Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 121

Serie: Emperor’s Domination.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 121: Objetivo común (1).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (LN Just Me).


Capítulo 121: Objetivo común (1)

Muchos cultivadores observando desde lejos tomaron una respiración profunda. Las palabras del Marqués del Río Oriental bloquearon todos los métodos de retiro de Li Qiye. Por el momento, Li Qiye no estaba en el Reino de Primordial del Cielo. Si le hacía daño a su propio cuerpo, entonces se convertiría en un lisiado.

Sin embargo, Li Qiye no estaba sorprendido en absoluto y alegremente sonrió:

«Ah, sí debemos apostar, entonces apostemos. Si pierdes, ¿qué me darás?»

«Tú…»

La expresión del Marqués del Río Oriental se volvió extremadamente fea. Un pequeño demonio que estaba solo en el Reino de Físico Yun, pero todavía se atrevía a jactarse delante de él. Era un genio con un pie en el Reino de Noble Real. Si Li Shuangyan no lo estaba protegiendo, mataría a este pequeño mocoso con un solo golpe como matar a una hormiga.

Li Qiye sonrió y miró al Marqués del Río Oriental, y dijo:

«¿Así qué? Si no puede permitirse el lujo de perder, entonces no apueste. A pesar que su Clan Jiang Zuo se considera a sí mismo un clan antiguo, pero a mis ojos, me temo que su clan está golpeado por la miseria.»

Las palabras de Li Qiye dejaron al Marqués del Río Oriental temblando de ira. Se mordió los dientes y dijo furiosamente:

«¡Pequeño demonio, si puedes vencerme, entonces te daré un Tesoro Verdadero de Paragón Virtuoso! Sin embargo, me temo que nunca tendrás esta oportunidad.»

Muchas personas fueron movidas después de escuchar sobre el Tesoro Verdadero de Paragón Virtuoso. Esto fue muchas veces más poderoso que un Tesoro de Vida de Paragón Virtuoso. Este fue un tesoro desafiante para el cielo, ¡ah! Por no mencionar a la gente de su nivel, incluso los Santos Antiguos empezarían a babear.

«Piensas demasiado bien de ti mismo.»

Li Qiye sacudió la cabeza y dijo:

«¿Un Tesoro Verdadero de Paragon Virtuoso? Esto no es nada. Aunque nuestra secta está en su declive, pero, llevando dos o tres elementos de este nivel no es una cuestión difícil. ¿Y su Tesoro Verdadero de Paragon Virtuoso? Comparado con mi Ley de Mérito de Emperador, ¡no es diferente de la basura!»

La arrogancia de Li Qiye enmudeció a todos los espectadores. La cara del Marqués del Río Oriental era fea hasta el extremo. ¡Estaba demasiado enojado para decir algo! Su ira se estaba acumulando dentro de su corazón.

A pesar que estas palabras fueron desenfrenadas, muchos cultivadores coincidieron en que hacía mucho sentido. Los Tesoros Verdaderos de Paragón Virtuosos eran verdaderos tesoros de valor incalculable, pero comparados con las Leyes de Merito de Emperador, ¡todavía había una separación razonable!

«¿Qué te parece esto?, veo que su Clan Jiang Zuo es tan pobre como la suciedad.»

Li Qiye sonrió y dijo calmadamente:

«Así que seré generoso. He oído que su Clan Jiang Zuo tenía un Joyero del Corazón Sabio. ¡Si pierdes, trae el Joyero del Corazón Sabio a mí!»

El Marqués del Río Oriental estaba pálido de la ira, y los rostros de los otros discípulos de Jiang Zuo también eran extremadamente difíciles de ver. El Clan Jiang Zuo era un clan antiguo, pero en las palabras de Li Qiye, se había convertido en una familia pobre; ¿cómo podría esto no volverlos locos?

La verdad era que muchos cultivadores no sabían lo que era el Joyero del Corazón Sabio. Nunca habían oído hablar de él antes.

En este momento, el Marqués del Río Oriental miró a Jiang Zuo Tieyi, y finalmente dijo:

«Bien, pequeño demonio, es un trato. Quince días más tarde, traeremos el tesoro aquí, ¡y entonces pelearemos!»

«Esperaré. Asegúrese de preparar su corazón para que, cuando pierda, no llore mientras regresa a casa.»

Li Qiye sonrió y dijo.

La luz en los ojos del Marqués del Río Oriental salto como quería matar, pero logró contener sus emociones. Sólo resopló fríamente antes de marcharse, junto con los discípulos de Jiang Zuo.

Después de que la caballería de Jiang Zuo se hubiese marchado, muchos cultivadores cercanos estaban chismorreando en silencio. Esta era una gran apuesta que involucraba una Ley de Mérito de Emperador. Por no mencionar el Clan Jiang Zuo, pero incluso los cultivadores aquí podían sentir sus corazones latiendo más rápido.

¿Quién no querría una Ley de Mérito de Emperador? ¿Qué secta y herencias no querría una? Especialmente para aquellos sin ninguna Ley de Mérito de Emperador en absoluto, apenas obteniendo una, aumentaría grandemente su potencial futuro.

Después que el Marqués del Río Oriental se marchara, Li Qiye también montó su caracol lejos. Tras dejar ese lugar, Niu Fen no pudo evitar preguntar:

«Joven Noble, ¿por qué no me dejaste tomar acción y matar a toda la caballería del Clan Jiang Zuo?»

«No hay necesidad de apresurarse. El Clan Jiang Zuo no es el único grupo que codicia la Ley de Mérito de Emperador. Sólo espera, vamos a capturarlos a todos ellos a la vez — esto sería un gran asunto. Quizá podamos hervirlos a todos ellos en una olla de carne gigante.»

Li Qiye calmadamente dijo.

Li Shuangyan no pudo evitar mirar a Li Qiye, y preguntó:

«¿Realmente quieres luchar contra el Marqués del Río Oriental?»

En cuanto a este asunto, todo el mundo, indudablemente, pensaba que Li Qiye perdería, pero
Li Shuangyan pensó diferente. Sólo sentía que esto era un poco extraño.

«Deberías preguntarle al Marqués del Río Oriental, esto no fue mi decisión.»

Li Qiye entrecerró los ojos y dijo alegremente.

Viendo sus ojos entrecerrados, Li Shuangyan se sintió un poco alarmada. De sus experiencias, cuando Li Qiye entrecerró sus ojos, nada terminaría pacíficamente.

Después de que Li Qiye se marchara, su duelo con el Marqués del Río Oriental se extendió a toda la Malvada Cordillera Infestada, especialmente los artículos con los que estaban apostando.

El Joyero del Corazón Sabio del Clan Jiang Zuo — olvídate de esto, nadie sabía lo que era y no querían meterse con el Clan Jiang Zuo.

Sin embargo, las Seis Variantes del Kun Peng — esto fue una cosa que incitó la codicia en todas las existencias. ¡Una Ley de Mérito de Emperador, la Ley de Mérito de Emperador más fuerte de Min Ren! ¡Cuando se cultiva hasta la gran terminación, esta ley podría barrer por todo el mundo! Muchas sectas sin Leyes de Mérito de Emperador fueron muy tentadas. De repente, los ojos de muchos grandes personajes brillaban. Querían encontrar el paradero de Li Qiye.

En este momento, para muchas personas, el duelo entre Li Qiye y el Marqués del Río Oriental ya no era importante. Si pudiesen capturar a Li Qiye antes que el Clan Jiang Zuo, entonces podrían torturarlo por las Seis Variantes del Kun Peng.

Así, la ubicación de Li Qiye repentinamente se convirtió en el asunto más importante en los corazones de muchos. Antes de este evento, nadie se preocupaba por él, pero en este momento, era completamente diferente desde que tenía la Ley de Mérito de Emperador en su cuerpo.

«Alguien nos sigue.»

Actualmente, Li Qiye dejó el área peligrosa, pero Niu Fen dijo en una manera seria.

Li Qiye no pudo evitar sonreír mientras decía:

«No hay nada extraño sobre ello. Incluso yo estaría babeando por las Seis Variantes del Kun Peng. ¿Quién podría resistir una Ley de Mérito de Emperador?»

Los cultivadores que estaban seguían a Li Qiye no se limitaban a unos o dos. Muchos Nobles Reales y Maestros de Secta lo perseguían personalmente.

En un corto período de tiempo, nadie se atrevió a hacer un movimiento. La gente temía de la posesión del emperador de Gu Tieshou que podría estar al acecho cerca para proteger a Li Qiye.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, había expertos que no podían esperar más, así que repentinamente hicieron un movimiento. Una palma de repente apareció para agarrar a Li Qiye. ¡En este momento, era una oveja gorda de la que todo el mundo quería un bocado!

Li Shuangyan inmediatamente desató su espada y cortó la mano, resultando en un grito miserable.

Li Shuangyan no era la hija orgullosa del cielo en nombre. Ella era un Noble Real, y si era seria, incluso los Nobles Reales de la generación anterior no podrían ganarle.

Aunque Li Shuangyan cortó una mano, no pudo detener a todos estos cultivadores codiciosos. Poco tiempo después, muchos cultivadores estaban probando el agua de nuevo, pero Li Shuangyan repelió a todos ellos como antes.

«Jiang Zuo Tieyi del Clan Jiang Zuo también nos sigue.»

Más adelante, Niu Fen dijo a Li Qiye.

Li Qiye sonrió y dijo:

«Ve un poco más rápido, finge que estamos corriendo por nuestras vidas. Sin embargo, no vayas demasiado rápido, no tenemos ninguna prisa para deshacernos de ellos.»

Al oír esto, Niu Fen aceleró inmediatamente, con una sensación de pánico, y huyó más hacia el este.

Efectivamente, el momento en que Niu Fen aceleró, muchos cultivadores que los perseguían aparecieron inmediatamente. Sabían que Li Qiye era consciente de ellos, por lo que ya no se ocultaban y decidieron perseguirlo.

«Bang… Bang…»

Muchos cultivadores rugieron y apresuradamente desataron sus Tesoros de Vida directamente en Li Qiye.

Li Shuangyan resopló y libero una flor de loto gigante que se convirtió en energías de espadas. Se transformó en un escudo natural y repelió aquellos ataques.

«¿Dónde estás escapando…?»

Un cultivador no pudo evitar gritar, y aceleró hasta llegar a la ubicación de Li Qiye.

«¡Rmmmmrr!»

Niu Fen continúo corriendo y causó fuertes estruendos. La tierra y las montañas temblaban. Estaba corriendo como si estuviese bajo pánico.

Viendo a Li Qiye tratando de escapar, muchos expertos se apresuraron a ponerse al día.
Li Shuangyan tuvo que luchar con todos ellos por sí misma, y los golpeó lejos uno por uno.

Había algunos Nobles Reales que no apresuraron las cosas. Siguieron detrás del grupo de Li Qiye, esperando fríamente que los impacientes hiciesen el primer movimiento y dejarles probar las aguas.

Repentinamente, se convirtió en una escena espectacular. Numerosos cultivadores persiguieron a Li Qiye, quien montaba un enorme caracol. ¡Esto parecía un montón de hormigas persiguiendo a morder a un enorme elefante!

Jiang Zuo Tieyi, con una mirada fría, también seguía detrás de ellos. No sólo estaba mirando a Li Qiye, sino también vigilando todas las direcciones. Incluso hasta ahora, todavía no había rastro de Gu Tieshou.

«¡Aprovechar la Ley de Mérito de Emperador, yah!»

En el área peligrosa del este, muchas sectas solamente estaban cavando para buscar tesoros. En este momento, cuando el “escape” de Li Qiye estaba creando una conmoción tan grande, alarmó a estas potencias más fuertes. Viendo el grupo persiguiendo detrás de Li Qiye como hormigas tratando de morder un elefante, muchos de ellos también se unieron a esta batalla para apoderarse del tesoro.

Como un enorme caracol, Niu Fen estaba corriendo en pánico y pisoteaba muchos árboles. En el momento en que cruzó una enorme montaña, las rocas comenzaron a rodar. Parecía estar muy asustado y confundido.

La apariencia de Niu Fen mientras huía hacia el este hizo aún más valiente a los cultivadores persiguiendo. De repente, Li Qiye era como un cordero regordete del que todo el mundo podía tomar un bocado.

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario