Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 169

Serie: Emperor’s Domination.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 169: Calle Antigua (1).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (LN Just Me).


Capítulo 169: Calle Antigua (1)

Viendo a Li Qiye sentado tranquilamente en la silla, la expresión de Lei She no pudo evitar volverse fría. Mientras abajo sobre Li Qiye, dijo escalofriantemente: «Su Majestad es cada vez más descuidado. ¡Un asunto tan grande, sin embargo, lo dejó a cargo a un joven que no conoce la inmensidad del cielo y la tierra! Sólo una declinante Antigua Secta Incienso de Purificación, qué tipo de poder tendría un joven para cambiar las mareas…»

En este momento, Li Qiye finalmente golpeó sus párpados y lentamente dijo: «¿Quién crees que eres, de todos modos? Corriendo frente a mí y señalando su dedo. Si no estás convencido, entonces ve a hablar con los ancianos del Templo Dios de Guerra y acepta este trato. Yo, tu tío, no tomaré este trato de ti. ¡Si usted no tiene la capacidad de aceptar el trato, entonces no ande payaseando delante de su tío! ¡Si no tienes esta habilidad, entonces rápidamente lárgate para tu tío!»

«Joven ignorante…» Las palabras de Li Qiye inmediatamente hicieron que la expresión de Lei She fuese extremadamente difícil de mirar; tenía ojos enojados y estaba lleno de poder Santo. Sus ojos lanzaron un resplandor frío con un ímpetu devorador que apuntaba a las personas.

Esto realmente asusto al Anciano Yun, y rápidamente trató de mediar. Retiro a Lei She, que quería explotar, y dijo: «Tío, usted es un gran carácter benevolente. El Joven Noble Li es un joven de sangre rojiza, y habla precipitadamente…»

«Anciano Yun, ¡qué es un joven de sangre rojiza, hmph! Sólo un pequeño personaje de la Antigua Secta Incienso de Purificación, pero aún se atreve a abrir su boca y avergonzar a un Anciano Supremo de nuestra Nine Saint Demon Gate. No coloca nuestra Nine Saint Demon Gate en sus ojos…» Leng Chengfeng fríamente dijo mientras estaba de pie al lado.

Estaba instigando un conflicto. Con su gran maestro como su respaldo, Leng Chengfeng tenía más confianza al hablar con el Anciano Yun.

«¿Quién demonios eres tú?» Li Qiye interrumpió a Leng Chengfeng y lo miró fríamente mientras decía: «Si no estás satisfecho, entonces ve a hablar con el Rey Demonio Lun Ri. ¡No patees delante de mí! ¡Ahora mismo, tu Nine Saint Demon Gate me está pidiendo un favor, no soy yo, tu abuelo, queriendo chupar a tus pies apestosos! ¡Alguien sin las cualidades para hablar, salta a un lado para mí!»

«¡Este pequeño niño no conoce la vida de la muerte!» Lei She, con ojos fieros, dio un paso adelante y una intención de matar repentinamente salió volando. Entonces, fríamente dijo: «Atreverse a hablar palabras arrogantes… ¡Hoy, yo te enseñaré una buena lección en lugar de la Antigua Secta Incienso de Purificación!»

Li Qiye sentado en su lugar, lentamente respondió: «¿Enseñarme? ¿Solo contigo? ¿Eres capaz de esto?»

«Pequeño Demonio…» Estas palabras enfurecieron al tembloroso Lei She como su ultraje alcanzó los cielos. Terminado de hablar, su mano inmediatamente alcanzó a Li Qiye. Con cinco dedos como montañas, de repente atraparon a Li Qiye dentro.

«Pequeño hermano Lei…» En este momento, sonó una voz trémula y una persona dio un paso adelante con su brazo como un Dragón Verdadero que se extendía horizontalmente para agarrar de repente la mano de Lei She.

«Pequeño Hermano Lei, este asunto termina aquí. ¡Esta persona es un invitado!» El anciano que acababa de llegar dijo en un tono profundo mientras sostenía la mano de Lei She.

Este anciano recién llegado tenía un cuerpo alto y fuerte que se alzó con el poder Santo. ¡Sin lugar a dudas, este era un Santo Antiguo! Su cabello era carmesí como fuego y tenía dos cuernos de dragón en su cabeza.

Al ver a este anciano pelirrojo, el Anciano Yun se puso contento e inmediatamente dijo la palabra, maestro.

«Así que el Hermano Mayor Chi Yun también dejó su aislamiento.» Viendo al anciano pelirrojo, Lei She retiró su mano y resopló fríamente.

Resultó que este anciano frente a ellos era también uno de los cuatro Ancianos Supremos de la Nine Saint Demon Gate. ¡El maestro del Anciano Yun — Chi Yun! Era una serpiente dracónica que tuvo éxito en el dao y había vivido muchas lunas largas.

«El asunto aquí es demasiado importante y Su Majestad está reuniéndose con los ancianos del Templo Dios de Guerra. Por lo tanto, sólo puedo venir personalmente aquí. No pensé que el pequeño hermano Lei también vendría. He oído recientemente que el pequeño hermano Lei estaba viajando tranquilamente, pero también vino a la Ciudad Cielo Antiguo.» El Anciano Supremo Chi Yun dijo lentamente.

Hubo un olor a pólvora entre los dos hermanos. Lei She solo resopló fríamente y no dijo nada más.

«No tengo ningún negocio aquí, ustedes dos pueden tomarse su tiempo para ponerse al día.» Li Qiye no tenía ningún interés en la pelea de los hermanos, así que cuidadosamente guardó su Bolsa Universal y dio la vuelta para irse.

«Joven Noble Li, nuestro alojamiento es insuficiente, por favor perdónanos.» El Anciano Chi Yun, por el contrario, estaba tratando de ganar a Li Qiye.

¡En cuanto a Lei She, no le gustaba Li Qiye y odiaba que no pudiese hacer un movimiento para enseñar a este mocoso una lección sobre la inmensidad del cielo y la tierra! Sin embargo, debido a la presencia de Chi Yun, era inconveniente hacer un movimiento.

«Shuangyan, eres el descendiente de la Nine Saint Demon Gate, un genio de la Nine Saint Demon Gate, y también entrenada por la Nine Saint Demon Gate. En lugar de poner esfuerzo en el cultivo, estás perdiendo los días en una secta de tercera categoría — esto es destruir tu futuro.» El corazón de Lei She estaba hirviendo de ira, y no pudo evitar reprender a Li Shuangyan quien fue su menor.

Li Shuangyan originalmente estaba dejando con Li Qiye, pero al oír esto, no se enojó. Ella sólo dijo tranquilamente: «Un gran asunto de este tipo era de la enseñanza ancestral, y fue especialmente decidido por el Anciano Jian. Si el Anciano Lei tiene alguna pregunta sobre este asunto, puede hablar con el Anciano Jian. Shuangyan es sólo un menor, Anciano Lei no tiene necesidad de hablar conmigo.» Li Shuangyan respondió de manera apropiada hacia el Anciano Supremo Lei She.

La réplica de Li Shuangyan dejó la expresión de Lei She para ser más fea, y él gruñó pesadamente. La insoportable ira de su corazón se encendió aún más, pero sólo podía retenerla en su interior.

El Anciano Jian mencionado por Li Shuangyan fue otro Anciano Supremo de la Nine Saint Demon Gate — Jian Chen. Aunque Jian Chen era uno de los cuatro Ancianos Supremos, su estatus estaba muy por encima de los otros tres Ancianos Supremos, ¡y su cultivo era aún más insondable!

Eventualmente, Lei She suprimió su ardiente ira y vio a Li Qiye alejándose.

Después de regresar a su lugar, Li Shuangyan recordó a Li Qiye: «Ten cuidado con el Anciano Lei, él es tu mayor oposición en la Nine Saint Demon Gate. ¡Lei She es la primera rama, no va a vivir fácilmente con esto!»

«Es sólo un Santo Antiguo. Si no está convencido, puede venir y morderme ah.» Li Qiye dijo con indiferencia.

Li Shuangyan suspiró suavemente y siguió persuadiendo con un consejo serio y bien intencionado: «Es fácil esquivar la lanza al aire libre, pero es difícil evitar una flecha en la oscuridad. He oído que recientemente, el Anciano Lei, su primera rama había estado muy cerca del Reino Antiguo Azure Misterioso. Mi maestro allí envió noticias de que, no hace mucho, el hermano mayor Leng hizo un viaje al Reino Antiguo Azure Misterioso y el Anciano Lei incluso tuvo la intención de dejarlo unirse al Reino Antiguo.»

«No pensé que los discípulos de tu Nine Saint Demon Gate también pudieran unirse a otra secta.» Li Qiye no pudo evitar mirar de nuevo a Li Shuangyan.

Li Shuangyan respondió: «Este tipo de asunto depende de la situación. Si los dos países estuvieran en alianza, los expertos en mi secta podrían convertirse en embajadores y aceptar el título de otorgamiento del Experto Real del otro país para convertirse en un Noble Real. Este tipo de cosas ocurrió a lo largo de la historia de la Nine Saint Demon Gate. Si las circunstancias lo permiten, entonces los discípulos de la Antigua Secta Incienso de Purificación también pueden unirse a otras sectas.»

«Buscando aliados más poderosos.» Li Qiye sonrió y comprendió la política de la Nine Saint Demon Gate.

«A veces, este es un asunto sin otra opción.» Aquí, Li Shuangyan miró a Li Qiye y continuó: «Después del declive de la Antigua Secta Incienso de Purificación, como el aliado más fiel de la secta, nuestra Nine Saint Demon Gate también sufrió un gran impacto. Sin aliados poderosos, nuestra Nine Saint Demon Gate tendría dificultades para mantenerse en pie. Por eso, si la situación lo permite y ambas partes tienen un acuerdo, los genios de nuestra secta también pueden unirse a una secta diferente.»

«¡Tales como el Templo Dios de Guerra!» Li Qiye asintió ligeramente mientras comprendió los intereses ocultos dentro. La Nine Saint Demon Gate era realmente poderosa, pero, al igual que el Reino Antiguo Azure Misterioso y ciertos linajes de Emperador Inmortal, eran más fuertes que la Nine Saint Demon Gate.

Li Shuangyan asintió con la cabeza en acuerdo: «Mi Nine Saint Demon Gate hizo que algunos de nuestros genios más destacados se unieran al Templo Dios de Guerra al final. Esta es también una de las razones por las que el Templo Dios de Guerra apoya firmemente nuestra Nine Saint Demon Gate.»

Li Qiye no encontró este asunto extraño. En muchas grandes sectas y naciones poderosas, antiguas facciones y escuelas sagradas, incluso los linajes de Emperador Inmortal intercambiaron sus discípulos o trajeron a sus mejores discípulos con las más altas aptitudes a una secta más poderosa. ¡Tales cosas pertenecían al intercambio de intereses entre aliados!

Li Qiye sólo sonrió con respecto a este asunto. Este era un asunto interno de la Nine Saint Demon Gate, y no se molestó en pedir más.

«No importa qué, la primera rama del Anciano Lei She todavía quiere levantarse usando al Reino Antiguo Azure Misterioso, especialmente el Hermano Mayor Leng. Cuando no pudo convertirse en el heredero de la Nine Saint Demon Gate, se acercó aún más al Reino Antiguo Azure Misterioso. El Anciano Lei no es un simple Santo Antiguo como parece; él es un Santo Antiguo Octavo Celestial, y algunas personas incluso especularon que él tiene la oportunidad de romper a través del Noveno Celestial. Es mejor que seas cauteloso con él.» Li Shuangyan recordó a Li Qiye.

El Reino de Ser Iluminado sube al Séptimo Celestial. Cada nivel era Un Celestial. Un Ser Iluminado Séptimo Celestial era el nivel más alto del Ser Iluminado. Una gran terminación de Ser Iluminado Séptimo Celestial entraría en el Reino de Santo Antiguo.

Sin embargo, siempre había cultivadores más talentosos que otros. ¡Podrían exceder el límite de Séptimo Celestial para formar el Octavo Celestial, o incluso el Noveno Celestial! Seres Iluminados Octavo Celestial eran existencias que desafiaban los cielos mientras Seres Iluminados Noveno Celestial alcanzaban el verdadero límite y rompían las cadenas del dao. ¡Eran aún más insondables porque el título de Noveno Celestial era eterno! ¡Una vez que uno logra el Reino de Ser Iluminado Noveno Celestial, este título seguiría a uno a lo largo de toda su vida! Desde el pasado antiguo hasta ahora, no muchos cultivadores lograron el título de Noveno Celestial.

Respecto al recordatorio serio de Li Shuangyan, Li Qiye no pudo evitar reír. Él lentamente miró a Li Shuangyan un poco y lentamente sonrió antes de decir: «Pequeña Shuangyan, eres mi dama, no mi niñera. No necesitas ser tan atenta como esto.»

«Vete al infierno…» El rostro de Li Shuangyan se puso rojo por sus palabras, y ella apretó sus dientes por la ira. Ya no se preocupaba por la imagen de una dama, rudamente pateó hacia adelante.

«Es sólo una broma, ¿necesitas estar tan agitada?» Li Qiye se deslizó y sonrió.

El suave pecho de Li Shuangyan se sacudía arriba abajo por la ira mientras su rostro se ruborizó. Esta actitud femenina juvenil como un ciruelo colorido de melocotón era emotivamente hermoso. Ella miró furiosamente a Li Qiye, y ella era claramente mayor que Li Qiye por mucho. Sin embargo, ella era llamada “Pequeña Shuangyan” por este pequeño niño frente a ella, ¿cómo podía no temblar de ira?

«Ten cuidado, la ira es mala para tu salud.» Li Qiye sonrió y se volvió para irse: «Voy a refinar un caldero de dan, no me molestes.»

Li Qiye partió, dejando atrás a la enojada Li Shuangyan. Después de un largo rato, Li Shuangyan sofocó la ira en su corazón y pensó en la arrogancia de Li Qiye. No sabía si reír o llorar y, en última instancia, tuvo que dejar escapar una sonrisa.

En la habitación, Li Qiye sacó el Calentamiento Celestial Wan y alimentó el fuego. Las llamas se convirtieron en calderas medicinales individuales y Li Qiye lanzó las medicinas espirituales que fueron bien preparadas por la Nine Saint Demon Gate, una a una, en los calderos.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario