entrar en el Antiguo Cementerio Celestial.

El Gran Canon del Dios de la Alquimia tenía más escrito que solo el Dao de Dan, también tenía una gran cantidad de preciosas recetas de dan. Fuera de las innumerables recetas creadas por el Cuervo Oscuro y el Dios de la Alquimia, también había algunas recetas antiguas de dan. ¡Eran tan antiguas que eran imposibles de ser rastreadas a través del tiempo, y algunas recetas de dan eran incluso de la Época Legendaria!

Con el fin de obtener estas recetas supremas de dan, ¡él — junto con el Dios de la Alquimia ese año — viajó a través de los Nueve Cielos y Diez Tierras y gastó innumerables cantidades de esfuerzo!

Li Qiye tomó diez días enteros para refinar este caldero. Li Shuangyan no sabía qué medicinas él estaba refinando, pero ella todavía sin protesta monto guardia para Li Qiye todo el camino hasta que su dan fue formado con éxito.

«Bien, el primer paso está finalmente hecho.» Li Qiye retiró su dan y sonriendo dijo a Li Shuangyan: «¡Ahora, tengo que calcular con qué Inmortal de Tierra empezar a fin de engañarlos!»

Li Shuangyan no pudo evitar mirarle airadamente. Ella siempre era tan fría como el hielo así que su expresión de niña realmente tenía un sabor diferente. En realidad, ella personalmente no estaba de acuerdo en que él asumiese ese riesgo. ¿Para engañar a un Inmortal de Tierra? ¡Sólo se podía imaginar lo peligroso que sería!

«Puedes calcularlo todo con tus dedos. En lugar de engañar a los Inmortales de Tierra, ¿por qué no ir a dar un paseo por la Calle Antigua? ¡Tal vez seas capaz de recoger algo bueno!» Li Shuangyan dijo.

«¿La Calle Antigua abrió?» Escuchando esto, Li Qiye se sintió sorprendido y preguntó.

«Ha estado abierta por varios días ahora. El grupo de Nan Huairen se escabulló un día, e incluso el Hermano Mayor Tu fue una vez. Sin embargo, regresaron a casa con las manos vacías», dijo Li Shuangyan.

«Venga, vamos a echar un vistazo a la Calle Antigua. Llama a Chen Baojiao también para ver si podemos recoger algunos tesoros para ustedes dos.» Al escuchar esta noticia, Li Qiye estaba emocionado y le dijo a Li Shuangyan.

Chen Baojiao estaba practicando con dureza y estaba feliz de escuchar las noticias. Recientemente, ella sólo se estaba centrando en el cultivo. ¡Ahora era la ocasión para ella de salir afuera y conseguir un poco de aire fresco!

«Comprando tesoros en la Calle Antigua… ¿Tenemos suficiente dinero?», Chen Baojiao tuvo una idea, pero no pudo evitar preguntar primero.

¡Aunque Chen Baojiao tenía algunos ahorros, pero para comprar un tesoro, podría ser un precio tan alto como el cielo! Esto no era algo que podía permitirse. En realidad, Chen Baojiao también sabía que Li Qiye era un joven maestro, pero no tenía mucho dinero. Para ser más franco, este mocoso era pobre con las manos vacías; ni siquiera era comparable a sus ahorros.

«Puedes estar a gusto. Incluso si yo, este Joven Noble, no tiene dinero, su Hermana Mayor Shuangyan tiene mucho dinero. Para dar un paso atrás y hablar, incluso si Shuangyan no tiene suficiente dinero, con la Nine Saint Demon Gate pagando por nosotros, ¿de qué tienes miedo?» Li Qiye calmadamente dijo.

Las palabras de Li Qiye eran en realidad la verdad. Li Shuangyan era la descendiente de la Nine Saint Demon Gate. Tenía una cantidad monstruosa de Jade Refinado. Comparado con un joven maestro como él, Li Shuangyan era una auténtica mujer adinerada.

Li Qiye hablando así dejó Li Shuangyan mirándolo con ira, y ella dijo: «Gastar el dinero de una mujer, ¡¿cómo puedes decir eso?!»

Li Qiye estaba imperturbable y lentamente respondió: «¿Por qué no puedo decirlo? Como mi dama, incluso tú eres mía, y mucho menos tu riqueza.»

«Tú…» Las mejillas de Li Shuangyan se ruborizaron y se calentaron mientras miro furiosamente a Li Qiye.

Mientras tanto, Chen Baojiao estaba frunciendo sus adorables labios. Con sus ojos elegantes y encantadores junto con un estilo seductor, fue suficiente para que otros se vuelvan locos y pierdan sus almas.

Al final, el grupo de maestro y sirviente de Li Qiye partió hacia la Calle Antigua, y el viejo sirviente de Chen Baojiao, Shi Gandang, también apareció de la nada y los siguió de una manera silenciosa y transparente para protegerse.

La Calle Antigua estaba ubicada dentro de la Ciudad Cielo Antiguo. Más que una Calle Antigua, era más apropiado llamarla un antiguo pabellón. Se trataba de un antiguo pabellón con pasillos rodeados de agua junto con montañas de piedra dispersas y lagos con áreas muy amplias.

La Calle Antigua siempre había existido, y nadie sabía cuándo fue creada, ni por quién. En resumen, a partir de las impresiones de todos desde el pasado antiguo, la Calle Antigua siempre estaba allí.

Y, la Calle Antigua a ciertos intervalos se abriría automáticamente por algún tiempo. Esto atrajo a los grandes personajes de las sectas para venir aquí a comerciar. Podría decirse que los que eran capaces de comprar tesoros en la Calle Antigua tenían grandes orígenes. Si formaban parte de una generación desafiante para el cielo, entonces eran los tiranos de una dirección.

Por supuesto, sólo aquellos que tenían bolsillos llenos de dinero y tesoros se atreverían a venir a la Calle Antigua para comprar artículos. De lo contrario, incluso si entraban en la Calle Antigua, sólo podían ver los tesoros mientras suspirando en lamentación.

A pesar de que había muchos ladrones y pequeños comerciantes en la Ciudad Cielo Antiguo, ninguno de estos tipos de personas estaba dispuestos a venir a un lugar como la Calle Antigua.

Estaban muy claros que todos los que vinieron a la Calle Antigua eran de una gran secta o un gobernante de una dirección. Este tipo de personas tenía los ojos tan brillantes como las antorchas, y los artículos de negociación de los ladrones no entrarían en los ojos de estas personas. Engañar a estos tipos de personajes fue buscar sus propias muertes.

Antes de que el grupo de Li Qiye llegara, la Calle Antigua ya estaba muy concurrida y animada con personas entrando y saliendo. Había Nobles Reales, Seres Iluminados, e incluso Santos Antiguos caminando alrededor, por no mencionar los descendientes y los discípulos de las grandes sectas y países.

Dentro de la Calle Antigua, innumerables Niños Santos y Princesas, Príncipes y miembros de la realeza fueron entrando. Estas personas eran de una generación que arrojó dinero como basura. Todos querían comprar sus tesoros favoritos de la Calle Antigua.

Mientras tanto, también hubo unos cuantos cultivadores de la generación anterior que fueron a la Calle Antigua para cavar tesoros. Querían comprar tesoros preciosos y misteriosos a un precio bajo. Por supuesto, los que se atrevieron a venir y cavar tesoros todos tenían algunas habilidades.

Entre las muy bulliciosas calles antiguas, por no hablar de las generaciones más viejas que vinieron a cavar tesoros y mostrarse, pero muchos cultivadores más jóvenes también vinieron aquí para participar en la diversión, así como a cavar tesoros junto con otros propósitos…

Podría decirse que la Calle Antigua estaba llena de dragones ocultos y tigres agazapados, y era un área donde los jóvenes genios se congregaban. Innumerables genios querían visitar esta calle para hacer amigos entre los lobos merodeando y los tigres acechando mientras luchaban por una atención especial.

Los Niños Santos y las Princesas fueron aún más únicos con demostraciones extravagantes de modo que otros quedaran asombrados y temerosos.

«Esta es la Princesa Xiu Se del País Nube Refinada, ah. Podría decirse que es la belleza número uno del Gran Territorio Medio — supremamente sin igual.» En ese momento, un carruaje imperial de fénix llegó a la Calle Antigua, por lo que un cultivador dijo con asombro.

Uno podía ver un carruaje imperial de fénix tirado por un Cines de Arcoíris Celestial. Cuando sus alas se abrieron, eran lo suficientemente grandes para cubrir el cielo vacío. El carruaje imperial de fénix estaba hecho de mineral divino. Había una belleza excepcional sobre el carruaje. Con su cuerpo que abarca toda la belleza del país del sur como una perla aguamarina lustrosa o las flores florecientes de la Montaña Ling, su carácter fue envuelto por la esencia del cielo y la tierra y abarcó la belleza majestuosa de las montañas y ríos.

Hubo otro joven rodeado de tres a cinco Nobles Reales. Era como si todas las estrellas se acurrucaran alrededor de la luna. Viajaban con un barco del tesoro en vez de caminar. Su presencia rodante capturó la atención y los dedos de los cultivadores: «¿No es el Niño Santo de la Montaña Extraña de la Tierra Sagrada? Escuché que se convirtió en hermanos jurados con Dao Child Shengtian.»

También había genios de la generación más joven caminando solos. Sin embargo, ilustres individuos serían siempre ilustres como dragones y fénix entre los hombres. No importa a dónde fueran, atraerían la atención, como Saint Child Bao Zhu. Cuando entró en la Calle Antigua, muchos cultivadores se alarmaron.

El cuerpo de Saint Child Bao Zhu era como una montaña divina. Incluso mientras viajaba solo, siempre discreto, su humildad no fue suficiente para ocultar el aura de su gran terminación de Físico Rey; parecía ser una grulla entre una bandada de pollos. Algunas mujeres cultivadoras estaban admiradas por esto, y exclamaron vivamente: «Incluso si Saint Child se mantiene bajo perfil, sigue siendo un gigante entre los hombres; ¡es observado por todos sin importar a dónde vaya!»

Hubo algunos otros entrando en la Calle Antigua, haciendo a otros tomar un paso atrás y retirarse. Había una mujer entrando en la Calle Antigua, alrededor de los veinte años y vestida de negro, ¡mientras llevaba una espada negra que estaba llena de intención asesina!

Con un cuerpo elegante y bien redondeado, la figura de esta mujer era melocotón alto. ¡Su manto negro esbozó las curvas tentadoras y regordetas de su cuerpo mientras caminaba solitariamente adelante de una manera fuerte y hermosa! Sin embargo, ella que abrazaba la espada negra mientras pisando adelante tenía la imagen de una espada divina desenvainada que estuvo llena de la intención asesina. ¡Esto no era un aire frío y asesino, sino una intención asesina sin corazón!

«Descendiente de la Tierra Sagrada de la Espada Divina…» Al ver a esta mujer, no importa quién fuera, tuvieron que retirarse con un corazón temeroso. ¡Ningún cultivador se atrevió a acercarse y mucho menos ir a charlar!

La generación más joven estaba tomando la iniciativa visitando la Calle Antigua, pero al mismo tiempo, hubo grandes personajes de las generaciones anteriores también. ¡Con algunas existencias mayores que incluso los Santos Antiguos, causó que otros perdieran sus colores después de oír sus nombres!

La bulliciosa Calle Antigua tenía muchos cultivadores aquí para comerciar, pero había una diferencia entre este lugar y los pequeños comerciantes en las calles de la Ciudad Cielo Antiguo. Aunque la Calle Antigua estaba muy ocupada, muy pocos vendedores gritaban y anunciaban su propia mercancía. Al final, todos los artículos que podían venderse aquí eran todo lo bueno, y no había necesidad de que los vendedores gritaran.

Aunque muchos jóvenes cultivadores estaban vendiendo tesoros, hubo más cultivadores ancianos en la Calle Antigua sacando sus tesoros al lado de la calle sin decir nada; solamente sentados allí. Estaban sentados con las piernas cruzadas en sus lugares. ¡También había algunos con un signo delante de ellos, mencionando lo que querían vender y comprar!

Cada vendedor era diferente. Algunas personas querían intercambiar artículos por artículos, y algunos querían comerciar con Jades Refinados. También había otros que comercializaban píldoras medicinales a cambio de misteriosos tesoros…

Li Qiye entró en la Calle Antigua, y comenzó muchas olas. Li Qiye tenía una apariencia ordinaria y no atrajo la atención, pero Li Shuangyan y Chen Baojiao — a su lado — eran diferentes. Una era una belleza suprema con un rostro frío como el hielo, mientras que la otra era una tentadora destruye países sin igual. Con dos bellezas como compañeras, sin importar a dónde fueran, siempre atraería los ojos de los demás.

«¿No es esa Diosa Li con la Princesa Chen?» Las dos mujeres caminando juntas atrajeron mucho asombro.

De repente, innumerables miradas que fueron capaces de matar a la gente fueron apuntadas y lanzadas hacia Li Qiye. Un mocoso ordinario y común, pero tenía dos bellezas sobrenaturales como amigas… Además, eran las hijas orgullosas del cielo famosas en todo el Gran Territorio Medio. Tal suerte con las mujeres hermosas, ¡cómo podrían otras personas no estar celosas!

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario