Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 130

Serie: Emperor’s Domination.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 130: Campo de batalla matando el mal (2).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (LN Just Me).


Capítulo 130: Campo de batalla matando el mal (2)

El bien informado Monarca Tortuga del Dragón Volador Lake miró a su joven maestro y dijo:

«Joven Maestro, en opinión de este anciano, este no es un buen lugar para ir. Definitivamente es ominoso. Hemos cosechado mucho más en este viaje que en el pasado, ¿por qué la necesidad de correr un peligro tan grande? Además, el Reino Antiguo Azure Misterioso y la Secta Dios Celestial han entrado. Nuestro Dragón Volador Lake no recibirá muchas cosas buenas, ¿por qué la necesidad de competir contra ellos?»

Bajo la dirección de la vieja tortuga, el joven maestro del Dragón Volador Lake desistió de entrar. Condujo a sus compañeros demonios de vuelta al área común. Sin embargo, el joven maestro era aún muy curioso acerca del legendario tesoro de los dioses. Así, después de llegar al área común, dijo a sus Monarcas Demonios que erigieran un espejo celestial a fin de observar la situación del área de nadie desde lejos.

Fuera de algunas sectas que no entraron en el área de nadie, las más decisivas fueron las sectas como la Secta de la Nube Violeta. El Anciano Dao de la Secta de la Nube Violeta notó los extraños signos y tuvo un mal presentimiento. Además, había cosechado mucho durante este viaje y no quería arriesgarse, así que trajo a sus discípulos para abandonar la Malvada Cordillera Infestada completamente.

Las sectas que no entraron en el área de nadie fueron sólo parte de la minoría. La mayoría de ellas todavía eligieron seguir al Príncipe Celestial Qingxuan en las partes más profundas de la región del este.

Sin existencias aterradoras como el gran mono, todas estas sectas convocaron sus tesoros y volaron hacia el cielo. Su velocidad se había vuelto mucho más rápida.

El primero en alcanzar el objetivo fue el grupo del Príncipe Celestial Qingxuan y Dao Child Shengtian. Sin embargo, viendo el espectáculo delante de ellos los dejó atónitos.

Ante sus ojos, sólo había huesos hasta donde los ojos podían ver; innumerables huesos colocados uno encima del otro y formando una montaña. Todos los tipos de restos óseos estaban aquí: humanos, demonios, Bestias Celestiales y Espíritus de Longevidad. Hubo aún más huesos con nombres desconocidos…

Esparcidos por todo el terreno, algunos eran tan grandes como un puño, algunos eran monstruosos como una montaña, y hubo incluso algunos que eran de varios kilómetros de largo… Todas las criaturas aquí sufrieron una muerte violenta y antinatural mientras estaban vivos.

Hubo bastantes Tesoros de Vida y armas especiales diseminadas, pero habían perdido sus espíritus y convertido en meras chatarras. Las existencias aquí, mientras vivas, debían de ser extremadamente poderosas. Antes de morir, trataron de luchar contra “eso”, pero al final, su destino terminó aquí.

Cuando un cultivador muere después de haber alcanzado cierto nivel, su carne — o la parte más poderosa de su cuerpo — permanecería. Sin embargo, todas las existencias aquí convertidas en huesos. Sólo había una explicación… Y, es decir, cuando estaban vivos, algo robó toda su esencia, ¡ya fuese Sangre de Longevidad o la energía del mundo!

Todos temblaron ante la vista que estaba llena de huesos en el suelo. Mientras el grupo del Príncipe Celestial Qingxuan estaba aturdido, el resto de los cultivadores de detrás llegaron y también vieron esta escena. Todos quedaron enmudecidos mientras un temor escalofriante se deslizó sobre sus espinas y el nerviosismo apareció en sus corazones.

«Esto… ¿Qué ha sucedido exactamente aquí?»

Viendo todos los huesos, un maestro de secta se puso mortalmente pálido y dijo. Este asunto era demasiado aterrador.

«Entraremos.»

Cuando todo el mundo seguía todavía inmovilizado por el miedo, el Príncipe Celestial Qingxuan siguió adelante y envuelto su cuerpo en un aura azur. Sus ojos seguían afilados y los ancianos a su alrededor seguían avanzando.

Dao Child Shengtian no quería quedarse atrás, por lo que también trajo a sus Nobles Reales y fue más allá.

En este momento, muchos maestros de secta y señores de las grandes sectas y naciones poderosas se juzgaron mutuamente para decidir qué hacer a continuación. Fueron afectados por las montañas hechas de huesos.

«Ya que ya hemos llegado, no tiene sentido volver. Por supuesto, puesto que hay tanta gente aquí, es evidente que debe haber un tesoro impresionante.»

Un señor dijo gravemente y, entonces, trajo a sus hombres al interior.

Viendo al Príncipe Celestial Qingxuan avanzar, muchos cultivadores se volvieron más valientes. Se mordieron los dientes y todos lo siguieron al área. Muy pocas personas regresaron desde que ya estaban aquí.

Li Qiye montó el caracol a toda velocidad, pero todavía fue la última persona en alcanzar las profundidades del este. Cuando finalmente llegaron a los huesos que estaban dispersos en el suelo, no sólo Li Shuangyan, pero incluso Niu Fen también fue sorprendido.

«¡Qué demonios es este lugar!»

Al ver las montañas de huesos por delante, incluso Niu Fen, que había visto muchos terrenos feroces, tenía escalofríos y podía sentir un futuro sombrío por delante.

La expresión de Li Shuangyan cambió sumamente y murmuró:

«¿Qué clase de lugar es este?»

«Es sólo un lugar para festejar. Todavía hay cierta distancia hasta el verdadero nido.»

Li Qiye miró todos los huesos delante de él y sonrió.

«¿Lugar para festejar?»

Li Shuangyan perdió sus colores y dijo:

«¿Qué clase de criatura malvada es esta? ¿Todavía está vivo?»

«No debería estar vivo.»

Niu Fen miró detenidamente los huesos y dijo:

«Todos los huesos aquí son de una miríada de años atrás. En mi opinión, la mayoría de estos huesos fueron todos de antes de la Época de los Emperadores.»

«Lo que dices es correcto.»

Li Qiye sonriendo añadió:

«Para ser exactos, fueron asesinados durante la Época Antigua Ming. Sin embargo, nadie puede decir que habían matado con éxito tal cosa fantasmal. Incluso si uno la extermina un millón de veces, siempre y cuando una sola raíz permanezca, tendrá la oportunidad de revivir. Originalmente, no debería tener la oportunidad de levantarse de nuevo, pero por desgracia…»

El rostro de Li Qiye se volvió frío mientras hacía una pausa.

Ese año, cuando él como el Cuervo Oscuro, junto con el Emperador Inmortal Min Ren, vinieron a este lugar y unieron sus fuerzas con el Árbol de Lotus Cassia para erradicar esta criatura malvada. De hecho, quemaron todo el lugar y refinaron la tierra a fin de destruir la posibilidad de resurrección de la criatura malvada.

Más tarde, trajeron la Malvada Cordillera Infestada a la Antigua Secta Incienso de Purificación y la convirtieron en su propiedad personal. En ese momento, Li Qiye temía que dejara un potencial desastre para la secta, por lo que dejó dos preparativos extremadamente poderosos para suprimir este lugar. Incluso si esa criatura malvada tuviese un rayo de vida, no sería capaz de revivir. ¡Y Pequeño Tonto fue uno de estos preparativos!

Desafortunadamente, alguien se había infiltrado en este lugar y matado los dos medios dejados por él y Min Ren. ¡Este asunto había inflamado la intención de matar de Li Qiye!

En el momento en que el semblante de Li Qiye se volvió frío, Niu Fen y Li Shuangyan ya no se atrevieron a preguntar.

Pasaron por el área de festejo y luego pisaron sobre una tierra desolada que consistió de tierra quemada por diez mil millas. ¡El suelo estaba lleno de una increíble cantidad de grietas, como si esta tierra hubiese sido quemada por la llama más fuerte de este mundo!

«¿Quién hizo esto, ese año? ¡Realmente aterrador! Definitivamente fue un invencible desafiando el cielo. Si no fue un Emperador Inmortal, entonces seguiría siendo alguien muy, muy cercano a uno.»

Niu Fen caminó sobre la tierra seca. Aunque millones de años habían pasado, todavía sentía las hebras de energía que se movían en esta tierra quemada. Fue un aura insuperable.

«Incineración de las Ocho Desolaciones, refinando la gran tierra… Esto es lo que se conoce como no dejar una sola hierba detrás.»

Li Qiye dijo lentamente.

En ese momento, a pesar de que Pequeño Mocoso Min Ren ya era invencible, todavía no había asumido la Voluntad del Cielo y no era un Emperador Inmortal. Para destruir toda la esencia de vida de esa criatura malvada, incineró todo en este lugar. Millones de años habían pasado, y esta tierra había permanecido estéril y sin un solo signo de vida.

Finalmente, bajo el servicio de Niu Fen, Li Qiye y Li Shuangyan eventualmente llegaron a su destino. Era un terreno hundido. Originalmente fue una vasta porción de tierra, pero en la época antigua, había sido penetrada y convertida en un enorme cráter. De un vistazo, uno no podía ver el fondo. Parecía la boca sangrienta de una bestia feroz prehistórica, causando a otros ser cautelosos en un segundo vistazo.

Cuando Li Qiye llegó, encontró que todo el mundo estaba de pie frente al cráter y contemplando el abismo.

Su llegada atrajo la atención de muchas personas. Todos se dieron la vuelta y vieron el enorme caracol, y tenían una multitud de diferentes expresiones.

«Oh, tan divertido. Todos están aquí.»

Viendo a tanta gente, Li Qiye alegremente se rio y dijo:

«¿Alguien ha visto el tesoro de los dioses?»

En este lugar, no sólo hubo muchas grandes sectas y naciones poderosas, también había el Príncipe Celestial Qingxuan y Dao Child Shengtian. Inclusive Chen Baojiao de la Escuela Sagrada del Pilar de la Joya también estuvo presente.

Viendo a Li Qiye, todos tuvieron una reacción diferente. El Príncipe Celestial Qingxuan estaba rodeado por una energía azur de modo que nadie pudiese ver su expresión, pero sus ojos eran extremadamente profundos. Perforó las almas de las personas, haciéndolas temer de él.

En cuanto a Dao Child Shengtian, ya tuvo una pelea con Li Qiye por lo que su expresión no era muy buena. Simplemente miró a Li Qiye, expresando su disgusto escalofriante.

Respecto al Marqués del Poder Supresor, de pie detrás de Dao Child Shengtian, huelga decir, viendo a Li Qiye le hizo rechinar sus dientes. Fue derrotado por Gu Tieshou y tuvo que estar en cama durante mucho tiempo. ¡Eventualmente, el Marqués de la Montaña Violeta tomó su posición!

Aunque muchas personas odiaban a este pequeño demonio arrogante, habían oído hablar de la lamentable muerte de Nantian Hao. Hay rumores de que Li Qiye tenía un Tesoro de Emperador en su cuerpo. ¡Aunque no lo vieron, o confirmaron si era verdad o falso, todavía tenían mucho miedo! Por lo tanto, todo el mundo sólo podía vislumbrarlo fríamente.

«Yo, la Señorita Chen también está aquí, ya.»

En cuanto a Li Qiye, no se preocupaba por las miradas de los demás. Sonrió y vino a saludar a Chen Baojiao, y dijo confiadamente:

«Señorita Chen, este lugar es muy peligroso. Podría decirse que es nueve partes de muerte y una parte de vida. En mi opinión, por razones de seguridad, la Señorita Chen debería ir con nosotros. Absolutamente la mantendré a salvo. Mi personaje siempre ha sido bueno para las chicas hermosas y encantadoras, como la Señorita Chen. Nunca he solicitado un pago.»

La acción de Li Qiye enmudeció a muchas personas. Frente a tanta gente, sin vacilación alguna, bromeo sin reservas con Chen Baojiao — esta belleza suprema. ¡Esto era demasiado arrogante!

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario