Emperor’s Domination

Emperor’s Domination – Capítulo 120

Serie: Emperor’s Domination.
Segunda recopilación: Capítulos del 101 al 200.
Capítulo 120: Príncipe Celestial Qingxuan (2).
Autor: Yanbi Xiaosheng (厌笔萧生).
Traducción al español: OnlyDash (LN Just Me).


Capítulo 120: Príncipe Celestial Qingxuan (2)

Li Shuangyan le dirigió una mirada fría y no habló. Li Qiye, por otro lado, entrecerró los ojos y miró al Marqués del Río Oriental, luego dijo:

«Como dice el refrán, un buen perro no bloquea el camino. ¡No moleste mi buen humor y salga del camino!»

Escuchando esto, incluso el Marqués del Río Oriental, que era bueno controlando sus emociones, tenía su expresión convertida en fría. Miró fijamente a Li Qiye y dijo escalofriantemente:

«Pequeño, no seas arrogante. ¡Este Hou no quiere molestarse contigo! Si no conoces tu lugar… ¡Hmph! Incluso si Gu Tieshou viene aquí con la posesión del emperador, ¡todavía no sería capaz de salvarte!»

«No te preocupes, Elder Gu no está aquí ahora. No necesito un cuchillo de carnicero para matar a un pollo, estás pensando demasiado bien de tu Clan Jiang Zuo.»

Li Qiye, oyendo las palabras del Marqués del Río Oriental, respondió sonriendo:

«¿No tienes miedo de la posesión del emperador? Deja de pensar que tu clan es tan poderoso, ¿quién te crees que eres? ¡Incluso sin una posesión de emperador, matar gente del Clan Jiang Zuo sigue siendo tan fácil como matar perros!»

¡El Marqués del Río Oriental estaba temblando de ira, y su cara se enrojeció! Miró intensamente a Li Qiye. Incluso una estatua de arcilla vomitaría sangre después de escuchar las palabras arrogantes de Li Qiye.

«¡Las bromas de este niño son demasiado malas!»

Incluso los cultivadores observando tenían agravios con las duras palabras de Li Qiye.

Otro cultivador se burló:

«No solo malas, este mocoso es también demasiado ingenuo. No sabe cuan alto es el cielo o cuan inmenso es la tierra. No sabe el grado de declinación de la Antigua Secta Incienso de Purificación, y todavía se atreve a provocar al Clan Jiang Zuo. La Antigua Secta Incienso de Purificación teniendo tal mocoso ciego; tarde o temprano, terminará con un desastre destruye sectas.»

Los ojos del Marqués del Río Oriental lanzaron miradas imponentes mientras decía:

«¡Tales grandes palabras! Este Hou realmente quiere ver qué Leyes de Merito su Antigua Secta Incienso de Purificación puede presentar que le permitiría provocar al Clan Jiang Zuo. Incluso si su secta tiene una o dos Leyes de Merito de Emperador restantes, me temo que una persona como tú todavía no es elegible para aprenderlas.»

«Entiendo.»

Li Qiye miró al Marqués del Río Oriental y se echó a reír a carcajadas. Luego, dijo tranquilamente:

«Así que resulta ser una táctica psicológica. En este día y edad, todo el mundo sólo se basa en sus puños para hablar así que no continúe ocultándose. ¡Quiere ser un bandido, así que no pretenda ser una santa — una prostituta, todavía deseando ser respetado! ¡Simplemente apuntas a nuestras Leyes de Merito de Emperador!»

La cara del Marqués del Río Oriental se puso roja. Teniendo a su caballería de repente rodeando a Li Qiye era sólo para meterse con él, y luego encontrar una excusa para capturar a Li Qiye.

No esperaba que este muchacho de quince años reconociera sus intenciones y lo avergonzara delante de todos.

En la cresta, vio — con sus propios ojos — el poder de las Seis Variantes del Kun Peng. Esto hizo que su corazón latiera con emoción. ¡Ley de Merito de Emperador — verdaderamente incomparable!

Para el Marqués del Río Oriental, su clan era actualmente extremadamente fuerte y tenía secretos asombrosos, pero carecía de una poderosa Ley de Mérito de Emperador.

Cuando Gu Tieshou estaba usando las Seis Variantes para destruir al Marqués del Poder Supresor, en ese momento, Li Qiye notó que la Ley de Mérito de Emperador de Gu Tieshou carecía. Justo entonces y allí, el Marqués del Río Oriental inmediatamente supo que Li Qiye también cultivaba las Seis Variantes del Kun Peng, ¡y su versión podría incluso ser mejor que la de Gu Tieshou! Incluso podría ser la copia manuscrita del Emperador Inmortal Min Ren. De lo contrario, no sería capaz de comprender su verdad profunda a su edad.

Así, Li Qiye de repente se convirtió en una oveja gorda en los ojos del Marqués del Río Oriental. Sólo estaba preocupado por la posesión del emperador en manos de Gu Tieshou, por lo que no se atrevió a hacer un movimiento. Entonces, una vez que estaban dentro, Li Qiye repentinamente desapareció, por lo que no tuvo oportunidad de tomar medidas.

Hoy en día, Li Qiye apareció en el este de la Malvada Cordillera Infestada y sólo tuvo a Li Shuangyan con él. Al oír esta noticia, el Marqués del Río Oriental inmediatamente llevó a sus tropas a este lugar. Uno debía saber que, debido a esta Ley de Mérito de Emperador, el Marqués del Río Oriental había invitado a un gran personaje de su clan.

Para el Marqués del Río Oriental, fue crucial para esta estratagema de robar la Ley de Mérito de Emperador para tener éxito.

En este momento, cuando Li Qiye reveló las complejidades detrás de estos asuntos, muchos cultivadores se miraron. Algunos incluso se preguntaban por qué no pensaron en esto. Si este pequeño mocoso cultivaba una Ley de Mérito de Emperador, ¡entonces era de hecho una oveja gorda!

Desde que fue descubierto, el Marqués del Río Oriental resopló fríamente y ya no bailó alrededor de la cuestión, y directamente exigió:

«Eso es correcto, este Hou está aquí por la Ley de Mérito de Emperador de la Antigua Secta Incienso de Purificación. Su secta ha declinado, así que es hora de que la Ley de Mérito de Emperador cambie de dueño.»

Li Qiye entrecerró los ojos, miró al Marqués del Río Oriental y habló lentamente:

«Su Clan Jiang Zuo siempre fue un manojo de hipócritas. Especialmente el Monarca Virtuoso Jiang Zuo, era un desvergonzado hijo de la gran puta. Aunque seas molesto, al menos te atreves a admitir tus acciones. Eres un villano honesto y más respetable en comparación con su antepasado, el Monarca Virtuoso Jiang Zuo.»

«Pequeño demonio, te atreves a insultar a mi antepasado…»

La expresión del Marqués del Río Oriental cambió enormemente. Rugió cuando una gran palma se precipitó hacia Li Qiye, deseando capturarlo vivo.

«BANG»

Li Qiye no necesitaba hacer nada, Li Shuangyan ya había derribado esta palma con un dedo. El Marqués del Río Oriental perdió sus colores e inmediatamente retiró su palma. Luego dio varios pasos atrás.

«Diosa Li, no busque problemas por sí misma. La Nine Saint Demon Gate es prometedora y no debería ser arrastrada hasta el agua confusa sólo por un desconocido pequeño mocoso.»

Los ojos del Marqués del Río Oriental estaban sin emoción mientras amenazaba.

Li Shuangyan lo miró fríamente y dijo:

«¡No es el turno de su Clan Jiang Zuo para decirle a mi Nine Saint Demon Gate qué hacer!»

«Si la Joven Señorita Li está decidida a proteger a este pequeño demonio, me temo que este anciano no será capaz de refrenarse.»

En este momento, una voz fría apareció detrás del Marqués del Río Oriental. Era un anciano de figura delgada y resplandeciente, con una armadura que pesaba mil Jin. Con su armadura de hierro, parecía una montaña de acero. Sin embargo, la armadura no impidió su movimiento.

«¡Jiang Zuo Tieyi!»

Viendo a este anciano, un demonio de pie a un lado perdió sus colores y dijo:

«¡El hermano más viejo del maestro de clan del Clan Jiang Zuo!»

Jiang Zuo Tieyi — no era solamente el hermano más viejo del maestro de clan del Clan Jiang Zuo, sino también un Noble Real despiadado. Sus manos estaban manchadas de sangre. Cuenta la leyenda que muchos cultivadores y sectas que se oponían al Clan Jiang Zuo fueron personalmente masacrados por él.

Jiang Zuo Tieyi se convirtió en un Noble Real hace mil años, pero debido a que vivió durante la Difícil Era Dao, no pudo mejorar después de convertirse en un Noble Real. Después de que la era finalmente había terminado, había demostrado mejoras y estaba muy cerca de alcanzar el Ser Iluminado en estos últimos años. ¡Su fuerza era realmente aterradora!

«Jiang Zuo Tieyi —»

Li Shuangyan se puso seria y miro airadamente a este anciano. Había oído hablar de su feroz nombre antes. Ni siquiera los ancianos de la Nine Saint Demon Gate se atreverían a luchar contra Jiang Zuo Tieyi.

«Pequeño demonio, sé inteligente y entrega la Ley de Mérito de Emperador.»

En este momento, Jiang Zuo Tieyi miró ferozmente a Li Qiye y dijo:

«De lo contrario, no puedo garantizar tu vida.»

Los cultivadores que observaban estaban en silencio. En el mundo de la cultivación, usar la fuerza para tomar algo era demasiado común. Si el Clan Jiang Zuo quería perder todo el rostro y robar la Ley de Mérito de Emperador, no sería un asunto sorprendente.

Incluso había cultivadores con arrepentimientos en sus corazones. Si sabían que esto iba a suceder, entonces habrían hecho un movimiento antes para robar la Ley de Mérito de Emperador. Habría sido beneficioso para sus propios cultivos.

En este momento, el Clan Jiang Zuo ya hizo el primer movimiento, por lo que sólo había remordimientos en sus mentes.

«Si sabía que este pequeño mocoso estaba llevando una Ley de Mérito de Emperador, entonces habría hecho algo antes. Ahora, el Clan Jiang Zuo ha encontrado una oveja gorda.»

Un cultivador susurró.

Li Qiye se rio hasta que sus ojos se estrecharon, y dijo:

«¡Realmente parece que todos ustedes piensan que soy un pez en una tabla de cortar! ¡Y qué voy a dejar que todos ustedes hagáis lo que quieran! ¡Que así sea, ya que su Clan Jiang Zuo ha llegado a mi puerta, entonces no me culpéis por no ser misericordioso!»

Li Qiye seguía tan tranquilo y cómodamente acogedor… Fue hasta el punto de hacer alarmar al Marqués del Río Oriental. Si Li Qiye era tan débil, ¿le permitirá la Antigua Secta Incienso de Purificación salir al exterior?

¿O podría ser que Gu Tieshou lo siguió secretamente? Pensando en la posesión del emperador en las manos de Gu Tieshou, el corazón del Marqués del Río Oriental se puso frio. Todo el mundo estaba asustado de este objeto. El aura inmortal de la posesión del emperador era demasiado aterradora, incluso un inmortal sólo podía morir.

«La ley de la selva, donde el fuerte sobrevive y el débil perece — una ley que nunca cambia a lo largo de los siglos.»

El Marqués del Río Oriental sonrió levemente y dijo:

«Pero el Clan Jiang Huo es un gran clan y no se apropiará de su Ley de Mérito de Emperador. Puesto que eres tan arrogante, ¿te atreves a hacer una apuesta conmigo?»

El Marqués del Río Oriental repentinamente cambió su tono y confundió a muchas personas. Por el momento, su caballería rodeó a Li Qiye, así que no había manera de escapar. ¿Por qué cambió de idea el Marqués del Río Oriental?

En este momento, muchos cultivadores mayores se dieron cuenta de que si este joven, Li Qiye, estaba actuando tan arrogante, entonces podría haber alguien protegiéndolo en las sombras.

«¿Apuesta? ¿Qué tipo de apuesta?»

En cuanto a esquemas, ¿quién podría compararse a Li Qiye que había vivido durante incontables años? El Marqués del Río Oriental repentinamente dejando ir — Li Qiye inmediatamente entendió lo que estaba pensando. La astucia del Marqués del Río Oriental acabaría siendo su propia ruina.

«¡Anunció que mataría al Clan Jiang Zuo!»

El Marqués del Río Oriental dijo fríamente:

«Así que este Hou quiere ver si eres capaz de hacerlo. ¿Te atreves a pelear conmigo una vez? Si pierdes, entonces entrega las Seis Variantes del Kun Peng a mí. Este Hou también no hará las cosas difíciles para ti, y le permitirá salir con seguridad.»

Convertir este robo en un duelo fue una idea brillante que repentinamente se produjo en la mente del Marqués del Río Oriental. Primero, temía que Gu Tieshou estuviera cerca; segundo, este era un método aceptable y comúnmente usado.

Un duelo uno a uno entre cultivadores; la vida y la muerte estaban a la altura del destino. Si uno perdió o incluso fue asesinado, entonces uno sólo podría culparse por no ser tan hábil. Si Li Qiye perdió, entonces sería debido a su propia falta de habilidad, y el Marqués del Río Oriental también obtendría legítimamente las Seis Variantes del Kun Peng. Otros no podrían decir nada.

Por supuesto, todo el mundo sabía que era injusto. El Marqués del Río Oriental había puesto un pie dentro del Reino de Noble Real. Era evidente que Li Qiye perdería sin lugar a dudas.

«No te atreves a pelear, ¡pero aun así abriste tu boca para avergonzar a mi Clan Jiang Zuo!»

El Marqués del Río Oriental continuó fríamente:

«Nuestro Clan Jiang Zuo es muy humano y le perdonara la vida. Sin embargo, necesitarás cortarte un brazo y una pierna por tu pecado.»

¡El Marqués del Río Oriental dijo esto con el fin de cortar el camino de retirada de Li Qiye, dejándolo sin más opciones!

AnteriorÍndiceSiguiente

Publicado por

AKNovelas

Las novelas publicadas por este usuario son meras recopilaciones. Todos los agradecimientos a sus respectivos traductores. Gracias.

Deja un comentario